Una nueva normalidad… el secreto…


El secreto de la nueva normalidad….

En estos tiempos en los que nos embarca la duda de cual sera la nueva realidad… uno busca el secreto del lugar perfecto para establecer esa nueva realidad…
un lugar donde tenga una naturaleza fantástica…

un lugar en el que tenga una gastronomía rica, variada, de productos de cercanía… productos del mar…..
para mi seria fudamental que tenga productos del mar seria fundamental….

Una ciudad que tenga el tamaño suficiente para ser humana… para poderla caminar, pasear para encontrarte con los convecinos..

una ciudad que tenga un enorme potencial cultural… que sea atractivo cultural…

una ciudad que en verano es la muestra mas importante de todos los espectáculos hablados, cantados, bailados…

Una ciudad que tenga esa fiesta de cultura .. de espectaculo… de conciertos…

Una ciudad que se bañe en el mar…

Ese es el secreto..

Y en realidad no es ningún secreto… porque… esa ciduad.. es MAR DEL PLATA…

Mar del Plata ARGENTINA!! y Marinera…

MAr del Plata… desde España se te extraña…

a Mar del Plata me iria yo con ese barquito de atras… hasta llegar a su puerto…

Mar del Plata ahi… si se puede establecer una nueva normalidad…

Imanol Arias…

Felices los que poco esperan, porque jamás serán defraudados


Claudio ZuchovickiMEDIO:Comentar(0)Me gustaCompartir3 de mayo de 2020  

Sin duda, para mi generación la pérdida de Marcos Mundstock es un impacto de los que duelen y entristecen. Pero, al mismo tiempo, el recordarlo abre el rincón de las emociones y afloran esas sonrisas que vienen del alma.

Ahora sí, el placer de saludarlos y recibirlos en este espacio. La frase que titula la nota de esta semana es obviamente de Les Luthiers y ya, por sí misma, provoca dos observaciones. La primera: qué bueno cuando le adjudicamos más el mérito a un grupo o a un equipo que a una persona (qué linda enseñanza de los Luthiers para las nuevas generaciones). La segunda: la frase -y por eso la elijo- tratar de dar algo de ánimo que ayude a sobrellevar económicamente esta cuarentena.

Siempre repito que el mercado financiero se mueve por dos palabras: confianza y expectativas. El resto es verso. Y ambas se manifiestan a través del precio. Si confiás en un país, en una persona, en una marca o en un comunicador, estarás dispuesto a pagar un precio mayor. Si no confiás, por más que el precio sea más barato, preferirás dejar pasar la oportunidad.

Perú tiene los mismos o tiene más problemas que nosotros: mucha deuda, más desigualdad, menos recursos, y sin embargo, el resto del mundo le presta a un costo de menos del 3% anual. A nosotros no solo no nos prestan, sino que hoy estamos discutiendo si un bono posmegaquita vale 35% o 45% de su valor. La falta de credibilidad es peor que cualquier crisis circunstancial. Cuando te creen, te esperan. Cuando no te creen, ejecutan tu crédito a cualquier valor, porque prefieren menos dinero en mano que cualquier promesa de mejor pago para más adelante.

El verdadero problema es que la falta de credibilidad lastima más al futuro que al presente. Repetimos (como nuestros abuelos): “Nuestra moneda no sirve”. Yo no sé si otras culturas siguen discutiendo los mismos temas durante 100 años. Yo no sé si otras culturas repiten los monólogos de Fidel Pintos, de Tato Bores, o de Les Luthiers y siempre parecen actuales, aunque hayan sido pensados hace más de 40 años.

¿Saben qué? Tenemos más exceso de pasado que visión de futuro, discutimos más de quién fue la culpa que las posibles soluciones. Les recuerdo que el “mercado” no tiene ni moral ni memoria; nosotros, sus participantes, somos los que tenemos memoria y moral (aunque moral dudosa y es por eso que nos condena nuestra memoria). Que los activos representativos de nuestro país, como los bonos e YPF, valgan un 25% de su valor habla de nosotros, de nuestra credibilidad.

Nuestra YPF vale el 10% de lo que pagamos cuando decidimos recomprarla unilateralmente, pagando incluso con bonos (Bonar 2024), que ahora estamos incumpliendo.

El metro cuadrado en una zona vale más que en otra por la confianza en materia de seguridad que inspira un barrio con respecto a otro. Si Warren Buffet compra un activo, eso inspira confianza; si un organismo público argentino compra un activo, eso despierta sospechas.

Amigos, la confianza no se compra. Se siente o no se siente.

Si se quiere controlar el dólar limitando la compra, solo se desalentará la venta y ganará el que menos escrúpulos tenga (el que opera en negro). Si se burocratiza todo el pedido de crédito formal, termina ganando el que menos escrúpulos tiene, el cuevero. Si se quiere controlar todos los precios, ganará el que menos merece ganar, el que esconde la mercadería para venderla en negro a otro valor (una vez más, gana el que menos escrúpulos tiene).

El precio es un estado de ánimo, no refleja el verdadero valor de un bien o de un servicio. Entiendo claramente la ley de oferta y demanda, pero en el fondo ambas se activan o desactivan por estados de ánimo.

Hoy un barbijo vale más que un barril de petróleo. Obvio que representa un estado de ánimo actual, por miedo, por inseguridad. Pero si tomo el costo de producción, la inversión y el riesgo que se debe asumir para obtenerlo, claramente es un precio circunstancial.

En crisis de pánico o miedo, la distorsión de precios es abismal. Ahora todos fabrican barbijos, y cuando termine la pandemia vamos a tener sobreoferta, pero nadie produce petróleo, y quién te dice que cuando la economía arranque tengamos un faltante, y otra vez las cosas valgan lo que deben valer. Gana el que compra valor a precio de crisis.

En crisis no gana el que más sabe ni el que más tiene, sino el más fuerte. Acaso, ¿cuánto vale el ultimo alcohol en gel en la última farmacia abierta? Intuitivamente uno responde: lo que pague el que más tiene; la respuesta es: se lo queda el más fuerte, porque si todos se avalanchan sobre el producto, o bien lo rompen o bien se lo queda el más fuerte. No hay valor, ahorro o conocimiento que valga.

La pandemia va a pasar. Vivimos mirando programas de tele donde nos dicen todo lo malo que nos va a ocurrir si salimos de casa, pero también todo lo malo que nos va a suceder si nos quedamos en casa y no producimos, porque no vamos a tener recursos para vivir después. O sea, si salimos nos morimos porque no hay infraestructura para atendernos; si nos quedamos luego nos vamos a morir de hambre. Lo bueno es que después, el comunicador con una sonrisa manda a la pausa para pasarnos avisos comerciales pidiendo que consumamos algo que, según ellos, no tendremos recursos para comprar, y que igual no podremos usar.

¿Saben qué? En lo personal me cansé un poco de todo esto, hasta de mí: me cansé de tratar de predecir lo impredecible. Prefiero aferrarme a la imagen de Marcos Mundstock diciendo: “Felices los que poco esperan, porque jamás serán defraudados”.

Y ahora sí, llegó la parte positiva de la nota. Había una vez un señor desesperado por su suerte, que fue a consultar a un gurú, porque no encontraba la salida.

El señor le explicó con lágrimas a su gurú su desesperación: “Estoy arruinado, por la crisis económica me fui a vivir a un departamento de un ambiente con mi mujer y resulta que mi hija, también en crisis, vino a vivir con nosotros con sus dos hijos y su marido a casa. Somos 7 personas en un ambiente, y los chicos no paran de gritar todo el día. ¿Me entiende? ¡Estoy desesperado!”. El gurú le dijo: “Tranquilo, amigo. Siga mis indicaciones al pie de la letra y en seis semanas resolveremos todo. Téngame confianza”. El hombre acepta y firman el acuerdo de obediencia al pie de la letra. El gurú le pide que en la primer semana agregue una vaca en el departamento y que lo vuelva a ver en una semana.

A la semana el hombre volvió más abatido aún, insultando a los gritos a todo el mundo. “Con la vaca es insostenible, ocupa medio departamento y no se mueve. Ya no aguantamos más”. Y le respondió el gurú: “Espere, agregue ahora un perro y en una semana hablamos”.

Una semana después, ya casi pelado y desorbitado, el hombre gritó: “Esto es peor que morir. Los chicos lloran todo el día. La vaca no se mueve y el perro no para de ladrar. No puedo moverme y tengo los oídos a la miseria”. Y la respuesta del gurú fue: “Bueno, última etapa, sume un chancho”.

No quieran imaginar lo que insultaba el hombre a la semana por el olor del chancho. Hasta que el gurú dijo: “Bueno, esta semana saque al chancho”. A la semana el hombre, ya no tan gritón, al ser consultado sobre cómo estaba, respondió: “Bueno, al menos ahora puedo respirar, sin el chancho ya no hay tanto olor”. A la semana siguiente el gurú le pidió que saque al perro. Volvió el hombre ya más tranquilo y dijo estar mejor: “Al no ladrar el perro, al menos nos podemos escuchar”. Y el gurú le dijo: “Bueno, última semana, saque a la vaca”.

El hombre volvió una semana después con una sonrisa y diciendo: “¡Al fin! Ya estamos más cómodos. Sin la vaca tenemos espacio, ya se respira buen olor y además todo está más silencioso. Gracias por su ayuda gurú, ya estoy mejor”.

Un problema es un problema si no lo estabas esperando; si lo esperabas ya está asumido y ya descontaste sus costos. No nos queda otra que buscarle la vuelta. Lo bueno es que estamos todos igual, todos retrocedimos 10 casilleros.

Amigos, esta va a pasar y nos tendremos que reinventar. Uno de los tipos que más me gusta escuchar y leer, escribe en este suplemento de economía y se llama Juan Carlos de Pablo. Lo considero mi gran profesor. Él me enseñó a leer una frase que para mí es fenomenal, de Paul Samuelson, premio Nobel de economía, que dice: “No hay peor dolor que el soportable, porque es soportable y, entonces, lo soportás y no cambiás”.

Hoy, la mayoría vendemos cero y antes vendíamos seis. Cuando esto termine vamos a vender uno, que es mejor que cero, y en dos meses vamos a vender dos, que es el doble de uno, y quizás en un año vamos a vender cuatro y será la gloria y, para entonces, este presente quizá sea solo un mal recuerdo que nos hizo valorar lo que realmente importa. Ser libres y que ningún bicho, bacteria, virus, político, sindicalista, dirigente autoritario o criminal con condena que sea liberado nos condicione.

Como dijo el gran Marcos Mundstock: felices los que poco esperan, porque jamás serán defraudados. Como dice mi gran profesor: “¡Ánimo!”.Por: Claudio Zuchovicki

Post coronavirus: 20 cosas que cambiarán en la oficina cuando vuelvas


Raghsa en sus edificios sumará cámaras que tomarán la temperatura corporal a distancia
Raghsa en sus edificios sumará cámaras que tomarán la temperatura corporal a distancia

Algún día las oficinas volverán a funcionar y las empresas analizan de qué forma lo harán. Se inspiran en lo que están haciendo las compañías en Wuham, la ciudad en donde comenzó el Covid-19 . Si bien no hay una fórmula algunas tendencias no se discuten. Nadie duda de la necesidad de mejorar los sistemas de ventilación, controlar la densidad de personas y la necesidad de implementar nuevos protocolos de limpieza, entre otros cambios que se desarrollarán a continuación.

El día después del coronavirus: El impacto en la forma de trabajar; por Carla Quiroga

1- La vuelta será gradual y escalonada. Nadie espera que de un día para el otro todo el plantel de una organización vuelva a la oficina. Al tener que mantener una distancia mínima, el número de personas que podrán coincidir al mismo tiempo será menor. Esto quiere decir que la empresa deberá ampliar los metros cuadrados de la oficina o en su defecto buscar alternativas de trabajo novedosas. En el mundo algunas empresas están probando la asignación de equipos por día. Otras implementaron turnos rotativos: es decir un grupo asiste a primera hora de la mañana tipo siete y otro a las tres de la tarde. Por otra parte, escalonar los horarios de llegada resulta clave para evitar que los ascensores se llenen demasiado. Está claro que la circulación vertical será más lenta y las torres corporativas con más ascensores serán más valoradas. También hay quienes estudian aplicar la fórmula que está probando Airbus que dividió los empleados de sus plantas en equipos rojos y azules, que no se ven porque usan diferentes rutas para entrar y salir de los edificios.Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto

2- Limpiarán la oficina de día y de noche. Surgen nuevos protocolos de limpieza. Las empresas agregaron servicios de limpieza más frecuentes y visible durante el día, en lugar del servicio tradicional nocturno o de fin de semana. Además, las oficinas están adoptando principios de las instituciones hospitalarias y el personal debe limpiar desde las manijas de las puertas, los interruptores de luz, los botones de las máquinas copiadoras y los equipos audiovisuales hasta las cafeteras, por nombrar algunos. Este cambio podría incluir que las empresas sumen accesorios de cobre, un material que retiene menos gérmenes y se puede limpiar más fácil. Algunas compañías incluso podrían usar la iluminación UV para desinfectar oficinas o salas de reuniones por las noches, una práctica cada vez más común en los hospitales.

Desde las gerencias de Recursos Humanos, además, incentivan las políticas de “escritorio limpio”, y les pedirán a los empleados que ordenen sus escritorios, quiten los detalles personales como portarretratos y las pilas de papeles.

3- La empresa te explicará cómo manejarte. La educación a los empleados será clave. La higiene del área de trabajo, de los objetos personales, la recepción de las visitas y la conducta en reuniones serán claves para evitar los contagios, pero también impactarán en los insumos, tareas, costos de expensas, mantenimiento y prioridades. “En todos los ámbitos deberemos ser cada vez más trasparentes con los protocolos para usuarios, visitas, personal interno y externo y cómo actuar ante cada caso. Empoderar y educar será uno de los desafíos previos al regreso”, relata Domingo Speranza, CEO de Newmark Knight Frank Argentina. En este punto la señalética es fundamental. En Wuham las empresas hasta recuerdan con carteles en el baño la necesidad de bajar la tapa del inodoro. Es que un reciente estudio de Hong Kong afirma que “tirar de la cadena” puede liberar hasta 80.000 gotitas que pueden caer en superficies y permanecer en el aire durante horas.

En las filiales de las empresas en China cuentan que lo que está sucediendo es que la gente altera las normas en forma inconsciente. Por eso, por ejemplo, Ford está experimentando en sus plantas con dispositivos portátiles que suenan cuando los trabajadores alteran la distancia obligatoria. Mientras que en las oficinas de Unilever planean una política que obligue a que cada trabajador complete un informe sobre su estado de salud antes de ingresar a la oficina, para luego tomarles la temperatura y facilitarles un dispositivo para desinfectarse las manos. Luego, dentro de la oficina, el movimiento estará regulado. Los empleados deberán mantener puestas sus máscaras y se les pedirá que utilicen las escaleras en lugar del elevador. En el almuerzo, se pedirá que solo haya una persona en cada mesa.

4- Deberás firmar una declaración jurada antes de ingresar al edificio. En China, las empresas están requiriendo que el empleado lleve una copia impresa o escanear un código QR con su teléfono para demostrar que no muestran signos de enfermedad. Además, se le distribuyen máscaras e individuales de papel para evitar que tengan contacto con el escritorio.

5- Las empresas más avanzadas escanearán a los empleados antes del ingreso. Goldman Sachs está considerando agregar escáneres infrarrojos de temperatura corporal en algunas oficinas, junto con kits de prueba de virus para los empleados.

Por otra parte, PWC trabaja en una herramienta que podría ayudar a las empresas a identificar los compañeros de trabajo que tuvieron contacto con algún empleado infectado. La aplicación, que sería lanzada en mayo, utiliza señales bluetooth o wi-fi para descubrir los teléfonos de otros compañeros de trabajo con quienes trabajaron cerca. Este sistema permitirá que si algún trabajador da positivo, los gerentes autorizados pueden identificar y notificar rápidamente a cualquier compañero con el que el empleado haya entrado en contacto para ayudar a evitar un brote más amplio.

6- Los edificios incorporarán en las recepciones, cámaras que tomarán la temperatura corporal a distancia. En la Argentina, los propietarios de las torres corporativas invierten en tecnología para monitorear a quienes ingresan. En la Argentina, por ejemplo, las desarrolladoras Raghsa y Nómada sumarán cámaras termográficas infrarrojas. Se trata de un método de obtención de imágenes sin contacto que permite ver la radiación térmica de una persona no visible para el ojo humano (radiación infrarroja media) y que, además permite mantener a los operarios lejos del contacto directo. El protocolo que aplicará la desarrolladora es que ante el registro de temperatura corporal de 37,3°c o superior (de acuerdo con lo indicado por la Organización Mundial de la Salud), la persona se trasladará a un sector de aislamiento y de inmediato se procederá a avisar a la empresa responsable para que se apersone un representante de la misma en el sector. Luego de un lapso de diez minutos de “aclimatamiento” se volverá a tomar la temperatura de la persona para descartar errores en la medición inicial. Además de estas incorporaciones tecnológicas, sumaron dispensers de alcohol sanitizante en puntos estratégicos de los edificios, tabiques de acrílico en recepciones para asegurar la distancia, cartelería de concientización sobre instrucciones de cuidado y prevención e indicaciones en piso para mantener la distancia entre personas tanto en el hall principal como en los ascensores.

– Se sugiere limitar la capacidad en los ascensores. Además de diseñar nuevos circuitos de circulación y de la colocación de demarcaciones y señales visuales en el piso, Marcos Villanueva, CEO de Waves, la empresa que tiene a su cargo el gerenciamiento, la administración y la operación de varios activos inmobiliarios corporativos AAA, sugiere un máximo de dos personas por viaje de ascensor para respetar distancias de un metro y medio, y de una persona para el caso de ascensores de cabotaje. “También sugerimos no utilizar los ascensores para circulación inter-company de 9 a 10:30, de 12:30 a 13:30, y de 17:30 a 18:30, que son los horarios de mayor tránsito vertical dentro de los edificios”, comenta el especialista. Aclara que de acuerdo a los nuevos protocolos en el que trabajó junto con su equipo, “todas las personas que circulen por áreas comunes de los edificios, deberán contar en todo momento con tapabocas, las recepciones contarán con una demarcación para que las personas que ingresan, se encuentren separados un metro y medio hacia el front desk de atención al público”. La regulación del ingreso de contratistas y proveedores de servicios, gestión del correo y la paquetería también será fundamental, afirma Villanueva.

Las empresas dueñas de las torres corporativas agregan que se continúa con estrictos procedimientos de limpieza, desinfectando cada tres horas todas las superficies de alto tránsito y contacto con limpiadores hospitalarios. Para trabajar en el tema Andrés Neumann, CEO de Nómada comenta que se conformó un comité de crisis con todas las empresas ocupantes para definir los pasos a seguir, incluyendo la implementación de un protocolo para el edificio y un manual de recomendaciones de buenas prácticas para los inquilinos. A futuro, no se descarta que el ingreso a los edificios sea a través de códigos QR o de sistemas de detección facial. Es decir, el visitante podrá realizar su registro por mail y una vez habilitado, el código QR le permitirá el acceso. Un sistema muy utilizado en las torres neoyorkinas.

El reto de los espacios de trabajo post-cuarentena, entonces, será emular y mejorar la seguridad física de la casa propia, donde cada individuo puede tener un mayor control sobre determinadas variables
El reto de los espacios de trabajo post-cuarentena, entonces, será emular y mejorar la seguridad física de la casa propia, donde cada individuo puede tener un mayor control sobre determinadas variables

8- Se rediseñarán los pisos. Las organizaciones comienzan a redistribuir muebles y quitar otros para ayudar a que los empleados puedan mantener el distanciamiento social. Además quitan las puertas de las bisagras o las dejan abiertas para que los empleados puedan evitar tocar las manijas. “El reto de los espacios de trabajo post-cuarentena, entonces, será emular y mejorar la seguridad física de la casa propia, donde cada individuo puede tener un mayor control sobre determinadas variables”, explica Víctor Feingold, presidente de Contract Workplaces.

Por otra parte, en los escritorios enfrentados instalan tabiques de acrílico y las que pueden rearman los espacios para que la gente trabaje de espalda. A largo plazo, los efectos de la pandemia podría afectar los diseños de las oficinas con entradas a los baños sin puertas, como las de los aeropuertos.

9- Se implementarán sistemas de circulación para evitar que los empleados se crucen. Cushman & Wakefield desarrolló el concepto denominado “Oficina de los Seis Pies”, que ya aplicó en su sede de Amsterdam. Propone que en todo momento se mantenga la distancia social segura -seis pies, es decir, poco más de metro y medio- entre las personas que asisten a su lugar de trabajo. Escritorios espaciados y señales visuales son algunas de las ayudas para mantener esta distancia sugerida. También impulsa la colocación de flechas en el suelo para ordenar los flujos de movimientos, la articulación de mayor espacio entre empleados, la colocación de pantallas protectoras y hasta la delimitación con un círculo pintado en el suelo del espacio de cada trabajador el cual no puede ser “invadido” por otros. El trabajo fue elaborado a partir de la experiencia en China y se basa en información de la Organización Mundial de la Salud conjuntamente con el asesoramiento de especialistas médicos. Entre las medidas destacan la instalación de mamparas entre los puestos de trabajo y la colocación de señales visuales verticales y horizontales (en el suelo) para organizar el tránsito de los empleados en los diferentes espacios – un estilo propio de la arquitectura de los hospitales-. Así, buscan evitar el cruce de personas, por ejemplo en los pasillos. Por eso se diseñó un flujo de las circulaciones dentro de la oficina, para que siempre sean en una única dirección -en sentido de las agujas del reloj- que inclusive se utiliza dentro de las salas de reuniones. Cushman también está instalando transmisores para rastrear el movimiento de los empleados a través de teléfonos celulares, en parte para medir si el diseño cumple con el objetivo de mantener a las personas a seis pies de distancia y posiblemente alertarlas con un sonido si están demasiado ajustadas.

10- Las oficinas mejorarán sus sistemas de ventilación . Las organizaciones revisarán sus aires acondicionados, implementarán cambios y limpieza de filtros y optarán por materiales y texturas dentro del espacio de trabajo que faciliten la higiene y el cuidado antibacterial. En algunos casos incluso están sumando luces UV para desinfectar más profundamente la oficina por la noche. “La gente está en un promedio de ocho horas en la oficina, en una época en Estados Unidos a los edificios de oficinas se los nombraba como ‘los edificios de enfermos’ porque eran edificios donde la gente se contagiaba por estar encerrados”, comenta Moisés Altman, dueño de Altman Construcciones. Altman explica que en uno de sus proyectos el sistema del aire acondicionado toma el aire a más de 50 metros de altura de la construcción, para poder tomar lo más puro posible, se filtra y se complementa con un extractor que saca el aire del ambiente y lo va purificando. Cada oficina cuenta con un sensor de dióxido de carbono y a medida que el aire se va enrareciendo lo extrae e inyecta aire puro”.

11- Se implementarán salas de presión negativa. Actualmente se usan en instalaciones médicas o en las salas de fumadores de los aeropuertos, pero podrían aplicarse en los espacios de conferencias ya que ayudan a contener gérmenes y luego se pueden limpiar con luz ultravioleta.

12- Los accesos se manejarán por voz . El objetivo es evitar el contacto táctil. Por eso la tecnología por voz podría convertirse en una nueva interfaz y eliminar la necesidad de presionar físicamente un botón para llamar a un ascensor o abrir un acceso. “También por su parte los sistemas de control de accesos basados en reconocimiento facial nos permiten evitar el contacto de los usuarios con los molinetes y pasarelas de control de acceso y ya no es necesario el uso de las tradicionales tarjetas”, comenta Villanueva.

13- Cambiará la forma en la que trabajaba s. El teletrabajo se impone, pero con reparos. Su efectividad no es lineal ni unánime: depende de la empresa, los líderes de cada equipo de trabajo, la persona y cómo está constituida la familia del empleado, además de las comodidades edilicias de su hogar. De hecho, un estudio reciente de PWC mostró que la mitad de las empresas espera una caída en la productividad durante la pandemia debido a la falta de capacidades de trabajo remoto.

Por otra parte, el home office abre una serie de interrogantes y ya se habla de una “uberización” del trabajo. ¿Las empresas acaso se harán cargo del incremento en los gastos en luz y supermercado que implicó trabajar desde casa? ¿O la organización será responsable de que, por ejemplo, el empleado disponga de una silla ergonométrica y un espacio dentro del hogar destinado al trabajo?.

Cada vez serán menos las reuniones presenciales
Cada vez serán menos las reuniones presenciales

14- Habrá menos reuniones presenciales . Las compañías están reacondicionando sus salas de conferencias y las que tenían capacidad para ocho personas ahora albergan un máximo de cuatro. Además se las está reacondicionándolas desde lo acústico. Por eso los diseñadores comienzan a sumar materiales como alfombras, baldosas acústicas o cortinas, muy usadas en los espacios de eventos de los hoteles. En Arnold Contract, una compañía que fabrica muebles de oficina en New Jersey explican que, entre los cambios, las mesas de conferencias no solo incluirán enchufes eléctricos, sino que también tendrán micrófonos incorporados.

Desde las dinámicas también habrá cambios y se desincentivarán los encuentros grupales. Sin ir más lejos, el CEO de Facebook , Mark Zuckerberg, canceló todos las reuniones de 50 o más personas hasta junio de 2021.

15- La gente dejará de compartir teclados, teléfonos o mouses . Son elementos que pueden transformarse en agentes de contagio al entrar en contacto con ellos si no son higienizados correctamente.

El escenario post coronavirus plantea la necesidad de mayor espacio por persona, nadie espera que desaparezcan las plantas abiertas
El escenario post coronavirus plantea la necesidad de mayor espacio por persona, nadie espera que desaparezcan las plantas abiertas

16- No se volverá a las oficinas cerradas. Como parte del cambio, en los últimos 20 años, muchas compañías redujeron los costos al reducir el tamaño: en espacio, destinan hasta 25% menos por empleado, según datos del estudio de arquitectura Gensler. El mismo estudio releva que la oficina clásica de hace diez años exigía un cubículo medio de 2,4 por 2,4 m2. Y si bien el escenario post coronavirus plantea la necesidad de mayor espacio por persona, nadie espera que desaparezcan las plantas abiertas. “La situación impone reinventar la dinámica del espacio sin asignar, explica Speranza y agrega que ya no compartirá de cualquier modo escritorios.

17- Adiós a la práctica hotdesking . Se llama así a la modalidad que establece que los trabajadores no tienen escritorios asignados, sino que entran y buscan un lugar para sentarse. Una tendencia que caerá en desuso -por lo menos hasta que el temor al contagio desaparezca- porque la experiencia de la pandemia podría motivar a que la gente “no se mueva tanto”.

Por otra parte, las empresas también trabajan en rediseñar sus espacios comunes para lograr que nadie tenga que compartir puestos de trabajo, computadoras, ni teléfonos. “El hotdesking es una modalidad que no solo estaba cambiando la densidad y el impacto económico de los costos de ocupación, sino también la del trabajo, pasando al modelo colaborativo, donde los puestos no son fijos y sí reducidos y multiusuarios”, analiza Speranza. Y agrega que seguramente las organizaciones asignarán puestos por día, con previa desinfección, al igual que la asignación de días de trabajo remoto y presencial. En China, la desarrolladora Vanke diseñó junto a Gensler una herramienta llamada ReRun para ayudar a los empleadores a elegir sus espacios con anticipación.

En este contexto, los diseñadores ya piensan políticas de escritorio limpio, con elementos no esenciales almacenados en gabinetes y cajones en lugar de arriba del escritorio.

.

El teletrabajo se impone pero con reparos. Su efectividad no es lineal ni unánime
El teletrabajo se impone pero con reparos. Su efectividad no es lineal ni unánime Fuente: AP

18- Los lugares comunes como las cafeterías y salas de esparcimiento podrían caer en desuso. La paradoja que generó el avance del coronavirus es que, de un día por el otro, el esfuerzo que realizaron las empresas en generar espacios más cómodos que incentiven la conexión, interactividad y la creatividad se pusieran en tela de juicio. Hoy, el objetivo principal es evitar el contacto cercano. De hecho, algunas compañías están cerrando estos espacios e instalan máquinas expendedoras en su reemplazo. Dongfeng, la empresa de fabricación de automóviles con sede en Wuham, está entregando a sus empleados viandas siempre que coman al menos a 1,5 metros de distancia entre sí. Los gimnasios, las cabinas de telefonía, las microsalas de reuniones son otros espacios que deberán repensarse.

19- A futuro, se impondrá la oficina policéntrica. Se trata de un nuevo estándar que establece que los empleados pueden trabajar desde casa, en la empresa, en un coworking, una cafetería o en una oficina satélite. Feingold explica que se trata de una modalidad que traerá múltiples ventajas: menor cantidad de desplazamientos de personas, menor huella de carbono, mayor bienestar, mejor balance entre la vida personal y eltrabajo y menores costos para las empresas y los empleados, junto con equipos más ágiles y productivos.

20- Las empresas buscarán motivarte. Este es uno de los principales retos. La incertidumbre que generó la pandemia afectó el estado de ánimo de la gente. Por eso muchas compañías, durante el aislamiento, contrataron cursos virtuales de meditación o yoga para mantener el entusiasmo de sus colaboradores. Tal vez el más creativo fue Li Shufu, empresario chino y presidente Volvo Cars, quien escribió una canción para mantener a los trabajadores motivados a través de tanta tristeza. Esperemos que el talento musical de Li Shufu haya estado a la altura de estos tiempos y del gusto de sus trabajadores.Por: Carla Quiroga

ALQUILERES CONGELADOS:


LAS RESPUESTAS: a dudas que genera el decreto
1-¿Se puede dejar de pagar el alquiler?El decreto no “perdona” el cumplimiento del contrato, sólo congela el valor mensual del alquiler al mes de marzo por 180 días. Si el inquilino no puede afrontar el cumplimiento deberá abonarlo después del 30 de septiembre en entre tres y seis cuotas mensuales, iguales y consecutivas. “Pagará intereses compensatorios pero sin penalidades”, aclara Rafael Baigún, presidente de la inmobiliaria homónima. El abogado Mariano Esper, especializado en el sector, realiza una clara diferenciación entre intereses punitorios y compensatorios. “Los primeros se relacionan con el pago fuera de término, los segundos con el costo del dinero. Si pedís un préstamo y tenés que pagar una determinada cuota más intereses el 5 de cada mes, esos intereses son compensatorios (costo del dinero). Si pagás del 6 en adelante, te cobrarán, intereses punitorios que son los que establecen penalidades por pagar fuera de término”, profundiza.
2-¿La deuda genera intereses?La norma del Gobierno congela el valor de los alquileres pero si el locatario no paga algún o ningún mes hasta octubre, el propietario le cobrará la deuda luego con un interés mínimo que está en línea con la tasa que paga el Banco Nación a los plazos fijos de 30 días.
3-¿El inquilino necesita probar que su economía fue afectada por el coronavirus?No, la decisión de congelar los alquileres hasta fines de septiembre y suspender los desalojos es para todo el universo de inquilinos que habitan una vivienda única. “Es decir, no tiene necesidad de probar que trabaja menos horas ni que lo despidieron del trabajo”, detalla Esper. En otras palabras, el decreto corre tanto para quien alquila un piso en una torre top de Puerto Madero como para quien habita un monoambiente en Villa Lugano. “Es lógico que no se contemple caso por caso, lo que hace el decreto es dar un marco general”, explica Baigún.
4-¿Qué inquilinos e inmuebles califican en la normativa?Aquellas personas que alquilen una propiedad que es vivienda única urbana o rural, y las que estén adheridos al régimen de monotributo, destinados a la prestación de servicios, al comercio o a la industria. También las habitaciones destinadas a vivienda en hoteles, pensiones u otros alojamientos similares. Además, los inmuebles destinados a actividades culturales o comunitarias, inmuebles rurales destinados a pequeñas pequeñas producciones familiares y/o agropecuarias o los alquilados por profesionales autónomos para el ejercicio de su profesión, los inmuebles alquilados por Pymes e inmuebles alquilados por cooperativas de trabajo o empresas recuperadas inscriptas en el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes). “De alguna manera se busca exceptuar a las grandes compañías. El decreto persigue proteger al locatario”, afirma Esper, quien plantea algunos “grises” como, por ejemplo qué pasa con los inmuebles alquilados que se destinan a jardines de infantes o colegios. “Es un tema opinable porque si bien la cultura incluye a la educación si se analiza específicamente no es una actividad cultural como se plantea en la norma”, analiza.
5-¿Qué inmuebles quedan exceptuados?Las propiedades destinadas a alquiler temporario, las cocheras, los puestos en ferias, alquileres para sedes de embajadas o consulgados y los contratos de arrendamiento rural, excepto pequeñas producciones familiares o agropecuarias, detalla Esper.
6-¿Se perdona la actualización semestral si la misma estaba programa entre abril y septiembre?No, el inquilino pagará “la deuda” por la actualización no cobrada – que suele ser entre 15 y 20 por ciento semestral-, a partir de octubre. Es decir, si una persona pagaba un alquiler de $10.000 al mes, y a partir de mayo aumentaba a $12.000, deberá pagar los $10.000 pendientes -$2000 por los seis meses del congelamiento- a partir de octubre en tres o seis cuotas mensuales iguales y consecutivas sin intereses,
7-¿Qué pasa si el contrato vencía entre abril y septiembre?La prórroga es automática siempre que el inquilino esté de acuerdo. Es decir, no tiene la obligación de notificar legalmente al propietario que se quedará habitando el inmueble. Hay que tener en cuenta que la prórroga califica para los contratos que vencieron o vencerán entre el 20 de marzo y hasta el 30 de septiembre. Los que caducaron antes de esa fecha no quedan amparados por el decreto y los inquilinos pueden ser desalojados por falta de pago.
8-Soy inquilino, el contrato vence antes de septiembre y quiero irme de la propiedad.¿Puedo?La persona tiene el derecho a abandonar el inmueble, pero no podrá mudar sus pertenencias si no finalizó el período de aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno Nacional. “En estos casos debe informar al propietario con 15 días de anticipación a través de una carta documento o un acta notarial”, aconseja Esper.
9-¿Y si quiero rescindir mi contrato antes de su fecha de caducidad?En este caso, Esper explica que se aplica el procedimiento habitual que establece el Código Civil y Comercial de la Nación y no tiene relación con la situación de emergencia económica provocada por el estado de emergencia económica que generó el coronavirus. “Es decir, si es durante el primer año, el inquilino debe pagar una multa que es del valor de un mes y medio de alquiler al momento en que se desocupa el inmueble. Si pasan los 12 meses desde la firma del contrato, se paga un mes”, aclara. Un detalle no menor: si no finalizó la cuarentena decretada por el Gobierno, no podrá realizar la mudanza.
10-¿Si el propietario acredita que necesita el monto del alquiler para vivir, puede aumentarlo?Si porque el decreto exceptúa a aquel locador que acredite que depende del alquiler para cubrir sus necesidades básicas o las de su familia primaria. Pero sólo puede aumentar si lo había previsto en el contrato. Un dato clave es que si el inquilino no puede pagarlo, no tiene derecho a desalojarlo porque el decreto suspendió ese proceso hasta el 30 de septiembre (salvo arrendamientos rurales y locaciones temporarias que están excluidas de todo el decreto).
11-Soy propietario, ¿de qué forma pruebo que “vivo del alquiler”?Esper aclara que en estos casos es importante tener el contrato declarado ante la AFIP. Respecto a las “pruebas” recomienda presentar resúmenes de las cuentas bancarias con los movimientos, gastos de tarjetas de crédito, el título de la propiedad que habita y declaraciones de bienes personales. “Hay que presentar la mayor cantidad de documentación que pueda acreditar que el nivel de vida de la persona está en línea con sus ingresos”, profundiza el abogado.
12-¿Si no hay acuerdo entre las partes puedo acudir a la Justicia?Si pero el decreto aclara que antes de ese paso se establece mediación obligatoria, previo a acudir a la justicia, por controversias.
13-No puedo para pagar las expensas: ¿me ampara el decreto?El decreto establece que estas obligaciones permanecen intactas según lo pactado en el contrato y en el caso de no pagarlas se puede considerar incumplimiento del contrato, lo que autoriza a iniciar un juicio de desalojo, aunque no se podrá ejecutar la sentencia hasta el 30 de septiembre de este año.El problema se genera si el monto de las expensas está incluido en el valor del alquiler. En este caso, será el propietario el que deberá asumir el perjuicio económico ante posibles aumentos de expensas ya que los alquileres están congelados hasta fines de septiembre. De todas formas, este es un riesgo que también asumía en tiempos de no coronavirus. El tema es que hoy podría profundizarse por la imposibilidad de aplicar el ajuste semestral. tema es que hoy podría profundizarse por la imposibilidad de aplicar el ajuste semestral.
14-¿Qué ocurre con los contratos que vencieron el 31 de marzo?Los inquilinos pueden apelar el beneficio que otorga el decreto, que es la prórroga automática del contrato hasta el 30 de septiembre. Ante esta situación, el propietario deberá aceptar la situación pero si ya se habían acordado verbalmente las condiciones de actualización del nuevo contrato se podría afectar la relación entre las partes. “Esta situación puede leerse como un acto de cierto abuso por parte del locatario que no respeta lo pactado verbalmente, y el propietario podría negarse a renovarle el contrato al vencimiento de la prórroga legal, con el agravante de que si tiene pruebas -como mails o chats con ajustes acordados del nuevo contrato- podría iniciar acciones legales. Ahora si el inquilino quiere, puede firmar el nuevo contrato en estos días y comenzar a pagar el nuevo monto desde ahora”, analiza Esper.
15-¿Se pueden iniciar nuevos juicios o están todos suspendidos?El decreto establece la suspensión de las ejecuciones de sentencias de desalojo por falta de pago -desde el 29 de marzo-, pero aquellos juicios que están en marcha continúan su curso. Y quienes quieren iniciar uno nuevo también pueden hacerlo cuando se levante el aislamiento obligatorio y los tribunales vuelvan a trabajar con normalidad. Por ejemplo, el propietario podrá demandar a los inquilinos que dejaron de pagar los alquileres de los primeros tres meses del año e iniciar un desalojo por falta de pago. Si la pretensión de demandar se fundara en otras causales diferentes a la falta de pago, como por ejemplo los casos que se realizan reformas no autorizadas o subalquilan un inmueble estando prohibido por contrato, puede iniciarse una acción de desalojo sin esperar al 30 de septiembre.
16-¿Qué pasa el inquilino no cumple con los pagos comprometidos a partir de octubre?El decreto no anula la validez del contrato firmado. Esto significa que en el caso de que el Gobierno no extienda los plazos del decreto, el propietario podrá iniciar acciones judiciales de desalojo por falta de pago.
17-¿Qué hago si ya se había dado el preaviso?Si el inquilino ya notificó que, por ejemplo, dejaba el inmueble el primero de mayo deberá irse -siempre que se haya levantado la cuarentena y pueda mudarse- porque es muy probable incluso que el locador ya tenga un nuevo inquilino.
18-¿Qué ocurre con los ingresos planeados para abril?El aislamiento obligatorio impidió que en las últimas semanas se firmaran nuevos contratos. Los que ya estaban cerrados podrán hacerse efectivos cuando se levante la cuarentena y se permitan las mudanzas. La entrega de las llaves depende de cada caso: algunas inmobiliarias están enviándolas a través de deliveries.
Fuente Diario “La Nación”Redactado por Carla Quirogapara “ La Nación

Pagar el alquiler, otro problema en tiempos de coronavirus


Donsini planteó cuál es el problema que enfrentan los martilleros.

Desde el Colegio de Martilleros explicaron que la mayoría de los propietarios son adultos mayores y cobran en efectivo. “Los inquilinos quieren pagar pero no pueden hacerlo”, dijeron.

En tiempos de pandemia, muchos hábitos deben habituarse a esta nueva realidad y encontrar alternativas. Uno de esos sectores es el de las inmobiliarias que se encontró con un inconveniente: el pago del alquiler de viviendas particulares. Y en muchos casos no por falta de voluntad de los inquilinos, sino porque los propietarios no están bancarizados.

“Tenemos inconvenientes como todos. En nuestro sector el problema es el pago de alquileres. Tenemos inquilinos que quieren pagar y no pueden”, señaló el presidente del Colegio de Martilleros, Miguel Ángel Donsini, quien pidió que se autorice la apertura de las inmobiliarias para poder realizar el cobro de los alquileres.

El representante de la entidad explicó que Mar del Plata es una ciudad “con muchos adultos mayores” que son propietarios de inmuebles y complementan sus “jubilaciones magras” con la renta de esas propiedades.

El problema es que la mayoría de ellos no está bancarizado. “No tiene cuentas corrientes ni nada por el estilo”, dijo y pidió que se permita la apertura de inmobiliarias exclusivamente para poder realizar este tipo de trámites. “Solo tres o cuatro horas, no para la venta, sino solo para estas cuestiones”, aclaró.

Donsini explicó que las cuentas corrientes de los martilleros no pueden ser utilizadas para resolver esta situación porque luego tendrían “problemas con Afip” y aclaró que algunos profesionales manejan muchos alquileres de estas características.

A su vez, insistió en que muchos de los propietarios “no quieren saber nada” con abrirse una cuenta y permitir que los inquilinos puedan transferir el costo de los alquileres.  

Los martilleros mantuvieron una reunión con el intendente Guillermo Montenegro para elevarle este planteo, pero el jefe comunal decidió no elevar esta situación al gobernador Axel Kicillof.

“Nosotros somos mil colegiados y el intendente tiene una responsabilidad de un millón de habitantes. Esto es muy difícil. Nosotros llevamos una idea, acompañamos con un protocolo sanitario”, explicó Donsini. Ahora deberán esperar si las autoridades provinciales o nacionales consideran que este reclamo es una actividad esencial que se puede incorporar a los decretos nacionales.

Fuente: https://www.0223.com.ar/nota/2020-4-21-14-13-0-pagar-el-alquiler-otro-problema-en-tiempos-de-coronavirus?fbclid=IwAR2cfb7M-XV6HTTo_ZMfaDXjwxqcYvghfMDr8waXOjqxNhcWhBM3ZUAU_IM

Piden flexibilizar la actividad inmobiliaria en la Provincia mientras dure la cuarentena


ANTE LA PANDEMIA

La senadora bonaerense Lorena Petrovich presentó una iniciativa en la que busca exceptuar la actividad inmobiliaria durante el tiempo que dure el aislamiento social, preventivo y obligatorio en el marco de la pandemia.


A lo largo de su presentación, la senadora provincial por Juntos por el Cambio,  Lorena Petrovich remarcó: “La reactivación solicitada no genera aglomeraciones ni traslados masivos; los riesgos pueden minimizarse a través de la exigencia de un protocolo que cumpla todas las disposiciones que establezca el Poder Ejecutivo”.

Esta actividad comercial no solo afecta cuestiones esenciales como el acceso a la vivienda,  también resulta ser un ingreso para locadores jubilados o que cuentan con este aporte para su subsistencia, sino que también afecta a muchos inquilinos que no tienen cuentas bancarias y se ven imposibilitados de cumplir con sus obligaciones”, agregó.

En este sentido, la senadora de la oposición remarcó que la Cámara Inmobiliaria Argentina ha elaborado un protocolo para poder llevar adelante esta actividad comercial de manera segura y resaltó los puntos principales:  las inmobiliarias serán atendidas sólo por sus dueños o responsables matriculados; el ámbito será utilizado con el debido distanciamiento y adecuadamente higienizado antes y después de cada ingreso; el horario de atención será limitado y sólo afectado al pago y cobro de alquileres, entrega de llaves, y acciones de concreción de compra y venta.

“Creemos que la actividad inmobiliaria puede incluirse dentro de las actividades económicas que se han flexibilizado en los últimos días, cumpliendo un protocolo de atención que extreme todas las medidas de prevención, a fin de garantizar la seguridad sanitaria de la comunidad y sostenerse como fuente laboral”, concluyó la legisladora Lorena Petrovich.

Fuente: https://infocronos.com.ar/nota/14594/piden_flexibilizar_la_actividad_inmobiliaria_en_la_provincia_mientras_dure_la_cuarentena/

Temporada 2020: Hubo casi 3,5 millones de turistas y fue el mejor febrero desde 1991


Según los datos del Emtur, los números de la temporada 2020 son los más altos desde el verano 2015-2016. La ciudad recibió 1,2 millones de visitantes en el segundo mes del año, cuyo fin de semana más destacado fue el de Carnaval.

Mar del Plata atraviesa los últimos días de una temporada que cumplió con creces las expectativas. Entre diciembre y febrero la ciudad recibió a casi 3,5 millones de turistas, una cantidad que no se sentía al menos desde el 2015, según los registros históricos del Ente Municipal de Turismo (Emtur).

El inicio de las clases marca el pulso del fin de la temporada, pese a que la ciudad continúa registrando días de calor, ideales para disfrutar de la playa y cierto movimiento turístico, aunque ya en menor medida.

Los números oficiales que trascendieron este domingo desde el Emtur respaldaron lo que todos los operadores turísticos observaron y marcaron desde que empezó el verano: vino mucha gente a Mar del Plata.

Durante el mes de enero, como se informó debidamente, arribaron a Mar del Plata 1.382.672 turistas, según números difundidos por el Ente Municipal de Turismo.

Sin embargo febrero, que acaba de terminar y es siempre considerado un mes “más flojo” en relación a enero, cerró con un récord histórico y una cantidad de arribos -para sorpresa de muchos- similar a la de enero: 1.272.018 personas llegaron a la ciudad en el segundo mes del año. La cifra, en gran parte obedeció al éxito rotundo del fin de semana largo de Carnaval.

Hacía casi dos décadas que la ciudad no tenía un febrero con semejante movimiento turístico. Según los registros históricos, por lo menos desde 1991 Mar del Plata no recibía tanto turismo en el segundo mes del año

Solo en Carnaval, este año hubo alrededor de 290.000 personas (un 13,4% más que el año pasado) que eligieron La Feliz y la transformaron por segundo año consecutivo en el destino más reservado de la Argentina para esta fecha.

Entre los arribos de diciembre, enero y febrero, la ciudad contabiliza 3.484.057 turistas en la temporada 2020, un movimiento que al menos desde el verano 2015-2016 no se sentía en la ciudad y que generó satisfacción entre los operadores turísticos locales.

Las cifras fueron el corolario de un fin de semana tras otro con sorpresa por la masiva llegada de turistas que superó las buenas expectativas que ya había en diciembre, cuando el gobierno nacional dio a conocer el recargo del 30 por ciento en el “dólar turista” y varios operadores anticipaban lo que ocurriría: la gente que acostumbraba irse fuera del país, se va a volcar a Mar del Plata este verano. Y así fue.

Al dar a conocer este balance cuantitativo, el Ente Municipal de Turismo aclaró que contabiliza los arribos en función de los datos aportados por fuentes secundarias. Se consideran, en primer término, las diferentes vías de acceso a la ciudad y en función de ello se obtienen los datos, entre ellas los arribos en auto por las diferentes rutas, la Terminal, los aviones y también las formaciones de Trenes Argentinos.

Con 1.272.000 turistas, Mar del Plata tuvo su mejor febrero de los últimos 28 años


Imagen: Mar del Plata volvió a demostrar que es una de las ciudades más elegidas del país para disfrutar del verano.

Cerca de tres millones y medio de personas disfrutaron de las playas y la amplia oferta gastronómica y cultural de “La Feliz” en lo que va de la temporada. El Gobierno local ya apunta al fin de semana del 24 de marzo. “La temporada todavía no terminó”, remarcaron.

En sintonía con el primer mes del año, Mar del Plata recibió más de un millón de turistas en febrero lo que marcó el mejor registro de los últimos 28 años, según anunció este domingo el Ente Municpal de Turismo (Emtur). Además, en comparación con el mismo período del año pasado, la actividad creció un 15,6%.

Después de un enero que superó las expectativas de la mayoría de los operadores turísticos, 1.272.000 turistas arribaron a Mar del Plata durante el último mes, siendo el número más alto desde 1992. El buen clima los fines de semana, el carnaval y la amplia oferta gastronómica, hotelera y cultural fueron las claves para batir un nuevo récord.

Con un 67,2% de las plazas hoteleras ocupadas, – el porcentaje más alto desde 2016 – Mar del Plata registró su mejor febrero de los últimos 28 años y volvió a dejar en evidencia que es una de las ciudades más elegidas. En relación con el mismo mes del 2019, la actividad creció un 15,6%.

“Estamos muy contentos por estos números porque es muy beneficioso para nuestra ciudad. Es el inicio de una buena etapa que esperamos que continúe durante todo el año“, sostuvo el intendente de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro.

Por su parte, Federico Scremin, titular del Emtur, valoró la “amplia gama de ofertas y precios razonables” que brindaron el sector público y privado en conjunto. “Ese trabajo se traduce hoy en un mes de febrero muy bueno para la ciudad de Mar del Plata, con un número de arribos realmente importante y que significa más trabajo para todos los marplatenses“, puntualizó

Para finalizar, Scremin mostró sus expectativas para el próximo fin de semana largo del 24 de marzo. “La temporada no terminó todavía. Vamos a seguir trabajando, la ciudad puede recibir a muchos visitantes para que disfruten de todo lo que tiene Mar del Plata para ofrecerles”, concluyó.

Así, desde el 1 de diciembre hasta el 29 de febrero “La Feliz” registró 3.484.057 ingresos, un 9,4% más que en la temporada anterior. Solo en los dos primeros meses del año, 2.655.888 turistas arribaron a Mar del Plata, lo que significa el número más alto desde 2015.

Medicina y Psicología fueron las carreras más elegidas en la ciudad


De los casi 17.000 estudiantes que se anotaron en la Universidad Nacional de Mar del Plata este año, entre 2.300 y 5.000 lo hicieron en alguna de esas carreras. Hubo un marcado incremento en los ingresos a tecnicaturas y a la carrera de Enfermería.

Medicina y Psicología volvieron a ser, junto a Derecho, las carreras que más inscripciones tuvieron en la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Tal como ocurrió en 2019, esas ramas profesionales concentraron al mayor porcentaje de interesados en tener una formación superior en la ciudad, liderando el podio local.

Teniendo en cuenta aquellos que presentaron todos los documentos necesarios y los que apenas adeudan algún formulario, la UNMdP registró cerca de 17.000 estudiantes inscriptos para el ciclo 2020, lo que implicó un incremento de entre un 15% y un 20% respecto de los últimos años. El número global se amplía si se suma a aquellos que se anotaron, pero no presentaron formulario: así las registraciones marcan 22.803 interesados.

En este contexto, Medicina obtuvo 1.512 inscriptos validados (con la presentación de formulario completo) y 1.805 pendientes; Psicología 848 y 1.175; y Derecho 616 y 1.294. El “top 10” se completa con Enfermería, Contador Público, Administración, Arquitectura, Trabajo Social, Bibliotecario Escolar y Tecnicatura Universitaria en Comercio Exterior.

Para el secretario académico de la casa de altos estudios, Daniel Reynoso, el nivel de ingresantes fue “muy bueno” porque marca “una tendencia que nos da un aumento de entre un 15% y un 20% en los últimos dos años”.

“Esto por supuesto que ha generado muchos cambios en cada una de las unidades académicas. Sobre todo si se tiene en cuenta que hace no tanto tiempo teníamos un ingreso de alrededor de 8.500 a 9.000 personas y hoy casi estamos duplicando eso”, señaló Reynoso.

En este sentido, el secretario académico destacó el trabajo de difusión que la universidad llevó adelante, así como el trabajo interdisciplinario con otros sectores de la educación local.

“Desde la UNMdP nos hemos acercado mucho más a las escuelas de nivel medio para trabajar en conjunto algunas temáticas y asignaturas, específicamente matemática, y lo que tiene que ver con la oferta de becas”, indicó.

Y agregó: “Todo el año pasado hemos hecho una importante difusión, no sólo en la muestra educativa, sino también llevándolo en los centros de extensión de la universidad en los barrios. Queremos que todo el que piense que puede tener una carrera que le interese en la universidad, sepa que puede hacerlo. Tenemos el apoyo del comedor, de la biblioteca y del área de deportes como para que la vida universitaria no parezca algo demasiado alejado de la vida cotidiana”.

La influencia de la crisis

Si bien el aumento en los ingresos tiene un correlato con la apertura de la carrera de Medicina en 2017, Reynoso también adjudica el incremento de la matrícula en otras circunstancias vinculadas al contexto económico y social.

En este sentido, destacó el interés por las tecnicaturas, que lo vinculó al hecho de que suelen ofrecer una salida laboral más rápida. “Otro caso particular fue el de la carrera de Enfermería, que tuvo un resurgir, una cantidad impactante de inscriptos”.

Para el ciclo 2020, Enfermería obtuvo, entre válidos y pendientes, 1.695 de registrados. Esta ubicación en el ranking (quedó cuarta, debajo de Derecho) tiene una explicación, para Reynoso, en la “inmediata” salida laboral que ofrece ese estudio. “En este caso concreto, las ofertas de trabajo pueden incluso llegar antes de finalizar la carrera”, señaló. “Con las tecnicaturas pasa lo mismo”, indicó. En este caso las más elegidas fueron la Tecnicatura Universitaria en Comercio Exterior (174 inscripciones válidas y 321 pendientes) y Tecnicatura Universitaria en Comunicación Audiovisual (141 inscripciones válidas y 323 pendientes), que quedaron en el puesto N°10 y 11, respectivamente.

Por otra parte, señaló que otra de las carreras más elegida fue la licenciatura en Trabajo Social que, tras Arquitectura, quedó en el octavo puesto local.

En ese caso, y con 197 inscripciones válidas y 429 pendientes, para Reynoso el interés de los estudiantes en la carrera está más vinculado a un deseo de intervención en el marco de la crisis social.

“Quizá tenga mucho más que ver la crisis económica y social y la perspectiva de poder ser solidario y colaborar en cuanto a pensar la resolución del tema. Eso también implica a las Humanidades, sobre todo aquellas carreras vinculadas a la Sociología, Ciencias Políticas e Historia. Es un atractivo para aquellos jóvenes que buscan involucrarse”, indicó.

En el plano de las ciencias duras, en tanto, la predilección también cambió con el tiempo. Reynoso aseguró que “despuntan aquellas que están más vinculadas a la tecnología, ya que tanto la carrera de Ingeniería en Informática o Computación son las que tienen mucha más demanda en relación a las tradicionales como Mecánica, Electromecánica o Materiales”.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: