Más cantidad de turistas, pero que cuidan el bolsillo Vacaciones gasoleras: disfrutar y gastar poco


Más cantidad de turistas, pero que cuidan el bolsillo Vacaciones gasoleras: disfrutar y gastar poco

MAR DEL PLATA (Enviado especial, Anuar Peche).- Desarrollada bajo el impulso del turismo, Mar del Plata fusiona perfectamente el encanto y la belleza de sus recursos naturales, la jerarquía de la infraestructura y equipamiento, el servicio acorde y el espíritu de la hospitalidad de sus habitantes. Una ciudad donde todos encuentran su lugar. Una vez más, la Feliz fue uno de los lugares más elegidos, y si bien este año hubo un crecimiento notable de visitantes, los comerciantes no están tan conformes porque las ventas cayeron, y según dicen los que llegan en esta temporada tienen un bolsillo más “gasolero”.
Mar del Plata es una de las ciudades preferidas de los turistas. Los lugares y paseos más destacados son la Plaza Colón, el Torreón del Monje, el barrio Los Troncos, el Puerto junto con el Club Náutico Mar del Plata, Punta Mogotes, Barrancas de los Lobos, la Laguna y Sierra de los Padres y la Playa Chapadmalal, además de la Feria de Artesanos y el Museo del Mar. Acantilados, barrancas, médanos y extensas playas se prestan para disfrutar el sol efectuando travesías en bicicleta, en vehículos todo terreno o cabalgatas. Pero eso no es todo. Desde el aire se realiza parapente, tándem o vuelos de bautismo. En el mar se destacan las actividades náuticas como windsurf, jet ski, buceo, paseos en velero o en lancha, además de la natación. Por la noche, los distintos pubs, discos, bingos y el casino de Mar del Plata están preparados para recibir al público más exigente.
Los primeros quince días de enero ya marcaron un récord histórico en arribos de visitantes a diferentes destinos del país. Según datos del Ministerio de Turismo de la Nación, en base a organismos provinciales y municipales, la llegada de turistas a destinos de todo el país creció un 8% en la primera quincena, contra igual período de 2010, a 4,63 millones. Así, se convirtió en la mejor de, al menos, la última década. Mar del Plata, como de costumbre, es el lugar señalado por la brújula de los visitantes y este año no fue la excepción.
En los primeros quince días del año, la Ciudad Feliz recibió 657.132 personas, un 0,3% más que en igual período de 2010, con un 70% de ocupación hotelera, según datos del Ente Municipal de Turismo (EMTUR). “En general, los destinos están trabajando muy bien; Mar del Plata tiene una muy buena temporada, similar a la de 2010, que había sido muy buena”, destacó Oscar Ghezzi, presidente de Fehgra. Y la segunda podría superar estos números (se difundirán en los próximos días). En el recambio turístico, unos 28.700 autos viajaron hacia la Costa Atlántica. Fuentes de la Secretaría de Turismo provincial aseguraron que la cifra de viajeros marca la pauta de que será “una de las mejores temporadas” estivales en los últimos años. La gran cantidad de gente que llega tiene un objetivo claro para sus vacaciones: disfrutar y gastar poco.

Mucho turista, pero…

En esta temporada, en la Ciudad Feliz hay más cantidad de gente que el último año, pero los turistas son “gasoleros” y esta reducción de gastos es lo que enoja a los comerciantes del lugar, ya que las ventas han caído pronunciadamente. Según el EMTUR, la cantidad de visitantes subió 3% en relación con la primera quincena del año anterior. Pero la gran mayoría tiene como misión cuidar el bolsillo. DIARIO POPULAR hizo un sondeo al respecto y Mar del Plata todavía ofrece casas y hoteles sin ocupación, y playas que sólo se explotan los fines de semana.
A tal punto que las inmobiliarias debieron bajar los alquileres y “regatear” ante la insistencia de los turistas, que no tienen intenciones de gastar de más. El titular del Colegio de Martilleros, Miguel Angel Donsini, sostuvo que “los primeros días de enero hubo un aumento del 10% en los precios de los departamentos, pero se diluyó. Los costos se pelearon y las inmobiliarias los bajaron”.
Con las carpas sucede algo similar. A simple vista se nota la poca utilización que tienen. La Bristol y otras playas públicas, colmadas por turistas, contrastan con los desolados corredores del balneario del renovado Hotel Provincial, por citar un ejemplo. Incluso los encargados de los paradores de las arenas del sur reconocen que diciembre fue mucho más productivo que enero; y que la primera quincena de 2011 fue igual a la del 2008. A pesar de todo, Mar del Plata sigue siendo un clásico del verano.

fuente: diario popular

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: