Estafaron a 300 familias vendiéndole lotes pertenecientes a una empresa


Los lotes están ubicados entre Batán y Chapadmalal. Diálogo con el titular del Banco de Tierras municipal, Javier Woollands.

“Hasta marzo veníamos recibiendo hasta un promedio de 3 denuncias semanales por usurpaciones de terrenos en algún lugar de la ciudad o en otras localidades del Partido de General Pueyrredon. Ahora, se redujo a la mitad. Consideramos que están teniendo su efecto las acciones preventivas que estamos tomando conjuntamente con las autoridades policiales”, expuso ante una consulta de LA CAPITAL, el director municipal del Banco de Tierras, Javier Woollands.

Caso grave

Después, hizo mención de un grave caso en que dos personas estafaron a 300 familias vendiéndole a menos de un sexto del precio real, lotes ubicados entre Chapadmalal y Batán, que pertenecen a una antigua empresa.

Explicó con respecto al menor número de casos de usurpación que “la tarea la desarrollamos a partir de convenios con las asociaciones vecinales de fomento de los barrios donde haya terrenos desocupados. Ellos tienen la tarea de mantenerlo en condiciones y de vigilar que nadie se asiente allí. En caso de que sucediera, tendrán que denunciarlo, como también lo puede hacer un vecino, a la comisaría de su jurisdicción y a la Municipalidad, para que constaten si los ocupantes de ese inmueble cuentan con la documentación respectiva”.

En la ciudad y otras localidades

Sobre los lugares donde se han registrado casos de usurpación, el funcionario enumeró: “Las Dalias, Félix U. Camet, Jardín de Alto Camet, Alfar, Batán y Chapadmalal”. Y con respecto a un sector entre Chapadmalal y Batán refirió que “comprobamos que un personaje, que estaba de socio de otro que reside por esa zona, estafó al menos a 300 familias vendiendo lotes que pertenecen a una empresa privada que por los años 50 estuvo allí asentada: Cía La Florida. El caso es que entregaba los boletos de compraventa, incluso con planes de financiación y precios que no tenían nada que ver con lo que cuestan esos terrenos. Por ejemplo, vendía a 3.000 pesos lotes que costaban 20.000”.

Con respecto a si tal negocio ilegal también se realizó con tierras fiscales, señaló que “el mayor número son de inmuebles cuyo dominio es de dueños privados. La comuna posé pocos terrenos de su propiedad”.

Y en cuanto a si en alguno de estos lotes se constató algún tipo de construcción, Woollands indicó que “lo lamentable fue que compradores de buena fe, aunque sin todas las previsiones que deben tomarse al adquirir una propiedad, una vez que recibieron las tierras, comenzaron a construir una casa sobre ellas. En algunos casos, se trata de viviendas precarias. Pero en otros, son de material, por lo que debe procederse a su demolición”.

 

fuente: diario la capital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: