Crece la demanda de dólares y no es fácil conseguir oro


A raíz de la intervención del Banco Central, el valor del billete estadounidense se mantiene estable. En cuanto al oro, el mexicano es la moneda más solicitada. Las barritas se consiguen poco ya que los que las tienen, por lo general no las venden.

En las casas de cambio cada vez se observa mayor movimiento.

En momentos en que la situación de los mercados internacionales tiende a agravarse, en la Argentina, adonde al margen de esa circunstancia se vive la incertidumbre que caracteriza a todo año electoral, crece el número de personas que, a la hora de decidir qué hacer para defender sus ahorros, toman en cuenta al dólar y/al oro como alternativas de inversión.

En el caso de la moneda norteamericana, el valor de venta se mantiene más o menos estable debido a la regulación que hace el Banco Central interviniendo de contado o asegurando un precio cierto a futuro. Ayer, en las casas de cambio de nuestra ciudad se lo podía conseguir a entre $ 4,21 y $ 4,23 por unidad (lo compraban a entre $ 4,13 y $ 4,15). Si bien hay mucha gente que se desprende de sus dólares por diferentes motivos, a la hora de hacer las cuentas, el monto total siempre resulta menor al demandado.

Con relación al metal, lo más requerido por el público son los mexicanos de oro, que se consiguen sin mayores problemas (el precio oficial es de U$S 2.220 y U$S 2.520 para la compra y la venta, respectivamente.) Le sigue el kruger con valores de U$S 1.810 y U$S 2.120, tipos comprador y vendedor. Las barritas de oro también tienen buena demanda, en especial las de 100 gramos, pero a diferencia de las monedas, son más difíciles de conseguir por cuanto, en general, los que las poseen no están dispuestos a desprenderse de ellas.

Testimonios

 

Gerardo Alfredo Irigoin, gerente de “Transcambio”, dijo a este medio que “en términos de dólares el mercado está pedido ya que, por una cuestión cultural, la gente busca refugiarse en esa moneda; pero también hay muchas consultas por los precios de las barras y monedas de oro; en los últimos tiempos el precio del metal subió bastante razón por la cual el público suele quedarse impactado ya que en estos momentos el valor de la onza ronda los U$S 1.770”. Añadió: “lo ideal sería diversificar los ahorros entre divisas, bonos en dólares a mediano plazo y algo de oro; si bien en los últimos años la moneda norteamericana no fue una buena inversión, hay mucha gente que se inclina por ella porque estima que su valor es bajo y que en algún momento, teniendo en cuenta la inflación que hay en pesos y algunos antecedentes históricos, se va a recuperar”. Acerca de otras monedas sostuvo que “si bien las transacciones en euros ($ 5,85 comprador y $ 6,10 vendedor) representan de un 10% a un 15% de las operaciones, la gente no los compra para invertir sino para viajar a Europa; otro tanto ocurre con el real ($ 2,57 y $ 2,72 tipos comprador y vendedor, respectivamente) en este caso para quienes deben ir a Brasil; también recibimos algunas consultas por el franco suizo ($ 4,90 y $ 5,40) que es una moneda segura”, señaló.

Oscar Rígano, vicepresidente de Jonestur, dijo por su parte que, “a los que preguntan por el oro les cuesta convencerse de lo que vale en estos momentos pero de todos modos, si bien cuesta conseguir mercadería, hay mucha demanda, especialmente de mexicanos de oro; barritas hay de muchos tamaños y pesos: de 10, 25, 50, o 100 gramos; también de una onza, de medio kilo y de un kilo; los que más se inclinan por ellas son los que hacen operaciones por montos que son realmente grandes; el resto prefiere las moneda de oro”, afirmó. En cuanto a la demanda de dólares sostuvo que “viene creciendo, más que nada porque se está creando una expectativa de devaluación del peso argentino; tal vez en cantidad de gente sea mayor el número de vendedores pero en cuanto a montos, prevalecen las compras; a pesar de que el franco suizo puede llegar a ser una buena inversión, no es una moneda que a la gente le interese”.-

Finalmente sostuvo que “tanto internamente como a nivel internacional se están viviendo situaciones que son muy delicadas; si bien es costoso, invertir en oro a largo plazo representa un buen seguro ya que el metal nunca se enferma y permite estar cubierto ante cualquier emergencia”.

 

fuente: diario la capital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: