Ciudad de Buenos Aires: El Banco Ciudad lanza una línea de créditos hipotecarios a 20 años y tasa fija


Viernes 05 de Marzo de 2010

El Banco Ciudad lanza una línea de créditos hipotecarios a 20 años y tasa fija 

La entidad se suma otros bancos que hace algunos meses salieron a ofrecer préstamos a largo plazo para el acceso a la vivienda o refacción. Los detalles 

El Banco Ciudad, uno de los líderes en créditos para la vivienda junto con el Nación y el Hipotecario, anunció el lanzamiento de una línea a 20 años con tasa fija.

<!–

–> 

Se trata de una opción destinada para la adquisición, refacción y ampliación sobre vivienda permanente y no permanente, de la cual ofrecen hasta el 70% del valor de tasación o valor de compra del inmueble.

En el caso de refacción, se financiará el 100% del presupuesto sin exceder el 50% del valor de tasación del inmueble.

El monto que otorgará la entidad es de hasta $500.000, con un plazo de 240 meses, según informa la entidad en la página web.

La Tasa Nominal Anual es de 18%, con un costo financiero total de 21 por ciento. De esta manera, se deberá abonar una cuota promedio de $159 cada $10.000 solicitados.

Además de ofrecer tasa de interés fija, una opción difícil de encontrar en el mercado, tiene algunos adicionales especiales como la bonificación de las últimas 36 cuotas si cumple las siguientes condiciones: 

  • No registrar atraso en el pago de las obligaciones en todo el período del préstamo.
  • No haber efectuado cancelaciones parciales ni totales.
  • Si contrata los siguientes productos, manteniéndolos durante toda la vigencia del préstamo: Seguro de Asistencia Integral en Cajeros Automáticos, Complementario del Seguro
  • Combinado Familiar, caja de ahorros para el débito de la cuota del préstamo y tarjeta de crédito con dos débitos automáticos, la misma será sin costo de emisión, cargo de renovación bonificado en un 50% y con cargo de emisión de resumen.

La relación cuota-ingreso, como la mayoría de los préstamos, debe ser del 30% de los ingresos netos del solicitante o de su grupo familiar.

En el caso de querer cancelar cuotas, debe ser de seis como mínimo.

Condiciones
La documentación que se debe presentar para obtener el préstamo, para la compra, consiste en datos del inmueble, tales como título de propiedad, plano municipal, intención de venta de la inmobiliaria o Boleto de Compra venta y valor de la compra venta.

Para refacción y/o ampliación deberá presentar presupuesto del trabajo a realizar y plano de obra de corresponder.

En cuanto al solicitante, debe asistir con su documento personal, comprobante de impuesto o servicio reciente a nombre del solicitante o bien, podrá presentar factura de: obra social, medicina prepaga o telefonía celular.

Los empleados en relación de dependencia deben tener una antigüedad mínima de dos años, al igual que los independientes o monotributistas.

Otras propuestas
Además del Ciudad, el Hipotecario, con los fondos de la ANSES, es el primer banco que salió a ofrecer préstamos a largo plazo y cuota fija para el acceso a la vivienda.

Después se sumaron alguna entidades privadas, como el Francés, que ofrece 15 años.

En general, las propuestas que se ofrecen buscan que el CFT sea de 20% promedio.

Para conocer la oferta del mercado, haga clic aquí: Hipotecarios: los bancos amplían su oferta y rezan por alejar el ruido político.

Fuenhte:Infobae profesional 

Créditos hipotecarios, un camino al que acceden los que ganan más de $11.000


Créditos hipotecarios, un camino al que acceden los que ganan más de $11.000 

 

Las condiciones para acceder a un préstamo son inalcanzables para buena parte de la sociedad. Según un estudio, sólo un 5% de los hogares alcanza esa suma

 Llegar a obtener la primera vivienda es un objetivo cada vez más lejano para gran parte de los argentinos, en especial, para quienes necesitan de un préstamo para poder hacerlo.

 

<!–

–> 

Eso de desprende de las condiciones que hay que cumplir a la hora de llegar a los bancos que cuentan con líneas de financiación a largo plazo, ya que si bien muchas entidades salieron en los últimos meses a ofrecer nuevas opciones, pagar la cuota es una misión casi imposible.

De acuerdo a los cálculos, para adquirir un departamento de dos o tres ambientes en un modesto barrio de la Capital, el sueldo mínimo debe rondar los $11.000, tal como revela un informe publicado por La Nación en su edición de hoy.

Con estos costos, según Reporte Inmobiliario, nueve de cada diez hogares quedan prácticamente fuera de toda posibilidad de financiar su acceso a la vivienda, aunque si se trata de propiedades más chicas, o ubicadas en alguna ciudad del interior, “el espectro de potenciales tomadordees del crédito se amplía, aunque nunca lo suficiente”.

iProfesional.com había anticipado que, tomando como referencia un departamento tipo de 60 metros cuadrados en Capital Federal, que tiene un valor de u$s70.000 promedio, el ingreso mínimo necesario para acceder a un préstamo que permita cubrir el 70% del valor del mismo debería rondar los $11.000 y, al mismo tiempo, se deberá contar con cerca de u$s23.000 para saldar el 30% del valor de la unidad. (Vea: Viviendas: la clase media podrá comprar menos “ladrillos” en el 2010)

En el interior del país, los números bajan entre $2.000 y $3.000 para comprar en Córdoba o Mendoza, siendo Corrientes y San Juan las provincias donde se puede pagar un poco menos.

Todos esos hogares se ubican en el llamado “decil 10” en la escala de ingresos que se desprende de la última Encuesta Permanente de Hogares (EPH) hecha por el Indec. Comprende al 10% de los hogares más favorecidos de la población, aquellos que ganan $ 6.200 o más por mes. El promedio de ingresos mensuales del grupo se ubica en 9801 pesos, con lo cual la mayoría de sus integrantes también quedan fuera de la posibilidad de pedir un crédito hipotecario para un departamento en un barrio porteño.

Por otro lado, un estudio del Centro de Economía Regional y Experimental (CERX) estimó que sólo el 5% de los hogares y el 2,5% de las personas con ingresos ganan por mes una suma suficiente ($ 10.890) como para comprar una propiedad de u$s80.000 con un crédito a 20 años y un costo financiero total (CFT) de 16,8% (que está por debajo del promedio del mercado), según indica el matutino.

El mismo departamento en las principales ciudades del interior puede costar entre 45.000 y 67.000 dólares. Según el CERX, sólo el 8,5% de los hogares (y el 4% de las personas con ingresos) podría calificar para un crédito que cubriera el 70% de una propiedad de 50.000 dólares

Trabas que superar
Uno de los problemas más notables tiene que ver con las tasas de interés y el costo financiero total que se debe asumir.

Según un relevamiento, para la compra de una vivienda usada el CFT es de 20% en la mayoría de los bancos. José Rozados, director de Reporte Inmobiliario, explicó a iProfesional.com que en otros países ese costo no supera el 5 por ciento.

Otro problema es la baja capacidad de ahorro del salario versus el crecimiento de los precios de los inmuebles. También en los últimos años la cantidad de salarios que hay que ahorrar para llegar a la vivienda se disparó.

En este caso, LJ Ramos calculó las posibilidades de acceso a la vivienda para el sector de clase media.

Al respecto, y tomando como base de cálculo los ingresos combinados de una pareja, por un total de u$s1.500 mensuales, el mencionado indicador estima en 61 meses el lapso de tiempo requerido para la compra de un departamento de 65 metros cuadrados, a un costo de u$s1.400 (por m2).

Pero lo impactante de este estudio es la comparación contra el ingreso medio del año 1998, cuando para comprar el mismo departamento se necesitaban tan sólo 20 meses de trabajo (vale decir, tres veces menos de tiempo).

Por otro lado, según el índice de confianza de las familias que elabora la Fundación Mercado, sólo el 14,9% de las familias mantiene capacidad de ahorro, un porcentaje que viene cayendo sostenidamente desde el 23,2% alcanzado hace ocho meses

iProfesional.com realizó un relevamiento para conocer la propuesta de las distintas entidades y el valor de la cuota que deberá pagarse para un préstamo de $100.000 (u$s25.000 aproximadamente) a 10 años.

Según las cifras aportadas, el monto mensual de devolución oscila entre los $1.700 y $2.000

fuente: infobae profesional.com

Ciudad de Buenos Aires: Ponen un precio orientativo a las propiedades en venta


LA RECAUDACION PORTEÑA

Ponen un precio orientativo a las propiedades en venta

Buscan evitar la evasión de impuestos en las escrituras. Rige desde hoy para inmuebles de ocho barrios de Capital el Valor Inmobiliario de Referencia. Las operaciones no podrán hacerse por menos de las cifras establecidas, que se acercan más al precio real.

1 de 1
Ocho ejemplos de los nuevos valores de referencia

Para evitar la evasión en el Impuesto de Sellos que se cobra cuando se vende un inmueble, el Gobierno porteño elaboró una valuación fiscal de los departamentos y casas de la Capital que, afirman, representa un 85% del valor de mercado. A partir de ahora, todas las compraventas de departamentos que se realicen en la Ciudad deberán tomar esa valuación como base. Así, es posible que se encarezcan las operaciones.

En principio, el Valor Inmobiliario de Referencia (VIR) correrá desde hoy para las propiedades de Palermo, Recoleta, Belgrano, Almagro, Retiro, Colegiales, Saavedra, Liniers, Puerto Madero y Coghlan. Estos barrios suman 672.300 partidas de ABL, sobre un total de 1.697.295. En la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos de la Ciudad (AGIP) aseguraron que para julio incluirán el resto de los barrios porteños.

Cada vez que se realiza una operación inmobiliaria, hay que pagarle a la Ciudad un 2,5% en concepto de Sellos. Hay algunas excepciones, como la compra de una vivienda única, la de baldíos que se usen para construir o los inmuebles que adquieren las instituciones educativas, entre otras.

¿Cómo se daba la evasión? En la AGIP aseguraron que, históricamente, al momento de firmar una escritura, en muchos casos se hace figurar que la propiedad es vendida en una cifra hasta un 40% menor que la real. Así, el Impuesto de Sellos se termina aplicando sobre un monto menor. El resto del dinero, incluidas las comisiones del escribano y el agente inmobiliario, se pagan en negro.

“Para evitar esa maniobra, elaboramos un índice estimativo de los precios de las propiedades, de acuerdo a la zona, el valor del m2, la capacidad constructiva de las parcelas y otros parámetros. Así, logramos valores de referencia para cada propiedad. De acuerdo a las pruebas que hicimos, ese valor representa un 85% a 90% del precio real del mercado”, explicó Carlos Walter, titular de la AGIP.

Un ejemplo: si a un departamento de US$ 100.000 se lo hace figurar en el contrato por 60.000, se terminarían pagando US$ 1.500 por Impuesto de Sellos. Pero a partir de ahora se podrá “bajar” como mucho a US$ 85.000, y por lo tanto el monto a pagar sería, en este caso, de US$ 2.125. El año pasado, la Ciudad recaudó $ 157 millones por tributos de Sellos a transacciones inmobiliarias.

De cualquier manera, el impacto positivo para el fisco porteño, al menos este año, sería relativo. Es que el año pasado se firmaron en la Ciudad 75.950, la cifra más baja desde 1980, y los especialistas en el mercado inmobiliario pronostican que este año, aunque no tan malo, tampoco alcanzaría las altas cifras logradas durante el boom inmobiliario post-reactivación (en 2007, por ejemplo, se firmaron 98.000 escrituras).

“Sinceramente, no creo que esta iniciativa del Gobierno porteño para recaudar más tenga gran impacto en las cuentas del fisco porque en los últimos dos años ya se vino escriturando con un valor mucho más cercano al real que antes”, opinó José Rozados, de la consultora Reporte Inmobiliario.

En la AGIP aseguraron que las tablas del VIR se publicarán en su página Web: http://www.agip.gob.ar. Así, al momento de la firma de la escritura, con sólo tener la clave fiscal que figura en la boleta de ABL, el escribano podrá consultar cuál es la valuación de la propiedad que se está transfiriendo. Esto mismo podrá consultarlo cualquier vecino.

¿Qué pasa si alguien entiende que el valor que le asignaron a su propiedad es demasiado alto? “Puede presentarse en nuestras oficinas con dos tasaciones de inmobiliarias de la zona, y entonces podremos hacer la corrección”, explicó Walter. Claro que los cambios se harán sólo en aquellas propiedades que estén por ser vendidas, no en cualquier caso. En la AGIP aseguraron también que periódicamente irán actualizando las tablas, de acuerdo a los vaivenes de la economía

fuente: diario clarin.com

Comerciantes de la zona de Güemes respaldan el proyecto de César Pelli


Comerciantes de la zona de Güemes respaldan el proyecto de César Pelli

Aseguran que cumple con todos los requerimientos. Arremetieron contra Pulti por no convocarlos a la mesa que evalúa las tres iniciativas arquitectónicas.-

“El único proyecto que conocemos para el predio de la ex Terminal es el de (César) Pelli, que en gran medida cumple con los requerimientos e inquietudes que planteamos para el sector”, sostuvo Miguel Gómez, presidente del Centro de Comerciantes de Güemes, que descartó que, en caso de quedar seleccionada esa iniciativa, se evidencie un perjuicio económico para la zona. Criticó al Ejecutivo por no haber convocado a los propietarios de locales a formar parte de la mesa de autoridades que evalúa los tres emprendimientos productivos.

Ante el traslado de la estación de micros al predio de San Juan y 9 de Julio, que se produjo a mediados de diciembre pasado, el viejo edificio de la Terminal fue tapeado, a la espera de reconvertirlo en un emprendimiento recreativo, cultural y comercial que devuelva valor a la zona. Fue el propio intendente Gustavo Pulti quien se encargó en persona de armar una comisión evaluadora, a la cabeza de José Luís Castorina (Planeamiento), que analizara y seleccionara los proyectos que para allí se presentaron. Tres fueron los grupos empresariales que postularon sus propuestas.

A sólo dos cuadras del ex predio de la Terminal se constituyó uno de los principales centros comerciales de la ciudad: el de Güemes, que registró un importante crecimiento en los últimos tiempos. Como lo que se pretende instalar en la vieja estación es un complejo gastronómico, cultural y comercial que podría llegar a alterar el nivel de concurrencia en el sector, El Atlántico consultó al presidente de la entidad que nuclea a los dueños de locales de esa zona.

“Te soy franco: el único proyecto que se nos presentó formalmente es el de (César) Pelli, del grupo Roig, que envió a sus representantes para que nos mostrara la iniciativa. De los otros dos proyectos conocemos algo sólo por los dichos de los medios de comunicación”, comentó Gómez, que aclaró que el Municipio tampoco “se molestó” en convocarlos e informarles los alcances de las restantes iniciativas.

Según el comerciante, hasta el momento “y por lo que vimos”, el emprendimiento de Pelli es “bastante acorde a lo que demandan y esperan para la zona”. “El 60% del proyecto es para la cultura y el 40% restante para la gastronomía y los comercios, lo que nos parece muy bueno”, aseguró, tras resaltar el espacio verde que contempla esta iniciativa.

Para Gómez, la instalación de un emprendimiento de esas características, “por como está planteado, no podría afectar en profundidad al desempeño comercial de Güemes”. “Esta zona tiene vida propia y por más que pueda resentirse un poco el trabajo, por lógica, lo cierto es que apoyamos que se instale un centro recreativo en el sector”, expresó, aunque seguido sí pronunció un reparo: “hay otro de los proyectos que habla de instalar 160 locales, con lo que ahí sí nos veríamos perjudicados”.

CRÍTICAS AL EJECUTIVO

A entender de Gómez, el intendente tendría que haber convocado al Centro de Comerciantes de Güemes a participar de la mesa evaluadora de las propuestas. “No sabemos por qué no lo hicieron, cuando estamos involucrados directamente. Nadie apareció para hablarnos o explicarnos algo”, se quejó el presidente de la entidad.

Según sostuvo, “es inadmisible que hasta un sindicato la integre y los vecinos de la ciudad no estén incorporados”.

Redaccion Diario El Atlantico

Post relacionado: https://inmobiliariasmardelplata.com/2009/12/25/terminal-de-omnibus-mar-del-plata/

¿Quien puede comprar con crédito?


Las cuotas por un crédito hipotecario como mínimo duplican el precio del alquiler mensual que se abona por la misma propiedad. La relación cuota-ingreso y el low-to value continúan siendo los grandes obstáculos a salvar dentro de un contexto inflacionario que dificulta la reducción de tasas a largo plazo.
Cuotas en Buenos Aires y las principales localidades del país.

Acceder a la compra de la primer vivienda resulta prácticamente imposible para alguien con un ingreso medio tanto aquí como en cualquier parte del mundo si no se lo auxilia con financiación de largo plazo.

En Argentina el esfuerzo salarial que demanda la adquisición de una vivienda medido en años de sueldo cuando menos se duplicó a partir de nuestra última gran crisis propia 2001/2002. Aún así, en la actualidad, el número de años de sueldo a destinar para la compra de una vivienda usada media estándar es del orden de los 7 años; número que no difiere en demasía del que existe en otros países como Brasil, Chile y en su momento (y aún hoy) en E.E.U:U y España.

Pero esta situación dentro de un contexto de elevadas tasas de interés como reina en Argentina alejó la posibilidad de empalmar la cuota con el bolsillo, reduciendo a que el crédito hipotecario adopte un papel marginal como vehículo para el acceso a la propiedad de la primera vivienda, como así lo demuestran las cifras concretas de la participación de hipotecas con respecto al total de escrituras de inmuebles.


En el mes de mayo del año anterior se dispuso la inyección de fondos del Anses en forma directa al Banco Hipotecario con el fin de fluidificar las operatorias de créditos para vivienda. No obstante ello, el costo financiero total de dichas líneas siguió siendo un impedimento para el acceso a la financiación en virtud de los ingresos a demostrar para calificar a ellas. Dicha situación resulta aún hoy más complicada para la financiación de viviendas usadas ya que a partir del último trimestre del año pasado se decidió dejar de destinar el fondeo del Anses para viviendas usadas por lo que la tasa se incrementó y el costo financiero aumentó en el orden de 4 puntos adicionales, llevando a tener que demostrar, por caso, para la ciudad de Buenos Aires un ingreso superior a los 13.000 pesos para acceder al 70 % del valor de compra de un departamento usado de tres ambientes de calidad estándar y fuera de localizaciones de alta cotización del m2.



Dicho aumento de tasas provocó que en febrero de 2010 la cuota para quien solicite un crédito para viviendas usadas en dicho Banco, sea algo más de un 19 % mayor a la que se hubiera pagado antes de la corrección efectuada por la entidad financiera.

Las líneas para construcción y para compra de vivienda nueva resultan más accesibles ya que las tasas son inferiores y se puede extender el plazo a 20 años. Si bien el costo de una vivienda a estrenar es en general superior que una usada y eso obliga a contar con un mayor capital por el 30 % del valor del inmueble que queda exento de financiación a cargo del deudor, la cuota resultante para un departamento estándar nuevo en un barrio medio de la ciudad de Buenos Aires y el mayor porcentaje a afectar del sueldo que alcanza al 40 % para esta línea, permite calificar a quien demuestre ingresos del órden de los 9.000 pesos para el caso del ejemplo. Por supuesto la cuota y el ingreso demostrable variarán según localización, calidad de construcción y monto solicitado.

Otro de los bancos que se ha mostrado activo en los últimos tiempos en este tipo de financiación es el Banco Ciudad de Buenos Aires. Cuenta con líneas de prestamos hipotecarios a tasa variable, a tasa combinada y según trascendió próximamente pondría a disposición una nueva línea a tasa fija a 20 años con un costo financiero total del 19 %.


Si bien es probable durante el presente año sigan incorporándose algunas líneas de financiamiento a la oferta hipotecaria bancaria y flexibilizando o mejorando otras, resultará sumamente difícil lograr alinear las variables del valor del inmueble, cuota e ingresos del solicitante, más allá de la voluntad que se empeñe en la cruzada ya que la inflación junto con incertidumbres de corto, mediano y largo plazo, entre otras conspiran para que así sea.

fuente: Reporte inmobiliario.com

La realidad en España: Las agencias inmobiliarias se lavan la cara


Las agencias inmobiliarias se lavan la cara
EL SECTOR TRATA DE MEJORAR SU IMAGEN Y CONVENCER DE SU IMPORTANCIA A LA HORA DE COMPRAR O ALQUILAR PISO EN UN MOMENTO EN EL QUE EL MERCADO «YA NO PERMITE ERRORES»
LUIS M. DE CIRIA
Los datos no dejan lugar a dudas, los españoles no nos fiamos de las agencias inmobiliarias a la hora de adquirir una vivienda y preferimos hacerlo por nuestra cuenta. Según las estadísticas que maneja la Asociación Empresarial de Gestión Inmobiliaria (AEGI), patronal que agrupa a algunas de las principales agencias del país, en España únicamente el 30% de las operaciones inmobiliarias se realiza a través de intermediadores profesionales, mientras que el 70% restante se lleva a cabo entre particulares.¿Qué es lo que hace que confiemos tan poco en la intermediación a la hora de comprar, vender o alquilar casa mientras que en otros países, como en EEUU, esta proporción se invierte hasta el punto de que el 80% del mercado está acaparado por profesionales inmobiliarios?

Carlos Arenas, presidente de AEGI Madrid, ofrece una pista: «Durante los años del ‘boom’ inmobiliario cualquier persona con un teléfono móvil se autoproclamaba agente inmobiliario». Según Arenas, en esos años surgieron miles de empresas e individuos que cometieron todo tipo de «desmanes y estafas» como «vender una casa dos veces» y que terminaron por arruinar la imagen de todo el sector.

Por este motivo, ya desde ese momento, las empresas se empezaron a plantear la necesidad de crear un marco de autorregulación «para proteger al cliente y no perjudicar a las empresas». Ese marco regulatorio acaba de ver la luz en forma del llamado Código de Buenas Prácticas, que sus impulsores definen como «un icono de prestigio para los profesionales y una garantía para los clientes», y que nace con la idea de recuperar la confianza de los consumidores.

Carlos Arenas se atreve incluso a aventurar que este documento, con el que las agencias inmobiliarias pretenden «renacer» aprovechando la futura normalización del mercado, significará «un antes y un después en el sector de la intermediación».

Este código, al que empresas y profesionales se acogerán de forma voluntaria, pretende dar «un plus de calidad» al consumidor y con él, AEGI quiere transmitir la idea de que confiar las operaciones inmobiliarias a los profesionales que estén suscritos al mismo supondrá contar con las máximas garantías en cuanto a encontrar el mejor precio, recibir la información más completa sobre los inmuebles, contar con toda la seguridad jurídica, sin olvidar el ahorro de tiempo.

«En el fondo, lo que queremos es que, igual que la gente va a la farmacia si tiene un resfriado, acuda a nosotros cuando tenga que vender, comprar o alquilar una casa», reconoce el máximo responsable de la asociación en Madrid. «Para eso hay que educar al consumidor para que se acostumbre a demandar estos servicios de calidad y los exija», apostilla.

Ventajas

 

Y es que desde AEGI insisten en la idea de que, a diferencia de lo que pasaba hace unos años, «cuando si te equivocabas en una operación inmobiliaria, el propio mercado subsanaba el error porque podías vender al día siguiente, recuperando el dinero invertido o incluso sacando beneficios», en estos momentos «el mercado inmobiliario ya no da margen para las equivocaciones».

Por ese motivo, los profesionales de la intermediación defienden la importancia de su labor por cuanto «las decisiones que tome el cliente estarán avaladas por el mejor asesoramiento y la más completa información».

El presidente de AEGI Madrid habla del precio como una de las principales ventajas de buscar casa con un profesional. «Simplemente con echar un vistazo a los portales inmobiliarios se puede observar que en un mismo barrio, los pisos más baratos son los que comercializan las agencias», comenta Carlos Arenas. -SU VIVIENDA ha comprobado esta afirmación analizando la base de datos de inmuebles de Globaliza-Su Vivienda, constatando que este fenómeno se da principalmente en los pisos de mayor tamaño-.

Arenas justifica este fenómeno porque los profesionales únicamente aceptan «casas que se puedan vender», por lo que «actualmente», asegura, «rechazamos más de un 50% de las que nos llegan porque tienen precios invendibles».

Por otro lado, advierte de que en estos momentos tan convulsos los agentes inmobiliarios son «fundamentales en la negociación del precio», ejerciendo de «moderadores» entre las expectativas del vendedor y las del comprador. «Pero a la hora de comprar o alquilar una casa no todo es el precio», recuerda Arenas, para quien únicamente un profesional inmobiliario es capaz de saber «si la relación calidad precio es la adecuada».

Arenas enumera otra serie de ventajas tales como la del ahorro de tiempo tanto para quien vende o alquila su casa como para el que busca; la seguridad jurídica que aporta la agencia durante todas las fases de la operación; y el asesoramiento en temas legales y fiscales «que muchos pasan por alto».

En esta asociación son conscientes de que otro de los factores que ha contribuido a dar mala imagen a su sector es el de la opacidad de las comisiones que cobran los profesionales por ofrecer sus servicios. «Generalmente se le cobra el 5% del importe de la venta a quien vende la casa, pero cada profesional puede cobrar lo que quiera», reconoce Arenas. «Eso seguirá siendo así -continúa-, pero quienes se acojan al Código de Buenas Prácticas deberán exhibir obligatoriamente un cuadro de tarifas y honorarios a la vista de todos sus clientes».

Las agencias inmobiliarias están convencidas de que esta crisis va a servir de purga al sector, «porque ha eliminado a elementos indeseables que no queremos que vuelvan» y confían en invertir en poco tiempo el porcentaje de quienes confían en sus servicios, de forma que pronto «el 70% de personas que realice operaciones inmobiliarias las haga asesorándose por profesionales».

fuente: el mundo.es

Los alquileres ya se renegocian con subas del 20% para 2010


07:50|Los aumentos no son mayores porque hay más oferta, dado al parate en la venta de propiedades. Se incrementan más para las viviendas que para los locales comerciales. En promedio, un alquiler se lleva el 40 por ciento de un salario.
 

Por: Natalia Muscatelli

 

El avance de la inflación está presionando sobre el precio de los alquileres de las viviendas. Los nuevos contratos que se pactan entre propietarios e inquilinos incluyen ajustes que van del 15% al 20%.

Ocurre que, a la hora de negociar las cuotas de los alquileres, como no están permitidas las cláusulas indexatorias en los contratos, los propietarios intentan cubrirse de la inflación. Las subas “son necesarias para responder al aumento de costos que significa tener un departamento”, explican en las inmobiliarias.

A pesar de esto, la rentabilidad para los propietarios viene en caída en los últimos años: lejos del 12% que supo ser en los ’90, hoy se ubica entre el 5% y el 6% anual.

El año pasado, la renegociación de los contratos incluyó una suba promedio del 17%. Pero este año, la perspectiva es un poco más alta porque la previsión inflacionaria también es mayor.

Según Germán Gomez Picasso, de Reporte Inmobiliario, ahora el nivel de ajuste se acerca al 18%, y aclara que “el nivel es inferior a los ajustes que tuvieron los alquileres en el 2008 y 2007” cuando promediaron el 27%, aunque por entonces sus valores venían retrasados.

Ocurre que los precios -regulados por los vaivenes del mercado- alcanzaron un “techo” debido a que creció mucho la oferta de propiedades en alquiler durante el año pasado, comentó Néstor Walenten, presidente de la Cámara Inmobiliaria (CIA).

La oferta creció “debido a que muchos propietarios que no podían vender por la recesión del mercado, volcaron sus propiedades al alquiler”, explicó el directivo. Según los datos que maneja Reporte Inmobiliario, la oferta de departamentos de dos y tres ambientes en alquiler creció 4,84% en el último año.

En relación con los precios, (más que sensibles porque afectan a la población asalariada), desde la Unión Argentina de Inquilinos (UAI) aseguran que los reclamos de la gente por los aumentos son recurrentes en los últimos tiempos. “En general, la suba entre los precios pactados entre el primer año y el segundo año del contrato es del 20%”. Pero los excesos ocurren cuando la gente tiene que renovar sus contratos. “En muchos de estos casos, las subas llegan hasta el 30 o 40%”, comentaron en la institución. Allí citaron el caso de una inquilina que pagaba hasta ahora 900 pesos por un departamento de 3 ambientes en San Martín y el propietario elevó su pretensión a $1.500.

En los registros de los economistas y de las consultoras especializadas, el rubro “alquileres” empezó a mover más la aguja de la inflación. “En febrero se registraron aumentos en los precios de los alquileres a medida que se van renovando los contratos. En el mes la suba del rubro asciende al 3,4% y al 16,6% en términos interanuales”, detalló el informe del Estudio Bein.

En tanto, según el relevamiento que hace todos los meses la consultora CDi, en enero se detectó un aumento promedio del orden del 1,41% respecto del mes anterior. De acuerdo con los valores relevados por Reporte Inmobiliario, un alquiler mensual de un departamento de dos ambientes en Barracas promedia los $1.190; en Barrio Norte, los $1.570; en Belgrano, $ 1.600; en Palermo $ 1.510 y en San Telmo, 1.290 pesos por citar algunos barrios emblemáticos de la Capital Federal, donde se calcula que hay unos 11.000 departamentamentos en alquiler. En las mismas zonas, las unidades de tres ambientes trepan a $1.420; $ 2.240; $ 2.080 y $ 1.570 pesos respectivamente.

En las inmobiliarias explican que los ajustes en los alquileres son más altos en el caso de las viviendas, porque éstos se atan a la evolución de los salarios. En cambio, los valores de los locales comerciales no pudieron seguir la misma pendiente porque quedaron “caros” respecto del menor nivel de actividad.

 fuente:clarin.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: