Recta final para el pliego que busca renovar la playa Bristol


El proyecto de licitación del Emtur intenta terminar con 25 años de precariedad administrativa. Esperan inversiones para que haya baños y restaurantes «de calidad». La sombra será móvil.

El Emtur busca una renovación para las históricas playas Bristol y Popular.

El Concejo Deliberante da los pasos finales para aprobar el pliego de licitación que permitirá la puesta en valor de la histórica playa Bristol.

La iniciativa del Ente Municipal de Turismo (Emtur) ya fue aprobada por unanimidad en tres comisiones (Turismo, Obras y Legislación) y será considerada hoy por la de Hacienda. De ser aprobada, estará en condiciones de ser tratada en la próxima sesión.

“El objetivo es generar inversión y equipamiento acorde a los tiempos que vivimos, con baños y restaurantes de calidad y sombra móvil. Es una obra importante la que hay que llevar adelante”, dijo a LA CAPITAL el presidente del Ente Municipal de Turismo (Emtur), Bernardo Martín.

Según se establece en el expediente, la propuesta para la unidad Bristol-Popular “tiene por objeto la puesta en valor del sector” con eje en “sus condiciones físicas, ambientales y paisajísticas”. En ese sentido, “el proyecto de intervención deberá conferir al sitio un mayor aprovechamiento del espacio, a través de mejoras en la accesibilidad y la prestación de servicios, sin perder el carácter de espacio público”.

Se pretende un desarrollo “que respete el perfil adoptado por el sector”, donde “además de las actividades tradicionales de una playa para bañistas se llevan a cabo acciones recreativas”, definió el Emtur.

Las nuevas intervenciones se plantean bajo el concepto de playa pública equipada, que aplica a aquellas playas que mantienen su condición de públicas con la prestación de servicios básicos –sanitarios y gastronómicos– y que resultan accesibles a través de bajadas y accesos transitables.

“Como elementos a recuperar de lo urbano se prevé la revisión de la provisión de servicios y espacios públicos, reparos, iluminación, equipamiento, infraestructura y, como valor agregado, el impulso de proponer al sector como zona segura, garantizando la seguridad personal y de los bienes”, señala la propuesta oficial.

También puntualiza que “será necesaria la revisión de los accesos peatonales y el sistema de circulación peatonal”, y que deberán mejorarse accesos y bajadas “a través de alternativas circulatorias peatonales accesibles”.

La unidad Bristol-Popular fue adjudicada por última vez en 1997 a través de un concurso de precios, y desde esa fecha ha tenido “sucesivas situaciones administrativas precarias”, advirtió el ente en el mensaje de elevación del pliego, enviado al Concejo en diciembre del año pasado.

Según conta en el expediente, Italo Ravasio, que tuvo a cargo el uso y explotación de la unidad durante los últimos años, no tendrá derecho de preferencia en la licitación.

BRISTOLPOPU_02

El Emtur adelantó que serán evaluadas positivamente aquellas propuestas que planteen “la diversidad de servicios y rubros, la complementariedad” y “la actualización funcional de los servicios ofrecidos en el sector”.

También considerará “la diversificación de usos y actividades que pongan especial énfasis en los usos abiertos a la comunidad, sean estos recreativos, culturales, deportivos o turísticos”.

La “anualidad de las propuestas”, de cara a la cara a la Mar del Plata de 12 meses, será otro punto a tener en cuenta. En esa línea, “serán evaluadas favorablemente aquellas propuestas” que tiendan al aprovechamiento de las instalaciones fijas en los distintos momentos del año.

En el Emtur anhelan que la licitación pueda estar adjudicada antes de la próxima temporada. De todos modos, no desconocen las dificultades y contratiempos que puede haber en un proceso licitatorio de esta naturaleza.

No hay oferta de alquileres y el ajuste anual roza el 70% de aumento


En medio de las dificultades para encontrar propiedades en alquiler en Mar del Plata, el índice de incremento anual de septiembre alcanzará su máximo histórico debido a la inflación. Será del 64% para quienes renueven en la primera quincena, mientras que en la segunda trepará al 68,7%.

Comentarios

Los inquilinos que hace un año atrás debían enfrentar el ajuste anual establecido en la nueva Ley de Alquileres, se encontraban con subas de hasta el 45%. Ahora, como consecuencia de la inflación, el índice no para de crecer: el mes pasado superó el 61% y en septiembre trepará primero al 64% y luego, en la segunda quincena, al 68,7%. Sin embargo, mudarse no es una opción: la oferta de alquileres en Mar del Plata “es casi nula”, advierten los martilleros.

El fracaso de la ley de alquileres (N°27.551), que entró en vigencia hace dos años, dejó tanto a los inquilinos como a los propietarios en una situación por demás delicada, con incrementos en muchos casos imposibles o inconvenientes de afrontar.

En las últimas horas, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) publicó el nuevo Índice de Contratos de Locación para el mes de septiembre, que volvió a superar la barrera del 60% y se acerca al 70%.

La situación, de hecho, varía de acuerdo a la quincena en la que se renueva el año de contrato. Concretamente, aquellos que deban hacerlo en los primeros 15 días de septiembre, afrontarán un ajuste del 64%, mientras que para aquellos que renueven del 15 en adelante, el índice será del 68,7%. Todo indica que en octubre, superará el 70%.

De esta manera, por ejemplo, un marplatense que paga $30.000 mensuales por un departamento, pasará a abonar $49.200 si renueva en la primera quincena, o $50.610 si lo hace en la segunda.

En tanto, para quienes pagan $40.000, el valor pasará ahora a $65.600 o $67.480 dependiendo del período del mes en el que se cumpla el año de contrato.

Los incrementos establecidos a raíz de este índice que contempla la ley, cabe señalar, superan ampliamente en la mayoría de los casos a los incrementos salariales, por lo que muchos inquilinos se ven imposibilitados de pagar el nuevo valor.

Al respecto, desde el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Mar del Plata, calificaron como “muy complicado” al actual panorama del mercado de alquileres en la ciudad, sobre todo porque “el hecho de que de pronto la gente tenga un ajuste tan fuerte -aunque el problema sea la inflación, no el ajuste- repercute bastante ya que los sueldos no han seguido la misma relación”.

En las inmobiliarias, frente a este complejo escenario en el mercado de alquileres, los martilleros buscan ser “mediadores naturales” entre los propietarios y los inquilinos. “Se trabaja en algunos casos en acuerdos para llegar al vencimiento de contrato con una prórroga o con la continuación del contrato, lo que permite en la mayoría de los casos evitar conflictos”, dijo el presidente del Colegio, Guillermo Rossi.

“Los profesionales inmobiliarios estamos preocupados con estos índices que marcan lo que es la inflación. El problema central en materia de alquileres es la inflación, es lo que dificulta y traba a las dos partes, a que el propietario ponga la propiedad en alquiler porque no tiene reglas claras, y al inquilino le resulta oneroso el pago de este ajuste porque los sueldos no siguen esta relación”, agregó.

Alquiler 02

Mudarse no es una opción

Hasta antes de la nueva ley, si el valor del alquiler se elevaba más allá de lo que el inquilino podía pagar, este comenzaba a buscar otra propiedad para mudarse. En el último tiempo, sin embargo, la opción se volvió inviable.

Además de los elevados montos que un inquilino debe afrontar ante un nuevo contrato (mes de depósito, mes adelantado, sellos, firmas y honorarios, entre otros), existe un problema mayor que no se resuelve con dinero: no hay alquileres.

A la par de los elevados índices de ajuste anual, “los inquilinos tampoco se mudan, porque mudarse es costoso pero sobre todo no hay demasiada oferta de alquileres”, dijo el presidente del Colegio de Martilleros y enseguida se corrigió: “Prácticamente no hay”.

En Mar del Plata “cuesta cada vez más encontrar una propiedad” que se alquile. El escenario no es nuevo, sino que existe hace años y se encrudeció con la pandemia. Hoy, agravado por la inflación, “la oferta de alquileres está cada vez peor, es casi nula, crítica”, admitió Rossi.

“Pedimos a los legisladores que tomen conciencia”

Hace varios meses atrás, desde la Cámara de Diputados se anunció que comenzaría a trabajarse en la redacción de una nueva ley de alquileres que revierta el fracaso de la actual. Sin embargo, “no se registran avances”.

“Estamos tratando de sobrellevar esta difícil situación de estos índices, pero no vemos movimiento en torno a la ley”, planteó el titular del Colegio de Martilleros de Mar del Plata.

Para el sector, “es imperiosa” la sanción de una nueva normativa que reemplace a la actual, con el objetivo de revertir “la angustia” de propietarios e inquilinos, que se ven afectados por “la falta de reglas claras” y el impacto de la inflación en los índices de renovación respectivamente.

“Se lo pedimos permanentemente a los legisladores. Nosotros la estamos pasando muy mal, pero los legisladores no reaccionan, están metidos en la política diaria y no piensan en los que estamos del otro lado”, sostuvo Rossi e instó a diputados y senadores a “que se preocupen en trabajar sobre el tema y tomen conciencia en la necesidad de sacar una ley que cambie esta situación”.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: