Las opciones que ofrece la costa atlántica bonaerense para pasar una quincena de descanso en este verano son muchas. Sus 1.200 kilómetros brindan posibilidades para todos los gustos. Están los lugares más populares, los más exclusivos, los que no tienen un metro de playa libre o los que permiten acomodarse a placer. Más allá de las preferencias, los precios de los alquileres son un factor decisivo a la hora de elegir a dónde ir de vacaciones.

De acuerdo con un relevamiento de “Crónica”, en la “quincena más cara del verano” -como definieron las inmobiliarias a la segunda de enero- los precios de los departamentos de uno, dos y tres ambientes en San Clemente y en Mar del Plata son bastante similares,con diferencias a veces menores al 10%. Incluso, en la primera de las playas algunas propiedades tienen un valor mayor que en La Feliz, dependiendo de su ubicación.

Según datos de las inmobiliarias Berasueta, Gonnet y Loyola, de Mar del Plata; el precio de alquiler de los departamentos de un ambiente se ubica, en promedio, entre los $5.000 y los $6.000, mientras que las inmobiliarias Del Tuyú y Arrieta Machín, de San Clemente, señalaron que en esta playa se pueden encontrar propiedades de igual tamaño por unos $4.000.

Este valor se modificará de acuerdo con su cercanía al mar. Tanto es así que los que se ubican frente a la costa cuestan alrededor de $5.500. Dos ambientes En este tipo de propiedades, ambas ciudades tienen precios similares para la segunda quincena de enero: alrededor de $7.000. Sin embargo, algunos valores se diferencian, y mucho, del resto.

Un departamento con vista al mar en el centro de San Clemente puede superar los $11.000. Esta propiedad en particular, no obstante, no representa el promedio de precios, ni marca que San Clemente sea más caro que Mar del Plata, ya que en esta ciudad también se pueden hallar inmuebles que superan ampliamente los $10.000, según su ubicación, su nivel y su tamaño.

Los más grandes

En cuanto a los tres ambientes, los precios en “Mardel” rondan los $10.000, valor que marca una diferencia con el promedio de San Clemente, que se ubica en torno a los $8.500. Una diferencia que no parece tan grande. Como se puede apreciar, la costa bonaerense ofrece una amplia gama de precios para todos los gustos y bolsillos.

 

Fuente: cronica.com.ar