Para salir un poco del dólar y plazo fijo: ¿pensó en apostar al oro como inversión?


Para salir un poco del dólar y plazo fijo: ¿pensó en apostar al oro como inversión?  

Cada vez son más los inversores que recurren a este metal para protegerse de la incertidumbre global. ¿Qué rentabilidad ha acumulado en lo que va de 2010?

Para salir un poco del dólar y plazo fijo: ¿pensó en apostar al oro como inversión? <!– ­
–>

 

En los últimos días el precio del oro subió en forma considerable. El motivo es muy sencillo: la incertidumbre que provoca el megaplan ideado por al Unión Europea (UE) para tratar superar la crisis fiscal y de endeudamiento de algunos países de la eurozona.

<!–

–> 

El regreso de las dudas tras la euforia bursátil del lunes hizo que los inversores decidieran refugiarse, más que nunca, en el dorado metal.

De esta forma, en los últimos días volvió a marcar máximos históricos, pues el miércoles llegó a tocar su valor más alto de todos los tiempos (u$s1.250), para luego estabilizarse diez dólares más abajo.

Con su cotización actual supera cómodamente el récord que logró el pasado mes de diciembre, cuando alcanzó los 1.226,56 dólares.

Pero este no es un salto aislado, ya que desde la crisis subprime comenzó a estar en los radares de los inversores más cautos, y las cifras así lo demuestran: el año pasado la demanda de oro de inversión fue de 1.775 toneladas, un 50% más que en 2008.

Para Fernando Pepe, gerente de cambios del Banco Supervielle, “las medidas tomadas para salvar a las economías europeas no conformaron a los inversores que se están refugiando en el oro”.

“Hoy lo que estamos viendo es que los inversores se están volcando al metal por la incertidumbre de Europa y la volatilidad de las monedas fuertes”, sostuvo Juan Antonio Vasallo, especialista del Banco Ciudad.

“Un viraje de corto plazo hacia los activos de calidad debería llevar a los inversores al oro, y también los debería sacar de cualquier otra materia prima sensible a las previsiones de menor crecimiento, como el petróleo”, explicó Alan Plaugmann, del Saxo Bank.

En la misma línea, el experto en materias primas Marc Faber explicó que “a medida que aumenta la masa monetaria, el dinero papel se devalúa frente a una ´divisa´, como el oro que no puede ser aumentada mediante decreto.”

“En esta crisis financiera se ha podido constatar que los bancos centrales son capaces de crear dinero y crédito sin límite alguno y de la nada. La emisión de dinero papel es ilimitada, la producción de oro no”, concluyó Faber.

Así, en lo que va de año, ya acumula una suba del 12,8% en dólares. Pero si se calcula la variación en euros, el avance es del 34 por ciento.

 

Esta tendencia se explica, por un lado, por el efecto divisa. Es decir, que si el oro se paga en euros, la depreciación de la moneda eleva el valor de la materia prima.

Pero también existe un componente de demanda, que explicaría la apreciación adicional del lingote.

Nick Barisheff, presidente de Bullion Management Group, señaló que mucha gente piensa que está aumentando, pero sería mas razonable decir que son las divisas las que se están devaluando frente al oro.

¿Por qué sube?
Las razones que llevan a los inversores, grandes o pequeños, a recurrir al metal son varias. Pero básicamente pueden resumirse en las siguientes:

  • El miedo a una severa crisis monetaria.
  • La posible quiebra de algunos Estados.
  • Un aumento no controlado de la inflación.
  • Una oferta en baja frente a una creciente demanda.

En el fondo, lo que todos buscan es encontrar un activo refugio que resguarde el poder adquisitivo.

En tal sentido, algunos analistas consideran que lo que hasta hace poco tiempo era impensable, en la actualidad se empieza a plantear como algo que podría llegar a ocurrir: la posibilidad de una ruptura de la Unión Monetaria Europea.

Y cuanto mayor es la inestabilidad, además de un euro que está acosado por las turbulencias, mayor es su búsqueda.

“El oro es dinero y nada más”
Esta definición la dijo el legendario banquero americano John Pierpont Morgan, fundador del banco que lleva sus iniciales y apellido (JP Morgan), quien agregó que representa, desde hace miles de años, un depósito de valor y una medida estable.

Su cotización ha sobrevivido a todos los tipos de dinero papel, a las quiebras de los países y a las guerras. No es promesa de pago de ningún Gobierno, no tiene riesgos de contrapartida.

El oro representa al dinero en última instancia”, escribió por su parte, el ex jefe de la Reserva Federal de EE.UU., Alan Greenspan en 1966.

La demanda aumenta pero la producción no crece
Si bien el reciclaje ocupa un lugar importante para la industria, el rol central dentro de la oferta lo tiene la producción minera, ya que representa dos terceras partes de la misma.

Pese al aumento de los precios en los últimos tiempos, la producción viene cayendo desde el año 2001, cuando alcanzó un máximo de 2.600 toneladas.

La extracción de Sudáfrica del año pasado fue de apenas 200 toneladas, cuando en la década del 70 se extraían 1.000 toneladas anuales. Pero esto no es todo, ya que se prevé que en la próxima década podría reducirse a la mitad (100 ton.).

¿Cómo invertir en oro?
Las alternativas son muy variadas. Pero las más comunes son las siguientes:

  • Lingotes
  • Monedas
  • ETF (Exchange Trade Funds)
  • Acciones de empresas del sector

En el orden local, el liderazgo lo ejerce el Banco Ciudad que no sólo ofrece lingotes, sino también monedas.

Según manifestó Vassallo, “además de los lingotes, ofrecemos colecciones de monedas “Argentino oro” que datan del año 1800 y que son difíciles de encontrar. Son pocas colecciones que acuñó el Banco Central en aquél momento y que puede ser un buen regalo para coleccionistas”.

En cuanto a la oferta de lingotes, éstos van desde un gramo hasta el kilogramo, lo que brinda una amplia gama de posibilidades a los potenciales compradores.

Pero también existe la alternativa de comprar monedas de diferentes países, incluyendo los “Argentinos”. En este caso, las cotizaciones en pesos a la fecha son:

En el orden local, otra entidad que ocupa un lugar destacado en el mercado es el Banco Supervielle. Al respecto, su gerente de cambios, Fernando Pepe, sostuvo que “después de la fuerte baja de los mercados del último jueves, se cuadruplicaron las ventas y siguen subiendo. Los compradores dejaron de ser los más entendidos en el tema. Estas crisis hacen que también se interesen más los pequeños y medianos inversores”, manifestó el directivo.

En cuanto a los ETF, uno de los más requeridos es el fondo GLD, que refleja el precio del lingote de oro, menos los costos de gestión del fondo.

“Estos fondos de inversión tienen la particularidad de que cotizan en bolsa, igual que una acción, pudiéndose comprar y vender a lo largo de una sesión al precio existente en cada momento, sin necesidad de esperar al cierre del mercado para conocer el valor de liquidación al que se hace la compra/venta del mismo”, explicaron desde Rava.

Pero no es el único ETF. Por ejemplo, inversores de la talla de George Soros o el ahora famoso John Paulson, involucrado en el “affaire Goldman Sachs”, han invertido en un instrumento denominado SPDR Gold Trust, que también replica el comportamiento del mercado.

Este fondo ha generado muy buenas rentabilidades a sus poseedores, en especial a Soros, quien en el último trimestre del año pasado dobló su inversión en este producto hasta los 421 millones de dólares. De momento, el fondo ya acumula un rendimiento de 13% en 2010 y un 36% en 12 meses.

También se destaca el STABILITAS Gold+Resourcen Spec Sit P, que se revalorizó más de un 42% desde abril del año pasado, a partir de sus inversiones en Canadá, en el sector de bienes industriales y energía relacionado con el oro.

Le sigue de cerca un producto gestionado por Société Générale, SGAM Fund Eqs Gold Mines AE, que dio una rentabilidad superior al 14% en 2010.

El fondo, invierte en acciones de compañías como GoldCorp o Barrick Gold, ambas con recomendación de compra por parte de los expertos.

¿A cuánto puede llegar el precio?
De acuerdo a Oroyfinanzas.com, el precio podría duplicarse, más allá de los factores ya apuntados, por el acopio del metal que están llevando a cabo muchos bancos centrales e inversores privados y por la demanda creciente de economía emergentes, como China e india.

En un reciente informe, la empresa Oro Direct decía que “en 1980 su cotización alcanzó los u$s850 que, ajustados por inflación, sería en la actualidad 2.400 dólares.

Eduardo Fernández, analista de Rava Sociedad de Bolsa, consideró que hasta antes de la crisis griega “estábamos viendo una resistencia fuerte entre los u$s1.190 y u$s1.120 en el valor de la onza, pero la fuerte incertidumbre en Europa hizo que se supere ese nivel”.

“Se estima que las turbulencias van a seguir y que el precio del oro va a seguir subiendo las próximas semanas y meses”, concluyó Fernández.

Pensando en el futuro, Pepe consideró que “si se tiene en cuenta las medidas que se están tomando en Europa, lo que suceda con el oro dependerá de la evolución del euro, que es en realidad el trasfondo de este tema”.

“Más allá de esta crisis, el oro tiene fundamentos para seguir subiendo. Precisamente, no surgen nuevas posibilidades para aumentar la producción, lo que eleva el valor del metal”, sostuvo el Gerente del Supervielle.

Pepe concluyó diciendo que “hacia fin de año, según el consenso que existe entre los especialistas, el precio de la onza rondará los u$s1.400, una cifra que atrae la atención de los inversores”.

Rubén Ramallo
© iProfesional.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: