El Gobierno relanza los CEDIN para reactivar el sector inmobiliario


El Gobierno relanza los CEDIN para reactivar el sector inmobiliario
07-08-2014 El anuncio fue hecho por la Presidenta en Casa de Gobierno, donde admitió que la operatoria que ideó el ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, “estaba destinada al fracaso”. Ahora los bancos podrán cobrar una comisión de hasta el 1,5% del monto operado
Última actualización: 07/08/2014 8:08:00 pm


La presidenta Cristina Fernández anunció este jueves una serie de medidas de impulso a la demanda y de sostenimiento del empleo con fondos públicos y el relanzamiento de los Certificados de Depósito de Inversión (CEDIN) para impulsar la actividad inmobiliaria, en cuya operatoria ahora los bancos podrán cobrar hasta 1,5 por ciento de comisión del monto operado.

El anuncio fue formulado en Casa de Gobierno en un mensaje trasmitido por cadena nacional, en el que la Presidenta admitió que la operatoria que ideó Guillermo Moreno “estaba destinada al fracaso”, según ella porque no se le pagaban comisiones a los bancos y “pretender que anduviera bien era casi milagroso“.

La jefa de Estado sostuvo que el relanzamiento apunta a “incentivar el mercado inmobiliario”, ya que el certificado se usa para que los dólares se apliquen a la compra de viviendas.

Tal como lo determinó ahora el BCRA, las comisiones para los bancos serán de 1 por ciento por el servicio de suscripción, 0,3% por el de liquidación y 0,2% por el de pago.

El CEDIN nació con el blanqueo de dólares del año 2013, como un medio de pago e instrumento financiero para ser aplicado a la realización de inversiones en el mercado inmobiliario y/o en proyectos de construcción de viviendas.

Hasta ahora, los fondos sólo podían provenir de la exteriorización y en aquel momento, las dificultades surgieron de la falta de mercado, ya que el blanqueo propuesto por el Gobierno fracasó y debió ser prorrogado en varias oportunidades.

Todos quieren ganar plata, terminen con esa locura del socialismo”, dijo la jefa de Estado, quien sostuvo que el relanzamiento apunta a “incentivar el mercado inmobiliario”.

 

Fuente: iprofesional.com

Anuncios

Los dueños de dos inmuebles del mismo tipo abonarán un nuevo impuesto


La provinicia de Buenos Aires comenzará a aplicar desde julio un nuevo impuesto,aprobado por ley a fines del año pasado, que alcanzará a los propietarios de más de un inmueble del mismo tipo radicados en el territorio provincial.

La nueva carga fiscal que alcanzará a unos 90 mil contribuyentes que en conjunto poseen 450 mil partidas, le representará a la Provincia alrededor de 400 millones de pesos, lo que contribuirá a atenuar su grave situación financiera.

El nuevo tributo a los multipropietarios gravará con un adicional a aquellos contribuyentes que tengan más de una propiedad urbana del “mismo tipo de planta”, más de un campo, más de una casa o más de un terreno considerado baldío. 

Se explicó que la posesión de una vivienda y de un campo, por ejemplo, no será gravada por ese adicional, mientras el dueño de dos casas y un terreno baldío pagará el plus en el Inmobiliario únicamente por sus dos inmuebles.

La Agencia de Recaudaciones Bonaerense (ARBA) prevé aplicarlo a partir del julio yserá pagadero en tres cuotas cuando las sumas sean abultadas.

De acuerdo con lo explicado por ARBA, el monto del adicional que abonará cada contribuyente con propiedades múltiples surgirá de la resta entre lo que abonaría en concepto del Inmobiliario Urbano (o del Inmobiliario Rural, o Baldío) en caso de sumarse las valuaciones fiscales de sus, al menos, dos propiedades, y aplicando una mayor alícuota en función del total de ese monto, y lo que paga en la actualidad por esas propiedades, ya que a cada una de las cuales, de manera individual, se le aplica una alícuota menor.

A modo de ejemplo, se cita el caso de un contribuyente que posee dos inmuebles urbanos edificados cuya valuación es de 500.000 pesos cada uno, la alícuota del nuevo impuesto no resultará la misma si se efectuara una liquidación por cada inmueble (como ocurre hasta el momento) que si se lo hiciera sobre el monto de valuación fiscal considerando la suma de ellos, es decir, 1 millón de pesos”.

“En el primer caso la alícuota efectiva considerando la tabla sancionada para el periodo fiscal 2013, sería de 0,93 por ciento por lo que pagaría un tributo de 9.325 pesos, mientras que en el segundo caso, sumando las dos valuaciones fiscales, la alícuota efectiva sería de 1,39 y el impuesto determinado sería de 13.930 pesos“.

De esta forma, el impuesto complementario para este multipropietario ascendería a la suma de 4.604 pesos, cifra resultante de la diferencia entre 13.930 y 9.325 pesos.

Esta imposición, según el informe, no alcanzará a todo el universo de propietarios con más de una propiedad de la misma planta; cuando la diferencia a cobrar como resultado del cálculo sea menor a los 400 pesos, el nuevo tributo no se cobrará, de acuerdo a lo indicado por fuentes oficiales.

Desde ARBA, se indicó que “la idea subyacente de este desdoblamiento del impuesto en dos definiciones de hecho imponible que se corresponden con un inmobiliario básico liquidado por inmueble, y un inmobiliario complementario por cada conjunto de ellos que posea un mismo contribuyente, es potenciar la progresividad del impuesto acumulando para ello las bases imponibles, de modo que se tribute en esos casos a una mayor alícuota”.

El tributo se abonará en una sola cuota con vencimiento en julio para aquellos casos en que la diferencia sea entre 400 y 800 pesos y en tres cuotas para aquellos que superen ese monto que vencerán en julio, septiembre y noviembre.

 

Fuente: infobae.com

OFRECEN LA POSIBILIDAD DE PAGAR EN PESOS, PERO TOMAN COMO BASE EL DÓLAR BLUE La pesificación de las inmobiliarias encarece las propiedades un 25%


06-06-12 00:00 Sostienen que es la única vía que tienta a los dueños a recibir moneda local, como una forma de preservar sus activos. Dicen que el techo son los $ 5,60 de la cotización paralela.

 

MATÍAS BONELLI Buenos Aires

La pesificación se posiciona de a poco en el negocio inmobiliario. Primero fueron los desarrolladores quienes comenzaron a comercializar sus emprendimientos a estrenar en moneda nacional, y ahora son las inmobiliarias las que intentan sumarse a la modalidad aunque con una particularidad.

Este nuevo camino, destinado básicamente a las unidades usadas o a las nuevas que se venden mediante brokers, puede implicar un pago hasta un 25% superior al que se abonaría si se pagara con dólares.
El dato en sí sobre la posibilidad de pagar en pesos es positiva. Algunos dueños, bajo recomendación de las inmobiliarias con las que trabajan, muy de a poco comienzan a aceptar pesos en lugar de dólares. Pero si se escarba un poco sobre este punto la historia ya deja de ser tan auspiciosa.

Por un lado, es cierto que las transacciones –en los casos en los que los dueños del inmueble acepten la modalidad– se pueden pagar en pesos. Pero el punto de conflicto es qué tipo de cambio se toma como referencia. Y la realidad muestra que la “cotización ladrillo” se acerca mucho más al dólar blue que al oficial.

La explicación que se encuentra entre las inmobiliarias es clara. Al tomarse al dólar como una moneda de resguardo para los ahorros, se debe encontrar una fórmula que reemplace ese colchón. Y allí es donde aparece la variante del blue.

Por ejemplo, si una propiedad está valuada en u$s 100.000, se tomará la cotización paralela (unos $ 5,60) y se determinará que su valor será de 560.000 pesos. Si, en cambio, se hubiera hecho el cálculo con el dólar oficial, su valor en moneda nacional hubiera sido ayer de 449.000 pesos, una diferencia de $ 111.000 ó 24.700 dólares.

“Lo de pagar en dólares está perfecto pero de algún modo tenemos que preservar el activo de nuestros clientes. Se da la posibilidad de acceder a la vivienda en moneda nacional porque sino el mercado se congela más de lo que está hoy. Pero no por esto vamos a propiciar que se pierda valor. Los dueños no tienen por qué pagar el precio de las medidas que aplicó el Gobierno”, dijo a El Cronista el titular de una de las principales inmobiliarias locales.

Si bien la moneda de cambio es hoy el dólar blue, los especialistas afirman que, en la medida en la que el dólar oficial se mantenga dentro de los parámetros actuales, se respetará la banda de los $ 5,60 que tiene hoy el dólar ladrillo, más allá de lo que ocurra con el blue.

La modalidad de venta en pesos muy de a poco se mete en el mercado de las inmobiliarias, aunque por el momento no genera gran cantidad de adeptos entre los dueños de inmuebles.

El primero que había hablado sobre la necesidad de imponer un mecanismo de pago en pesos (sin hablar de qué tipo de cotización se debía tomar) había sido Néstor Walenten, titular de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), quien había advertido sobre el riesgo que tendría el hecho de no plegarse a la pesificación.

“Es el mercado de la propiedad usada el que todavía permanece dolarizado. Lo que está en pozo y las construcciones nuevas no tienen problemas, y se venden en pesos, pero el usado es complejo porque el que compró en dólares quiere dólares”, marcó.

 

Fuente: Cronista.com

Nace el nuevo portal inmobiliario gratuito en Mar del Plata, www.propiedadesmdp.com


http://www.propiedadesmdp.com ofrecerá servicios inmobiliarios gratuitos a agencias inmobiliarias y particulares y se afianza como una alternativa sólida en el mercado de los portales inmobiliarios.

El nuevo portal inmobiliario http://www.propiedadesmdp.com avanza con paso firme para situarse entre los grandes portales inmobiliarios de la ciudad y se afianza como alternativa sólida en un sector tan competitivo como el inmobiliario al ofrecer la máxima calidad gratuitamente.

Como característica principal, http://www.propiedadesmdp.com se desmarca del resto de competidores al ofrecer sus servicios a las agencias inmobiliarias de forma totalmente gratuita: publicación de un número ilimitado de propiedades, registro de la inmobiliaria en la base de datos y utilización de los principales servicios del portal se ofrecen sin coste alguno a las agencias, profesionales en general y, por supuesto, para los particulares.

De entre los servicios que pueden encontrarse en casanuncio destaca la posibilidad de ubicar a la propiedad publicada en el mapa de google maps. Asimismo, los usuarios pueden añadir los mapas de google a sus anuncios.

Existen también numerosos servicios que hacen muy fácil la tarea de buscar propiedades: listado ordenados por operacion, ambientes, moneda, tipo de propiedad, precio, zona como asi tambien un cuadro para el numero de ficha para una llegada mas rapida a la informacion.  Además, la ficha del anuncio de la vivienda incluye una galería de fotografías deslizantes y el mapa de google, todo simultáneamente.

La oferta inmobiliaria se incrementa, se presenta una nueva y novedosa herramienta de publicidad gratuita en la ciudad de Mar del Plata.

Propiedadesmdp.com está diseñado con un moderno y atractivo diseño y una interfaz intuitiva y fácil de usar, haciendo uso de la web 2.0 para optimizar la experiencia del usuario.

 

www.propiedadesmdp.com

Mar del Plata es un boom inmobiliario


Mar del Plata es un boom inmobiliario

Capital Federal – El arquitecto Germán Gómez Picasso, director de Reporte Inmobiliario, habló esta mañana en el programa “Buenos Aires Capital”, que se emite por Radio Palermo (94.7) con la conducción de Alfredo Goijman, de lunes a viernes de 6 a 8, y consignó que la construcción de edificios en Mar del Plata es constante y en crecimiento.

 

“Hicimos un gran evento en el Costa Galana, en Mar del Plata, el jueves pasado, en donde estuvo el arquitecto Maral, que nos habló de los famosos edificios en esa ciudad. Mar del Plata es un mercado que creció mucho en los últimos años. Solamente hoy en la zona costera hay cien edificios en construcción. Son edificios de pequeña escala, no son muy grandes, pero están en constante desarrollo. Hay muchos edificios de categoría”, reseñó.
Sobre cómo se explica esta fuerza en la construcción, dijo: “ni los mismos marplatenses encuentran la explicación del auge. Creo que es el desarrollista que capta. Muchos no saben qué van a hacer con esos departamentos, si los van a vender o alquilar”.

Seminario

En tanto Reporte Inmobiliario realizará otro seminario antes de fin de año, denominado “Valores Inmobiliarios”, el que tiene prácticamente colmada todas sus vacantes.
2Ahora el lunes 29 de noviembre hacemos en el Centro Argentino de Ingenieros un seminario sobre Valores Inmobiliarios”, dijo el director de Reporte Inmobiliario, y agregó: “al seminario lo lanzamos esta semana y casi tenemos las vacantes ocupadas”.

Precios

Finalmente, sobre publicaciones que indican que retroceden los precios de inmuebles en barrios como Puerto Madero, el profesional dijo: “algunos barrios no se si muestran reducción, pero sí estabilidad. Eso se viene viendo desde el año pasado”.

 

Fuente: impuylsobaires.com.ar

Habrá más aumentos en el inmobiliario rural en la provincia de Buenos Aires


Habrá más aumentos en el inmobiliario rural

El gobierno provincial convocará a las entidades agropecuarias para acordar una suba. Desde Carbap esperan conocer cuánto quiere recaudar el Estado. Analizan distintas variables.

LA PLATA (Corresponsalía).- El gobierno bonaerense informó que a partir del próximo mes comenzarán los primeros encuentros con los representantes de las entidades agropecuarias de la provincia para continuar con el aumento del impuesto inmobiliario rural.
Desde la Agencia de Recaudación provincial indicaron que “el objetivo es que las modificaciones salgan por consenso y sin un plazo establecido para llegar a un acuerdo”. Desde comienzos de este año, el impuesto inmobiliario rural recibió una suba de entre el 20 y el 39% según el lugar de la provincia.
Del mismo modo que intenta hacerse ahora, a fines del año pasado el entonces titular de ARBA, Rafael Perelmiter, acordó con las cuatro entidades del campo (Carbap, SRA, FAA y Coninagro) un aumento diferenciado según un esquema que dividía el territorio bonaerense en cinco zonas según la productividad. El convenio fue firmado por las partes, luego de que el gobierno intentara aplicar la suba del impuesto según un revalúo fiscal de los terrenos que no se actualiza desde el 2005. La máxima de la actual administración sería comenzar a aplicar este revalúo a partir del año que viene.
Desde Carbap, una de las entidades que participan en la Mesa Agropecuaria Provincial, reconocieron el compromiso de revisar el impuesto. “Lo que necesitamos saber es cuál es la pretensión del gobierno provincial en cuanto al requerimiento del impuesto inmobiliario que el año pasado quedó pendiente para analizar la capacidad contributiva nuestra”, dijo a LA CAPITAL el titular de la entidad, Pedro Apaolaza.
En la Agencia de Recaudación provincial prefirieron no adelantar cuánto más planean recaudar con la nueva modificación y apuestan a que el clima de negociación sea positivo. El año pasado “se firmó un acta acuerdo para volver a discutir el tema en el año 2010. Nosotros estamos cumpliendo eso que se firmó y estamos convocando a las entidades, en lo que entendemos que es un escenario diferente a lo que fue 2007, 2008 y 2009, sobre todo para el campo y teniendo en cuenta que la relación es muy buena”, expresaron voceros del organismo de recaudación.
Las variables para aumentar los ingresos por este concepto, además de retocar el valor de la tierra, podrían ser subir la alícuota o modificar el índice de productividad de la tierra. Según el dirigente rural, “los criterios deben ser combinados: que un distrito tenga un gran valor inmobiliario porque está cerca de una gran centro urbano no tiene nada que ver con la capacidad contributiva que puede llegar a tener esa tierra. Hay que estudiarlo detenidamente”. Además dijo que el año pasado se trató de evitar la actualización del valor de la tierra por la “incidencia en el Impuesto a los Bienes Personales”.
En la provincia de Buenos Aires hay alrededor de 350 mil partidas inmobiliarias rurales y según reconocieron las entidades agropecuarias el año pasado “hay una inequidad en el impuesto porque hay distritos que están sobrecargados y otros que están más bajos”.

Recaudación

Según los datos oficiales del Ministerio de Economía, la recaudación hasta mayo de este año en este concepto aumentó un 35% en comparación con lo percibido en el mismo período del 2009. En lo que va del año, ARBA recaudó casi 182 mil millones de pesos, 47 mil millones más que lo ingresado hasta mayo del año anterior.
Este año los propietarios de inmuebles en zonas rurales en la zona integrada por General Pueyrredon, Balcarce, Gonzales Chaves, General Alvarado, Benito Juárez, Lobería, Necochea, San Cayetano, Tandil y Tres Arroyos tuvieron un aumento del 35% sobre el impuesto.
El mayor incremento fue para todo el norte de la provincia, que paga entre un 37 y un 39% de aumento, mientras que la menor suba se aplicó en municipios del este bonaerense. Entre éstos se encuentran varias comunas de la zona, como Mar Chiquita, el Partido de La Costa, Villa Gesell, General Madariaga, Pinamar y Ayacucho, los cuales abonan un 20% más con respecto al año pasado. Los 12 partidos del sudoeste bonaerense, en tanto, se mantendrán exentos de pagar este impuesto debido a la crisis producida por la sequía.

EDIFICIOS EN LAS NUBES ¿Boom o “bun” inmobiliario?, actividad inmobiliaria en Mar del Plata. ACTUALIDAD


EDIFICIOS EN LAS NUBES ¿Boom o “bun” inmobiliario?

// 23.05.2010 | En Mar del Plata hay más de doscientos edificios en construcción, y una cantidad similar aprobada y lista para empezar a ser ejecutada. Pese a esa alta oferta, el valor del metro cuadrado está igual que en Palermo o Caballito. Algunos hablan de “burbuja inmobiliaria”, otros de “neblina inmobiliaria”. ¿Qué hay detrás de esta historia?

Hay incertidumbre y confusión en el mercado inmobiliario local. Se ve mucha actividad, y eso es bueno. Se notan nuevas unidades habitacionales, pero los precios se encarecen en lugar de reducirse, en contra de cualquier “ley de la economía”. Se aprecian coquetos edificios; algunos, vacíos hasta en un 90%. No se sabe, ciertamente, si la situación va a estallar como un efecto de valor o como un petardo en Navidad. Pero sí se sabe que tarde o temprano el sector inmobiliario local tendrá un impacto fuerte sobre la comunidad.

Datos importantes

En la actualidad, hay doscientos edificios en construcción y otro tanto con planos aprobados o en vías de lograrlo en el corto plazo. Los precios están por las nubes. Salimos a recorrer y supimos que un departamento en zona no costera a estrenar cuesta u$s 2.000 el metro cuadrado (IVA incluido), mientras que en la costa los precios van de los u$s 2.700 hasta los u$s 4.000. Allí se pueden comercializar unidades tipo piso o semipiso, desde 105 hasta 270 metros cuadrados. Por lo tanto, algunos departamentos orillan el millón de dólares.
Para este trabajo fueron consultados varios referentes del sector inmobiliario, del área de la construcción y de las cámaras empresariales de la ciudad. Algunos prefirieron mantener su identidad en reserva, otros autorizaron amablemente la mención. Hubo quienes afirmaron categóricamente nuestros datos; otros intentaron manipularlos, con el afán de negar o desalentar que se difundan, como si lo real no estuviera a la vista de todos.
Lo primero que se puede agregar es que los precios mencionados están, en apariencia, fuera de escala. En esto coinciden todos, pero los valores están ahí, basta con que el asesor inmobiliario empiece a afinar el lápiz para conocerlos. De hecho, pasó que algunos operadores inmobiliarios, generalmente los que tienen mayor experiencia y trayectoria, manifestaron con inquietud en charlas privadas que “la situación del mercado inmobiliario marplatense podría derivar en un serio problema, con consecuencias económicas y sociales graves”.

Primera persona

Desde CAMECO, el vicepresidente Héctor Domínguez reconoció que la entidad ha recogido la preocupación de varios de sus asociados. También ha realizado una consulta entre diferentes martilleros locales, advirtiendo que la mayoría coincide en que “los precios de las propiedades no guardan lógica”. De hecho, Domínguez explicó que “un departamento en Palermo o Caballito, en la Capital Federal, tiene valores del 15% al 20% menores a los de las zonas no costeras marplatenses”.
El precio de construcción para un departamento de gama media puede rondar los u$s 700 y llegar a los u$s 1.000 con el terreno incorporado. Luego se vende por encima de los u$s 1.500, y en ocasiones llega a los u$s 2.000 cuando tiene vista al frente. El martillero Alejandro Acámpora coincidió en que “el precio del metro cuadrado de construcción es correcto, al igual que con la suma del componente ’terreno’”. El secretario de la UCIP, Blas Taladrid, también coincidió en que “el precio de construcción es correcto”, aunque reflexionó que “el valor de venta resulta elevado”. No obstante, alcanza con preguntar a diferentes inmobiliarias para notar que los precios están en esos rangos.
Para Domínguez, la consecuencia es lógica: “suben los precios del metro cuadrado de los departamentos a estrenar, eso impulsa el valor de locales comerciales y oficinas y termina arrastrando el resto de los precios”. Frente a esto, algunos admiten que se produce una situación particular: la demanda es limitada, circunscribiéndose a inversores, por lo que se está volviendo virtualmente imposible que la gente del común acceda a una propiedad. Asimismo, los valores elevados afectan el precio de los alquileres. Así se abre un nuevo escenario, donde abundan las rescisiones de contratos de alquiler, tanto de viviendas como comerciales, por imposibilidad de pago de los inquilinos.

A la espera

Claramente se advierte que hay edificios terminados desde hace uno o dos años que todavía no han logrado venderse por completo; esto implica una evidente falta de demanda y un incipiente proceso especulativo. Si a eso se le agrega que en algún momento se terminarán de construir los 200 edificios en ejecución, cuando eso ocurra puede que se genere una brusca caída de valores ante la sobreoferta, o una drástica paralización de las obras en curso y desactivación de proyectos aún no iniciados. Esto último puede causar graves consecuencias sociales para la ciudad, por la fuerte disminución en la mano de obra ocupada en el sector, tanto de constructoras como de proveedores de insumos; sumando, entonces, los problemas que deriven de tal situación.

u$s 4.000 el m2

Para Acámpora, en “Argentina no existe una burbuja inmobiliaria”. Algo parecido piensa su colega Diego del Valle, aunque rescata que existe una “neblina inmobiliaria” y que “luego que se disipe el panorama, quienes hayan apostado en este contexto saldrán gananciosos”. Ambos afirman que “todo se hace a pulmón con capitales propios, palpables, no hay apoyatura crediticia alguna, oficial o privada. Tanto el que construye como el que compra lo hace con dineros propios, ahorros”.
Pero el solo hecho de mencionar “u$s 4.000 el metro cuadrado” abre la polémica y aparecen las explicaciones. Acampora aclaró que “algunos, por querer ganarle a la inflación, miran un poco más lejos y con perspectivas de venta a largo plazo”. Y consideró que “es imposible competir con Puerto Madero o con otros tradicionales barrios residenciales de Buenos Aires, ya que u$s 4.000 no resiste ningún análisis. No hay mercado local para eso”.
Por su parte, Del Valle relativizó el precio del metro cuadrado a u$s 2.000 en zonas no costeras, y lo ubicó en u$s 1.500. Aunque también aclaró que “exceptuado lo que va al consumidor ABC1, en este segmento sí hablás de u$s 1.500 a u$s 2.000”. Al mismo tiempo admitió que “en edificios de una conocida empresa constructora se pagan entre u$s 2.700 y u$s 4.000 el metro cuadrado sobre la costa”.
Otra mirada aportó Eduardo Vaccari. Si bien no reconoció el fondo de la cuestión y no coincidió con la posibilidad de una burbuja local, dio una lista interesante: para edificios nuevos de calidad estándar, el precio del metro cuadrado arranca en u$s 1.200 sin IVA y sin vista al mar, y llega a los u$s 2.200 sin IVA con vista al mar y cuanto más cerca de la costa se ubiquen. Al sumarle el IVA se ve que terminan en una franja de u$s 1.450 hasta u$s 2.660 por metro cuadrado. En el caso de las propiedades de calidad superior, los valores oscilan entre los u$s 1.500 sin vista al mar y sin IVA, y los u$s 3.200 para los que están más cerca de la costa. En definitiva, la franja con IVA incorporado se ubica entre u$s 1.800 y u$s 3.870.

En definitiva

En este contexto se refuerza la idea inicial del trabajo: mucha construcción, precios demasiado caros, poco crédito para acceder a esos valores y pocos consumidores que puedan optar por mudarse a una de esas propiedades.
En Mar del Plata hay dos segmentos bien definidos a los cuales se destinan los metros cuadrados de hábitat: el segmento ABC1 para el que pueda llegar a pagar estos valores; y el segmento desplazado del sistema, para el cual el Gobierno otorga vivienda por medio del Plan Federal de Viviendas.
En el medio, profesionales, comerciantes, pequeños empresarios y trabajadores, todos aquellos que dependen de un crédito hipotecario. Esos están en problemas: no hay financiación posible porque los valores están por las nubes y los salarios no alcanzan para justificar un ingreso acorde al precio de venta del inmueble.
Si esto no es una burbuja, entonces la ilusión de la casa propia está muy lejos todavía.

 por Matías Frati

fuente: noticiasyprotagonistas.com

Estudian la construcción de edificios de hasta 12 pisos en la bahía de Punta Mogotes


Dentro del Plan Estratégico se están haciendo estudios de impacto ambiental en ciertos sectores de la ciudad. Las miradas apuntan a desarrollar la franja costera en el norte y sur de la ciudad. Pretenden construir edificios “de jerarquía”.

Empresarios de la construcción, martilleros y referentes inmobiliarios y el poder político de Mar del Plata parecen encaminarse hacia el consenso para fomentar la construcción de edificios de categoría en parte de la franja costera de la bahía de Punta Mogotes.
En el marco del Plan Estratégico se están desarrollando estudios de evaluación, impacto ambiental y de la infraestructura (existente y necesaria para las modificaciones apuntadas) de posibles sitios o zonas con potencial de desarrollo. La mira está puesta en dos partes de la franja costera: el norte, de Plaza España hacia Camet, y el Sur, de Mogotes hacia el Faro.
De avanzar el proyecto, se pretende impulsar la construcción de edificios de aproximadamente 12 pisos y de 40 metros de altura en el sector comprendido por Avenida de los Trabajadores (ex Martínez de Hoz) entre Vértiz, frente a la reserva ecológica, y calle Castro Barros, un poco al sur de la mitad de la bahía, donde -aseguran- no se proyectaría cono de sombra sobre la playa. Serían aproximadamente 12 calles sobre la costa, quedando fuera de la iniciativa otras 17, hasta Mario Bravo, también pertenecientes a este barrio.
Para ello, además del consenso, sería menester modificar la categorización del barrio en el Código de Ordenamiento Territorial (COT), que actualmente es de Residencial 3 y permite edificaciones de hasta 6 ó 7 pisos, a Residencial 2.

Diversas opiniones

LA CAPITAL consultó a especialistas y encontró muestras de apoyo y también a vecinos, quienes vertieron opiniones a favor y en contra. Las objeciones tienen que ver con las dudas acerca de la infraestructura actual del barrio en función del impacto que supondrían las nuevas construcciones, la inseguridad actual -hay robos a comercios y viviendas particulares- y el temor a que cambie la fisonomía de Mogotes, por el aumento de la densidad poblacional.

La opinión de los vecinos

Washington Piriz, referente de la Asociación de Fomento Punta Mogotes, opinó sobre el proyecto de construcción de edificios más altos en la bahía: “Tenemos antecedentes de que no es lo mejor, porque proyectan conos de sombra. También entendemos todo lo relacionado con la promoción de la zona en cuanto a permitir edificios de jerarquía. Aunque hasta ahora nadie se acercó a informarnos o consultarnos”.
También añadió: “Pienso que esta iniciativa debe estar acompañada de estudios sobre qué tipo de impacto va a generar, a favor o en contra”.
Por su parte, Lorena, integrante de la comisión directiva de la entidad, agregó: “El barrio está en continuo crecimiento. No es de tres meses como antes. Hay una población estable estimada entre 50 y 80 mil personas. Toda la zona sur depende bastante de Mogotes”.
Piriz manifestó: “El Plan Estratégico es un espacio muy importante y quizás por la ausencia de las organizaciones sociales está copado por sectores empresarios. Hay que recordar que la extensión de las concesiones en el complejo de balnearios se fundamentó en tres ejes temáticos: el del viento, con molinos; la Plaza del Agua; y el del sol, con conciertos al aire libre. De eso no se hizo ni se sabe nada. Todos los espacios tienen intereses en pugna y en el plan también debe involucrarse a la comunidad”.

Preocupación

“(El proyecto) podría ser positivo siempre y cuando la infraestructura se modifique, que haya más cloacas y más y mejores frecuencias de micros y taxis. Si eso cambia, aparte de ser una posibilidad inmobiliaria, podría acompañar el crecimiento del barrio”, señaló Ana, del tradicional comercio El Pato.
“No estoy oponiéndome al cambio, pero creo necesarias ciertas limitaciones. Mar del Plata se caracteriza por tener muy buenos arquitectos y muy malos urbanistas. Por ejemplo, si considera ciertos edificios en sí mismos, son preciosos; si los ve como postales por el entorno, son un horror”, añadió esta comerciante.
“Honestamente, como marplatense, creo que el barrio sufriría un enorme impacto ambiental y visual y este proyecto, me da la sensación, es para que ganen ciertas personas que hacen operaciones inmobiliarias. No quiero una ciudad de cemento; hacen falta más espacios verdes y proteger la zona de arena, que está desapareciendo”, señaló Enrique Rodríguez, encargado de un local de fabricación y venta de medialunas.
“El barrio crece en población estable y turistas pero faltan comercios y organismos administrativos”, añadió.
“Si bien los posibles edificios no van a proyectar sombra, los chalets ubicados atrás tendrán una pared y no verán más la playa. Pienso que hasta 4 ó 5 pisos está bien; más no”, consignó Roberto Gómez, encargado de un hotel ubicado sobre la costa.
Mónica, encargada de un local de venta de canastería, señaló: “No sé si el barrio da para hacer edificios tan altos, me parece que no. No existe suficiente infraestructura y hay inseguridad”.

Antecedentes de la iniciativa

Hace aproximadamente un año, la nueva Cámara de Empresarios de Punta Mogotes y el Sur presentó el Plan Urbano y esgrimió las razones para impulsar cambios exclusivamente en parte de la bahía. El proyecto fue respaldado por el bloque de la UCR en el Concejo, donde el edil Fernando Rizzi presentó una propuesta en sintonía con lo que sostienen los empresarios.
“Mar del Plata presenta en muchas de sus zonas emprendimientos edilicios que están transformando su morfología urbana y espacialidad ambiental. En muchos casos los efectos son negativos, dado que se acude a procesos de densificación poblacional, cambio de las fisonomías de barrios tradicionales marplatenses y alteración del asoleamiento. Sin embargo existen otros sectores donde resulta positivo orientar la inversión hacia edificios multifamiliares, porque no generan efectos no deseados y además conllevan la necesidad de un proceso de renovación urbana que los jerarquice como áreas de desarrollo inmobiliario y urbano. Uno de ellos, sin duda es parte del arco de la bahía de Punta Mogotes”.
El presidente de la cámara, Fernando Carobino, considera que el proyecto dinamizaría el frente costero, “sin afectar las características que se presentan hacia el interior del barrio”.
Uno de los argumentos esgrimidos por quienes impulsan el proyecto es “sacar a Punta Mogotes del estado de postergación en el que se encuentra”.

Los operadores están de acuerdo

El proyecto de construcción de edificios en la bahía de Punta Mogotes atrae la atención de diversos actores. Miguel Angel Donsini, titular del Colegio de Martilleros, tiene una inmobiliaria en la zona. En su carácter de agente comercial, opinó: “Me parece excelente. Hay consenso general de cambiar aspectos urbanos de la ciudad. La idea es crecer hacia el sur para aprovechar la franja costera, ya que no tiene contaminación de agua ni cono de sombra. Es un excelente sector para vivienda permanente, plaza adecuada para edificios de público ABC1, que hace rato no se construyen ahí. La zona está un poco postergada”.
Por su parte, Fernando Carobino, titular de la cámara empresaria del sur, enumeró los requisitos que son necesarios en edificios de jerarquía: “Vista plena al mar, cochera, quincho, piscina y seguridad”. Y añadió: “Siete pisos -lo que permite el COT actualmente- no justifican la inversión. El proyecto sería sólo en la costa, no modificaría la estructura del barrio hacia dentro. No creo que haya inconvenientes porque hay servicios e infraestructura suficiente”.
Por su parte, Pablo Rescia, coordinador del Plan Estratégico, señaló: “Estamos estudiando áreas con infraestructuras que podrían absorber más capacidad edilicia. Punta Mogotes tiene valor agregado por su situación paisajística y ambiental. La idea es dejar consolidado en el COT la posibilidad de elevar (en promedio) el 30 por ciento los valores de construcción”. “En el plan -añadió- hacemos estudios de impacto en sectores y zonas, para niveles residenciales medio y alto. La idea es crecer 10, 15 ó 30 por ciento la construcción en ciertos lugares, para aliviar otros”.
Crecer hacia dentro, no en extensión, tal como se plantea dentro del marco del “Plan de Gestión Territorial”.
“Hay muchos barrios con bajo tejido residencial, pero la intención no es doblar la densidad, sino buscar el equilibrio. Punta Mogotes es de baja densidad hacia dentro”, observó Rescia.
“En el plan se estudian sectores y se verifica el impacto que la nueva densidad tendría. O sea, hay que cerciorarse que se hagan todos los estudios, lo más detallado posible, de lugares con densidad media a baja”, consignó el coordinador del Plan Estratégico.
Por su parte, el presidente del Honorable Concejo Deliberante, Marcelo Artime (arquitecto de profesión), opinó: “Existe la necesidad de generar lugares atractivos, con inversiones en propiedad horizontal. Hacia el sur hay una potencialidad importante, por la vista al mar, las playas, la escasa densidad poblacional y el hecho de que no haya conos de sombra. Estoy de acuerdo con la iniciativa. De todos modos son procesos muy cuidadosos porque afectan a 50 años al futuro. Hay que ver qué impactos generan, que no alteren el medio ambiente, se debe manejar el tema técnicamente”. Asimismo, apuntó uno de los pasos necesarios es la consulta a los vecinos. “Cuando la idea esté firme lo haremos”, adelantó.

Se vaticina un movimiento inmobiliario similar al de 2009


Se vaticina un movimiento inmobiliario similar al de 2009

El presidente del Colegio de Escribanos de la Provincia analizó el comportamiento del año pasado en comparación con el 2008, que había mostrado un récord de compra-venta. 2009 tuvo un 28% menos de operatoria.

El panorama inmobiliario se presentaba negativo a principios de 2009, como consecuencia de la crisis internacional y su repercusión nacional, pero a mediados de año la actividad comenzó a repuntar hasta llegar a cifras que, en noviembre y diciembre fueron superiores a las de 2008. A nivel global, entonces, el movimiento de compra venta de inmuebles del año pasado estuvo sólo un 28% por debajo del que se había registrado el año anterior. Para 2010 se espera un comportamiento del mercado similar al del año pasado. Esto indican los datos del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, según indicó ayer su presidente, el escribano marplatense Jorge Mateo.
“Si nos retrotraemos a esta misma fecha del año 2009 el panorama era bastante negro” señaló el escribano, en diálogo por LU6, durante la mañana de ayer.
“La crisis existió en lo internacional, existió en lo nacional, pero sin embargo las estadísticas a fin del año 2009 nos arrojan números no tan negativos, con relación al 2008 una disminución del 28% en la operatoria mobiliaria”, indicó.
Sin embargo, detalló que “el primer semestre arrojaba guarismos del 48% menos”.
La actividad repuntó a partir de julio. “Recordemos que el Estado nacional en ese momento había resuelto un blanqueo de capitales y como consecuencia de ello había muy buenas facilidades para quienes adquirían inmuebles, de blanquear el dinero con un interés o multa muy pequeña. Eso comenzó reactivar el mercado y fue aumentando en julio, agosto, septiembre, octubre hasta llegar a noviembre y diciembre con guarismos superiores a los del 2008”, explicó.
El escribano remarcó la comparación con 2008 porque ése fue “el mejor de los últimos 10 años” en la materia. Por eso, “hablar de un 28% menos del 2008 no habla de una crisis, habla sí de una disminución importante, pero son números similares a los del 2004, 2005 y 2006. Por suerte no estuvo ni cerca de lo que fue el 2002, cuando la crisis fue de todo orden, no solamente del mercado inmobiliario”.

Perspectivas

Para este año, el referente de los escribanos espera que “la operatoria mobiliaria se va a seguir moviendo probablemente en los mismos guarismos del año 2009. No vamos a volver a los del 2008”.
En este punto aclaró que “no hay nuevos emprendimientos inmobiliarios, no los hubo a lo largo de 2009, no hay gran inversión privada, que es lo que moviliza la construcción, genera trabajo y como consecuencia también la posibilidad de acceso a determinados bienes, no solamente a los inmuebles”.
A diferencia de la época del boom de la construcción, en la actualidad el movimiento inmobiliario se sostiene sólo con la compra venta de vivienda única. “El que tenía una vivienda y puede vivir mejor o mejorar el lugar de residencia, o el caso inverso, aquéllos que porque se fueron los hijos deciden achicarse de una vivienda muy grande a una más pequeña. Esa es la operatoria normal, que ha sido siempre la operatoria normal en Mar del Plata”, señaló.

“Reaparición de créditos”

Más adelante, Mateo se refirió a la “deuda pendiente” en materia de acceso a la vivienda de los sectores medios y bajos de la sociedad. “Eso depende exclusivamente de una sola cosa: la reaparición del crédito hipotecario. El asalariado, que tiene que comenzar de cero, tiene distintos inconvenientes. Arrancar de cero depende necesariamente del crédito, depende también de un ingreso razonable y depende de una modificación en el sistema de los ingresos porque cuando la gente concurre -recordemos que en el segundo semestre el único banco que otorgó créditos hipotecarios fue el Banco Hipotecario con los fondos que la Anses transfirió directamente al banco- para calificar se requieren ingresos en blanco y evidentemente este tema de ingresos en blanco hace que descalifiquen un montón de personas que podrían perfectamente pagar la cuota, pero no pueden acreditar sus ingresos porque el trabajo no se blanquea en su totalidad. Entonces es muy pero muy importante la reaparición de los créditos hipotecarios. Los bancos privados a lo largo del 2007 prácticamente no han otorgado, en 2008 tampoco y 2009, nada” consideró.
En ese marco, entendió que “al país lo moviliza el asalariado, la gran mayoría de los ciudadanos, de manera tal que lo que hay que revertir es esto: la cultura de trabajo” y señaló que “esas torres con valor de 1000 y pico dólares el metro en adelante -que uno advierte que hay 10, 12, 15 torres, que cada una puede tener 60 departamentos, es decir un total de 1000 departamentos- no mueve la operatoria inmobiliaria, no mueve la clase media. Lo real, la deuda real es ésa: la deuda con la clase asalariada”.

FUENTE: dIARIO LA CAPITAL

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: