multimedia
El sistema denominado Garantía Inmobiliaria Sociedad Anónima (GISA) será una herramienta útil para el inquilino, el propietario y la propia inmobiliaria que actúa en el contrato, indicó el Colegio en un comunicado.

El sistema será utilizado por las inmobiliarias bonaerenses para los casos de los inquilinos que no cuenten con un inmueble de terceros como garantía, y lo que se busca es agilizar los trámites de alquiler.

El inquilino será su propia garantía y se investigará su conducta crediticia en el Veraz, y el seguro de caución estará a cargo del inquilino, que deberá pagar por única vez el monto equivalente a un mes de alquiler, que es el 4% del total del contrato.

img_3869

De esta forma, si el inquilino incurre en mora y no paga, será el sistema GISA el que pague el alquiler. Se respetarán los plazos pactados hasta el cumplimiento total del contrato del alquiler de 24 meses, y luego el sistema accionará contra el locatario.

Con esta medida se busca contrarrestar una de las problemáticas que enfrentan quienes quieren alquilar, y que es la falta de apoyo de terceros dispuestos a aportar inmuebles que sirvan como garantía que avalen los pagos mensuales.

Carlos Esteban, presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Buenos Aires, explicó que “era una necesidad que requería la Sociedad en su conjunto. Los inquilinos, individualmente o a través de Asociaciones, ya pueden aliviarse de uno de los temas más preocupantes que los ha condicionado desde hace tiempo al momento de alquilar”.