Posteado por: rodrimdq | 30 junio 2015

Operadores reconocen que el mercado inmobiliario local sigue “planchado”


Cepo cambiario, inflación, falta de reglas de juego claras e incertidumbre frente a las próximas elecciones son algunas de las variables que provocan “quietud” en el mercado inmobiliario local. En materia de alquileres hay “muchas demanda y poca oferta”.

Los operadores coincidieron en describir al mercado inmobiliario como “planchado”.

Los carteles de venta adornan las fachadas de los edificios y otras propiedades, en todos los barrios marplatenses, y se multiplican como las ofertas que abarcan desde departamentos de uno y dos ambientes hasta chalets de proporciones en los barrios residenciales.

Hoy, el mercado inmobiliario marplatense se encuentra “buscando un piso de operaciones desde que se implementó el cepo, en octubre de 2011. Desde aquel entonces ha venido cayendo paulatinamente pero ahora creo que estamos llegando a un final de ciclo y vamos a ver si se llega al piso”, opinó Diego del Valle, de la inmobiliaria que lleva su apellido.

En ese sentido, destacó que son muchas las variables que deben intervenir para normalizar la situación como “reglas de juego claras, hay que definir los caminos a seguir porque es muy difícil la normalización con la inflación que tenemos”.

Si bien el mercado local está dolarizado, el martillero aseguró que “es difícil porque no tenemos un solo dólar, son varias las cotizaciones y muchas veces la gente guarda el dinero y espera para definirse”.

La mirada institucional sobre el sector difiere un tanto y denota cierto optimismo. “Hay un cierto movimiento en la plaza, si comparamos desde la instalación del cepo, pero digamos que se sigue manteniendo a media agua”, señaló el titular del Colegio de Martilleros local, Miguel Donsini.

“En una ciudad como la nuestra, con casi 800 mil habitantes -añadió-, siempre hay un movimiento lógico, porque alguien se agranda, otros se achican y hay quienes se vienen a instalar”.

En cuanto a las próximas elecciones, Donsini reconoció que existe “cierta incertidumbre” aunque lo consideró “normal porque esto siempre fue así, históricamente. Siempre se paraliza un poco y aquellos que tengan grandes emprendimientos esperan hasta ver qué pasará”.

De todas formas, aseguró que “los ladrillos siguen siendo la mejor inversión, la más segura” y detalló que a pesar del cepo y la inflación continuaron funcionando las “inversiones en los fideicomisos”.

Seguridad

En la inmobiliaria Nahuel, en la zona de La Perla, coincidieron en calificar a las propiedades como “la mejor inversión, la más segura definitivamente, mejor que una caja de seguridad”, describieron Néstor y Gerardo.

Aunque reconocieron que desde la implementación del cepo el mercado “se planchó, está parado prácticamente”, describieron que “sigue habiendo consultas, muchas, pero falta decisión a la hora de concretar. Y es lógico porque todo el mundo tiene miedo”.

En ese sentido, admitieron que el cambio de gobierno debido a las próximas elecciones acarrea “cierta incertidumbre, ya que hay que esperar y ver qué pasa en las elecciones”, y que la normalización del mercado “llevará tiempo”.

Desde su oficina instalada en la zona de Güemes, Ignacio Saforcada coincidió al señalar que “se observa cierto interés comprador de parte de inversores que buscan posicionarse en inmuebles para futuros desarrollos, los cuales podrían comenzar a ejecutarse una vez instalado el nuevo gobierno”. “Las operaciones que se están realizando -añadió-, están focalizadas en las zonas de mayor valorización, preferentemente en el área de toda la costa”.

Asimismo, el incremento experimentado por el dólar blue la semana pasada parece no haber afectado demasiado. “No hubo grandes cambios en el mercado -analizó Saforcada-, aunque algunas decisiones de compra se postergaron por este motivo y ante la incertidumbre que presenta el mercado actual”.

Lentitud

La opinión de Omar González, de González Propiedades, no difiere demasiado de la de sus colegas: “Cuesta concretar operaciones”, señaló y reconoció que “mientras el dólar se mantuvo estable, a 12,50, hubo cierto movimiento porque algunos salieron a invertir”.

Con propiedades en la zona norte de la ciudad, específicamente en Constitución y Parque Luro, advirtió que “el mercado está un poco frenado, hay consultas pero se concretan pocas operaciones”.

“La plaza está muy tranquila”, describió Horacio Hardy, de la inmobiliaria céntrica que lleva su nombre. Si bien admitió que “las propiedades siguen siendo la mejor opción a la hora de invertir”, reconoció que “casi no hay movimiento debido a que hay mucha incertidumbre. Esperemos que después de las elecciones se vaya normalizando la cosa”.

“Hay poco movimiento pero los valores no cambiaron”, analizó Gabriela Velati desde la inmobiliaria instalada hace más de 40 años. En ese sentido, explicó que “los valores se siguen manteniendo, es decir que no hubo aumentos ni descenso de precios, nadie está apurado y los propietarios defienden su patrimonio”.

La martillera detalló que si bien “se hacen operaciones”, en la actualidad nadie “tiene la necesidad imperiosa de vender si no les dan lo que piden. El mercado está calmo”.

Alquileres

A comparación con las operaciones de compra y venta, los alquileres siguen traccionando. Algunos operadores inmobiliarios los califican como “una necesidad” y aseguraron que “es mayor la oferta que la demanda”.

“El mercado de alquileres se encuentra ágil -describió Saforcada- debido a dos factores centrales: por un lado los propietarios e inversores que vuelcan sus inmuebles a la renta, ya que las operaciones de compra-venta son escasas, y por el otro hay una fuerte demanda de inquilinos que no tienen la posibilidad del acceso a una vivienda propia, dadas las dificultades del mercado actual”.

En la misma sintonía opinó Del Valle, ya que “al no haber ventas, los alquileres se vieron potenciados y siempre está el juego de la oferta y la demanda”.

En ese sentido, Omar González destacó que “como viene pasando desde hace tiempo es mayor la oferta que la demanda” y Donsini no dudó: “Los alquileres son inevitables, entonces se hacen. En una operación de compra venta se puede esperar, pero para alquilar no porque en la mayoría de los casos se trata del lugar dónde vive y no tiene otra posibilidad”.

Por su parte, Velati describió al mercado de los alquileres como “más activo” aunque reconoció que las propiedades premium, es decir, con alquileres superiores a los 15 mil pesos “cuesta un poco más alquilarlas” y que la situación es similar en todos los barrios marplatenses.

Fuente: Diario La Capital

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: