Posteado por: rodrimdq | 28 diciembre 2017

Con los créditos hipotecarios, se reactivó la venta de inmuebles en la Costa Atlántica


Las inmobiliarias son optimistas para 2018, cuando esperan una mayor reactivación del mercado de segunda vivienda. Aseguran que los inmuebles no variaron sus precios

por  NURIA REBÓN

En Mar del Plata se recuperó, sobre todo, la venta de primera vivienda

En Mar del Plata se recuperó, sobre todo, la venta de primera vivienda

El lanzamiento de líneas de créditos hipotecarios a tasas más accesibles alentó la compra de inmuebles en diferentes balnearios de la Costa Atlántica. En su mayoría, las inversiones fueron destinadas a primera vivienda en Mar del Plata y Pinamar, mientras que en Cariló también se reactivó el mercado de segunda vivienda a partir del segundo semestre. Así, se notó un cambio de tendencia tras varios años fríos en ventas, por el cepo al dólar y la escasez de operaciones con Cedin.

Con esta reactivación, las inmobiliarias son optimistas de cara a 2018, cuando prevén más ventas de inmuebles para veranear, en mercados donde, aseguran, no hubo alzas de precios.

En Mar del Plata se impulsó, sobre todo, la venta de primeras viviendas, gracias a los créditos. “En el primer semestre se firmaron un 25% más de escrituras frente a 2016. Los créditos hipotecarios fueron una inyección importante; el mercado de buenos inquilinos se trasladó a comprar, porque la cuota UVA era igual o menor al alquiler. Muchos vendieron y, con crédito, compraron por mayor valor. Para veraneo más que nada la demanda se orientó a edificios a estrenar, pero antes, desde el pozo, porque había pocas opciones de inversión. Hay un sector VIP cerca de Güemes, Playa Grande y Varese, departamentos con amenities nuevos de u$s 2500 a u$s 3000 el m2, con buena rentabilidad. Pero lo que más se vendió fueron departamentos y PH de u$s 80.000 a u$s 150.000”, detalló Horacio Espatolero, vicepresidente del Colegio de Martilleros marplatense.

Eduardo Paniagua, agente inmobiliario e integrante del Colegio, precisó que se destacaron tres tipos de operaciones. “En marzo y abril se empezó a notar un cambio, antes estaba todo muy parado, los créditos eran inaccesibles por las tasas. Para primera vivienda quienes tenían departamentos chicos, de u$s 65.000, los vendieron y tomaron crédito para comprar por u$s 100.000 a u$s 130.000. Y otros vendieron por esos valores y con créditos compraron por u$s 180.000”, comentó Paniagua. “Hubo mucho movimiento, pero los créditos para segunda vivienda se empezaron a incrementar recién a fines de noviembre; es un buen indicio para 2018”, destacó.

En Pinamar, Ostende y Valeria del Mar también se notó la reactivación. “En el último semestre, por los créditos se recuperó la venta de lotes y propiedades de hasta u$s 150.000, que es lo que más se vende”, precisó Matías Márquez, presidente de la inmobiliaria que lleva su apellido. En Pinamar los lotes cuestan desde u$s 55.000 (de 500 a 1000 m2); en Ostende (450 m2) más de u$s 30.000 y en Valeria del Mar, unos u$s 45.000 (450 m2). Las casas parten en u$s 130.000 en Ostende y en más de u$s 220.000 en Pinamar, donde se ofrecen departamentos monoambientes en u$s 55.000. “Por eso se venden más lotes y departamentos que casas con créditos”, explicó Márquez. También hay muchos edificios en construcción en marcha, que se compran desde el pozo, con entrega en 2019 y 2020.

Para 2018 las expectativas son buenas en Pinamar, pero resta conocer una variable que afectará al mercado. “Hay que ver cuánto aumenta la valuación fiscal, que se ajusta en enero; la escritura será más cara. Tenemos buenas expectativas para 2018, pero esperamos que tomen medidas para alentar la compra venta”, dijo Márquez.

En Cariló también hay optimismo. “Desde mitad de año se notó un cambio con los créditos de bancos privados y estatales, sobre todo en el segmento de u$s 200.000 a u$s 300.000, que es lo que más se mueve en Cariló. Vemos un alza del 20% en operaciones, sin cambios en los valores”, destacó Jorge Santamarina, presidente de la inmobiliaria Santamarina. En Cariló las casas cuestan u$s 200.000 (120 a 160 m2) o u$s 300.000 (180 a 200 m2). Pero hay departamentos monoambientes (40 o 50 m2) desde u$s 150.000, con servicios de apart y amenities.

“Los visitantes ven a Cariló como un resguardo del capital. Apuntamos que en enero y febrero la gente salga a ver inmuebles. Quien compra en Cariló es porque proyecta ir más de una vez por mes, no en busca de rentabilidad. Son familias o parejas. El último cuatrimestre fue muy bueno; si sigue así va a ir muy bien en 2018”, agregó

fuente: Cronista.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: