?Hay empresas que ya ofrecen inmuebles en moneda nacional?


El marplatense Jorge Mateo está nuevamente al frente del Colegio de Escribanos de la provincia de Buenos Aires. Elegido por unanimidad para el período 2012-2014, ésta será la tercera vez que Mateo ocupe el máximo cargo al frente de la entidad.

El marplatense Jorge Mateo volvió a asumir la presidencia del Colegio de Escribanos de la provincia.

LA PLATA, Corresponsal.- En diálogo con LA CAPITAL, el escribano brindó un panorama sobre las tareas que desarrolla el notariado, la vinculación de esta actividad con la política y el impacto negativo que están teniendo en la compraventa de inmuebles las restricciones impuestas por el gobierno nacional para la compra de moneda extranjera.

-¿Cuál es la tarea de los escribanos?

-El escribano fundamentalmente es un intermediario entre el Estado y el usuario de los servicios notariales, con lo cual siempre hemos tenido una excelente relación con el gobierno provincial, en virtud de que dependemos del Registro de la Propiedad, de ARBA, de Personas Jurídicas, de Regularización Dominial? Esa sería una de las cuestiones básicas y fundamentales, sobre todo en épocas como la que estamos viviendo, donde uno advierte en distintos lugares distintos tipos de conflicto, como el de la CGT, o las cuestiones gobernador-vicegobernador. Yo soy un convencido de que la unión hace a la fuerza, así que acá tenemos que tirar todos para el mismo lado. En definitiva, ¿quién se va a llevar el resultado? El ciudadano común.

-¿Cómo influye la política en la tarea del Colegio?

-Nosotros no participamos activamente en la vida política e institucional de la Legislatura; sin embargo, muchas veces tenemos contacto con legisladores porque hay temas que impactan directamente en el ejercicio de nuestra función o en el impacto que produce la operatoria inmobiliaria con relación a la ciudadanía. Entonces ese vínculo lleva necesariamente a hablar de política, no porque queramos participar de la política partidaria, sino porque todos los ciudadanos en definitiva tenemos algo de la política.

-Lo que más trascendencia tiene del Colegio son las operaciones inmobiliarias, pero ¿para qué otras cuestiones se necesita un escribano?

-El escribano no solamente hace compraventa de inmuebles, pero obviamente ésa es la columna vertebral del ejercicio y es por lo que casi todo el mundo conoce la actividad. También el escribano está en la creación de sociedades, en los fideicomisos, en los actos de autoprotección.

-¿Qué es la autoprotección?

-Son los actos que puede hacer una persona en tanto y en cuanto está capacitada física y mentalmente para decidir los destinos de su propia vida para cuando esté incapacitada, es dejar determinadas pautas para cuestiones económicas, familiares y de salud. Eso se puede hacer en una escribanía donde uno determina qué procedimientos médicos quiere o no quiere que le hagan si le ocurre determinada cosa, o qué quiere que a sus hijos menores o incapaces les suceda cuando no esté.

-¿Las modificaciones al Código Civil impactan en la tarea de los escribanos?

-Hay muchos cambios que impactan, por lo menos en el anteproyecto que fue elevado al Poder Ejecutivo y luego a la Legislatura, y hay algunos actos que impactan directamente no sólo en el desarrollo del quehacer notarial, sino también en el desarrollo de lo que la gente quiere hacer con algunas cosas. Estamos trabajando en eso, estaremos elevando seguramente la semana que viene algunas observaciones a ese proyecto que fue enviado. Hay cuestiones que no impactan en lo notarial, pero hay otras que sí impactan directamente, como es el tema de las donaciones.

-Sobre este tema -donaciones, testamentos- ¿se registran muchos actos administrativos?

-El registro de testamentos funciona dentro del Colegio pero los testamentos quedan en poder de quienes lo han otorgado o de escribanos, y no hay ninguna manera de ver qué es lo que se ha hecho. Pero sí puedo decir que se hacen esos actos, no solamente de parte de magnates, también de gente común que tiene un solo departamento, que no ha tenido hijos y que pretende dejárselo a un sobrino, o que en todo caso pretende mejorar a uno de sus hijos. Generalmente esto sucede con personas mayores, no lo hace la gente joven. Esto tiene que ver con una cuestión cultural, las personas mayores vienen dentro de una cultura que la gente joven hoy no tiene, los jóvenes están pensando en el día a día.

El impacto de la restricción al dólar

-¿Cómo impactan las medidas referidas a la compra de moneda extranjera en la compraventa de inmuebles?

-Las estadísticas están demostrando una disminución en la operatoria inmobiliaria como consecuencia de lo que ha significado esta imposibilidad de adquirir moneda extranjera. Hoy existe ese impedimento y seguramente si las cosas siguen así va a continuar. Habrá que adaptarse a los tiempos que corren porque en definitiva el que invirtió de alguna manera quiere seguir invirtiendo. Hoy la recesión se advierte, es pública, pero sin embargo uno empieza a leer que hay empresas que ya están ofreciendo inmuebles en moneda nacional. Son los que más rápido se adecuaron; habrá otros que estarán esperando que esto fracase y volver al sistema anterior. Personalmente creo que la decisión está tomada y no tiene marcha atrás.

-¿Quiere decir que se tenderá a la pesificación de las operaciones?

-Yo aspiro a que sea circunstancial, porque si la norma no se modifica es la gente la que se tiene que adaptar a la nueva norma. Y el escribano es el que de alguna manera documenta los negocios que hacen las partes, no es parte del negocio. Esto es muy claro: si no hay moneda extranjera en el mercado, quien quiera vender va a tener que adaptarse a las nuevas normas del mercado, porque el comprador va a contar solamente con moneda nacional. Los créditos que se están otorgando son en pesos. Hasta el 31 de octubre, para los créditos hipotecarios los bancos van a estar autorizados a entregar moneda extranjera; a partir del 1° de noviembre, los créditos van a ser en pesos y no va a haber conversión a moneda extranjera, con lo cual quien quiera vender, deberá adecuarse. Es decir que a partir del 1 de noviembre venderá el que acepte moneda nacional y el que no, no venderá.

-¿Qué es lo que regula que un inmueble suba o baje su precio?

– El aumento o disminución del valor de una propiedad está dado pura y exclusivamente por la oferta y la demanda. En los últimos años, desde 2004 en adelante, la mejor inversión para todo el mundo ha sido el inmueble, con lo cual si todo el mundo se vuelca a invertir en eso, hace que los precios suban. Hay quienes pueden decir que los precios están inflados; bueno, son los precios que se venden y que se pagan. Es la ley de mercado.

-¿Cree que puede haber algún cambio en los precios después de estas medidas?

-Es probable, hasta que el sistema esté funcionando. Vuelvo a repetir, la impresión es que esto no va a cambiar, va a seguir siendo moneda nacional. Y hace muchísimos años que la gente tiene la cultura de invertir en inmuebles, eso no va a desaparecer porque sí. Habrá que adaptarse a las nuevas reglas.

-¿Nota que las inversiones se han volcado a otros bienes que no son inmuebles?

-No todavía. En este momento me da la impresión de que la gente está expectante a ver qué pasa.

-Los inmuebles que se venden hoy en pesos, ¿se venden según el dólar oficial o a 6 pesos?

-En esto hay que hacer una distinción: una cosa es el que hoy dispone vender un determinado inmueble y seguramente hará sus números a 5,90; a 6; a 6,10 pesos. Pero el inconveniente está en la coyuntura de los que han firmado los contratos de compraventa con anterioridad a estas disposiciones y que habían pactado el pago en moneda extranjera. En la mayoría de los casos se llega a un entendimiento entre las partes y se llega a un mix entre lo que significa el valor del dólar oficial y el valor del dólar ?blue?.

-¿Cuál es la situación de Mar del Plata en lo referente a la compraventa de inmuebles?

-Mar del Plata es una plaza inmobiliaria por excelencia en la que invierte gente de todo el país, pero esto no deja de tener un impacto de recesión o de disminución de compraventa de inmuebles, negarlo sería no ver la realidad. Creo que recién estamos viendo el impacto en julio, y lo veremos acentuado en agosto y setiembre, porque nosotros hoy podemos decir que estamos haciendo escrituras, pero son escrituras de boletos de compraventa que tal vez se hicieron en abril, en mayo o tal vez en años anteriores; entonces eso va reflejando una realidad que no es la realidad de la operatoria de hoy. La realidad de la operatoria de hoy es ver qué cantidad de contratos nuevos se están realizado y eso es lo que ha disminuido notoriamente.

-La gente que vende, ¿reinvierte ese dinero en otras propiedades?

-En general, el que es inversor de inmuebles vende un inmueble para comprar otro; en algunos casos para reciclarlo, en otros casos son empresas constructoras que venden un edificio para comprar otro, pero hoy hay también una notoria disminución en la cantidad de planos nuevos. Si no se inician obras nuevas, seguramente después se va a notar la disminución de la venta de materiales, la disminución del trabajo de los gremios. Los planos que se presentan en la municipalidad son uno de los indicadores que demuestran cómo ha disminuido la construcción en relación a períodos iguales de años anteriores.

 

Conflicto gremial

LA PLATA (C) – Delegados de la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc) protestaban ayer frente a la sede central del Colegio de Escribanos bonaerense -calle 13, entre 47 y 48- para pedir que la entidad les reconozca la representatividad gremial. “Elegimos delegados hace 2 años y no los reconocen. No se aplica el Convenio Colectivo, ni los aumentos salariales; nos dan lo que quieren ellos”, aseguró a LA CAPITAL Fernando Argüelles, integrante de la comisión directiva de Utedyc La Plata. Argüelles indicó además que el Colegio “se maneja con muchas arbitrariedades que no pueden ser planteadas en ningún lugar porque no nos reconoce y se niegan a conciliar en el Ministerio de Trabajo”. Consultado sobre este tema, Jorge Mateo manifestó que ?Utedyc pretende legítimamente que el personal del Colegio de Escribanos de la provincia de Buenos Aires esté afiliado a ese sindicato. El Colegio no opone ningún tipo de resistencia a eso; es el personal el que toma la decisión de a qué sindicato se quiere afiliar?. El flamante presidente de la entidad explicó además que ?hay un grupo de escribanos del Colegio que están afiliados a Utedyc pero el resto no quiere afiliarse. Evidentemente no es una decisión que pueda tomar el Colegio, de obligar a un empleado a agremiarse a tal o cual sindicato?. Según datos del gremio, el Colegio tiene en toda la Provincia unos 400 empleados y los sueldos más bajos promedian los 5.000 pesos.

 

Fuente: diario la capital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: