Las propiedades inmobiliarias subieron hasta 67% en 5 años en Mendoza


Archivo Tusmetros.com

Argentina ⁄  Anabel González.

El mendocino que hace cinco años invirtió sus ahorros en un inmueble y hoy decide venderlo podría ver crecer su capital hasta 67%, más que si hubiera guardado el dinero en dólares debajo del colchón.

El ahorrista de esta hipótesis habría enfocado en las propiedades que tienen los valores máximos del mercado: aquellas que rondan los 1.300 dólares por metro cuadrado.

La conclusión surge del balance anual sobre la economía argentina que elaboró el Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) de la Bolsa de Comercio de Córdoba.

Pero los inversores de Mendoza no están entre los que más ganaron. En otras ciudades del interior el costo máximo del metro cuadrado se elevó en mayores proporciones en el último lustro (ver infograma) hasta alcanzar los U$S1.600 (Córdoba) y U$S1.500 (Rosario y La Plata). Sólo las propiedades más caras de Tucumán tienen valores similares a las de Mendoza.

Panorama, perspectivas

El mercado del inmueble vive un período caliente en el país. Luego de experimentar una contracción en 2009, tanto la oferta como la demanda emprendieron el camino de crecimiento en el último año.

Los indicadores de la construcción –tanto oficiales como privados– dan cuenta de una recuperación por sobre el nivel de 2008. Por eso el balance del IIE advierte que el 2010 recuperó con creces el terreno que perdió la actividad el año anterior.

En Mendoza avanzó 11% la venta de cemento y 2% la contratación de personal, según confirma el informe anual del IERAL, instituto de estudios que pertenece a la fundación Mediterránea.

Por efecto de la inflación, los inversores que antes construyeron (como los que antes compraron) son quienes que más ganaron. Cada vez son más caros los inmuebles (en dólares) y también crecen los costos de materiales (las empresas prevén un 25% este año) y mano de obra para la construcción (ver aparte).

El informe anual de la Bolsa de Comercio de Córdoba expone que este aumento incesante en los costos representa un problema subyacente, a pesar del “buen nivel de actividad y la buena perspectiva para el 2011” que espera el sector en el país.

El informe de entidad cordobesa explica que los argentinos que pueden haber obtenido beneficios por el aumento en el valor de los inmuebles se dividen en dos grupos. Para cada uno existen perspectivas diferentes este año.

“Por un lado, la creciente inflación lleva a los ahorristas e inversores a buscar depósitos de valor para su dinero y el inmueble responde a dicha necesidad dada su capacidad de mantener su valor en el tiempo”, explica el balance del IIE. Estos son los inversores que se benefician alquilando las propiedades o vendiéndolas, por ejemplo, al cabo de cinco para sacar la diferencia de hasta el 67% en dólares en Mendoza.

Este sector de clase alta o media enfrentará un problema este año: “Difícilmente puedan seguir trasladando el aumento de los costos al precio de venta de los inmuebles, o al menos no en una relación de uno a uno”, sostiene el IIE.

Por otra parte, están los que colocaron sus ahorros en ladrillos para cubrir su propia necesidad habitacional insatisfecha. Son los inversores de clase media o baja.

Para ellos, “el aumento escalonado en el valor de compra que se mencionó previamente, alejó el sueño de una casa propia”. Es un sector que no tiene ingresos suficientes para acceder a un crédito hipotecario y su única posibilidad es alquilar. Alquilar a quienes ya hicieron negocio.

Fuente; http://www.inmuebles.com/site/p_contenido.php?id_sec=13&id_noticia=8798

En Mar del Plata el mercado inmobiliario se presenta mucho más cauto


El año electoral influye en operaciones inmobiliarias

Esta situación se registra, generalmente, cada dos años cuando hay elecciones en el horizonte. Se equilibra la oferta y demanda de alquileres de 24 meses, aunque hay dificultades con las garantías.

Así lo reconoció el martillero Alejandro Acámpora al señalar que “ya estamos acostumbrados a vivir este panorama, es un año de muchas expectativas donde si bien no se dejan de hacer operaciones, la gente se muestra mucho más cautelosa, consulta mucho, realiza averiguaciones y en la mayoría de los casos la incertidumbre que genera un año electoral demora la concreción de una compra o venta”.

En declaraciones a Radio la Red (FM 91.3), Acámpora aclaró que “no se puede decir que el mercado está parado ni mucho menos, pero se ratifica ese comportamiento que se observa en año electoral, en particular, cuando se trata de las presidenciales”.

En cuanto a la oferta, afirmó que no se han retirado propiedades para la venta “y el que suele tomar más recaudo es el comprador y no el vendedor. Tampoco han salido a contrarreloj a poner inmuebles en venta con algún tipo de especulación”, agregó.

Por otra parte, afirmó que se ha equilibrado la oferta y demanda en alquileres de 24 meses, a partir de la construcción de edificios donde sus compradores los destinan a renta y en este movimiento de interesados en la compra, la gran mayoría que proviene de Capital y Gran Buenos Aires es a título de inversión.

“Seguimos viendo que la gente no le deja la plata a los bancos, no hace otro tipo de inversión y los departamentos de 1, 2 o 3 ambientes chicos es lo que la gente solicita y lo vuelca al mercado del alquiler. Eso hizo que se equilibrara bastante el tema de los precios y si bien estamos con un ajuste interanual de un 20 por ciento, pero en la mayoría de los casos los valores han quedado relegados porque históricamente el porcentaje de la renta estaba en el 12 por ciento anual”, fundamentó.

Sin embargo, Acámpora explicó que si bien la demanda es sostenida “está costando mucho poder concretar esas operaciones por cuanto no hay garantías suficientes. Esto genera complicaciones para demostrar ingresos o aquellos que llegan a la ciudad por motivos de estudio o laborales les cuesta conseguir garantías y no veo que se pueda revertir a corto plazo”, concluyó.

Por: Gonzalo Patrone
PUNTONOTICIAS
RADIO LA RED FM 91.3

Malestar en Playa Grande por posible construcción por vía de excepción de otra torre en la costa


Malestar en Playa Grande por posible construcción por vía de excepción de otra torre en la costa

El intendente Pulti elevó a consideración del HCD un expediente por el cual autoriza por la controvertida vía de excepción la construcción de una torre de más de 33 metros de altura sobre la costa marplatense. Los vecinos de la zona advirtieron que el sector se encuentra “desvastado” y expresaron su preocupación por las complicaciones que surgirán en la provisión de los servicios al aumentar la densidad poblacional.

El intendente Pulti elevó a consideración del Concejo Deliberante el expediente N° 1452, por el cual se autoriza por vía de excepción a GYF Construcciones SA -firma perteneciente al presidente del Centro de Constructores, Arq. Norberto Cánepa- la construcción de una torre de un plano límite de 33,15 metros, en el predio ubicado en Alvarado entre Aristóbulo del Valle y Parque San Martín.

Al respecto, el presidente de la Asociación Vecinal Playa Grande, Carlos Carricart, calificó de “lamentable” que el Jefe Comunal promueva un pedido de esas características “en medio de un reclamo generalizado de tratar de preservar lo que queda”.

Sin embargo, dijo no sorprenderle que se proyecten tales edificaciones en el sector ya que “desde Alem hasta la costa, todo lo que Loma de Stella Maris y de Santa Cecilia, está absolutamente desprotegida: lo que se reguló en el proyecto de ordenanza (que buscaba preservar la identidad morfológica de los barrios) fueron las zonas R4 y no las R3 ni las C4, como éstas, que son las más codiciadas porque son las costeras”.

“Incluso, a pocos metros de ese lugar donde podría levantarse la torre, también sobre Aristóbulo del Valle, hay otro proyecto; lamentablemente esa zona está siendo arrasada”, aseguró.

A su vez, Carricart reparó en los inconvenientes que acarreará la proliferación de grandes edificios para la provisión de los servicios sanitarios. “Nos preocupa muchísimo porque es claro y evidente que durante la temporada tenemos problemáticas con el abastecimiento de agua, donde las más afectadas son las casas bajas porque están directamente conectadas a la red, sin cisternas”, explicó.

Y remarcó: “Este sector ya está tan degradado que muchos propietarios empezaron a poner sus casas en venta y no es para menos: si una casa queda encerrada entre dos edificios, está condenada a muerte”.

Por último, el vecinalista opinó que “todas estas cosas (por las excepciones) que están empezando a aparecer seguramente estén aprobadas de antemano”, tras lo cual concluyó: “Esta es la triste realidad de todos los marplatenses”.

.

AUTOR / FUENTE: Luciana Acosta

Mar del Plata: La consolidación de la identidad local en una ciudad cosmopolita


Mar del Plata es la ciudad marítima argentina más poblada del país con 615.000 habitantes. Es además la quinta ciudad en importancia. Desde sus orígenes la población marplatense se caracterizó por un fuerte componente de inmigrantes.

por Alejandro Aníbal García (*)

Nuestra forma de organización como sociedad, recibe el nombre de civilización, palabra que procede del latín “civitas” o “ciudad”. En el último siglo la población urbana mundial se ha expandido de 1.500 millones a 3.000 millones de individuos; como consecuencia, la mitad de los 6.500 millones que somos, reside en grandes ciudades. Hace 200 años había solo dos ciudades con un millón de habitantes: Londres (Reino Unido) y Beijing (China). Es cuestión de tiempo para que Mar del Plata pase a integrar el club de las ciudades con más de un millón de personas.

La inmigración históricamente ha sido caracterizada como una de las causas del crecimiento económico e innovación, impulsado por la heterogeneidad cultural. A partir de dicho intercambio, se va gestando la identidad cultural característica de cada ciudad.

En 1881 Mar del Plata contaba con 4.000 habitantes, ascendiendo a un total de 30.000 para 1914. En 1947 la ciudad superó los 120.000 habitantes, y en 1960, luego de una masiva inmigración proveniente del interior, alcanzó los 225.000. Recién en 1991 superaría el medio millón de habitantes llegando a los 615.000 en la actualidad.

Orígenes de Mar del Plata

Mar del Plata fue fundada oficialmente el 10 de febrero de 1874; siendo declarada finalmente ciudad, mediante la ley provincial 1.306, el 19 de julio de 1907.

Al fin del siglo XIX, la clase alta porteña comenzó a elegir a Mar del Plata como destino de sus vacaciones, perfilando a la ciudad como la principal localidad turística del país. Desde esa época, la ciudad empezó a recibir un importante caudal de inmigrantes, no siempre directamente del exterior. Eran inmigrantes que arribaron a Buenos Aires y no encontraron en ella o en sus alrededores, las oportunidades deseadas. Impulsados por el desarrollo de las estancias en el sur de la provincia de Buenos Aires, la naciente industria pesquera, más el auge y la consolidación de Mar del Plata como ciudad turística, comenzaron a migrar. El pueblo se fue convirtiendo en ciudad, desarrollando nuevas industrias, comercios y una identidad cultural propia.

¿Cuáles son las causas que motivaron a tantos individuos a radicarse en Mar del Plata? La inmigración viene impulsada por dos móviles: por un lado, la atracción por nuevas oportunidades económicas y, por otro, la expulsión originada por la falta de expectativas en los lugares de origen (guerras, crisis económicas, entre otras). En los últimos tiempos podemos identificar un tercer factor que es la calidad de vida urbana que se puede llevar en la ciudad, y no en otras urbes.

En 1970, la ciudad ya tenía 320.000 habitantes. En 1980 superó los 430.000. Fue también en esos años cuando se consolidaron de manera notable la industria textil, la pesca, el comercio y la construcción, además del turismo.

Esto generó un gran contraste económico-cultural en la sociedad local: ¿Mar del Plata era una ciudad turística? ¿Era una ciudad portuaria pesquera? ¿Era la capital de la industria textil? ¿Era una ciudad agropecuaria? Mar del Plata, es todo eso y más.

La identidad marplatense

En Mar del Plata conviven diferentes colectividades que constituyen una particular idiosincrasia cultural. Hace 60 años, uno de cada dos marplatenses era inmigrante. Recién en las últimas dos décadas estamos viendo con mayor frecuencia, generaciones de hijos de marplatenses nativos.

Los nuevos inmigrantes extranjeros que vienen son rentistas o jubilados, de Europa o América del Norte. Del mismo modo aquellos que provienen principalmente de países limítrofes como Bolivia y Paraguay, para desempeñarse en la industria de la construcción y agricultura. Podemos encontrar colectividades que aglutinan ciudadanos y descendientes provenientes de España, e Italia. También alemanes, británicos, franceses, croatas, chinos, coreanos, gitanos, irlandeses, polacos, rusos, ucranianos, bolivianos, chilenos, paraguayos, peruanos, uruguayos, armenios y sirio-libaneses entre otras comunidades. Del mismo modo africanos. Un verdadero crisol de nacionalidades.

Los inmigrantes internos provenientes de localidades vecinas o de otras provincias pueden ser clasificados en dos grupos: aquellos que vienen a pasar los últimos años de su vida; y aquellos que apuestan al crecimiento futuro de la ciudad, y que encuentran en la misma la oportunidad de mantener el nivel de vida de una gran urbe, pero con un estándar de calidad de vida superior al que podrían encontrar en ciudades como Buenos Aires, Córdoba o Rosario. Este último grupo es el que tiene un potencial de crecimiento importante para el futuro desarrollo de la ciudad.

Construcción de identidad

Las construcciones edilicias o monumentos son elementos constitutivos de la memoria de la ciudad, y testigos de su desarrollo. Los mismos representan una situación política, social y económica de un periodo histórico determinado. Asimismo son elementos integradores, sobre todo en una ciudad con un fuerte componente inmigratorio.

La futura elección de la bandera de la ciudad constituye todo un desafío como política de Estado que fomenta la identidad local. La misma debe representar un complejo tejido social. El intendente Gustavo Pulti afirmaba al respecto: “Una bandera puede ser un símbolo poderoso para una comunidad tan diversa y tan múltiple. Cuando a veces hay una versión de temporada de Mar del Plata siento la sensación de lo incompleto, de que la ciudad no son estos edificios de por aquí o los Lobos Marinos. Eso no es todo: es una parte de Mar del Plata”.

Es importante preservar la arquitectura tradicional marplatense como símbolo identitario. Ejemplo de ello es la adquisición de la “Casa del Puente”, obra del arquitecto Amancio Williams construida en 1945, próxima a convertirse en un centro cultural. Lo mismo pasa con el futuro centro comercial y cultural a edificarse en la vieja Terminal de micros.

Así como la cultura hace al ser humano una persona; la identidad cultural, hace a una localidad una ciudad. La inmigración es un factor que contribuye al desarrollo económico y progreso social de una sociedad, y no debe ser vista como una amenaza que ponga en peligro el bienestar, fuentes de trabajo e idiosincrasia. Mucho menos para Mar del Plata, en donde el esfuerzo, el sacrificio y la visión de sus inmigrantes fueron la clave del éxito de su crecimiento.

(*): Licenciado en Economía (Ucema).

Fuente: diario la capital

A partir de hoy las transferencias bancarias se acreditarán en forma inmediata


LAS TRANSACCIONES AUMENTARON 20% DESDE QUE SON GRATUITAS

25-04-11 00:00 Tendrán como límite $ 10.000 cuando se realizan a través de cajeros automáticos y $ 50.000 cuando se hagan mediante Internet. Las transferencia en dólares, por su parte, serán inmediatas a partir del 31 de mayo y sus límites serán de u$s 2.500 y u$s 12.500, respectivamente

EL CRONISTA Buenos Aires

A partir de hoy comienza a regir el nuevo sistema de transferencias inmediatas en pesos entre clientes de entidades bancarias.
Por ello, las transferencias que se realicen por vía electrónica (cajeros automáticos o Internet) se acreditarán en la cuenta del beneficiario en el mismo momento en que son enviadas. En la actualidad, dicha acreditación puede demorar entre 24 y 48 horas.
La medida rige tanto para personas físicas como jurídicas y tiene como límite $ 10.000 cuando se realizan a través de cajeros automáticos y $ 50.000 cuando se hacen a través de Internet (home banking).
Las transferencia en dólares, por su parte, serán inmediatas a partir del 31 de mayo y sus límites serán de u$s 2.500 cuando se hagan por cajero y de u$s 12.500 cuando se lleven a cabo por medio de Internet.
De todos modos, desde la entidad que dirige Mercedes Marcó del Pont prevén elevar estos límites en el futuro, con el claro objetivo de tratar de ampliar todavía más esta operatoria.
Esta medida, enmarcada en la política del Banco Central tendiente a extender los niveles de bancarización del país, se combina con el nuevo esquema de costos para las transferencias, vigente desde el 1 de noviembre de 2010.
De acuerdo a esta reglamentación, las operaciones realizadas por vía electrónica por un monto de hasta $ 10.000 diarios son gratuitas.
Asimismo, las transferencias por vía electrónica superiores a $ 10.000 podrán tener un costo (aplicado sólo al excedente sobre los $ 10.000), que no podrá superar el 50% de las comisiones máximas fijadas para las transferencias realizadas por ventanilla.
Esos topes son de $ 5 para las transferencias de hasta $ 50.000; de $ 10 para operaciones entre $ 50.000 y $ 100.000 y de $ 300 para cuando superen los $ 100.000.
El uso de las transferencias electrónicas como medio de pago se incrementó a partir de la sanción de sus nuevos costos, incluyendo la gratuidad para aquellas cuyo monto es inferior a $ 10.000.
Desde noviembre de 2010 a marzo de 2011, la realización de transferencias por cajero automático o Internet registró un incremento de alrededor del 20%.
El nuevo régimen para las transferencias bancarias se suma a otras medidas recientes del BCRA orientadas a impulsar la bancarización como factor de inclusión social y, al mismo tiempo, proporcionar al sistema financiero y a sus usuarios mecanismos electrónicos de pago eficientes, seguros y gratuitos o de costos bajos.
Un elemento central de la política de bancarización del Central reside en la Cuenta Gratuita Universal, lanzada a mediados de octubre pasado. Hasta el presente, ya fueron abiertas 60.000 cuentas en todo el país.
Esta cuenta puede solicitarse con la sola presentación del DNI en cualquier sucursal de un grupo de 37 entidades financieras.
Permite depósitos de hasta $ 10.000 por mes e incluye el uso de una tarjeta de débito que puede utilizarse para extraer dinero de cajeros automáticos y para realizar compras, con la ventaja de la devolución del 5% del IVA.
El único requerimiento para acceder a la Cuenta Gratuita Universal es no ser titular de otras cuentas bancarias

Fuente: El cronista comercial

Hipotecarios: el “quién es quién” del mercado y qué líneas de créditos ofrecen los principales bancos


Las entidades suman más propuestas para ganar el interés de los argentinos. Mantienen sus planes a tasa fija y a 20 años y esperan que en el 2011 se reactive la demanda. ¿Cuál es el pago mensual que debe afrontarse por cada $100.000 solicitados? Radiografía del sector

Por Guillermina Fossati MailiProfesional.com<!–Por Guillermina Fossati iProfesional.com–>

Hipotecarios: el "quién es quién" del mercado y qué líneas de créditos ofrecen los principales bancos

El recorrido de los argentinos por los diferentes bancos en busca de un préstamo para la vivienda se transformó en una constante entre todos aquellos que comparten el sueño de mejorar el inmueble en el que viven.

Sus expectativas no cambian con el paso del tiempo, aun en un mercado que presenta grandes dificultades para el acceso a este tipo de créditos y con propiedades cuyos precios continúan en ascenso, en particular en el segmento Premium.

Y hasta resulta curioso el hecho de que tales obstáculos no hagan bajar los brazos a ninguna de las partes. Los particulares siguen efectuando infinidad de consultas, pese a que no puedan avanzar en su concreción. Los bancos multiplican su oferta, lanzando al mercado líneas de financiamiento que -si se considera la inflación actual- resultan más que tentadoras.

Viviendas subsidiadas para trabajadores sindicalizados
En este contexto, la CGT apunta a motorizar el acceso a la vivienda para los trabajadores que estén dentro de convenio.

Y busca hacerlo a partir del mecanismo de fideicomisos, mediante el cual los gremios irán cediendo terrenos de su propiedad y el Banco Nación se ocupará de financiar no sólo a los beneficiarios sino, además, a la empresa constructora (hasta un 65%).

El plan es impulsado en forma conjunta por la Secretaría de Vivienda de la Nación, el Banco Nación y los Sindicatos.

La iniciativa se articula en:

• Un subsidio no reintegrable por parte del Estado del 35% del valor total de la unidad a construir.

• Más un crédito del Nación para financiar el 65% restante, cuyo plazo de cancelación será de 20 años.

Una de las características es que se fija un precio máximo para el metro cuadrado de construcción de 4.000 pesos.

Así, a modo de ejemplo, para el caso de una vivienda de 62 metros -cuyo costo trepa a unos $250.000- por el subsidio del 35% se reduce a unos 162.000 pesos.

El interesado aporta el 10% del valor total ($25.000) y puede cancelar los $137.000 restantes a 20 años. De este modo, la cuota mensual rondará los 1.600 pesos.

La misma será fija durante los tres primeros años y ajustable a partir del cuarto, pero con un tope vinculado a la evolución del salario.

En efecto, para el pago mensual al trabajador no podrá afectársele más de un 30% de su ingreso. Y es ahí donde se activa el tope salarial, es decir, en el caso de que la tasa se incremente más que la evolución de su ingreso.

Para dicho ajuste se considerará la tasa Badlar (la que pagan los bancos por plazos fijos superiores al millón de pesos) más tres puntos. Actualmente la misma se ubica en un 11% anual.

Asimismo, el ingreso para calificar debe promediar los 5.000 pesos.

A través de este programa habitacional se espera construir más de 170 mil casas en todo el país, según afirmó semanas atrás el director del Banco Nación, Fabián Ríos.

Líneas vigentes para la clase media
De acuerdo a un relevamiento realizado por iProfesional.com, el Banco Nación y el Ciudad son las dos entidades que mayor énfasis ponen en estas líneas de préstamos.

El Hipotecario es otro de los que se destaca y que cuenta con dos opciones, una de las cuales reemplaza a la tan exitosa y promocionada oferta lanzada en 2009 de la mano de la ANSES.

A estos bancos, que son los líderes, se suman las opciones que plantean algunos privados, como el BBVA Francés y el Santander, junto a otras entidades también privadas o provinciales que financian a largo plazo, pero con condiciones más duras.

El siguiente cuadro resume las líneas que propone cada entidad:


Tal como puede apreciarse, por cada $100.000 solicitados:

  • A 20 años (Banco Ciudad): el pago mensual asciende a los $1600 (tasa fija).
  • A 20 años (Banco Nación): el valor de cancelación es de unos $1.300 mensuales (tasa combinada).
  • A 10 años (Hipotecario): el pago mensual ronda los $1.800 (tasa fija).
  • A 12 años (Santander): a fin de cada mes deberá cancelarse $1.700 (tasa fija y vivienda permanente).

Banco Ciudad
Cuenta con tres líneas de Hipotecarios destinadas a viviendas.

  1. Ciudad Vivienda: está dirigida a la adquisición, refacción, ampliación y financiación, tanto para vivienda permanente y no permanente, en la Ciudad y provincia de Buenos Aires. Esta opción ofrece tres alternativas de tasas (fija, variable o combinada) y un monto de préstamo elevado, en comparación a los que se ofrecen en  el mercado ($750.000 o algo más de u$s180.000).
  2. Ciudad Vivienda Ahorro: esta línea es exclusiva para la adquisición de vivienda única, familiar y de ocupación permanente. Como requisito, para acceder el solicitante deberá hacer depósitos mensuales en forma previa, con el fin de acumular un monto de dinero, sobre el que obtendrá una tasa de interés similar a la de un plazo fijo. El plazo mínimo es de 15 meses para todos los planes. Hay ocho opciones con período de ahorro, en tanto que el máximo prestable es de unos 200.000 pesos (casi u$s50.000).
  3. Ciudad Social: es la línea más recientemente lanzada por la entidad y está destinada a la adquisición de viviendas o a la compra de terrenos de bajo costo. El objetivo de este plan es llegar a los sectores de menores recursos. Para acceder, el interesado deberá ir acumulando en una cuenta, por el término de seis meses, un valor similar a la cuota futura a pagar y luego conformar un “refuerzo de anticipo”. Estas sumas representan el 20% del valor de la unidad o lote que se desea adquirir. Cumplido estos pasos y aprobados los requisitos, el Banco otorga el 80% restante a un plazo de 12 o 15 años, bonificando los últimos 18 meses, si el particular registra buen cumplimiento. El máximo a prestar es de $100.000 (cais u$s25.000).

Banco Nación
La entidad cuenta con dos líneas activas: “Casa Propia” y “Mi casa”.

  1. Casa Propia: es una línea destinada a la adquisición de vivienda propia única, familiar y de ocupación permanente, o bien para cambiar la propiedad que ya posee el interesado. El monto máximo a otorgar es de $480.000 (u$s120.000) para adquisición y hasta $325.000 (u$s80.000) para el cambio de su unidad actual. En cualquier caso la asistencia crediticia estará limitada a propiedades que no superen los $600.000 (u$s150.000) para la compra. Este monto fue incrementado recientemente debido al alza en los precios de mercado. En este caso, “para un préstamo de $100.000 o u$s25.000, el interesado deberá justificar ingresos por unos 4.500 pesos”, explicaron desde la entidad.
  2. Mi casa: esta línea está destinada a financiar únicamente la adquisición, ampliación, refacción y terminación de vivienda propia, única, familiar y de ocupación permanente. Este préstamo cuenta con un plazo mayor (30 años) y ofrece hasta $360.000 (u$s90.000) para adquisición y $150.000 (u$s37.500) para ampliaciones o refacciones.

Banco Hipotecario
La entidad cuenta con dos líneas: una para aquellos empleados de organizaciones públicas o privadas que acrediten su sueldo en el banco, llamada Plan Sueldo, y otra que es la Línea Tradicional.

  1. Plan Sueldo: apunta a un plazo más corto, ya que sólo se extiende a 10 años. Por cada $100.000 el pago mensual ronda los 2.100 pesos (tasa fija). “Para un crédito destinado a la adquisición de vivienda, a 10 años, el monto prestado va desde los $69.000 -para lo cual el ingreso a demostrar debe ser de $3.000- hasta el monto máximo de $323.000 (u$s80.000), en cuyo caso se debe ganar unos 14.000 pesos aproximadamente”, explicaron desde el Hipotecario.
  2. Línea Tradicional: ofrece la cancelación a 20 años. En este caso, por cada $100.000 la cuota mensual es de uno $1.800. “Para obtener $256.000 para la adquisición, ampliación o refacción de la casa se debe pagar mensualmente poco más de $4.500. El ingreso también deberá ascender a los 14.000 pesos”, agregaron en la entidad.

Otras propuestas
BBVA Francés y Santander son, dentro de las entidades privadas, dos de las más activas.

El perfil del cliente al que apuntan es diferente al tradicional. Es decir, quienes tienen capacidad de ahorro y buen poder adquisitivo.

En promedio, para acceder a un préstamo de $250.000 (u$s62.500), se debe justificar un sueldo de $16.000 a 18.000 por mes.

Tal como explicaron fuentes de la entidad, el nivel de consultas y solicitudes para préstamos orientados a una segunda vivienda es bajo, ya que quienes cuentan con una primera suelen apuntar a la segunda con ahorros propios.

“La línea que recibe más consultas es la destinada a una primera unidad”, explicaron fuentes del Banco Francés.

“Con la tasación en mano de una propiedad valuada en $250.000 (u$s62.500) otorgamos préstamos del orden de los $100.000“, ejemplificaron desde el banco.

En el caso del Santander también cuenta con dos líneas, para la compra de vivienda permanente y no permanente, a 12 años, y con un monto máximo de $750.000 (única propiedad) y de $1.000.000 (segunda unidad).

La visión de directivos y desarrolladores
La falta de financiación hipotecaria accesible se convierte en una traba no sólo para las familias, sino también para los desarrolladores.

Según Jorge González, presidente de la desarrolladora Baressa, “sin crédito es difícil iniciar nuevos proyectos, especialmente cuando son desde pozo”.

Por otro lado, se exigen condiciones que, en la mayoría de los casos, son para edificios terminados y no para obras en desarrollo.

Gustavo Ortolá, miembro del comité ejecutivo de la Asociación Empresarios de la Vivienda, destacó el crecimiento en la compraventa pero, a la vez, hizo referencia a la baja participación de las operaciones apalancadas con préstamos, que en 2010 cayó a sólo el 6 por ciento.

El directivo se refirió puntualmente al grupo conformado por jóvenes profesionales, con o sin hijos, que quieren acceder al financiamiento bancario pero, o bien no califican o deben afrontar un pago mensual demasiado elevado.

“Si este segmento llegara a su primera casa permitiría que se genere un circuito mediante el cual otros propietarios le venderían su unidad y pasarían a una superior. Esa interacción sería clave para darle mayor dinamismo al mercado”, destacó Ortolá.

Desde la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV) resaltaron, una vez más, que para abrir la puerta de la clase media se necesitan tasas más bajas, que no superen el 6 % (es decir, un tercio del nivel actual).

De este modo, destacan que por cada $100.000 solicitados el monto de devolución rondaría los $600 mensuales. Y señalan que los ingresos no deberían superar los $6.000 por mes.

Tiempo atrás, esta asociación presentó su propuesta a bancos y al Gobierno, con el objeto de hacer accesible los hipotecarios al sector de ingresos medios.

La iniciativa apunta a que la cuota resulte similar al costo de un alquiler.

La propuesta, elaborada por el experto Daniel Marcú, supone un mecanismo de ajuste de cuotas, de tal forma que las mismas suban por debajo de la variación del índice salarial.

Vale decir que si dicho indicador se incrementara un 20%, el pago mensual lo haría apenas un 15%.

De este modo, se generaría un efecto “licuación” en términos reales ya que, si bien las cancelaciones mensuales resultan más elevadas en términos nominales (y en pesos), disminuyen en proporción al incremento de los ingresos.

El otro pilar de la propuesta es la forma en cómo se fondea este mecanismo.

En este sentido, apunta a la “securitización” o conversión de estas acreencias en títulos comercializables en el mercado de capitales.

La iniciativa, que ya tuvo un guiño de los principales bancos privados, sigue bajo análisis del Banco Central y de la Comisión Nacional de Valores.

El mercado hoy
La realidad de la Argentina hace que muchas entidades prefieran ser cautas en el crédito a largo plazo y opten por canalizar sus esfuerzos en los préstamos al consumo, que actualmente cautivan a la mayoría de los argentinos.

Según Rosendo Fraga, director de Nueva Mayoría, la situación de los interesados es también la que pone límites a la oferta.

“La baja participación del sector bancario en la solución del problema de la vivienda quizás se explique por el hecho de que aproximadamente cuatro de cada cinco personas que sufren déficit habitacional, no cuentan con las condiciones mínimas para acceder a un crédito. Respecto a los dos millones de personas que sí pueden hacerlo, quizás los bancos tengan hoy destinos más rentables para invertir los fondos”, explicó Fraga.

En el banco Hipotecario resaltaron otro aspecto. “Para que el crédito destinado a la vivienda crezca en forma sostenida, es imprescindible el incremento del ahorro a largo plazo en moneda local”, señalaron desde la entidad

fuente: iprofesional.com