Segunda quincena de Enero: “Hay un 80% de ocupación”


Así lo aseguró Rodrigo Sanz, experimentado colega en alquileres de temporada, en referencia a la ocupación que se prevé para los próximos días. Además adelantó que en febrero “se puede conseguir buenos departamentos a buenos precios.”

Luego de una primera quincena que alcanzó las expectativas esperadas, comienza la segunda parte de enero con números que impulsan el mercado inmobiliario.

El martillero Rodrigo Sanz explicó que: “La segunda quincena viene hasta el momento con un 80% de ocupación y con muy buenas perspectivas. Para el próximo fin de semana va a estar todo al 100% porque hay diferentes actividades deportivas y culturales, entre ello el partido de Boca-River.”

Con respecto a la temporada de 2017, el martillero aseguró que hay un 10% más de ocupación.

Sobre las estadías aseguró que: “Son de una semana y medio el promedio,” y agregó que “es normal que el hábito del turista vaya cambiando, nosotros cuando tomamos nuestras vacaciones preferimos tener dos vacaciones cortas y no una larga, por esto ha crecido el alquiler semanal y no tanto el mensual.”

También calificó la temporada de “alegre” y “segura” por la presencia policial que existe en las calles.

Sobre febrero remarcó que: ”Hay una buena demanda para ese mes y hay que pensar que hay un 25% menos de ocupación que en enero, por esto se puede conseguir buenos departamentos a buenos precios. También hay un fin de semana de carnaval que genera muchas reservas estimadas en 5 días.”

La noticia de cada verano: ya son una decena las estafas de alquileres en la ciudad


Por Redacción 0223Enero 16,2018 08:18 Así lo detallaron desde la Defensoría del Pueblo de General Pueyrredon. Aunque la entidad afirmó que Mar del Plata “no es una ciudad jurídicamente insegura”, hubo casos con perjuicios “de hasta $10 mil”.

Por quinto año consecutivo la Defensoría del Pueblo de General Pueyrredon puso en marcha el programa Defensoría del Turista, que busca poner al tanto a los visitantes que llegan a Mar del Plata de la existencia de una red de protección y contención para sus quejas, problemas e inquietudes, con asesoramiento y campañas de prevención y concientización.

En ese sentido y al respecto de las “cuestiones no tan gratas que tienen que ver con las denuncias”, en diálogo con 0223, uno de los Defensores del Pueblo Fernando Rizzi detalló que la entidad “sigue siendo testigos de varias estafas de alquileres por internet”.

“Si bien en la ciudad se firman miles de contratos de alquiler, siempre hay algunos casos. En lo que va de esta temporada, serán alrededor de una decena las personas que han sido estafadas”, especificó Rizzi.

Según lo señalado por el funcionario, el fraude ocurre cuando “los delincuentes ofrecen locaciones de inmuebles a través de páginas como alaMaula, De Remate, o por Facebook, a precios llamativamente bajos”. Por tal motivo, desde la Defensoría hacen foco “en decirle a la gente que coteje con los precios recomendados por el Colegio de Martilleros, para que tenga un parámetro. Si encuentra valores un 30 o 40% más bajo le decimos que dude”, explicó.

Cuando llega el momento de la transacción con un depósito en una cuenta bancaria, detalló Rizzi, “generalmente del 50% de la seña con casos por 8 o 10 mil pesos, la gente arriba acá y no encuentra al locador, a veces ni siquiera encuentra el inmueble y a veces los mimos vecinos de ese inmueble le dicen que ya fueron muchas las personas en aparecer”.

El Defensor del Pueblo reparó también en aquellos “alquileres de inmuebles que no son los que se habían mostrado por internet. Ahí la gente tiene contacto con el locador y lo que tiene que hacer es una presentación judicial, porque eso también es un caso de estafa”, aclaró.

No podemos afirmar que Mar del Plata sea una ciudad jurídicamente inseguramente, porque son muchísimos los alquileres que se hacen contra una docena de denuncias. Pero una sola denuncia por estafa nos tiene que movilizar y prevenirnos”, concluyó Rizzi.

Implementan el revalúo inmobiliario


“El objetivo es sincerar la situación actual de los inmuebles y otorgar mayor equidad y progresividad al sistema tributario”, explicó el titular de ARBA, Gastón Fossati.

La provincia de Buenos Aires aplica desde este año una actualización en las valuaciones fiscales de la planta urbana, para calcular el valor de las propiedades y definir el impuesto inmobiliario que comienza a vencer en febrero.

Según explicaron a Télam fuentes del gobierno provincial, el último revalúo urbano se había efectuado hace más de 10 años, por lo que los valores fiscales de las propiedades urbanas se encontraban “distorsionados y lejos de la realidad”.

Esa situación iba a corregirse en 2016, pero se decidió esperar “porque el contexto social y económico no era el adecuado para aplicarlo”.

“El objetivo del revalúo urbano es sincerar la situación actual de los inmuebles y otorgar mayor equidad y progresividad al sistema tributario”, explicó en ese sentido el titular de ARBA, Gastón Fossati.

Expresó que “va en línea con la decisión de reducir gradualmente el peso de los impuestos que son distorsivos para la actividad económica (como Ingresos Brutos, por ejemplo, que genera perjuicios en términos de inversión, producción y empleo), reemplazándolos por tributos que gravan bienes patrimoniales y se vinculan directamente con la capacidad contributiva de los ciudadanos”.

Además, desde el Ejecutivo explicaron que para que la aplicación del revalúo no afecte en forma significativa a los contribuyentes, la Provincia estableció topes que limitan el incremento del impuesto, y modificó las alícuotas que se toman para calcularlo.

Esas alícuotas son inferiores a la de otros años y aumentan de forma progresiva en función de la base imponible, de manera que el monto a pagar de Inmobiliario crece porcentualmente cuanto mayor es la valuación del inmueble.
De esa forma, el promedio de la suba en el Inmobiliario Urbano es del 56%, lo que significa que para la mitad de las viviendas de la Provincia el aumento máximo será de $41 por mes.

Los topes del aumento del inmobiliario urbano se establecieron según el nuevo valor de las propiedades, y permiten moderar el incremento del impuesto.

Así, las propiedades valuadas en hasta $586.669 tendrán un tope de aumento del 40%, lo que significa que nadie con una vivienda en este rango de valuación pagará una cuota superior a $195. O, en términos mensuales, el monto máximo a pagar de Inmobiliario será de $81 por mes.

En tanto, las propiedades valuadas entre $586.669 y $1.088.071 tendrán un tope de aumento del 50%, y significa que nadie con una vivienda en este rango de valuación pagará una cuota superior a $496. O, en términos mensuales, el monto máximo a pagar de Inmobiliario será de $207 por mes.

A la vez, las propiedades valuadas entre $1.088.071 y $2.531.215 tendrán un tope de aumento del 60%, por lo que nadie con una vivienda en este rango de valuación pagará una cuota superior a $1.392. O, en términos mensuales, el monto máximo a pagar de Inmobiliario será de $580 por mes.

Por último, las propiedades valuadas en más de $2.531.215 tendrán un tope de aumento del 75%, y dentro de este rango, las que tengan una valuación de entre $2.531.215 y $4.800.000 pagarán una cuota máxima de $5.499. O, en términos mensuales, el monto superior a pagar de Inmobiliario será de $2.291 por mes. En las valuadas por encima de $4.800.000, ese incremento puede ser superior.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: