Desagues Pluviales: Retiraron piedras que obstruían los pluviales


Personal de Obras Sanitarias desarrolló dos operativos en forma simultánea en la costa.

Continuando con los trabajos permanentes de limpieza y saneamiento de las descargas de los conductos pluviales el área de mantenimiento de pluviales de Obras Sanitarias desarrolló dos operativos en forma simultánea en la costa con el objetivo de retirar rocas de gran porte y sedimentación de los desagües. En la intersección de Boulevard Marítimo y 25 de Mayo, se trabajó en el pluvial con el objeto de retirar basura y sedimentación que obstruyen el cauce normal del agua de lluvia. Paralelamente, en el Paseo Dávila, a la altura de la playa “Alfonsina” se trabajó para sacar del conducto pluvial gran cantidad de rocas de las escolleras que, debido a la fuerza del mar, rompieron la reja de la salida del desagüe y se depositaron en el interior del mismo, obstruyendo de esta manera el canal.

Actualmente, los desagües pluviales vuelcan en distintos puntos de Mar del Plata, ubicados, mayormente, en las playas. Seis de estas descargas concentran la gran parte del caudal de lluvia que actualmente se dispone en las costas. Ellas son: entubado del arroyo “Las Chacras”, que descarga en la playa a la altura del Paseo Dávila a través de dos conductos (uno circular y otro rectangular). Sobre el mismo sector, se ubica la salida “Alfonsina”, a la altura de la proyección de la calle Santiago del Estero. Por otra parte, la salida “Constitución”, acomete con un enorme conducto de más de cuatro metros de diámetro en la proyección de la avenida que toma su nombre. Por último, las dos salidas de la cuenca “La Terminal”, están ubicadas a la altura de la calle Las Heras y otra en la proyección de la calle Viamonte. Sobre estos conductos, Obras Sanitarias Mar del Plata Batán inició la primera etapa de un intensivo programa de Tratamiento de Aguas de Tormenta, lo que incluye mejoras tangibles para la próxima temporada estival. En efecto, y con el fin de cuantificar y cualificar los residuos sólidos transportados por las aguas de lluvia, se instalarán -en el interior de dichos conductos- mecanismos de análisis que tendrán el valor adicional de reducir considerablemente la cantidad de sólidos que llegan a las playas céntricas y hasta la avenida Constitución, a través del sistema pluvial.

De esta manera, se extraerá agua de lluvia dentro de los primeros veinte minutos de iniciada la precipitación. Esto se debe a que la mayor concentración de elementos residuales arrastrados se concentra en ese primer intervalo.

La caracterización de los efluentes pluviales será el punto de partida para el desarrollo de la ingeniería y la elección de la tecnología más eficiente para, así, lograr los parámetros de calidad de vuelco al cuerpo receptor que se fijarán como objetivo. El actual desarrollo tecnológico en materia de saneamiento de estos efluentes ofrece una amplia variedad de soluciones para obtener la calidad deseada, lo que contribuirá a que las playas de la ciudad cuenten con certificación de las normas más exigentes en materia de aguas y sitios de recreación.

fuente: diario la capital.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: