Si me piden sacar la carpa, ¿dónde lo denuncio?


La Defensoría del Pueblo puso a disposición un número de teléfono y un correo electrónico para que se denuncien los balnearios donde impiden usar sombrillas en la playa pública.

Publicada 30/12/2014

este tipo de denuncias se registraron tanto en las playas del sur o del norte de la ciudad. (Foto ilustrativa)

Ante los numerosos reclamos recibidos por vecinos, en relación a la prohibición que ejercen algunos balnearios a los bañistas que quieren utilizar sombrillas en el espacio público, la Defensoría del Pueblo expresó su condena a ese “accionar claramente ilegal”.

“Este tipo de acciones deben ser denunciadas y es por eso que nos reunimos con la Directora de Recursos Turísticos Mónica Rábano, para hacerle llegar los numerosos reclamos recibidos , entre los que figuran el parador `Marbella´ y varios de la zona sur de la ciudad”, detalló Fernando Rizzi, coordinador de la Defensoría del Pueblo a 0223.

En ese sentido desde el organismo hicieron hincapié en que “si hubiera una agresión o amenaza o intimidación de cualquier persona el destinatario debe efectuar la denuncia policial”, en tanto que informaron que los marplatenses y turistas pueden hacer las denuncias telefónicamente al Emtur (495-1777) o por correo electrónico al programa “Defensoría del Turista” de la Defensoría del Pueblo: defensoríadelturistamdp@gmail.com .

Asimismo, Rizzi sostuvo que “los propietarios de los balnearios saben muy bien que frente a sus balnearios hay una zona de playa pública sobre la cual no tienen ningún derecho, y por lo tanto allí las personas pueden ejercer los mismos derechos que en cualquier playa pública del Partido de General Pueyrredon”, concluyó.

Fuente: 0223.com.ar

Anuncios

Prevencion por las estafas en internet en los alquileres temporarios.


La Defensoría del Pueblo y el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos aconsejan a turistas que se mantengan alerta ante posibles estafas en alquileres temporarios por internet.

Edificio Bristol Center: Cuarenta años no es nada


Se cumplieron cuatro décadas de la aprobación de la ordenanza del Bristol Center. La de los tiros en el Concejo. El proyecto prometía una obra faraónica, con piscina, cines, salas de juego y tres pisos de galerías comerciales. Nunca se terminó. El gobierno local apuesta a un plan de expropiación. Los propietarios esperan una mejora estética y que la Suprema Corte defina una demanda contra la constructora.

Por Ramiro Melucci – Fotos: Pablo González

Bristol Center portada

Sobre un papel amarillo y con una birome azul, el hombre escribe números. Le salen de memoria: 334, 550, 96 y 225. Al lado del 334 anota “Torre B”. Al 550 le pone “cocheras”; al 96 “locales” y al 225, “Torre C”. Después apunta la suma: 1.205. “Eso es lo que hay”, comenta. Y más abajo dibuja un 1.800 y lo encierra en un círculo. “Eso -vuelve a comentar- es lo que debía haber”.

El hombre es Jorge Urrizaga, que durante más de 15 años formó parte del consorcio de administración del Bristol Center, y está hablando del total de unidades funcionales que tiene ese complejo entre los departamentos, el apart hotel, las cocheras y los comercios. También de las que figuraban en el proyecto y no se construyeron nunca. Para eso muestra un boceto de cómo hubiese quedado de haber sido terminado tal como fue planeado. Se ven tres torres imponentes, una galería que las conecta a la altura del décimo piso y tres niveles (los primeros) con espacios comunes. La comparación con lo que verdaderamente hay en esa manzana, ubicada entre las calles San Martín, Buenos Aires, Rivadavia y Entre Ríos, es inevitable: dos torres, tres pisos con estructuras a medio terminar, hierros oxidados y comercios de ropa y comida que venden mucho pero atraen poco. Pena. La comparación termina dando pena.

“Esto lleva 35 años abandonado. Es una vergüenza”, dice casi resignado Roberto Schleider, que conoce como pocos la historia del abandono porque en 1968 su padre le alquiló un comercio en la Galería Bristol. Propietario de dos cocheras, cuenta que tanto los subsuelos como los departamentos están “perfectamente construidos”, asegura que “no hay riesgo de derrumbe como muchos creen” y reclama una mejora del aspecto de los locales y la fachada: “El problema no es lo que está hecho, sino lo que quedó a medio hacer”.

***

Dueña de un pasado de lujo y sofisticación, la manzana que comprendía el Boulevard Patricio Peralta Ramos y las calles San Martín, Rivadavia y Corrientes padeció una decadencia progresiva desde 1930. Allí se erigió el Bristol Hotel, donde solían alojarse las familias aristocráticas de Capital Federal que llegaban a Mar del Plata a veranear.

Golpeado por la crisis del 30, el hotel cerró sus puertas en 1944, y sus amplios salones fueron divididos en los locales comerciales de la Galería Bristol. Dos décadas después, la manzana fue a remate. El 23 de julio de 1966, la firma Atarisco la compró por 100 millones de pesos.

Para entonces ya se hablaba de un proyecto para construir una torre de 30 pisos con dos cines, una confitería, una galería de arte, una sala teatral, una de conferencias y hasta una guardería infantil.

La obra fue autorizada por el comisionado municipal Pedro Martí Garro -gobernante de facto de la ciudad durante buena parte de la dictadura que en el país inauguró Juan Carlos Onganía en 1966- e iniciada por la constructora Nicolás Dazeo.

En 1969, el emprendimiento pasó a manos de las firmas Fundar SA y Construir SA, propiedad del empresario David Graiver, el mismo que después compraría Papel Prensa y sería considerado “el banquero de los Montoneros”.

Los nuevos constructores pensaron un proyecto más ambicioso, con tres torres y un centro cultural, y empezaron con la promoción y la preventa de los departamentos. Fue entonces cuando lo bautizaron Bristol Center. Pero no estaban a salvo de la polémica: las torres generarían un cono de sombra sobre la playa Bristol. “Por eso, a poco de comenzada la obra, las áreas técnicas del municipio desaconsejaron su continuidad”, apunta el licenciado en Historia Juan Ladeuix. En efecto, la obra fue interrumpida.

Los propietarios de los departamentos se pusieron en alerta. “Son ellos los que en el 73 le empezaron a meter reclamos al gobierno socialista -liderado por el intendente Luis Nuncio Fabrizio- para que siguiera la obra”, cuenta Ladeuix. Claro que la decisión no era fácil: “Tradicionalmente, los socialistas se habían opuesto a la construcción de edificios altos frente a la costa”.

Hubo que negociar. “Se logró bajar la altura y reglamentar nuevamente las torres”, recuerda el exconcejal Juan Carlos Cordeu, que formaba parte del bloque oficialista del Concejo Deliberante.

El consenso alumbró un nuevo proyecto. El complejo estaría compuesto por tres subsuelos para uso de cocheras, un basamento integrado por tres niveles destinados a la radicación de locales comerciales, esparcimiento y actividades socioculturales, y tres torres dispuestas entre sí en forma triangular.

En las negociaciones, el Ejecutivo se aseguró la donación de un auditorio de 370 metros cuadrados y de un salón de exposiciones de 390. Pero al gobierno municipal todavía le faltaba algo: la aprobación en el Concejo del proyecto de ordenanza.

Bristol Center II

***

Los nueve disparos perforaron los discursos. Uno de ellos pasó a centímetros de la cabeza del secretario del Concejo, Alberto Peláez. La mayoría de los balazos se incrustaron en uno de los rincones del recinto. Por lo menos uno alcanzó el techo. Todavía hoy, 40 años después de la sesión legislativa más escandalosa que se recuerde en Mar del Plata, se pueden apreciar las marcas de los tiros en las paredes.

En la sesión extraordinaria del 5 de diciembre de 1974 estaba en debate el proyecto oficial para seguir la ejecución del Bristol Center. Anunciada para las 19.30, recién empezó una hora más tarde. Hasta las 21.30 los concejales expusieron sus argumentos. Las posturas eran parejas: el socialismo y un sector del peronismo apoyaban el proyecto impulsado por Fabrizio, en un contexto de alarmante falta de trabajo en la industria de la construcción; otra fracción justicialista y el radicalismo consideraban inaceptable el cono de sombra que proyectaría el edificio sobre la playa Bristol.

El clima se fue poniendo espeso a medida que transcurrían los discursos. El peronismo estaba en ebullición. Los obreros de la construcción, liderados por Miguel Ángel Vasconcellos, respaldaban la obra. El bloque del Frejuli (Frente Justicialista de Liberación), la rechazaba. “Esto es una estafa a la población, una perturbación a los planes de la reconstrucción nacional que sustenta el gobierno del pueblo, y una escandalosa y sucia tramitación administrativa, lo peor de este gobierno socialista”, llegó a acusar el jefe del bloque, Luis Omoldi. La barra expresaba esa división: estaba poblada por peronistas que estaban a favor y peronistas que estaban en contra.

El discurso que detonó el escándalo fue el de Rodolfo Santamaría. El concejal del bloque federal elogió al creador de su partido, el oficial naval Francisco Manrique, y como por arte de magia unió en un instante a los dos sectores justicialistas, que comenzaron a insultarlo y a cantar la Marcha Peronista. Fueron diez minutos en que sólo se escucharon estribillos alusivos al movimiento creado por Juan Domingo Perón. El presidente del Concejo, el socialista Ricardo Junco, optó entonces por convocar a un cuarto intermedio.

El recreo no consiguió aplacar los ánimos. Al reanudarse la sesión, los insultos a Santamaría continuaron. De pronto se vio avanzar a un pequeño grupo con un afiche de la presidenta Estela Martínez. “Sigámosla”, decía. “Que lo pongan, que lo pongan”, coreaban algunos. Cuando lo estaban por hacer, el secretario del Concejo salió decidido a impedirlo. Junto con algunos asistentes, Peláez forcejeó con los simpatizantes peronistas y pareció querer destruir el afiche. No era inusual para la época: unos y otros portaban armas.

Enseguida una mujer fue agredida y cayó al suelo. Casi en simultáneo se oyó el primer disparo, que por milagro no alcanzó a Peláez. El tiro provocó un desbande generalizado. Desde la barra, otros dos hombres blandieron sus armas de grueso calibre y abrieron fuego. Un agente policial vestido de civil respondió con disparos para arriba. Había gritos de espanto. Sillas que volaban al recinto. Intentos desesperados por guarecerse. Entre los que buscaban devolverle la calma al recinto estaba Antonio Gilardi, hoy secretario general del sindicato de municipales. En esos años era policía.

Acallados los disparos, en la barra no quedaba casi nadie. Fueron unos minutos en los que pudo pasar cualquier cosa, pero sólo hubo heridos por golpes de puño. “Estamos para cumplir un mandato popular que no debe interrumpirse. Que estos hechos de vandalismo no se repitan”, dijo Junco, el presidente del Concejo, cuando a las 22.10 reanudó la sesión. El debate se extendió durante horas y la definición no pudo ser más ajustada: 12 concejales votaron a favor, otros 12 en contra. A la 1.40 del viernes 6, después de una jornada que el radicalismo calificaría como “la más vergonzosa de toda la historia del Concejo Deliberante”, Junco desempató con su voto positivo.

Por motivos obvios, esa sesión es la más recordada. Pero, como apunta Ladeuix, a comienzos del año legislativo había habido otra con fuertes cruces de acusaciones por el Bristol Center: “Ya ahí los socialistas mostraron su intención de que el proyecto prosperara, con el argumento de que el grupo inversor le iba a dar a la municipalidad un auditorio”.

***

“La aprobación implicó que se otorgaran condiciones excepcionales para lo que era el área. Esa zona de la ciudad tiene un alto valor simbólico: es parte del área fundacional de la ciudad, donde ha habido intervenciones urbanas de distintas escalas”, reflexiona la presidenta del Colegio de Arquitectos, Julia Romero.

La obra continuó hasta que llegó la dictadura y todos los bienes y compañías de Graiver fueron expropiados por la Comisión Nacional de Reparación Patrimonial. Con el retorno de la democracia, los derechos volvieron a la empresa Construir. Es decir, a Lidia Elva Papaleo, la viuda de Graiver. El hotel fue terminado en los primeros años de la década del 90, cuando el presidente de la sociedad ya era Diógenes Alfredo de Urquiza Anchorena, el apoderado de Papaleo, que hoy sigue siendo el principal referente de la firma.

Para Romero, el Bristol es el mejor ejemplo de lo que un emprendimiento sin el estudio debido le puede generar al espacio público de la ciudad. “Como estuvo configurado, trajo un perjuicio y no un beneficio. Justamente porque está arrojando sombras sobre la playa. El proyecto inconcluso le generó un deterioro a la calidad ambiental de ese sector de la ciudad que es prácticamente irreparable”, interpreta.

De lo que no se habló más fue de la donación del auditorio y el centro de exposiciones que la constructora debía hacer al municipio. La que se permitió preguntarlo fue la Defensoría del Pueblo en un pedido de informes que elevó en agosto al Ejecutivo municipal, en el que también interrogaba sobre la vigencia de los permisos de construcción y la posibilidad de disponer su caducidad. No hubo respuestas.

El defensor Fernando Rizzi tampoco tuvo suerte cuando, en sus años de concejal, propuso la construcción de una marquesina unificada o falsa fachada para uniformar colores y diseño; cerrar con portones los espacios que no se usan, ocultar los hierros y las obras inconclusas y hacer murales para mejorar la estética del lugar. Por eso su queja es recurrente: “El gobierno municipal no ha mostrado interés en hacer más prolijo el entorno”.

***

“Te tenés que encargar del Bristol Center”. Un domingo a la tarde de hace tres años, el intendente Gustavo Pulti llamó por teléfono a Alejandra Martínez para darle esa orden que con tono amable buscó disfrazar de pedido. Martínez se había convertido hacía poco en la primera diputada provincial salida de las filas de Acción Marplatense, que llegó a la banca a través de la lista del Frente para la Victoria.

La orden-pedido de Pulti buscaba que Martínez se abocara a armar un proyecto de ley de expropiación del Bristol Center. La diputada lo obedeció, pero a medida que avanzaba se iba topando con obstáculos inusitados. Cuando solicitó en la Dirección Provincial de Catastro la valuación fiscal del inmueble, le respondieron con un informe en el que figuraban las tres torres del Bristol. Es decir que aparecía hasta la Torre A, que nunca se construyó. Eso no fue todo. En el municipio no hubo forma de hallar el plano de mensura. Martínez llegó a ofrecer un equipo de búsqueda que rastreara los sectores de la municipalidad en que se creyera que pudiera estar el expediente. Pero no hubo pistas.

Bristol Center I

Lo mismo le había pasado diez años antes al entonces concejal Eduardo Pezzati, impulsor de una ordenanza que creó una comisión mixta para reordenar el Complejo Bristol Center: nunca consiguió el expediente inicial. “Se dice que la dictadura lo hizo desaparecer”, arriesgó un exconcejal que los buscó junto con Pezzati.

El complejo está conformado por el Edificio Bristol Center (San Martín 2110), de 24 pisos; el Bristol Condominio Apart Hotel (San Martín 2150), de 18; la Galería Bristol (Rivadavia 2179), comercios en el resto de la manzana y unas 550 cocheras subterráneas distribuidas en tres niveles. Los primeros tres pisos que están sin terminar correspondían, como la planta baja, al sector comercial.

El proyecto de expropiación, que Martínez tiene casi definido y prometió presentar en enero, no apunta a tirar todo abajo como se hizo con la manzana 115. Sólo se derribaría lo que está inconcluso y se le daría un uso público a la planta baja. En otras palabras: lo que se va a transformar es el sector de los comercios. “Si pensamos a futuro -observó Martínez- la idea es que queden las dos torres, el espacio público y las cocheras”.

La legisladora asegura que lo más importante del proyecto ya lo tiene: son los informes de arquitectos e ingenieros que determinan que, si se derriba lo que se piensa derribar, no se verá afectada la estructura del edificio. “Todas las cuestiones técnicas las tenemos resueltas. Sólo nos faltan algunas cuestiones de forma”, apuntó. “El objetivo es poner en valor la zona”.

El Colegio de Arquitectos colaboró en la redacción de los argumentos de la iniciativa. “Parte de los fundamentos están basados en lograr una intervención que potencie y jerarquice el espacio público, que lo articule con la Plaza del Milenio y la Peatonal San Martín. Además, hay que garantizar los accesos a los edificios y la conexión con las cocheras. La posibilidad de intervenir de una manera adecuada los sectores que quedaron inconclusos probablemente descomprima el lugar y permita cambiarle la cara”, estima Romero.

Lo que todavía no está del todo claro es qué se piensa hacer después de la expropiación. “Somos defensores de los concursos de arquitectura -subraya la presidenta del Colegio-. Llegado el caso, creemos que habría que llamar a un concurso de ideas para obtener propuestas que contemplen la creación de espacios públicos abiertos y cerrados para complementarlos con las áreas comerciales, porque la zona es netamente comercial. También podría haber lugar para desarrollar actividades culturales. Es un tema que merece mucho estudio”.

Si a esta altura algo parece unánime es que la obra sin terminar es una postal del abandono. Sólo parece. “Debido a estar situado en un lugar privilegiado, el entorno que rodea al Bristol Condominio Apart Hotel combina el relax de la playa, la diversión del Casino Central con la excitante vida comercial y cultural de la Peatonal San Martín”, promocionan los dueños del hotel en su página de internet. Y siguen: “La Plaza Colón y la Plaza del Milenio forman parte de un espacio verde que se completa con los canteros lindantes que jerarquiza de gran manera el entorno paisajístico del sector costero”. Se ve que la unanimidad no es tan fácil de conseguir.

***

Urrizaga fue uno de los propietarios que, durante algunos años, logró sacarle poder a Construir en las decisiones del consorcio. Al ser dueña de las 225 unidades del hotel y de otras en los distintos sectores del complejo, la empresa dominaba a su antojo las asambleas de propietarios, desde donde nunca surgía una exigencia para que se terminara la edificación.

“La cantidad de problemas que genera la obra inconclusa es enorme. Se desprenden materiales, se acumula agua en las losas que están por encima de la planta baja y se filtra a los locales y las cocheras. Cuando llueve se forman lagunas que caen como cascadas en la vereda. Hay locales a los que no puede entrar nadie porque cae un chorro de agua”, enumera Urrizaga.

Bristol Center III

“Un problema permanente es el desprendimiento de mampostería”, acota Schleider, que no hace mucho vio la caída de un trozo de material en plena Peatonal San Martín. “Creo que la municipalidad tiene que tomar cartas en el asunto para que caduque el derecho de construcción”, sugiere.

En 2003, luego de cambiar el administrador del consorcio, los propietarios presentaron una demanda millonaria contra la empresa por incumplimiento en la terminación de la obra. Asesorados por el abogado Alberto Gabás, allí sostuvieron que la finalización “decorosa, urbanística y estética” del complejo contribuiría al cese de las filtraciones y la caída de materiales, así como a la terminación de fachadas, espacios comunes, galerías y entradas, “pues el dinero reclamado se destinaría a esos fines”.

No olvidaron decir que faltan obras comunes “relacionadas con la infraestructura ofrecida y pagada”, entre las que mencionaron una piscina, confiterías, ascensores, pasillos, pintura, una entrada común, un solárium, salas de juego, una galería comercial, dos cines, el salón de convenciones, fachadas, entradas y servicios eléctricos.

La causa tuvo un fallo adverso en primera instancia, pero el 4 de agosto de 2009 los jueces de la Sala Primera de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial Mar del Plata fallaron a favor del consorcio. La constructora no se resignó y presentó un recurso extraordinario ante la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires. Desde entonces Leandro Gabás, hijo del abogado que formalizó la demanda, contesta con las mismas tres palabras cuando en las reuniones de consorcio los propietarios le preguntan por la causa: “No hay novedades”.

Fuente: http://www.revistaajo.com.ar

Luego del sol, llegó la lluvia, ¿cómo seguirá el clima en lo que resta del año?


El último domingo del 2014 arrancó con el gigante amarillo brillando en plenitud y una temperatura de 30º. Este lunes será aún más caluroso y las leves precipitaciones podrían reiterarse en próximos días.

Publicada 28/12/2014

El año termina con buen tiempo y muchos días de playa.

La semana de Navidad instaló definitivamente en la Costa Altántica una nueva estación de verano. Luego de varios días de mucho sol y altas temperaturas, finalmente este domingo por la tarde llegaron las primeras lluvias del final del año. Según los pronósticos, las precipitaciones podrían reiterarse tanto este lunes 29, como el martes 30 e incluso el miércoles 31. Sin embargo, a no desesperar: no serán jornadas de mal tiempo constante.

Por lo pronto, este lunes, se espera tiempo bueno en gran parte de la jornada, dominada por el viento del sector norte, con temperaturas promedio de 28 grados que en el lapso de las 12 a las 18 horas tendránpicos superiores a los 30. Es decir, un nuevo día de playa y/o actividades al aire libre. Las lluvias llegarían recién por la noche, luego de un rápido aumento de la nubosidad para horas del atardecer.

El martes, ya desde la madrugada, será el día en que se notará un gran cambio de temperatura. Con cielo parcialmente nublado, las máximas oscilarán en torno a los 21 grados y el viento ya será del este. Las probabilidades de la existencia de lluvias son bajas y, en caso de producirse, serán momentáneas y de poca voluminosidad, con epicentro en las primeras horas de la noche.

Para el miércoles 31, jornada de lógico interés para muchos, el descenso de temperatura del martes no sufrirá modificaciones y los termómetros marcarán el rango más alto sobre los 22 grados, con vientos que variarán del norte al sur en el mismo día y que podrían ocasionar alguna precipitación en horas de la tarde. De acuerdo a los estudios extendidos del clima, en Mar del Plata se brindará por el nuevo año con cielo nublado aunque ya sin lluvias en la noche.

Al borde del mar, hay que tener en cuenta que todo puede cambiar. Los satélites indican, de igual modo, que el 2015 arrancará con otro descendo en las temperaturas: jueves 1 y viernes 2 vendrían con máximas no superiores a los 20º, serán jornadas ventosas y con nubosidad variable.

Fuente: 0223.com.ar

El 2014 termina con un 15% más de turismo interno en los fines de semana largos


Luego de la extensa semana por Navidad, que movilizó a dos millones de personas, la Cámara Argentina de Turismo contabilizó durante los 10 fines de semanas largos del año, a más de 11 millones de turistas.

Publicada 28/12/2014

Mar del Plata, directamente beneficiada por los fines de semana largos.

Se terminó el último fin de semana largo de un año que sumó 10 feriados a diferentes sábados y domingos del calendario y los datos para el rubro turístico argentino son cada vez más alentadores.Durante este 2014, se registraron cerca de 11 millones 500 mil arribos de turistas a diferentes destinos del país, lo que significa un crecimiento acumulado del 15% en relación al 2013.

Oscar Ghezzi, titular de la Cámara Argentina de Turismo, celebró este domingo los últimos datos respecto a la extensa semana de Navidad que tuvieron los argentinos en el cierre del año y expresó: “el movimiento turístico interno mantuvo en 2014 la tendencia de crecimiento, lo cual vuelve a ser una gran señal para las economías regionales”

Para el directivo, esta tendencia que crece año tras año “es fruto de un trabajo enfocado en consolidar la actividad en nuevos destinos, producto de la desestacionalización de la temporada, impactando en la generación de empleo y en otros sectores de la economía sobre los cuales el turismo derrama sus efectos”.

La ley de reordenamiento de los feriados confirma su validez mes a mes y permitió en los últimos años confirmar la nueva modalidad turística de escapada hacia destinos cercanos. El Ministerio de Turismo de la Nación aportó más datos al saludable fenómeno: la estadía promedio de los turistas en los destinos del país fue alrededor de 4,3 noches, con un gasto promedio diario por turista de 261 pesos.

Fuente: 0223.com.ar

Se esperan fuertes vientos y brusco descenso de la temperatura


Alerta-meteorológico-por-fuertes-vientos
La Municipalidad de General Pueyrredon informa por medio del Consejo Municipal de Contingencias Meteorológicas (CMCM) que todavía la zona se encuentra en una situación caracterizada por una circulación continental del noroeste que incrementará su velocidad y que aportará aire caluroso.

Sin embargo, los especialistas meteorólogos observan “avanzar un frente frío detrás del cual llegará la nueva masa de aire.”

Por lo expuesto, se espera un marcado descenso de temperatura con posibles precipitaciones.

Este proceso comenzará a sentirse mañana manteniéndose hasta el lunes con los matices que se verán en el pronóstico para cada día. Lo más importante del fenómeno se verá hoy cuando se produzcan vientos de fuerte a muy fuerte.

Pronóstico para el día de hoy
Tiempo: ventoso y por momentos muy ventoso. Soleado y caluroso.
Cielo: poco a parcialmente nublado
Viento: Regular y Fuerte 30-50 kph del Nor Oeste con ráfagas de Muy Fuertes 50-60 kph. Disminuyendo por la tarde.
Máxima Estimada: 33 grados

Pronóstico Extendido
Sábado 20
Tiempo: mayormente nublado con temperatura en marcado descenso. Muy fresco desde la tarde o noche.
Cielo: cubierto con claros y cubierto con algunas lluvias o lloviznas.
Viento: Leve 10-20 kph del Oeste, cambiando al Sur en aumento a Regular 30-40 kph
Máxima Estimada: 17 grados

Domingo 21
Tiempo: algo nublado y muy fresco.
Cielo: Parcialmente Nublado
Viento: Moderado 20-30 kph del SE
Máxima Estimada: 18 grados

Lunes 22
Tiempo: Inestable con aire fresco y húmedo. Mejoras temporarias.
Cielo: cubierto con claros y cubierto con lluvias y lloviznas
Viento: Moderado 20-30 kph del sector Este
Máxima Estimada: 19 grados

Fuente: Puntonoticias!

Cristina: “El emisario submarino es una obra muy importante para la calidad turística de Mar del Plata”


Por teleconferencia, la Presidenta de la Nación inauguró de manera oficial una obra clave para que los desechos cloacales no contaminen la costa de la ciudad. También destacó la futura adjudicación de la nueva planta de depuración de aguas.

Randazzo y Pulti escucharon a la Presidenta desde la estación Ferroautomotora.

La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, aseguró que “el emisario submarino es una obra muy importante para la calidad turística de Mar del Plata”.

La primera mandataria formuló las declaraciones ayer durante una teleconferencia con la ciudad donde, además de poner en marcha la obra clave para que desechos cloacales no contaminen la costa marplatense, anunció que hoy llegarán las nuevas formaciones de trenes (ver página 4) y que se abrirán los sobres de los oferentes para construir la planta de tratamiento de efluentes cloacales.

En la ciudad, escuchaban desde la estación Ferroautomotora a la Presidenta, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo; el intendente de General Pueyrredon, Gustavo Pulti; el administrador del Enosa, Lucio Tamburo, y el presidente de Obras Sanitarias, Mario Dell’Olio.

La Presidenta comenzó la teleconferencia enviando un saludo para los marplatenses y con una broma. “Vamos a explicar qué es el emisario porque ahora que está Parrilli en inteligencia pueden pensar que se trata de un espía”, dijo.

Y, enseguida, agregó: “El emisario submarino es una obra sanitaria muy importante, tan importante que tiene una extensión de 4 kilómetros y que se introduce en el mar para arrojar los desechos. Es muy importante este emisario submarino sobre todo en lo que es la calidad de Mar del Plata como ciudad turística. Aporta un saneamiento ambiental que es fundamental”.

Después, la Presidenta anunció que se duplica la llegada de vuelos a Mar del Plata (ver aparte) y destacó que hoy llegará el nuevo servicio de trenes. Para finalizar, con humor, Cristina le dijo al intendente: “Mirá Pulti, te mandamos gente por auto, por trenes y por avión. No te podés quejar hermano, la verdad no te podés quejar”.

Por su parte, el intendente Gustavo Pulti afirmó que el emisario submarino es una obra extraordinaria para el presente y para el futuro de las próximas generaciones.

“Se concluye la obra del emisario submarino con la participación de hombres y mujeres argentinas, de una empresa argentina y del Enosa que ha hecho un esfuerzo extraordinario como así los trabajadores de OSSE”, dijo. Y enseguida agregó: “Esta obra transforma el mar ante aquello que la venía impactando desde hacía décadas. Hace más de 30 años que Mar del Plata quería cerrar este capítulo y lo estamos cerrando en las mejores condiciones porque hoy se concluye esta obra que insumió 2 millones de horas hombre trabajadas, 100.000 toneladas de piedra y más de 8 mil metros de hormigón para extender 4.200 metros dentro del mar y así resolver un problema que lleva muchos años en la ciudad”.

En tanto, Pulti también destacó que hoy se abrirán los sobres de los oferentes que se presentaron para licitar la nueva planta de efluentes cloacales. “Todo esto es una respuesta propia de esta década porque se da una respuesta ambiental al mar argentino por los próximos cincuenta años”, dijo el intendente. Y agregó: “Esta obra ambiental es un orgullo para todos y también hay que decir que esta obra ambiental es la más grande de la historia de la ciudad”.

Por otra parte, el intendente sostuvo que el nuevo servicio de trenes que comenzará a llegar hoy a Mar del Plata “significa para la ciudad recuperar las mejores épocas”.

“El tren cambió la historia de Mar del Plata y con esta decisión de fortalecer nuevamente el servicio se comienza una nueva que tendrá un tren más cómodo y seguro”, finalizó Pulti.

Fuente: diario la capital

En el mundo del revés, clavás una sombrilla en la orilla y te dicen que está prohibido


Hartos de discutir, los vecinos de la zona sur le exigen al Municipio que “haga algo” con esos concesionarios que “no permiten tener sombra a quienes no son sus clientes”.

Publicada 18/12/2014

| 35 comentarios

En la zona sur, los vecinos discuten mucho, pero no entre ellos. La pelea, que siempre arranca en verano, es con los balnearios que no los dejan colocar sombrillas y carpitas en la parte pública. Sí, como se lee. En muchas playas de la costa marplatense, los que no alquilan espacio de sombra a un privado –porque no les alcanza o porque sencillamente no quieren- no pueden disfrutar de la sombra en la orilla.

“Molestan la visión de los clientes”, es la explicación que los carperos dan –no sin incomodidad y vergüenza- a marplatenses y turistas “no clientes” que tienen que hacer a un lado a sus paragüitas gigantes. “La entiendo señora, pero mire el cartel. Yo cumplo en avisarle lo que establece el balneario”, es la contestación más escuchada de la temporada y es también el disparador de cientos de entredichos entre los vecinos del barrio Alfar y los concesionarios del sur.

“Las playas son de Peralta Ramos, pero la línea de playa, la orilla, es pública. Por acá, el Municipio hizo un montón de accesos públicos y eso está buenísimo. Pero hay algo que sigue pasando, que no se cambia y que es vergonzoso: no nos permiten poner una sombrilla y encima cada vez dejan menos lugar para los que no alquilamos. Es una locura total. Y como si eso fuera poco, porque es tanta la desidia, ponen carteles prohibiendo algo que no está prohibido”, señaló Karina, una vecina de Alfar.

Según dijo, ella y otros lugareños “denunciaron estas situaciones muchas veces”. “Y siempre pasa lo mismo. Vienen dos inspectores, sacan los carteles, advierten a los balnearios y a lo días todo está como antes. De verdad que es una locura discutir por esto”, razonó la mujer, que espera que el Municipio “tome cartas en el asunto” y de “una buena vez, ponga freno a esos atropellos”.

Y si eso no ocurre en breve, los vecinos están organizados y con ganas de hacer alguna acción más directa. “No nos podemos quedar con los brazos cruzados. Somos del barrio, tenemos derecho a nuestras playas. Vamos todo el año. No puede ser que justo en verano no podamos disfrutar de un espacio y entorno que también es nuestro”, completó Karina.

fUENTE: 0223.COM.AR

En 2015 habrá un feriado cada tres semanas


Cifras similares a las de 2014

En total, serán 17 días no laborables. Y habrá 6 fines de semana largos y cuatro “extra largos”. Mes a mes, todo el calendario.

Domingo de sol. La postal de Las Toscas, ayer a la tarde. Con calor y cielo despejado, la gente disfrutó la playa hasta el atardecer. FABIAN GASTIARENA

En 2015 habrá diez fines de semana largos en los que muchos se escaparán a la playa. FABIAN GASTIARENA

En 2015 habrá 17 feriados nacionales y diez fines de semana largos; seis de ellos abarcarán tres días (con feriados viernes o lunes) y cuatro, cuatro días (con feriados jueves y viernes o lunes y martes). La cantidad total de feriados es la misma que en 2014. También habrá en 2015 el mismo número de fines de semana largos, con una diferencia: de los diez que hubo en 2014, siete fueron de tres días y tres de cuatro días.

Siempre según el Ministerio del Interior y Transporte, en enero habrá un único feriado, el jueves 1°, Año Nuevo. Sin embargo, el viernes 2 de enero será asueto administrativo por lo que, para los empleados de la Administración Pública Nacional, el año comenzará con un fin de semana largo.

En febrero, en tanto, serán feriados el lunes 16 y el martes 17, ambos por Carnaval, con lo que se tendrá el primer fin de semana largo generalizado de 2015.

En marzo, por su parte, habrá otro fin de semana de cuatro días, ya que el lunes 23 será feriado Puente Turístico y el martes 24 se conmemorará el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

En abril de 2015, el jueves 2, Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, y el viernes 3, Viernes Santo, formarán otro fin de semana de cuatro jornadas.

Durante mayo habrá dos fines de semana largos de tres días. Uno formado por el viernes 1°, Día del Trabajador; y otro por el lunes 25, Día de la Revolución de Mayo.

En junio, en tanto, habrá un único feriado, que caerá en un sábado, se trata del 20 de junio, día en que se conmemora el Día del Paso a la Inmortalidad del Gral. Manuel Belgrano.

En julio, a su vez, habrá también un único feriado: el jueves 9 de julio, Día de la Independencia.

En agosto será feriado el lunes 17, conmemoración del Paso a la Inmortalidad del Gral. San Martín. Este feriado es de los trasladables, pero en 2015 se mantendrá en su fecha original y dará lugar a un fin de semana largo de tres días.

Septiembre será el único mes del año sin días feriados. Y en octubre será feriado el lunes 12, Día del Respeto a la Diversidad Cultural, lo que dará lugar a otro fin de semana largo de tres días. Este es otro feriado de los trasladables que en 2015 se mantiene en su fecha original.

En noviembre será feriado el lunes 23 de noviembre, fecha a la que se traslada el feriado del 20 de noviembre, Día de la Soberanía Nacional.

Finalmente, en diciembre, será feriado el martes 8, día de la Inmaculada Concepción de María, que, sumado al lunes 7, feriado Puente Turístico, forman un fin de semana largo de cuatro días. Y el último feriado del año será el viernes 25 de diciembre, Navidad, que formará un fin de semana largo de tres días, el último del año.

A esto habrá que sumar los días no laborables que alcanzan solo a los habitantes que profesan la religión Judía: 4, 5, 9, 10 y 11 de abril y 15 y 23 de septiembre.

Mientras que el viernes 24 de abril será no laborable en conmemoración del genocidio sufrido por el pueblo armenio, para los empleados y funcionarios de organismos públicos y los alumnos de origen armenio.

 

Fuente: http://www.clarin.com.ar

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: