Usados: apuntan al usuario final y aceptan negociar rebajas de hasta 10 por ciento


24-06-2014 Un relevamiento en el mercado de viviendas usadas refleja cuales son las características de la operaciones actuales, las zonas más demandadas y los precios
Última actualización: 24/06/2014 7:06:00 am

Las familias que tienen la necesidad de mudarse son las que mantienen activo el mercado de viviendas usadas.

El análisis se desprende de un estudio realizado con brokers y entidades del sector, quienes también advierten que las operaciones se terminan cerrando un 10 por ciento por debajo del precio de publicación de la unidad y que es el tiempo del usuario final y no tanto del inversor.

Para Gabriela Goldszer, vicepresidente II del Colegio Profesional Inmobiliario (CUCICBA) y titular de Ocampo Propiedades “el segmento residencial de usados fue el más afectado desde la implantación del cepo inmobiliario en octubre de 2011. Actualmente se concretan aquellas operaciones, en las cuales comprador y vendedor tienen una “real” necesidad de mudarse.

Si bien no hay una regla exacta, generalmente hay un margen de contraoferta. Actualmente elprecio es solo una de las variables de la negociación.

En Ocampo los barrios más demandados son Palermo, Belgrano, Barrio Norte y Nuñez. Hoy los departamentos usados se comercializan en dólares.

“Hemos realizado varias operaciones con CEDIN. Para el resto del año esperamos que se vayan concretando las decisiones de compra postergadas en cuanto haya menos incertidumbre general”, explicó Goldswzer.

En tanto, Diego Migliorisi, socio gerente de Migliorisi Propiedades sostiene que “en un escenario complejo como el que se está viviendo observo un mercado expectante y cauteloso ante la diversas situaciones político-económicas nacionales e internacionales”.

La actividad se circunscribió en los últimos meses a unidades de 1 y 2 ambientes. En algunos casos las viviendas familiares de 4 ambientes (con o sin dependencia) también fueron protagonistas. La mayoría son casos cuya utilidad es el uso propio y no la inversión”.

Para el broker el valor de cierre de las propiedades “es una cuestión de oferta y demanda, pero fundamentalmente de la flexibilidad de las partes. No hay un porcentaje exacto, pero generalmente no supera el 12%. Y destaca al corredor norte de la ciudad, y barrios del centro como Villa Crespo, Almagro, Caballito, Abasto, Colegiales como lo más demandado.

En cuanto a la moneda que se usa en las operaciones, “el mercado está más flexible en ese sentido, pero en la mayor parte de los casos la moneda americana es la preferida. A pesar del contexto actual, el mercado inmobiliario siempre sorprende”.

Por su parte, Francisco Altgelt, director de Altgelt Negocios Inmobiliarios, subraya que “el mercado de compra-venta de departamentos tuvo una pequeña reactivación desde la devaluación del mes de enero. Hubo un sinceramiento en los precios, lo que permitió que se encontraran el comprador y el vendedor.

A su criterio la diferencia entre el precio de publicación y el de cierre de estas unidades que se venden, suele ser un 10%. Comenta que los barrios más demandados son los clásicos: Recoleta, Palermo, Belgrano, Nuñez, Caballito.

“Las operaciones siguen haciéndose en dólares. Tuvimos una operación con CEDIN y estamos trabajando en otra. Por conversaciones que hemos tenido con colegas, está la sensación de que lagente se sacó el miedo a las operaciones con CEDIN. Creo que el mercado residencial para lo que resta del año mucho dependerá del comportamiento del dólar. De mantenerse la brecha cambiaria, debería seguir esta reactivación. De lo contrario, se corre el riesgo de un nuevo parate”, resume Altgelt.

Por último Ariel Champanier, Broker Owner de RE/MAX Premium, “ahora se están concretando las operaciones en las cuales los propietarios realmente quieren vender con lo cual fueron realistas de las situación y ajustaron sus valores a lo que el mercado hoy paga, es decir un 25% por debajo en dólares desde el comienzo del cepo cambiario.

De los valores dice que “si la unidad está en precio no se negocia por debajo del 10% como mucho, en general menos.

En cuanto a los barrios más demandados, se destacan Villa Devoto, Belgrano, Barrio Norte, Palermo, y Recoleta. Las operaciones se realizan únicamente en dólares. “Con cedines solo 2 operaciones, realmente un fracaso”, explicó Champanier.

Según el broker, “los valores han llegado a su piso, no veo que se vayan a mover mucho, a lo sumo pueden bajar un poco más”.

Admiten que el mercado está tranquilo, y que trabajan para concientizar a los clientes sobre los valores. “Si no están dispuestos a poner la propiedad en valor de mercado preferimos no tomarla, hay que trabajar seriamente sobre esto. Los principales culpables de la sobrevaloración de las propiedades son las inmobiliarias que no realizan una tasación seria”, finalizó.

Fuente: iprofesional.com

Mar del Plata: Hacia arriba


La construcción de decenas de torres pequeñas de entre cuatro y nueve pisos les está cambiando la fisonomía a tradicionales barrios de casas como Los Troncos, Chauvin, San José y Stella Maris; los espacios favoritos son los más próximos a la calle Güemes.

MAR DEL PLATA.- La imagen de barrios tradicionales y casas bajas se diluye. Los típicos chalets de piedra, algunos con más de medio siglo, se convierten en escombros y en su lugar emergen torres de departamentos.

El fenómeno se advierte claro y contundente en las arterias más próximas al centro comercial de la calle Güemes, casi en el corazón de Los Troncos. Los turistas que por ahí andan de compras deben buscar estacionamiento entre grandes grúas y camiones hormigoneros que van y vienen durante todo el día. Y eludir vallados de seguridad que vedan el paso frente a las obras en marcha.

Algo similar, casi al mismo ritmo, se vive y respira en áreas aledañas y muy tentadoras para los inversores, como Chauvin, San José, el centro y La Perla. Proliferan los departamentos a un ritmo poco visto por aquí. Y el mercado inmobiliario, tanto de construcción como de comercialización, vive un gran momento; a costa, claro, de algunas de las más valiosas postales de la ciudad.

La situación despertó a la par las críticas de vecinos de las zonas residenciales afectadas, incómodos por la aparición de estas torres que acaban con la intimidad de todas las propiedades de la manzana, y también de aquellos que reclaman al Estado políticas que permitan la preservación de inmuebles que se consideran parte del patrimonio arquitectónico y cultural del balneario.

En la ciudad hay más de 350 obras de edificios en ejecución y otras 150 esperan la aprobación por parte del municipio para avanzar con los cimientos. Fuentes del sector confirmaron a La Nacion que sólo durante 2010 se construyeron 220.000 m2. Según el Observatorio de Desarrollo Regional que dependen de la Bolsa de Comercio de Mar del Plata, en el mismo período se movieron aquí unos 300 millones de dólares en compra y venta de propiedades, cifra que, sin ser récord, es una de las más interesantes de los últimos tiempos.

“Podemos decir que en la ciudad tenemos hoy una actividad inmobiliaria muy importante con buena cantidad de construcciones y, por sobre todo, con propuestas de muy buena categoría”, explicó el ingeniero Luis Silva, presidente de la Cámara de Desarrolladores Inmobiliarios de Mar del Plata.

La entidad tomó forma en los meses finales de 2010 y tuvo su presentación en sociedad durante este verano. Ocupó un local en los balnearios de Playa Grande y desde ahí difundió la oferta inmobiliaria de la ciudad, además de generar un ciclo de charlas con participación de referentes del sector.

El cierre fue anteayer y estuvo a cargo de Carlos Melconián. El economista describió alternativas para este año electoral y escenarios posibles más allá de octubre. Pero les dejó un mensaje claro y positivo para el rubro: “Pase lo que pase, inversiones en los ladrillos vamos a tener”, les dijo.

Exigencia y calidad

Las obras que están en ejecución tienen un perfil común: son torres con diseños modernos, buen equipamiento y, por sobre todo, muchas comodidades. Los amenities están a la orden del día, aun cuando se trate de edificios de menor magnitud.

Silva explica que es una consecuencia del tipo de demanda que tiene el mercado. “Aquí tenemos gente muy exigente, con mucho ABC 1, que está pidiendo construcciones de buen nivel y calidad”, remarcó.

En su mayoría son complejos de uno a cuatro ambientes. Pisos y semipisos enriquecidos -según el caso- con solárium, SUM, piscina y laundry.

Según la zona y el producto, el metro cuadrado de las nuevas unidades puede costar entre 1500 y 2500 dólares. Los valores más altos corresponden en casi todos los casos a edificaciones con vista al mar.

El formato de fideicomiso está muy presente entre los inversores que apuestan a la construcción. Con un dólar casi inamovible e inversión en alza, los ladrillos otra vez parecen garantía de rentabilidad.

Los históricos del ramo señalan la aparición en escena de nuevos inversores que vuelcan capitales fuera de su actividad original. “En lugar de correr riesgos con ampliación de su fábrica o abrir nuevos locales buscan seguridad en el rubro inmobiliario”, explicaron.

Desde la Cámara de Desarrolladores Inmobiliarios aseguran que se comercializa casi a la par de lo que se construye. Hay mercado y por eso la ola de construcciones no se detiene. Destacan a familias, en muchos casos matrimonios mayores, que dejan Buenos Aires u otros puntos del país para cumplir su sueño de vivir más cerca del mar. O que quieren asegurarse un techo propio para su veraneo o escapada en la costa. Pero también los propios marplatenses aprovechan estas nuevas unidades. Cambian sus casas con parque por departamentos muy bien equipados. Más seguridad y mejor calidad de vida son los argumentos centrales cuando explican su decisión.

Después de la crisis

La construcción tuvo su repunte en Mar del Plata poco después de la crisis de 2001-2002. Tras aquel escenario de complicaciones y dudas aparecieron inversiones muy fuertes, en especial con la serie de torres premium que se repartió en la primera línea de cara al mar.

Al mismo tiempo, y como un intento para mantener viva la denominada industria madre , el Concejo Deliberante aprobó entonces una ordenanza que permitía incrementar hasta en un 30% el límite máximo de superficie a construir por lote. Fue una forma de ofrecer mayores garantías de rentabilidad a los inversores, que supieron aprovechar esta ventaja mucho más allá de aquella coyuntura.

Ese beneficio promocional se extinguió el 31 de diciembre último y desde la Comuna anticiparon que las nuevas construcciones no podrán superar los cuatro pisos en los barrios Chauvin, San José, La Perla, Nueva Pompeya, Villa Primera, Estación Norte, Bernardino Rivadavia, Plaza Peralta Ramos, Peralta Ramos Oeste, Lomas de Stella Maris, Leandro Alem, el centro y Playa Grande. “Son sitios donde hay una característica constructiva que identifica a Mar del Plata y que el gobierno municipal desea preservar”, argumentó el intendente local, Gustavo Pulti, al presentar una iniciativa que pretende poner límites al desarrollo de grandes torres en barrios caracterizados por la presencia de chalets.

El objetivo de las autoridades es alcanzar un desarrollo inmobiliario planificado, y para eso buscarían -entre otras alternativas- mantener medidas promocionales para alentar el despegue de otros puntos de la ciudad.

Acompañar el crecimiento de la zona norte -donde se proyecta la construcción del Museo de Arte Contemporáneo y playas recuperadas a partir de la nueva planta de efluentes cloacales- y de Punta Mogotes son apenas algunas alternativas.

Silva reconoce que hace falta un ordenamiento y una mejor planificación del crecimiento de la ciudad. Pero también advierte que no se puede decidir sin atender al mercado. “Los clientes quieren zonas preestablecidas”, dijo. Por eso, antes de tomar medidas y fijar políticas pidió escuchar también al potencial usuario definitivo de esas nuevas propiedades.

Darío Palavecino, 26 de febrero de 2011.
Publicaddo por LA NACION

Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales: la AFIP prepara nuevas inspecciones


Vencen múltiples regímenes que apuntan a gerentes de empresas, a padres que envían a sus hijos a colegios privados y a quienes invierten en fideicomisos. La renovada base de datos será cruzada con las últimas declaraciones anuales presentadas

Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales: la AFIP prepara nuevas inspecciones <!– ­
–>

Es tiempo de descuento. Sólo faltan unas horas para que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) tenga todo listo para disparar nuevas inspecciones, en las que el detonante es la información declarada en las últimas presentaciones del Impuesto a las Ganancias y el Impuesto sobre los Bienes Personales.

<!–

–>
Esto es así, dado que mañana vence el plazo para cumplir con los regímenes de información que ponen la mira sobre los gerentes de empresas, los padres que envían a sus hijos a colegios privados y sobre quienes invierten en fideicomisos.

De acuerdo a la información a la que pudo acceder iProfesional.com, una vez procesados los datos provistos por empresas y particulares, el organismo que conduce Ricardo Echegaray potenciará el cruce de los mismos a fin de direccionar próximas fiscalizaciones.

Puntualmente, el fisco nacional seguirá de cerca, por ejemplo, a los monotributistas ubicados en las categorías mas bajas que invirtieron cifras millonarias en fideicomisos.

También a los padres que afrontan cuotas de colegios privados que superen los $2.000 mensuales, pero que no presentan declaraciones e los mencionados tributos.

En igual sentido, investigará la situación fiscal de directivos de compañías que no declararon las ganancias que fueron distribuidas por la empresa e informadas ante el organismo.

Gerentes, apoderados, socios y accionistas
El régimen que más preocupación genera entre los empresarios es aquél que informa sobre la composición societaria de las compañías.

De acuerdo a la reglamentación vigente, las empresas deberán suministrar, hasta el sábado inclusive, los datos que identifican a los titulares del paquete accionario al 31 de diciembre del año pasado.

Más precisamente, las firmas tendrán que enviar -a través de la web- los siguientes datos de los socios, accionistas, gerentes y apoderados que actúen ante la AFIP:

  • Apellido y nombres, Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT) o Código Único de Identificación Laboral (CUIL) y domicilio.
  • Cantidad de acciones, cuotas y porcentaje de las demás participaciones sociales, y -en su caso- su valor nominal y la cantidad de cuotas parte de fondos comunes de inversión.
  • Valor de las acciones, cuotas, participaciones y cuotas parte.
  • Fecha a partir de la cual han desarrollado en forma ininterrumpida el cargo.

Marcelo Domínguez, coordinador de la Comisión Tributaria de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas (Facpce), indicó que “al conocerse la identidad de los titulares del capital societario y de los administradores de la sociedad, la AFIP podrá efectuar cruces entre lo informado por la compañía y lo declarado por los responsables en Ganancias”.

“Así, por ejemplo, el fisco nacional puede detectar la posible interposición de terceras personas como titulares del capital societario (accionistas o socios insolventes) o, como administradores de la sociedad (directores o gerentes presta-nombres)”, advirtieron desde la Facpce.

Fondos en fideicomisos
La AFIP apuntará a los contribuyentes que invierten importantes sumas de dinero en fideicomisos. De acuerdo a la normativa vigente, los administradores de fideicomisos financieros e inmobiliarios deben informar las características de los instrumentos constituidos durante el año pasado.

En relación a los fideicomisos no financieros, la AFIP solicita declarar los siguientes datos:

  • Respecto a fiduciantes, fiduciarios, beneficiarios y fideicomisarios:
    • Apellido y nombres,
    • Denominación o razón social,
    • CUIT, CUIL o CDI.
  • Clase o tipo de fideicomiso.
  • Datos identificatorios de los bienes y monto total por entregas de dinero o bienes realizados por los fiduciantes en el período a informar, así como también el total acumulado por cada período informado, valuados de acuerdo a la Ley de Impuesto a las Ganancias.

En relación a los fideicomisos financieros, las autoridades del organismo de recaudación solicitan respecto de fiduciantes, fiduciarios, beneficiarios y fideicomisarios, los mismos requerimientos de información que para los fideicomisos no financieros. En referencia a los beneficiarios, deberán informarse dichos datos sólo cuando se cuente con los mismos.

También se debe declarar el valor nominal y residual de los títulos valores representativos de deuda y datos clave con respecto a los certificados de participación.

Al respecto, Enrique Scalone, titular del estudio que lleva su nombre, destacó que “los controles se realizan porque los fideicomisos se basan en un desapoderamiento patrimonial inicial de los inversores, es decir, en una disminución de su patrimonio justificado por el mecanismo de aquellos”.

En lo que se refiere específicamente al cruzamiento de datos, el especialista aclaró que “se hará mediante un seguimiento electrónico de dichos movimientos, para luego contrastar sus resultados con las pertinentes declaraciones juradas de los individuos o empresas involucrados”.

Colegios top
Otro régimen clave es aquél que apunta a obtener información sobre quienes paguen cuotas de colegios privados mayores a $2.000 mensuales. A tal efecto, la AFIP solicita a los establecimientos educativos los siguientes datos correspondientes al sujeto obligado al pago de las cuotas:

  • Carácter (padre, madre, tutor o responsable del pago).
  • Apellido y nombres.
  • Domicilio declarado.
  • CUIT o, en su defecto, CUIL o Clave de Identificación (CDI) o tipo y número de documento de identidad.

Al respecto, Alejandro González Escudero, consultor tributario y presidente de la Fundación Economía y Sociedad (Fundecos), no dejó lugar a dudas: “El interés no es revisar los ingresos de los colegios, sino lo que evidentemente busca esta reglamentación es poder identificar quién paga las cuotas escolares”.

“Con esta información se podrá controlar los consumos declarados por estos contribuyentes en el Impuesto a las Ganancias”, agregó González Escudero. (Lea más: La AFIP apunta sobre los padres que mandan sus hijos a colegios privados)

Hernán Gilardo
© iProfesional.com

propiedades, realestate, inmobiliaria, inmobiliarias, acassuso, acreages, venta, venta casas, venta departamentos, alquileres, sur america, argentine, real estate in Argentina, assistance, barrio norte, boletos, bs as, Buenos Aires, buenosaires, caballito, campos, casas, chacras, daria, daria.com, daria.com.ar, daria propiedades, propiedades daria, carlos daria, carlos alberto daria, zona norte, zona daria, clasificados, commercial realestate, community, corporate relocation, departamentos, depositos, downtown, embajada, embassy, escritura, estancias, farmland, farms, finder, floorplan, fraccionamiento, gated, home, homerentals, homes, horqueta, inmobiliaria, inmobiliarias, inmuebles, inversiones, latinhomes, latinhomes .com, lopez, lucila, martinez, north, northern, notary, office, offices, oficina, oficinas, olivos, palermo, parcela, patagonia, pergamino, pilar, pisos, propiedades, recoleta, relocation, rentals, rural, schools, south, southamerica, suburbs, sudamerica, tourism, zonanorte, Argentina, real estate, argentina real estate, real, estate, homes, latinhomes.com, latinhomes, relocation, bs as, realestate, real estate, realestatebsas, bsasrealestate, buenosaires homes, homesbsas, corporate relocation, corporaterelocation, corporate, assistance, schools, american, american school, propiedades, casas, hogar, latinhomes, ventas, alquileres, home sales, rentals, homerentals, sales, argentina, tourism, fishing, farms, farmland, commercial, commercialrealestate, downtown, downtownbs.as., suburbs, northern suburbs,

zonanorte, norte, north, vicente lopez, acassuso, martinez, la lucila, olivos, latinhomes.com, homes.com.ar, realestate.com.ar, horqueta, pilar, cordoba, entre rios, misiones, corrientes, santa fe, chaco, formosa, salta, jujuy, la rioja, tucumán, catamarca, san luis, neuquen, mendoza, chubut, rio negro, santa cruz, patagonia, patagonia argentina, latin america, latin, america, south, south america, southamerica, sud, sud america, sudamerica, argentina, argentine, depositos, oficinas, oficina, casas, commercial, offices, estancias, campos, chacras, acreages, acreage, computadoras, clasificados, jardines, pisos, departamentos, chacras, parcela, fraccionamiento, barrio, barrio cerrado, gated, gated community, inversiones, seguridad, servicio. inmobiliaria, inmobiliarias, inmuebles, embassy, embajada, staff, muebles, boletos, escritura, realtor, notary public, corporate, space, office, office space, floorplan, country, countries, quinta, quintas, barrio cerrado, exclusive listings, properties, commercial real estate, barrio, recoleta, barrio norte, caballito, palermo, palermo viejo, rural, pergamino, rosario, finder

A la hora de elegir un departamento comienzan a plantearse dudas sobre qué conviene más, si las unidades clásicas y con estilo o las modernas y tecnificadas


Lo funcional, la nueva búsqueda

Sábado 19 de junio de 2010 | Publicado en edición impresa

//
FOTO
Lo funcional, la nueva búsqueda Foto: Corbis

En la película Dos hermanos, de Daniel Burman, Graciela Borges interpreta a Susana, una mujer avasallante, algo inescrupulosa y disparatada que pretende ser agente inmobiliaria. Cuando muestra las propiedades en cartera, que siempre están bastante deterioradas, el personaje no pierde oportunidad de señalar las ventajas de las construcciones del siglo pasado sobre las del actual”, cuenta Fernanda Díaz Anzorena. Y agrega: “Antes de salir a buscar departamento yo pensaba como el personaje del film; ahora ya no sé qué es mejor, si lo que tiene unas décadas o lo más nuevo. Hace tres meses que estoy dando vueltas. Me crucé con más de un operador que, como Susana, golpeó los nudillos en las paredes y me habló de la nobleza de las construcciones de los años 60 y 70, mientras me mostraba un departamento oscurísimo o con una distribución nada acorde con la vida de una familia de hoy. También vi propiedades a estrenar en las que el equipamiento es de película, pero tampoco me conforma. La venta de la casa parecía misión imposible, pero ya se concretó, y nosotros todavía no podemos decidir qué comprar, si algo de gran nivel a estrenar o un inmueble con menos detalles en cuanto al diseño, pero mayor calidad en los materiales”, se lamenta Fernanda.

Sus dudas no son novedad para quienes se mueven en el mercado inmobiliario. “Es frecuente que, a la hora de decidir la compra de un departamento, nos gane la incertidumbre. Más allá de las tendencias, que van de la mano de las modas y que se asocian con preferencias y posibilidades, es importante no analizar sólo lo que se ve, sino también saber mirar lo que no se ve”, explica el arquitecto Diego Esses.

Y es otro arquitecto joven, Manuel Buitrago, el que acerca una solución práctica para aclarar las dudas de los compradores potenciales: comenta sobre un servicio ya habitual en Estados Unidos y que, aunque todavía no se ha institucionalizado entre nosotros, resulta frecuente, el walktrough. “En la práctica profesional sucede que clientes o conocidos me llaman para que los asesore en la búsqueda de una propiedad. Lo que hago entonces es mirar el inmueble sin ninguno de los compromisos emocionales que pueden confundir al interesado. Voy y estudio la unidad fríamente”, explica.

¿Este walktrough sería entonces algo así como caminar prescindiendo de lo accesorio? ¿No dejarnos enganchar por la magnífica boiserie del departamento antiguo o por el despliegue del desayunador en el PH urbano? “Algo así -confirma Buitrago-. Busco los vicios de construcción, intento descartar fallas que puedan originar complicaciones a futuro. En un primer nivel se tiene en cuenta la humedad de cimientos, fisuras, grietas y cuestiones estructurales de ese orden. En segundo lugar, que las instalaciones sean seguras, que respondan a las normas; que los sistemas de gas y de agua funcionen de manera adecuada. Este tipo de inconvenientes pueden aparecer incluso en propiedades a estrenar. Por ejemplo, una carpintería de mala calidad o ventanas colocadas a las apuradas traen problemas; si no ajustan bien, al año aparecerá humedad en las esquinas.”

Moderno vs. posmoderno

“En Buenos Aires, todo lo realizado de 100 años a esta parte generó una muy buena matriz urbana sobre la que hoy los profesionales y empresarios intervinientes en el diseño y la ejecución de nuevas construcciones pudieron idear proyectos de vanguardia, a la altura de cualquier gran metrópoli”, asegura el arquitecto Fernando Burone.

Si bien a principios del siglo pasado esta ciudad apostaba a una arquitectura fundamentalmente parisiense, no faltan edificios que muestran interesantes mezclas de arquitectura francesa, inglesa, italiana y española, tanto como de arquitectura racionalista y art déco. “Grosso modo, los edificios de departamentos porteños pueden dividirse en dos grandes grupos: el mayoritario conjunto de los levantados entre medianeras y los de perímetro libre llamados torres, que cobraron protagonismo en las últimas décadas. El primer grupo tiene sus antecedentes en los edificios de renta construidos desde principios del siglo XX hasta la aparición de la ley de propiedad horizontal, en 1948. Si llegamos hasta fines de los 50, aquí se incluyen las unidades antiguas, precisamente de estilo academicista francés, art nouveau, art déco, y los más modernos de concepción racionalista y profusa producción en nuestra ciudad”, asegura Esses.

Los profesionales coinciden en que las unidades representativas de este grupo, más allá de las características propias de su estilo, suelen presentar unidades con accesos de jerarquía, halls importantes, ambientes de generosas dimensiones, materiales de categoría -buenas maderas, pisos graníticos en los sectores húmedos, entre otros-, y la posibilidad de reciclados, lo que atenúa la poca funcionalidad de su distribución. Cuando se evalúa la compra de una propiedad de este tipo, es importante tener en cuenta cómo transformar aquellos servicios obsoletos, que, en su inmensa mayoría, eran centrales; lo mismo que el deterioro de otros sistemas ocultos por las paredes.

-¿Qué pasa durante la segunda mitad del siglo pasado, ya vigente la ley?

-Todo parece indicar que la falta de una correcta planificación habilitó que, gracias a las diferencias sustanciales de altura entre los edificios, aparecieran medianeras con recortes antiestéticos o patios auxiliares a la vista de todos. También que las construcciones muy altas terminaran encerrando otras de menos pisos, convirtiendo ambientes antes ventilados y luminosos en una suerte de cuevas.

“De manera paulatina -sigue Esses-, el departamento fue ganando lugar entre las preferencias habitacionales de la clase media y convirtiéndose en algo más estándar. A pesar de eso, hay excelentes unidades construidas en los años 60 y 70. En líneas generales, entonces, los edificios dejan de restringirse a un estilo definido, y en ciertos casos, responden a una estética asociada con lo industrial, con hormigón o ladrillo a la vista; los ambientes se tornan más compactos y nos acostumbramos a los placares incorporados y las carpinterías corredizas propias de espacios acotados. Es también en esta época cuando comienzan a hacerse habituales las torres. “Un concepto que pretendía asegurar en las unidades buenas condiciones de luz y aire, pero que muchas veces se desentendió del entorno. Algunas presentan basamento con actividad comercial, pero otras fueron construidas, apenas separadas de los lotes vecinos por la distancia reglamentaria, con lo que también los pisos que no superan los de las propiedades linderas tienen visuales desabridas , en el mejor de los casos”, concluye Esses.

A modo de cierre, el joven Buitrago asegura: “Una construcción, ya sea un edificio de oficinas o una casa frente a un lago, es siempre un modo de expresión arquitectónica que no puede aislarse del entorno ni de sus habitantes. Por eso, más allá de evaluar fríamente la propiedad, un buen walktrough considerará la cercanía suficiente con el cliente, como para estar en condiciones de aconsejar una propiedad en la que se ahorren problemas a futuro”.

Algo que Fernanda agradecería y a la alocada Susana, interpretada por Graciela Borges, le hubiera ahorrado más de un conflicto.

Paula Gómez

Estilo de vida

A la hora de construir la tendencia actual incluye halls de acceso jerarquizados, uso de materiales nobles, desarrollos armoniosos y remates estudiados, es bienvenida tanto por los profesionales como por cualquier vecino con mínimo criterio estético. Como señala Burone: “Desde los reciclados de las viejas construcciones existentes, pasando por los nuevos PH con muy buenas escalas barriales y propuestas espaciales que remontan a las casas, los edificios en lotes de 8.66 hasta las torres de 10 a 50 pisos con grandes parques, todas estas construcciones reflejan la búsqueda permanente de una propuesta arquitectónica diferencial, que se adecue a las nuevas formas de vida”.

fuente: la nacion.com

Verano en Mar del Plata: buenos niveles de ocupación y moderados aumentos de precios


Verano en Mar del Plata: buenos niveles de ocupación y moderados aumentos de precios

Así se vive en la ciudad de la costa argentina la temporada 2010. Conozca precios y tarifas
 
De:
Para:
Cargando…

File: inc_herra_s_related_gallery.htm

La temporada de verano 2010 en Mar del Plata se perfila con altos niveles de ocupación y precios que no tuvieron grandes incrementos en relación al año pasado.

Hasta el momento, las reservas en alquileres y hospedaje alcanzan el 50 por ciento para los meses de enero y febrero. En las inmobiliarias sostienen que los precios de los alquileres de departamentos no han variado significativamente con respecto al año pasado.

En diálogo con IMPULSO, Miguel Ángel Donsini, presidente del Colegio de Martilleros de Mar del Plata manifestó: “Hemos mantenido los mismos valores de los últimos meses y en estos momentos estamos con un 50 por ciento de las reservas efectuadas para la primera quincena de enero, con una muy buena demanda de la segunda y con una perspectiva de un 20 por ciento más de gente que el año pasado”.

En la primera quincena de enero, el precio de un departamento de un ambiente varía entre los 900 y 1800 pesos. En el caso de dos ambientes, el costo oscila entre 1160 y 2800 pesos y para las unidades de tres ambientes hay que pensar en un monto de 2800 a 3000 pesos. En lo que refiere a chalets o cabañas, el precio de la quincena es de 2500 a 5000 pesos, dependiendo de la cantidad de ambientes.

Hoteles
En los hoteles con categoría dos y tres estrellas, el precio del hospedaje comienza en los 180 pesos la habitación por noche para dos personas con desayuno incluido. La noche en una habitación doble con vista al mar en un hotel cuatro estrellas cuesta alrededor de 480 pesos. Para cuatro personas el precio será de 660 pesos.

Gastronomía
En lo que respecta a gastronomía, Mar del Plata ofrece una amplia gama de opciones: cafés, bares, tenedor libre, restaurantes, parrillas y comedores. Precios también hay de todo tipo: una cena con plato principal y bebida, en un restaurante o parrilla céntrica es, en promedio, de entre 40 y 50 pesos. Sin embargo, en muchos de los espacios gastronómicos se pueden encontrar promociones que incluyen menúes de 24 y 32 pesos. En los locales de tenedor libre, el costo por persona es de 20 a 25 pesos, sin bebida. Un café tiene un precio promedio de 5,50.

Playa
Las tarifas de alquileres de carpas en las playas sufrieron un incremento en comparación al año pasado. En Punta Mogotes el alquiler de una carpa con cochera, por temporada, ronda los 4000 pesos. Por día, el precio estimado es de 150 pesos, sin incluir la cochera. En Playa Grande, el costo de una carpa por toda la temporada es de 6.700 pesos y por día, casi 200 pesos. La entrada a los parques temáticos como Mar del Plata Aquarium o Aquasol es de 45 pesos para los niños y 65 para los adultos.

Entretenimiento
En lo que refiere al entretenimiento, las localidades para los espectáculos de teatro y revistas que se presentarán esta temporada en La Feliz, tendrán un precio que oscilará entre los 100 y 300 pesos. Una de las obras que convoca un gran número de espectadores es “Valientes”, la exitosa tira que se emite por Canal 13 (Canal 3 de Rosario), que es llevada al escenario del teatro América. Antonio Gasalla es otra de las figuras presentes en Mar del Plata con “Más Respeto que soy tu Madre”.

Afirman que no habrá subas en los alquileres en la Costa


VERANO 2010

Afirman que no habrá subas en los alquileres en la Costa

Las carpas y sombrillas aumentarán 15%

ESPERANDO A LOS TURISTAS. LOS BALNEARIOS DE PLAYA GRANDE, AYER, EN LOS PREPARATIVOS DE LA TEMPORADA.

No quisieran darse dos veces contra la misma piedra, repetir las pobres estadísticas del último verano, lo que significaría un duro golpe para la maltrecha economía de Mar del Plata. Por eso, luego de masticar el asunto algunas semanas, los operadores inmobiliarios dieron un viraje a su estrategia para atraer al turismo hacia estas playas: anunciaron que no habrá subas de precios de los alquileres, que se mantendrán los mismos valores con los que cerraron los contratos la temporada pasada. “Quien pagó mil pesos la quincena, volverá a pagar mil pesos”, prometen a tres meses del sol de enero.

Pero no será igual para todos los rubros. La cámara de balnearios y restaurantes dio a conocer aumentos de hasta un 15% en el alquiler de carpas y sombrillas y la gastronomía registrará los aumentos que “gradualmente” fueron aplicándose durante al año, al mismo ritmo que aumentó el precio de las materias primas.

El Colegio de Martilleros dio los precios sugeridos para tomar como base de los alquileres temporarios (ver “Los precios…”). Para el titular de los martilleros, Miguel Angel Donsini, es “una buena noticia para Mar del Plata”. Donsini contó que antes de lanzar el anuncio “hubo que convencer a los propietarios” para que no piensen en el precio de la quincena sino en el resultado de la temporada.

La postura coincide con la de Daniel Jorge, agente inmobiliario de Playa Grande y Los Troncos. “La medida es ideal, pero hay que considerar que hay propiedades de excelencia que los propietarios han remodelado, además de haber sufrido incrementos impositivos que apenas variarán los precios”, sostuvo en su oficina de Peña casi Alem, zona que tiene valores hasta un 60% por encima de cualquier otro punto de la ciudad.

“Al mantener los mismos precios se logrará mayor ocupación. El año pasado quedaron muchas propiedades sin alquilar”, explicó Oscar Gonnet, referente de los alquileres de temporada en el centro de la ciudad. “Hubo departamentos que sólo se ocuparon durante 45 días”, fundamentó. Según Gonnet, no subir los precios aumentará los días de estadía, que el último verano fue la más baja de las últimas temporadas.

Sergio Deprez, responsable de Estudio Uno Propiedades, consideró que la iniciativa de mantener las tarifas implica “un golpe anímico” para el turista. Rodrigo Sanz, de Sanz y Ordoqui entiende que “es una forma de amoldarse a los tiempos y pensar que servirá para mejorar la temporada”.

Los precios de la sombra, como se llama aquí al alquiler de carpas, serán un 10% y un 15% más caros, según confirmó Jorge Riccilo, de la Cámara Empresaria de Balnearios, Restaurantes y Afines (CEBRA). Explicó que el aumento se justifica en el encarecimiento de los insumos y en reajustes que se dieron de un año a otro. Riccilo confió que habrá carpas desde $ 3200 por toda la temporada y sombrillas desde $ 2.400. Aclara el empresario que se trata de los precios a tomar como punto de partida puesto que en los exclusivos paradores del sur hay lugares donde se duplican esos precios.

Lo mismo ocurre con los departamentos, que siempre definen su precio de acuerdo a la calidad ofrecida, la antigüedad y su ubicación. Es claro que no es lo mismo pretender un departamento de 3 ambientes nuevo con dependencia y cochera con ventanal al mar, pantalla de plasma, somier y wi fi que uno en un edificio de 50 años en la zona de la terminal. Como indican los operadores turísticos, “Mar del Plata es para todos los bolsillos”. Así, mientras por uno se podrá pagar $ 900, por otro, como el del ejemplo, se deberá desembolsar por una quincena unos 6.000 dólares.

fuente diario clarin