Sin mercado, ¿puede haber precios?


En concreto

Sin mercado, ¿puede haber precios?

Por Adriana Anzillotti | LA NACION

Twitter: @aanzillotti    |
Las noticias de la semana desalientan hasta el más optimista y en verdad cada vez son menos porque la realidad golpea a los ciudadanos. Y el sector inmobiliario no está exento de esta coyuntura. Los números son elocuentes: las escrituras reflejan una caída y lo mismo sucede con la cantidad de permisos para construir, de modo que no sólo este momento es crítico, sino que se advierte y anticipa un difícil segundo semestre y más incertidumbre respecto de 2013 (con muchos nubarrones en el horizonte encima de un año electoral). Planificar una obra exige mucha anticipación y las condiciones actuales lo que menos consiguen es incentivar a los desarrolladores/inversores locales para construir. Lo que implica, además, menos puestos de trabajo en la construcción, que es madre de industrias y generadora de mano de obra.

Mientras la pelea política subió de tono y se podría decir que está disimuladamente al rojo vivo, con inflación mediante y un dólar paralelo que pasó la barrera de los 6 pesos, el panorama se ha vuelto sumamente complejo. Escasea la yerba en las góndolas, pero mucho más preocupante es que falten insumos para la medicina y remedios, mientras el dólar sigue trepando…, ¿hasta dónde? ¿O acaso es una devaluación encubierta?

El mercado se frenó básicamente por las restricciones cambiarias. Pero nada positivo viene de las decisiones ajenas al propio mercado: nada puede determinarlo más que sus propias variables. De ese delicado balanceo entre la oferta y la demanda surge el precio. A mayor libertad para ese equilibrio, mejores resultados para su fluidez.

La libertad (obviamente en el sentido más amplio y en todos los aspectos de la vida como un valor supremo del hombre), pero en este caso contractual aplicada al mercado de alquileres, permite que este segmento fluya y se afiance la necesidad de negociar entre locadores y locatarios en busca de resultados que beneficien a las partes. Cualquier intromisión externa no hace más que sofocar este estilo de consensuar logrado después de muchos traspiés y no sólo en lo referido a la vivienda, sino también en los contratos comerciales.

Pero si se vuelve al dólar, protagonista total de estos días, la pregunta es si la suba continúa, ¿cómo afecta esto a los precios de las propiedades? Ni comprar ni vender… Entonces no hay mercado y si no lo hay, ¿puede haber precios?

Las dudas arrecian mientras que los bolsillos enflaquecen y la preocupación de cómo esta situación actual de la economía puede afectar a las empresas y los puestos de trabajo sigue en alza. ¿Quién despejará estas incógnitas?.

 

Anuncios

La venta de viviendas tiene su propia batalla en Facebook y Twitter – Marketing


La venta de viviendas tiene su propia batalla en Facebook y Twitter – Marketing – iProfesional.com

Martes 15 de Junio de 2010

La venta de viviendas tiene su propia batalla en Facebook y Twitter

Las inmobiliarias están experimentando su desembarco en las redes sociales. También diseñan nuevas tecnologías para que el usuario encuentre todo lo que necesita en la web. Buscan incrementar los medios de contacto con operaciones que crecen al 30% mensual. ¿Cuáles son las herramientas más usadas?

La venta de viviendas tiene su propia batalla en Facebook y Twitter <!– ­
–>
Si la avidez de los inversores por refugiar sus ahorros es cada vez más notable, el interés de los brokers por seducirlos no se queda atrás.

<!–

–>

Con una reactivación del sector que llegó al 30% en el primer cuatrimestre, la venta de inmuebles se convirtió en una de las actividades más alentadoras de la industria. Y junto con ello, los operadores aprovecharon para captar a nuevos inversores por diferentes medios.

Aunque los típicos clasificados en los diarios no se dejan de lado, las inmobiliarias comenzaron a experimentar nuevos formatos para dar a conocer la disponibilidad que poseen tanto para la compra-venta como para alquiler.

Es así como el medio online fue tomando protagonismo, y a las propuestas que surgieron únicamente en versión online, como zonaprop.com, ahora se sumaron las experiencias en las redes sociales, tales como Facebook y Twitter.

“Twitter empieza a ganar protagonismo como canal para hacer contacto con los interesados en adquirir propiedades”, explicó Miguel Ludmer, director de Interwin.

Por otro lado, comentó que estos espacios ya no son solo redes sociales, sino “un medio de comunicación en sí mismo, que va a revolucionar la forma en que nos comunicamos como personas y como empresas”.

En el caso de Facebook, Ludmer señaló que es una vidriera muy interesante. “Quienes nos siguen en esta red disponen de nuestros lanzamientos y novedades en su muro, y con solo clickear en la noticia pueden acceder a toda la información de cada emprendimiento”.

Diego Cases, vicepresidente de LJ Ramos, también considera de gran importancia explotar todos los medios de contactos posibles con el cliente, para brindarle comodidad y facilidad en el acceso a la información de la compañía.

LJ Ramos es otra de las inmobiliarias que tienen presencia en la web, tal como sucede con ReMax, Tizado, Armando Pepe, Covello y Migliorisi, entre otras.

Información
Las propuestas que apostaron a las redes sociales tienen diferentes objetivos.

En algunos casos, la idea es solamente estar presente, brindando la opción de ingresar al site oficial para quienes desean sumar más información.

En otros casos, como LJ Ramos, se describe la oferta que poseen con los detalles sobre el tipo de propiedad, ubicación y características.

También hay proyectos que son, por sí solos, parte de la web.

Por ejemplo la desarrolladora Baresa cuenta con la obra Mülen Hotel & Business Center en Facebook, donde hay explicaciones sobre el emprendimiento, fotos y renders.

Lobos Country Club, además de describir la información, está por cerrar una campaña publicitaria en la red social ya que el target de su producto es un gran usuario tanto por edad, como por acceso a la tecnología y por el nivel sociocultural y económico.

Más innovaciones
Más allá de la presencia en redes sociales, cada empresa fue diseñando otros medios de contactos exclusivos con sus clientes.

En el caso de Interwin, se puede acceder tanto Twitter como Facebook a través de la página de la compañía, http://www.aestrenar.com.ar. Se actualizan de manera semanal con las novedades de la cartera de productos de la empresa, y están orientadas a la promoción de los emprendimientos que ésta comercializa.

Por otro lado, utilizan un programa que detecta en Twitter a todos los usuarios que estén “twitteando” sobre búsqueda de departamentos, y se pone automáticamente en contacto con ellos acercándoles información sobre los productos disponibles.

“Interwin siempre se mantuvo a la vanguardia en la adopción de nuevas herramientas tecnológicas para llegar a los potenciales interesados, incluyendo desde el principio herramientas como el e-mailing, internet y CRM, además de los medios tradicionales. Ahora, los canales que hoy llamamos alternativos serán mainstream en pocos años, conforme al avance de las nuevas tecnologías”, explicó Ludmer.

En el caso de LJ Ramos, además de desarrollar nuevas herramientas para la web, están trabajando en desarrollos para el celular.

Uno de ellos es una propuesta mediante la cual, con un código que se ubicará en los carteles, los usuarios podrán acceder desde cualquier lugar a la información completa de la propiedad.

De esta forma, el cliente podrá saber al instante de que se trata y descartar o incrementar los datos del bien en forma inmediata.

“Hay que estar atento a las nuevas tecnologías y brindarle al cliente cada día más comodidad para estar informado. Igualmente, el clasificado en el diario convivirá con estos desarrollos”, explicó Cases.

© iProfesional.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: