El movimiento turístico durante el primer fin de semana del año mostró altos porcentajes de ocupación en los destinos turísticos más importantes del país, tanto en la costa como en la zona serrana y las montañas, según datos suministrados por sus respectivos organismos del sector.

Mar del Plata, el principal centro veraniego argentino y mayor receptor turístico del país durante todo el año, comenzó el año con un 90% de ocupación en su capacidad hotelera, luego de recibir en diciembre último unos 840.000 turistas, que fue una cifra récord para ese mes.

En otra ciudad costera bonaerense, Pinamar, el turismo creció en la primera semana de 2015 un 20,36% respecto del mismo período del año anterior, con más de 184.000 visitantes, que generaron un promedio de ocupación del 95%.

Más al sur y también sobre el Atlántico, Miramar tuvo una ocupación hotelera promedio del 90% y, junto a Pinamar y Cariló, fue uno de los tres destinos preferidos de la costa bonaerense.

Esta ciudad, cabecera del partido de General Alvarado, tuvo picos de 98% en ocupación de cabañas y registros de 88% en hoteles de 2 estrellas, 85% en los de 3 estrellas y 80% en hostels.

De otro lado del país, en la cordillera patagónica, San Carlos de Bariloche empezó el año con una ocupación estimada en un 85% de sus 28.500 plazas disponibles, entre hoteles, hostels, bungalows, hosterí­as y otros tipos de alojamientos.

La masa de visitantes estuvo compuesta en gran parte por turismo nacional, atraídos por sus playas lacustres, turismo aventura y contemplativo, variados paseos y fiestas y entretenimientos varios.

También en Río Negro, pero sobre la costa atlántica, el balneario de Las Grutas tuvo una ocupación del 90% promedio y la cantidad de reservas aseguran que toda la primera quincena de enero será muy concurrida.

Más al sur, en Chubut, la Península Valdés recibió en estos primeros días del año unas 17.500 personas, la mayoría proveniente de la misma provincia, luego que durante todo 2014 ingresaran a esa reserva natural y Patrimonio de la Humanidad más de 355.000 turistas.

Mendoza tuvo un virtual aluvión de visitantes en sus numerosos espejos de agua, con un total de 280.000 personas incluidas los del fin de semana largo de Navidad.

Los lagos y embalses preferidos por los turistas fueron El Carrizal, Potrerillos, El Nihuil, Valle Grande, Los Reyunos, El Tigre y Agua del Toro, además de playas o balnearios en rí­os como el Mendoza.

Córdoba registró en sus valles un alto nivel de ocupación de hospedaje, con topes superiores al 90%, como ocurrió en Villa Carlos Paz, que con la llegada del Rally Dakar alcanzó el 92%.

La vecina provincia serrana de San Luis también tuvo un buen nivel de visitantes, tanto argentinos (el 40% bonaerenses) como de países vecinos, quienes ocuparon en promedio el 85% de sus plazas de hospedaje, lo que superó el promedio registrado en el fin de semana largo de la última Navidad.

Fuente: puntonoticias.com