OFRECEN LA POSIBILIDAD DE PAGAR EN PESOS, PERO TOMAN COMO BASE EL DÓLAR BLUE La pesificación de las inmobiliarias encarece las propiedades un 25%


06-06-12 00:00 Sostienen que es la única vía que tienta a los dueños a recibir moneda local, como una forma de preservar sus activos. Dicen que el techo son los $ 5,60 de la cotización paralela.

 

MATÍAS BONELLI Buenos Aires

La pesificación se posiciona de a poco en el negocio inmobiliario. Primero fueron los desarrolladores quienes comenzaron a comercializar sus emprendimientos a estrenar en moneda nacional, y ahora son las inmobiliarias las que intentan sumarse a la modalidad aunque con una particularidad.

Este nuevo camino, destinado básicamente a las unidades usadas o a las nuevas que se venden mediante brokers, puede implicar un pago hasta un 25% superior al que se abonaría si se pagara con dólares.
El dato en sí sobre la posibilidad de pagar en pesos es positiva. Algunos dueños, bajo recomendación de las inmobiliarias con las que trabajan, muy de a poco comienzan a aceptar pesos en lugar de dólares. Pero si se escarba un poco sobre este punto la historia ya deja de ser tan auspiciosa.

Por un lado, es cierto que las transacciones –en los casos en los que los dueños del inmueble acepten la modalidad– se pueden pagar en pesos. Pero el punto de conflicto es qué tipo de cambio se toma como referencia. Y la realidad muestra que la “cotización ladrillo” se acerca mucho más al dólar blue que al oficial.

La explicación que se encuentra entre las inmobiliarias es clara. Al tomarse al dólar como una moneda de resguardo para los ahorros, se debe encontrar una fórmula que reemplace ese colchón. Y allí es donde aparece la variante del blue.

Por ejemplo, si una propiedad está valuada en u$s 100.000, se tomará la cotización paralela (unos $ 5,60) y se determinará que su valor será de 560.000 pesos. Si, en cambio, se hubiera hecho el cálculo con el dólar oficial, su valor en moneda nacional hubiera sido ayer de 449.000 pesos, una diferencia de $ 111.000 ó 24.700 dólares.

“Lo de pagar en dólares está perfecto pero de algún modo tenemos que preservar el activo de nuestros clientes. Se da la posibilidad de acceder a la vivienda en moneda nacional porque sino el mercado se congela más de lo que está hoy. Pero no por esto vamos a propiciar que se pierda valor. Los dueños no tienen por qué pagar el precio de las medidas que aplicó el Gobierno”, dijo a El Cronista el titular de una de las principales inmobiliarias locales.

Si bien la moneda de cambio es hoy el dólar blue, los especialistas afirman que, en la medida en la que el dólar oficial se mantenga dentro de los parámetros actuales, se respetará la banda de los $ 5,60 que tiene hoy el dólar ladrillo, más allá de lo que ocurra con el blue.

La modalidad de venta en pesos muy de a poco se mete en el mercado de las inmobiliarias, aunque por el momento no genera gran cantidad de adeptos entre los dueños de inmuebles.

El primero que había hablado sobre la necesidad de imponer un mecanismo de pago en pesos (sin hablar de qué tipo de cotización se debía tomar) había sido Néstor Walenten, titular de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), quien había advertido sobre el riesgo que tendría el hecho de no plegarse a la pesificación.

“Es el mercado de la propiedad usada el que todavía permanece dolarizado. Lo que está en pozo y las construcciones nuevas no tienen problemas, y se venden en pesos, pero el usado es complejo porque el que compró en dólares quiere dólares”, marcó.

 

Fuente: Cronista.com

Vía libre a la terminal de cruceros y el traslado de bares


Vía libre a la terminal de cruceros y el traslado de bares

 

La Provincia oficializó la medida por la cual el Ministerio de Defensa de la Nación cede a la Provincia y la municipalidad de General Pueyrredon el uso de una fracción de la escollera Norte del puerto de Mar del Plata.

LA PLATA
Corresponsal

El gobierno bonaerense aprobó ayer el convenio suscripto entre la Provincia, el Ministerio de Defensa de la Nación y la municipalidad de General Pueyrredon para la cesión, por 30 años, de una fracción de la denominada escollera Norte del puerto militar de Mar del Plata para la construcción de una terminal de cruceros, un paseo recreativo y un corredor nocturno.
Si bien el convenio fue firmado en agosto de 2008, era necesaria la aprobación formal de cada una de las partes. Así, en el Decreto 116 publicado en el Boletín Oficial de ayer quedó establecido que el Ministerio de Defensa de la Nación cedió a la Provincia y la municipalidad de General Pueyrredon el ?uso de una fracción de la denominada Escollera Norte del puerto militar de Mar del Plata (?) con el fin de que se establezcan en la misma una terminal de cruceros, un paseo recreativo y un corredor nocturno?.
En el acuerdo tripartito se estipuló además que la cesión del inmueble se formalizará por el período de 30 años, los cuales podrán ser renovados.
Cabe recordar que el 26 de agosto de 2008 la Provincia y el Ministerio de Defensa de la Nación firmaron una Carta de Intención en la que se propusieron estudiar un proyecto de utilización de la Escollera Norte para la localización de una terminal de cruceros y un paseo recreativo. El proyecto fue posteriormente ampliado, a pedido del gobierno bonaerense, para reubicar, dentro de la Escollera, el corredor nocturno de Mar del Plata denominado ?Alem?.

Sugerencias de la Armada

Según el convenio, tanto el gobierno provincial como el municipio de General Pueyrredon se comprometen a abonar al Ministerio de Defensa el canon que establezca el Tribunal de Tasaciones de la Nación, valor que deberá ser actualizado cada 3 años.
En lo referente al corredor nocturno -sitio al cual se plantea trasladar los bares de la calle Alem- el acuerdo establece que la municipalidad deberá fijar ?el canon de uso a sus concesionarios y permisionarios en ejercicio de sus atribuciones y de acuerdo con el dictamen de sus organismos técnicos?.
Asimismo, para confeccionar el proyecto definitivo, la municipalidad deberá tener en cuenta las sugerencias que formule la Armada en lo correspondiente a seguridad náutica, las necesidades operativas del frente de atraque y la seguridad de la Base Naval.
Finalmente, deberán ser respetadas las áreas de la escollera Norte que son utilizadas por el Museo de Submarinos y el tanque de combustible.

Fuente: diario la capital

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: