Quedó limitada la construcción de edificios en barrios residenciales en Mar del Plata


La nueva regulación para la construcción provocará que se limite la edificación en altura en varios barrios residenciales de la ciudad. Ahora el Ejecutivo deberá proponer medidas para no desactivar el ritmo de la inversión en obras privadas.

La ordenanza apunta a evitar que sigan proliferando edificios junto a viviendas bajas en barrios residenciales.

La ordenanza apunta a evitar que sigan proliferando edificios junto a viviendas bajas en barrios residenciales.

Con la aprobación de la nueva regulación para la actividad de la construcción, la Municipalidad resolvió esta semana limitar las posibilidades de que sigan siendo construidos edificios de hasta 6 pisos de altura en diferentes barrios residenciales de Mar del Plata en donde predominan las edificaciones bajas.

La nueva norma votada de manera favorable por el Concejo Deliberante el lunes pasado, modificará los indicadores urbanísticos de sectores de la ciudad considerados como Residenciales 4, entre los cuales figuran barrios como Chauvín, La Perla, Lomas de Stella Maris o Villa Primera, entre otros.

Se espera que con la aplicación de esta ordenanza se frene la posibilidad de que sigan siendo construidos cierto tipo de edificios en distintos sectores de Mar del Plata donde la realización este tipo de obras provocó drásticos cambios en el paisaje y airados reclamos de vecinos.

Pero a la vez se evitaría que otros barrios residenciales puedan verse también afectados por este mismo fenómeno en el futuro. “Esta es la primera vez en muchos años que se trata de prever con anticipación el impacto negativo que podrían tener los desarrollos inmobiliarios en algunos sectores de la ciudad. Con esta ordenanza, además de reducir los perjuicios en ciertas zonas, se trata de llevarles tranquilidad a muchos vecinos que eligieron un barrio con ciertas características para vivir”, le explicó ayer a LA CAPITAL el presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Artime.

El eje central de la norma limita las posibilidades de construir en altura en zonas Residenciales 4 en las que hasta hace poco tiempo podían ser edificados hasta 6 pisos.

Este tipo de obras ya no podrán realizarse debido a que la comuna dejó de implementar en toda la ciudad una serie de beneficios que se encontraban vigentes desde hacía varios años, los cuales fueron eliminados o su aplicación de encuentra suspendida. Uno de ellos es el que permitía que los constructores ocuparan un 30% más de superficie de la autorizada en el Código de Ordenamiento Territorial como medida de aliento a la industria de la construcción.

La otra ventaja -la cual fue dejada sin efecto por un plazo de 90 días- permitía que quienes ocuparan menos del 50% de un lote construyeran hasta dos pisos adicionales a los permitidos según la zona.

Pero además de haber dejado sin efecto estos beneficios, con la sanción de la ordenanza aprobada esta semana comenzarán a ser aplicadas nuevas restricciones.

Una vez que esta norma entre en vigencia, en los sectores catalogados como R4 sólo se podrán realizar edificaciones de planta baja y de dos pisos o, a lo sumo de tres pisos, siempre y cuando la planta baja sea libre.

Se espera que de este modo, barrios que venían siendo afectados por la demolición de casas bajas para poder construir edificios comiencen a sufrir con menor intensidad los efectos de este fenómeno.

No obstante, la ordenanza aprobada el lunes hace referencia a una serie de “casos especiales” dentro de los cuales figuran sectores de algunos de estos barrios donde las normativas de construcción seguirán siendo algo más flexibles.

Artime explicó que se trata de zonas que “ya fueron impactadas” por la aparición de edificios, en las que por lo tanto, se admitirá que las nuevas edificaciones tengan algo más de altura.

Una de ellas es la comprendida por las calles San Lorenzo, Gascón, Olavarría y Güemes, donde por ya existir algunos edificios, se permitirá que haya nuevas obras de, a lo sumo 5 pisos.

No obstante esto será posible siempre y cuando sean cumplidos ciertos requisitos como el de dejar la planta baja libre y ocupar menos del 50% del lote.

Por otra parte Artime subrayó que dentro la ordenanza aprobada el lunes por los concejales no sólo fueron planteadas limitaciones para la construcción.

También se pidió que dentro de 30 días el Ejecutivo presente un proyecto de ordenanza proponiendo la implementación de nuevas ventajas para la industria.

“La inversión inmobiliaria tendrá que ser orientada porque tan importante como la preservación del patrimonio es lograr conservar el ritmo de una actividad económica que asegura muchos puestos de empleo en Mar del Plata”, subrayó.

fuente: diario la capital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: