5 claves para comprar casa y dólares con la Ley Antilavado


Demostrar cómo se generó el dinero para la operación es fundamental. Los montos límite.

VALORES. Las transacciones inmobiliarias de más de $ 500 mil deben ser justificadas con extractos bancarios y certificaciones sobre el origen de los fondos. José Sabbatella ganó poder en la UIF.

La nueva ley que previene el lavado de activos provenientes de ilícitos institucionaliza los controles cambiarios lanzados a fin del año pasado y fija nuevas reglas para los que compran o venden propiedades. En base a las respuestas de la especialista Adriana Piano, del estudio SMS y de la senadora Sonia Escudero, que participó de la elaboración de la norma, PERFIL responde las cuestiones básicas que plantea su sanción.

1. ¿Qué trámite o formulario debo realizar cuando compro dólares?

La compra de moneda extranjera debe realizarse únicamente en las entidades habilitadas a operar en el mercado único y libre de cambios. Al momento de la compra, se debe identificar el número de CUIT, CUIL o CDI de la persona. Si la operación de cambio no supera los $ 5 mil, se admite consignar el DNI. El monto máximo de compra en un mismo mes por todas las compras no puede superar la suma de US$ 2 millones. Debe firmarse una declaración jurada en el momento de realizar la operación para que esto se controle. Cuando las compras mensuales superan los US$ 5 mil y el monto adquirido en el año calendario supera los US$ 250 mil, la entidad financiera debe constatar que los montos adquiridos sean compatibles con la situación impositiva de la persona, o demostrar que se generaron con ingresos del año en curso, préstamos recibidos, entre otros. Tal situación también debe ser manifestada por la persona en una declaración jurada que debe firmar al realizar la operación.

2. ¿Qué trámites debo realizar cuando compro o vendo un inmueble?

Si el valor del inmueble es superior a $ 200 mil, hay que firmar una declaración jurada sobre la licitud de los fondos. Si es de más de $ 500 mil, además de la declaración jurada se debe aportar documentación respaldatoria que justifique la existencia de los fondos. Por ejemplo: copia de la escritura por venta de inmuebles por importe suficiente, certificación de contador público, extractos bancarios, etc.

3. ¿Qué nuevas responsabilidades implica para contadores, martilleros y escribanos?

Los obliga a recabar y guardar información sobre sus clientes, que prueben su identidad, personería y otros datos relacionados con la actividad que realicen los mismos. Informar cualquier operación sospechosa, sin importar el monto, cuando se trate de transacciones que de acuerdo a los usos y costumbres, experiencia e idoneidad resulten inusuales o sin justificación económica, ya sea que sean realizadas en forma aislada o reiterada. Deben implementar internamente una política de prevención en materia de lavado de activos y financiación del terrorismo, a través de manuales, herramientas tecnológicas, entre otras.

4. ¿Cómo demuestro que el dinero con el que, por ejemplo, compro un barco, y que heredé hace veinte años de un padre que me lo dejó en una caja de seguridad que nunca abrí, no proviene del lavado de activos o no es una operación sospechosa?

Deberé justificar la existencia mediante los datos que surjan de mis declaraciones juradas de impuestos, o de las declaraciones juradas de las personas de las cuales recibí una donación.

5. ¿Cuáles son las operaciones más comunes que pueden ser consideradas sospechosas?

Se considera sospechoso que los clientes se nieguen a aportar los datos requeridos, que exista el mismo domicilio y autorizados de distintas empresas, cuando no existan razones que justifiquen tal circunstancia, movimientos bancarios inconsistentes con la actividad, operaciones de compra y/o recompra de bienes por importes que no guarden relación con valores de mercado, préstamos recibidos de paraísos fiscales, creación simultánea de empresas con los mismos integrantes y directores, entre otras.

Redacción Diario Perfil

¿Hay que comprar o vender euros?, por Tomas Bulat Periodista Economista.


¿Hay que comprar o vender euros?
Por Tomas Bulat. Periodista. Economista
Tomás Bulat Periodista. Economista ()
03:00

Esta pregunta me la hacen mis amigos, gente que me cruza en la calle o hasta por mails y mensajes de texto. Yo les digo que tengan paciencia, no es momento de tomar decisiones con el euro, porque todavía hay demasiado ruido y las tendencias no son claras. Por lo tanto, a los que lo tienen les digo que no los vendan a menos que lo necesiten pero, por otro lado, que no compren. Suena casi contradictorio, pero básicamente lo que quiero decir es que no es momento de tomar decisiones definitivas sobre el tema.

Aprovechando esto, expliquemos las razones para vender y las razones para comprar Euros y, entonces, que cada uno tome la decisión que lo deje dormir mejor a la noche.

Razones para vender: El euro cotiza actualmente a 1,21 centavos de dólar. Ha bajado en los últimos 30 días más de 15 centavos. Cabe preguntarse si en términos históricos el euro está muy bajo. En el gráfico se ven los valores desde su creación y el precio de 1,21 está por arriba del promedio del valor del euro en su breve historia.

Esto quiere decir que tiene todavía una amplia posibilidad de seguir bajando y que ha estado en valores inferiores sin que eso significara ninguna crisis en particular.

La otra razón para vender es que las instituciones de Europa han demostrado lentitud, contradicciones y sobre todo incapacidad política conjunta para aminorar una crisis anunciada. La crisis de Grecia o de España, está anunciada, por lo menos, desde noviembre del año pasado cuando el término PIGS fue creado, refiriéndose a los problemas de solvencia fiscal de los países más pequeños de Europa, como Portugal, Irlanda, Grecia o España. No es sorpresa esta crisis, se veía venir y no se hizo nada al respecto.

Esta incapacidad de entender el verdadero problema, que se resume en las palabras de la Canciller Alemana, Angela Merkel, diciendo que Alemania y Francia iban a ser solidarios con los países europeos en problemas. A ver si se entiende, Grecia tiene como moneda el euro, no hay que ser solidarios con ellos. Ellos, al igual que Alemania, son Europa. Son parte de lo mismo.

Si un estado de los EE.UU. tiene problemas financieros, no se solidariza el gobierno federal, tiene que resolver el problema, porque es parte de los Estado Unidos. Ese el problema, Europa todavía no tiene la plena conciencia de que es una unidad y todos los países que son del euro son una sola integridad.

Estas contradicciones hacen que al mismo tiempo se estén realizando ajustes en economías en recesión y sin perspectivas de sectores privados dinámicos que compensen esa baja en el gasto del estado. Si no hay empuje privado, un ajuste del estado sólo lleva a más recesión, menor recaudación y mayor déficit fiscal, no por aumento del gasto, sino por caída en los ingresos.

Como estos ajustes solidarios, no logran tampoco grandes apoyos políticos, es muy probable que los disturbios sociales continúen y que los resultados electorales en todos los países los terminen ganando aquellos que están contra estos planes, poniendo en peligro la integridad política del euro.

Por, al menos, estas dos razones, habría que vender los euros, porque es probable que continúe bajando.

¿Porque hay que comprar?. La economía del euro representa actualmente el 15,6% de la economía mundial. La Comunidad Económica Europea es cercana al 25%, pero muchos de los países no están en la zona del Euro, como por ejemplo Gran Bretaña. De ese 15,6% Alemania, Francia y Holanda representan casi el 55% y si sumamos a Italia es el 70% del total.

Es decir, la crisis económica actualmente no afecta fuertemente a este 70%. Es más, las proyecciones económicas de crecimiento para este año, le dan cercana al 1,5% a estos países. En otras palabras, no están en un proceso recesivo, sino de crecimiento, lento, pero sostenido.

Es más, a los nuevos valores del euro, la industria alemana, francesa o italiana han ganado un 12% de competitividad en muy poco tiempo, dándole mayor fortaleza a esta recuperación.

Si estas economías, que son el corazón del euro crecen, y se fortalecen, también lo hará su moneda. Por lo tanto el euro, disminuyendo el ruido político, debería fortalecerse al ritmo de sus principales economías. Por otro lado, como la crisis financiera está confinada a la zona del euro y, se nota más en el sector financiero que en el real, no ha afectado la reactivación mundial, de la cual también se benefician estos mismos países.

Entonces, ¿vendo o compro? Hay razones para hacer ambas cosas. En el mediano plazo el euro, la moneda de Alemania y Francia va a ser más fuerte. El déficit comercial externo de los EE.UU. le da una tendencia al dólar a mantenerse depreciado. Pero en el corto plazo, el euro puede ser víctima de su juventud y de la inexperiencia de las instituciones europeas para enfrentar esta crisis.

Fuente: El cronista.com

Boom inmobiliario: opciones de inversión que van más allá del segmento residencial


Domingo 16 de Mayo de 2010

Boom inmobiliario: opciones de inversión que van más allá del segmento residencial Guardar

Agrandar letra Achicar letra Imprimir

Comentarios Publique su comentario

El repunte del ladrillo como refugio de capital vino acompañado de una demanda más atenta a los bienes que garanticen no sólo rentabilidad, sino también mayor seguridad para su dinero. Es así como se buscan opciones en el mercado residencial y en otros inmuebles. Conozca las propuestas

Boom inmobiliario: opciones de inversión que van más allá del segmento residencial <!– ­
–>

 

Si hay un sector que mostró el verdadero repunte de la economía, ese es, sin dudas, el inmobiliario.

<!–

–> 

Con un incremento de las operaciones de compra-venta de más de 30% durante el primer bimestre del año, y expectativas positivas que marcan que la tendencia de crecimiento se mantendrá durante los próximos meses, el ladrillo se vuelve a posicionar como el refugio más tentador para los ahorros de los inversores.

De la mano de la recuperación, la búsqueda de oportunidades volvió a instalarse en el mercado, y las llamadas telefónicas y visitas a las inmobiliarias retomaron el nivel previo a la crisis de 2009, dejando en evidencia el interés por las propiedades para vivienda y otros inmuebles.

Si bien cuando se trata de los ahorristas particulares, especialmente de la clase media, las inversiones suelen apuntar a viviendas que en general cuestan entre u$s70.000 y u$s150.000, las posibilidades comienzan a diversificarse cuando se dispone de más dinero.

Es así como, las propiedades con fines comerciales, empiezan a incluirse en la cartera de ofertas para seducir al cliente.

Locales comerciales
Las propiedades destinadas a retails, ya sean locales a la calle o en shoppings, resultan un segmento muy atractivo que es seguido de cerca por quienes cuentan con un capital por encima de los 200.000 dólares.

En estos casos, se trata de inversiones a más largo plazo que las asociadas a viviendas, ya sea por el tiempo que lleva recuperar las inversiones como por el que insume salir del negocio, es decir, a través de la venta del inmueble. 

Son elegidos porque ofrecen una mayor rentabilidad. Mientras que en el segmento residencial se logra un 5 o 6 por ciento, en los locales se puede alcanzar del 8 al 13 por ciento anual.

En este sentido, un reciente informe presentado por la empresa de servicios inmobiliarios Cushman & Wakefield, en la Ciudad de Buenos Aires, reveló que hay cuatro arterias principales donde se encuentran los centros de compra más importantes, tanto por el tráfico de gente como por el segmento socio-económico al que pertenecen.

Ellos son:

  • Avenida Santa Fe: el m2 tiene un costo de u$s59 para alquilar. La tasa de vacancia es de 6%.
  • Florida: el m2 cuesta u$s109 para alquilarer. La tasa de vacancia, en este caso, es de 4%.
  • Recoleta: el m2 vale u$s49 para alquilar. La tasa de vacancia es de 9%.
  • Cabildo: el m2 tiene un costo de u$s46 para alquilar. La tasa de vacancia es de 5%.

Tal como explicó Herman Faigenbaum, Managing Director de C&W Argentina, el nivel de ocupación que tiene actualmente la zona coincide con los valores históricos, que promedian el 5 por ciento.

Recoleta es la arteria que está más despoblada, pero se trata de lo que definen como una situación “circunstancial”.

“En 2009, algunas marcas que se encontraban en la zona, se fueron del país. Muchos propietarios de locales, en lugar de alquilar a nuevos inquilinos a un precio inferior, que era lo que demandaban, prefirieron esperar hasta que el mercado se recuperase. Ahora comenzará a verse el cambio. Además, en Recoleta las marcas que se instalan suelen quedarse por varios años, por eso son relaciones comerciales a largo plazo y se analizan con profundidad”, comentó Alejandro Reyser, director de Brokerage de C&W.

Los locales más buscados son aquellos que tienen en promedio entre 100 y 300 m2, con mayor frente y poco espacio, para que sean más económicos.

Pero si el interés se focaliza en la compraventa, se advierte un problema que es la poca disponibilidad de locales a la venta que contrasta con los muchos interesados en comprarlos.

Por otro lado, los especialistas no descartan que otros lugares vayan a imponerse y ganar terreno como opciones de inversión a largo plazo.

Uno de ellos es Palermo Soho, que hoy se presenta como una de oportunidad de inversión de la cual se pueden obtener importantes resultados.

Algunas de las cuentas pendientes que tiene el barrio es la llegada de más empresas de primera línea, que se sumen a las de diseñadores o emprendedores que eligieron la zona.

Por ahora, los operadores del mercado inmobiliario aseguran que los precios son inferiores y faltan algunos años para que su consolidación sea realmente comprobada.

Otra oportunidad que está comenzando a gestarse son los espacios de 10 a 15 locales, construidos a cielo abierto, en zonas de barrios cerrados y countries. Son proyectos que se encuentran con más fuerza en el Gran Buenos Aires, en zonas como Canning, Benavidez y Tigre.

“Se trata de una nueva tipología de comercio a la calle, pero con un diseño en común y algo muy importante que es tener estacionamiento”, comentó Reyser.

Esta tipología de retails está ganando terreno y promete otorgar grandes beneficios a futuro. “Elegir esta inversión es, en la actualidad, una buena oportunidad”, coinciden los expertos.

Industriales y oficinas
Arturo Grieben Sauvidet, director de la división de Tasaciones de LJ Ramos, destacó otra oportunidad para tener en cuenta.

“Depende el volumen de inversión hay muchas alternativas, pero un negocio bueno y rentable es comprar las grandes superficies de industrias y subdividirlas como galpones más chicos. Eso puede dar hasta una renta del 4% mensual”, comentó el directivo.

En los últimos meses se vendieron grandes superficies destinadas a tal fin. El valor del m2, según la ubicación, va de los u$s30 a u$s60, según un informe de Colliers International.

En cuanto a las oficinas, también ofrecen buena rentabilidad, especialmente para el alquiler. En este sentido, Javier Dborkin, Director de Boston Andes Capital, hace una referencia especial a la inversión en departamentos chicos que puedan ser destinados para el uso de oficina.

En estos casos, el valor del m2 para comprar en un edificio AAA, que son los de máxima categoría, promedia los 1.700 dólares, y el m2 para alquiler alcanza los 22 dólares.

Se empiezan a evaluar las unidades apto profesional de no más de 40m2, en barrios céntricos de la ciudad. Son muy versátiles y flexibles porque permiten ser alquiladas tanto por alguien que desee vivir como por un profesional”, comentó Dborkin.

Cocheras
Según Moises Altman, de Altman Constructores, por la escasez o necesidad, lo primero para invertir son las cocheras.

En este caso, hay que pensar en una inversión no menor a u$s14.000, que es el precio de venta en Almagro, y que puede llegar hasta los u$s22.000 en Barrio Norte o Belgrano.

En cuanto a la rentabilidad que se puede obtener de su alquiler, en la actualidad alcanza hasta un 6% anual, algo similar a lo que sucede con los departamentos.

En general, este tipo de negocios es llevado adelante por grandes inversores o desarrolladores que tienen experiencia en el mercado. Implican, por un lado, un desembolso más grande, y por el otro, un mayor plazo para el recupero de la inversión.

Sin embargo, ante la falta de otras opciones donde refugiar el dinero, muchos ahorristas de la clase media han llegado a pensar en ampliar su portfolio de inversiones con otras propiedades como éstas.

Esta tendencia se está alimentando en los últimos meses y gracias a ello los precios de las propiedades comerciales han logrado recuperarse.

Guillermina Fossati
iProfesional.com 

 

¿Quien puede comprar con crédito?


Las cuotas por un crédito hipotecario como mínimo duplican el precio del alquiler mensual que se abona por la misma propiedad. La relación cuota-ingreso y el low-to value continúan siendo los grandes obstáculos a salvar dentro de un contexto inflacionario que dificulta la reducción de tasas a largo plazo.
Cuotas en Buenos Aires y las principales localidades del país.

Acceder a la compra de la primer vivienda resulta prácticamente imposible para alguien con un ingreso medio tanto aquí como en cualquier parte del mundo si no se lo auxilia con financiación de largo plazo.

En Argentina el esfuerzo salarial que demanda la adquisición de una vivienda medido en años de sueldo cuando menos se duplicó a partir de nuestra última gran crisis propia 2001/2002. Aún así, en la actualidad, el número de años de sueldo a destinar para la compra de una vivienda usada media estándar es del orden de los 7 años; número que no difiere en demasía del que existe en otros países como Brasil, Chile y en su momento (y aún hoy) en E.E.U:U y España.

Pero esta situación dentro de un contexto de elevadas tasas de interés como reina en Argentina alejó la posibilidad de empalmar la cuota con el bolsillo, reduciendo a que el crédito hipotecario adopte un papel marginal como vehículo para el acceso a la propiedad de la primera vivienda, como así lo demuestran las cifras concretas de la participación de hipotecas con respecto al total de escrituras de inmuebles.


En el mes de mayo del año anterior se dispuso la inyección de fondos del Anses en forma directa al Banco Hipotecario con el fin de fluidificar las operatorias de créditos para vivienda. No obstante ello, el costo financiero total de dichas líneas siguió siendo un impedimento para el acceso a la financiación en virtud de los ingresos a demostrar para calificar a ellas. Dicha situación resulta aún hoy más complicada para la financiación de viviendas usadas ya que a partir del último trimestre del año pasado se decidió dejar de destinar el fondeo del Anses para viviendas usadas por lo que la tasa se incrementó y el costo financiero aumentó en el orden de 4 puntos adicionales, llevando a tener que demostrar, por caso, para la ciudad de Buenos Aires un ingreso superior a los 13.000 pesos para acceder al 70 % del valor de compra de un departamento usado de tres ambientes de calidad estándar y fuera de localizaciones de alta cotización del m2.



Dicho aumento de tasas provocó que en febrero de 2010 la cuota para quien solicite un crédito para viviendas usadas en dicho Banco, sea algo más de un 19 % mayor a la que se hubiera pagado antes de la corrección efectuada por la entidad financiera.

Las líneas para construcción y para compra de vivienda nueva resultan más accesibles ya que las tasas son inferiores y se puede extender el plazo a 20 años. Si bien el costo de una vivienda a estrenar es en general superior que una usada y eso obliga a contar con un mayor capital por el 30 % del valor del inmueble que queda exento de financiación a cargo del deudor, la cuota resultante para un departamento estándar nuevo en un barrio medio de la ciudad de Buenos Aires y el mayor porcentaje a afectar del sueldo que alcanza al 40 % para esta línea, permite calificar a quien demuestre ingresos del órden de los 9.000 pesos para el caso del ejemplo. Por supuesto la cuota y el ingreso demostrable variarán según localización, calidad de construcción y monto solicitado.

Otro de los bancos que se ha mostrado activo en los últimos tiempos en este tipo de financiación es el Banco Ciudad de Buenos Aires. Cuenta con líneas de prestamos hipotecarios a tasa variable, a tasa combinada y según trascendió próximamente pondría a disposición una nueva línea a tasa fija a 20 años con un costo financiero total del 19 %.


Si bien es probable durante el presente año sigan incorporándose algunas líneas de financiamiento a la oferta hipotecaria bancaria y flexibilizando o mejorando otras, resultará sumamente difícil lograr alinear las variables del valor del inmueble, cuota e ingresos del solicitante, más allá de la voluntad que se empeñe en la cruzada ya que la inflación junto con incertidumbres de corto, mediano y largo plazo, entre otras conspiran para que así sea.

fuente: Reporte inmobiliario.com

Se necesitan 11 mil pesos de sueldo para obtener una vivienda 10 de Febrero de 2010


Se necesitan 11 mil pesos de sueldo para obtener una vivienda     10 de Febrero de 2010

Según la Cámara Inmobiliaria Argentina, se necesita ganar esa suma para obtener una vivienda de 80 mil dólares en la Capital Federal.

El titular de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Néstor Walenten, aseguró que se necesita ganar 11 mil pesos para poder obtener una vivienda usada de 80 mil dólares en un barrio promedio de la Capital Federal. Dijo que durante el 2009 solamente el 3 por ciento de las operaciones de compra-venta se realizaron a través de créditos hipotecarios en la Capital Federal, medición que sirve como barómetro para el resto del país. Entre el 2002 y 2008, los créditos hipotecarios influyeron en un 7 por ciento del total de las operaciones de compra venta, mientras que durante la década de la convertibilidad, un 35 por ciento de las operaciones de compra venta se realizaba vía crédito. “Esto está significando que cada día es menor la gente que puede acceder a un crédito, y la poca gente que puede accederlo, lo hace por una pequeña diferencia cuando está renovando vivienda”, expresó.

En diálogo con una radio de alcance provincial, manifestó que la caída al sólo 3 por ciento “estuvo influido por la crisis financiera, la escasez de créditos y el considerable incremento de las tasas de intereses que en el 2009 fue sustancial”. En ese sentido, afirmó que “si esas tasas bajaran y estuviéramos en niveles razonables del 8 ó 9 por ciento, indiscutiblemente la demanda de créditos sería mayor”, al tiempo que agregó que “con tasas del 15 ó 20 por ciento anual se hace imposible poder acceder a la primera vivienda”.

Walenten consignó que durante el primer semestre del año pasado “hubo un amesetamiento de la actividad a la luz de la crisis financiera internacional”, pero durante l segundo semestre del año, “el incremento fue constante y en el último trimestre el nivel de actividad fue muy bueno”, lo que “nos da un efecto inercial para el 2010 muy alentador”.

Publicado por el Diario Hoy de la Plata el día Martes 9 de Febrero del 2010