Las expensas aumentaron hasta un 40% desde 2009


Las expensas aumentaron hasta un 40% desde 2009

10/10/10

Relevamiento de Clarín en edificios porteños. Se debió en parte, a la suba a los porteros, cuyos salarios y cargas representan entre un 50 y 70% de las rendiciones. Y también porque la inflación disparó costos e insumos, o por gastos extraordinarios.

PorNora Sánchez

 

Gana $ 3.000 por mes. Casi $ 2.000 menos que su portero, que recibe $ 5.000 entre sueldo y horas extras, que trepan a $ 8.000 cuando se suman las cargas y beneficios. Y grande fue su sorpresa cuando el mes pasado le cobraron $ 1.500 de expensas, porque la calefacción central trabajó sin descanso. Usó la mitad de su sueldo para pagarlas y la otra, para cancelar parte de un crédito que había sacado para saldar expensas atrasadas.

“Por suerte mi señora trabaja y este mes se usó menos la calefacción y las expensas bajaron a $ 894”, cuenta Juan José Garone, el protagonista de esta historia. Un hombre común que vive en un edificio común de siete pisos, con 14 departamentos y 5 locales cerca de Moldes y Monroe, en Belgrano.

Las expensas se hacen sentir cada vez más. Según un relevamiento realizado por Clarín en edificios de distintos barrios, en promedio en el último año aumentaron entre un 30% y un 40%. Y el sueldo de los porteros representa de un 50% a un 70% del total de gastos.

“Los aumentos salariales, horas extra, aguinaldo y vacaciones de los porteros tienen alta incidencia en las expensas –dice Adrián Hilarza, presidente de la Asociación de Administradores de Consorcios de Propiedad Horizontal AIPH–. Este año el gremio pactó una suba del 27,5% y a eso hay que sumarle el impacto de las cargas sociales, que son el 32% del sueldo. Eso provocó una suba promedio del 20% al 35% en los gastos, según la antigüedad del encargado y las horas extras que realiza”.

“El SUTERH es un gran factor de poder –sostiene Marcos Bergenfeld, de la Federación Argentina de Consorcios–. Y los encargados negocian las paritarias con los administradores, en vez de con los consorcistas, que somos sus empleadores. En el mundo, y también en Buenos Aires, la tendencia es dejar de contratar porteros”.

Muchos consorcios optan por despedir al portero o esperar a que se jubile para contratar a un servicio externo de limpieza o a un portero “cama afuera” y alquilar la portería. En un edificio de Lavalle y Ayacucho lo hicieron, pero no impidió que las expensas de septiembre aumentaran un 58% con respecto a igual mes de 2009. ¿Los motivos? Un primer pago de casi $ 500 para que un arquitecto certifique el buen estado de la fachada, conforme a la ley 257, y la compra de diferentes libros contables.

“El mantenimiento y las reparaciones también inciden mucho en las expensas –dice Hilarza–. Este año la inflación fue del 22% y todos los rubros, desde los materiales de construcción hasta el mantenimiento de los ascensores, aumentaron bastante. Además, hay consorcios con trabajos atrasados por razones presupuestarias, como arreglos en la fachada o el cambio de los matafuegos, en los que las expensas subieron un 40%”.

Los edificios con amenities , como pileta, gimnasio o SUM, tienen expensas más altas. “En abril pagaba $ 318 y ahora $ 420, por un departamento chico de dos ambientes en Humberto Primo y Rincón. Hay tres porteros y seguridad. Me arrepiento de haberme mudado a un lugar con gastos fijos altos”, dice Victoria Demarco.

Las administraciones son las eternas sospechosas cuando las expensas resultan caras. “Por un tres ambientes pago $ 600, un 42% más que en enero, en un edificio con ascensores que andan mal y filtraciones en la medianera. Todo está roto y la administración no quiere hacerse cargo de los arreglos en los departamentos. Y siempre le debemos plata: hace unos meses cobramos más de $ 40.000 por un juicio y se los quedó todos la administradora para cobrarse su supuesta deuda. Un mes después, ya le debíamos casi $ 9.000. Debe ser muy generosa que siempre nos presta”, ironiza la vecina de un edificio de Sarmiento al 2000.

“La gente desconfía porque manejamos dinero de terceros y porque ha habido muchos advenedizos que se aprovecharon de la situación –advierte Hilarza–. Hay que ejercer controles, como exigirle al administrador que rinda las cuentas anualmente en una asamblea. Pero la gente no participa”.

Rosenfeld coincide: “Los consorcistas también son responsables por pagar expensas caras, por su actitud pasiva. Dejan hacer y no van a las asambleas, cuando es con su voto que se definen las cosas. Los consejos de administración también son culpables, porque no se ocupan o están en connivencia con la administración”.

“No puedo ir a las asambleas por mis horarios de trabajo –se justifica Mariano Batista, dueño de un dos ambientes en Soler y Humboldt–. Me amoldo a lo que decidan los demás. Como hubo varios robos, hace un tiempo aprobaron contratar un portero y las expensas se dispararon. Pago $ 900, un 47% más que hace un año”.

Para contratar a un administrador, Hilarza aconseja considerar sus referencias y no si cobra poco. “Si cobra menos de $ 700 en un edificio standard, de 20 unidades, es preocupante, porque eso no le alcanza para sostener una estructura mínima. Y si no le cierran los números por los honorarios, va a buscar por otro lado”.

fuente: Clarin.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: