n de semana largo: qué días serán feriado por el 12 de octubre


Se aproxima un nuevo fin de semana largo y crecen las expectativas del sector turístico. ¿Cuántos días de descanso habrá?

Faltan apenas doce días para el próximo feriado que marcará el comienzo de un fin de semana extra largo al que los prestadores turísticos de Mar del Plata le depositan todas sus expectativas rumbo a la temporada de verano, que también genera ilusión tras la crisis que sufrió el sector por la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, en la previa del “finde XL”, muchos se preguntan qué días podrán tomarse un descanso luego de un mes en el que no hubo feriados.

En ese sentido, de acuerdo al calendario de “Feriados nacionales 2021”, el viernes 8 de octubre fue declarado feriado con fines turísticos, mientras que el Día del Respeto a la Diversidad Cultural (martes 12) se trasladará al lunes 11 por lo que habrá un fin de semana extra largo de cuatro días (de viernes a lunes).

Luego, según el Ejecutivo, el siguiente fin de semana largo será recién el sábado 20 de noviembre (Día de la Soberanía Nacional), en tanto se decretó que el lunes 22 sea feriado con fines turísticos para completar tres días no laborables.

Cabe recordar que en diciembre fueron declarados feriados el miércoles 8 (Día de la Inmaculada Concepción de María) y el sábado 25 (Navidad).

El fin de semana extra largo por el 12 de octubre genera expectativas en el sector turístico tras varios meses sin poder trabajar por las restricciones impuestas por la pandemia. En la previa, LA CAPITAL informó que será el relanzamiento de la actividad de cara a la temporada de verano y los martilleros adelantaron que esa fecha la ciudad “va a explotar de turistas”.

Prepará el bolsillo para este verano: cuánto costará viajar, comer y hospedarse en Mar del Plata y Pinamar


Prepará el bolsillo para este verano: cuánto costará viajar, comer y hospedarse en Mar del Plata y Pinamar

En las dos ciudades esperan tener una gran temporada y afirman que ya hay reservas. Todo lo que tenés que saber para planificar tus vacaciones en la Costa

Según un estudio que analiza el comportamiento del consumidor en la post-pandemia, realizado por Bain & Company, una vez que el Covid «ya no sea un riesgo» la mayoría (un 76%) de los argentinos encuestados anticipó que planea gastar dinero en viajes.

Ese deseo, con el avance de la vacunación y las respectivas flexibilizaciones de las medidas sanitarias, parece estar más cerca de cumplirse. Y, con el verano cada vez más cerca, en los principales destinos de la Costa Atlántica se ilusionan con una temporada exitosa.

De hecho, según remarcaron especialistas del sector turístico de Mar del Plata y Pinamar, se percibe un alto nivel de reservas para el fin de semana largo de octubre, que suele ser un termómetro de lo que ocurrirá en el período estival.

«Con respecto al fin de semana del 12 de octubre, vemos un alto nivel de reservas. Mucho interés por pasar unos días en Mar del Plata. Y es un anticipo de la temporada de verano, por lo que esperamos una gran afluencia de turismo«, señaló a iProfesional Rodrigo Sanz, presidente de la Comisión de Turismo del Colegio de Martilleros de Mar del Plata y titular de la inmobiliaria Sanz y Ordoqui Propiedades, quien agregó: «Los últimos fines de semana largos batieron récord en comparación con los mismos fines de semana de 2019″.En Mar del Plata esperan una buena temporada de veranoEn Mar del Plata esperan una buena temporada de verano

En Pinamar las expectativas son similares. Así lo reconoció a este medio Alfredo Baldini, presidente de la cámara de turismo de esa ciudad: «El nivel de reservas es muy importante. No es habitual en esta época del año. Por el lado de alojamiento tradicionalestracciona mucho el previaje, que está generando gran demanda en los hoteles. Es algo que está funcionando muy bien. En cuanto al alquiler de viviendas, la imposibilidad o la falta de certezas para viajar al exterior, hace que tenga una demanda muy fuerte. Hoy el panorama es una temporada de verano muy fuerte. Por ejemplo, ya hay un 70% de reservas para el fin de semana largo de octubre. Creemos que se va a llenar. Para el verano hay que esperar, pero las reservas son superiores a años previos a la pandemia».

En ese contexto, los especialistas destacan a los turistas «reservar con tiempo para reservar mejor». Con algunas tarifas que aún restan definirse, una familia que desee viajar a la Costa puede proyectar sus gastos en base a las actualizaciones de precios que se estiman en los principales destinos. Aunque dependerá, lógicamente, de las comodidades y los gustos que deseen darse, como así también del tipo de alojamiento.

Cuánto saldrá viajar a Mar del Plata

El primer paso a considerar, es el viaje propiamente dicho. Por caso, para recorrer los poco más de 400 kilómetros que separan Mar del Plata de la Ciudad de Buenos Aires, se necesitarán unos 32 litros de nafta (si se calcula, en promedio, 8 litros cada 100km) que a $90,40 (la nafta súper en CABA), da un total de $2.890. A eso, hay que sumarle los cuatro peajes (dos en la Autopista Bs.As.-La Plata y dos en la Autovía 2, cuyos precios varían según la hora) por un total de $366. Es decir, que para recorrer ese trayecto se gastará unos $3.256 por tramo ($6.512 ida y vuelta).

En cuanto al alojamiento, el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Mar del Plata «sugirió» a los propietarios aplicar una suba de precios del 40% en el alquiler de los inmuebles. Así, según la lista que difundió la entidad, el alquiler de un monoambiente (para dos o tres personas) debería partir de $33.000 por quincena en enero; los dos ambientes (para tres o cuatro), en $42.000; y los de tres ambientes (para cinco o seis), desde los $50.000. En tanto que para los chalés de tres ambientes, el costo será a partir de $60.000.

«Los precios que publicamos son de referencia, una orientación para marcar el ritmo de actualización y que los valores no se vayan muy arriba. En Mar del Plata, como hay tanta oferta, los valores se van acomodando en base a la oferta y demanda», remarcó Sanz.

De todas formas, y más allá de que en muchas inmobiliarias todavía no se publicaron los precios, en algunas plataformas webs es posible encontrar opciones muy por sobre esos valores. Por ejemplo, piden $290.000 la primera quincena de enero por un departamento frente a la playa para cuatro personas. Una casa, a poco más de un kilómetro de la playa, sale unos $180.000 la quincena. En tanto, un hotel de tres estrellas, cerca de la playa, cuesta unos $280.000 la quincena.

Por su parte, si una familia desea alquilar una carpa en la playa, debe calcular unos $3.500 por día en las playas del centro y a partir de $4.500 en Playa Grande. Lógicamente, el valor se reduce si la reserva es por quincena, mes o temporada completa. Además, destacan que existe la posibilidad de aplicar el Previaje y pagarlas con el plan Ahora 12.

Para comer, el monto que puede llegar a gastar una familia dependerá lógicamente de sus hábitos y costumbres. Pero, por ejemplo, una hamburguesa completa en uno de sus restaurantes más famosos, cuesta $620; mientras que una porción de rabas sale $900, una milanesa completa para compartir, $950 y doce churros rellenos, $500.

En una parrilla en una de las zonas comerciales del momento, un ojo de bife sale $950, una tira de asado banderita $1400 y la porción de fritas $430. Un menú para chicos (milanesa de pollo con papas o ensalada), cuesta $600. Un agua mineral y una botella de gaseosa sale $140 cada una; mientras que una pinta de cerveza tirada, $280 y una botella de vino, en promedio, $900.

Si bien esos son los valores actuales, de cara al verano «no se actualizarían muy por encima de la inflación de ese período». «Podría llegar a subir un 15%, por ejemplo. No hay una diferencia por estacionalidad en los valores de gastronomía como en otros momentos. Quizá en el invierno se quedan más estancados, pero no existe lo de querer aprovechar el verano para sacar un rédito mayor. Porque eso lo marca la oferta, va a trabajar más el que tenga mejores precios», aseguró Sanz.

Con esos parámetros, por ejemplo, una familia de cuatro integrantes gastaría unos $3.200 para almorzar unas hamburguesas y unos $5.400 para cenar en una parrilla. Si se le suma el alquiler de la carpa en la playa, gastará unos $13.000 por día. Por supuesto, ese presupuesto puede ser más flexible y contemplar otro tipo de comidas, por ejemplo.

Es decir que una familia que viaje la primera quincena de enero a Mar del Plata, se hospede en un departamento de los más económicos disponibles por el momento, con el alquiler de carpa en una playa céntrica para toda su estadía, y con dos salidas a comer por semana (cuatro en total), gastará desde $260.000 con el viaje en auto incluido. Deberá sumarle, lógicamente, las otras comidas gastos generales.

En tanto, para una familia que busque hospedarse en un departamento algo más costoso (por ejemplo, frente a la playa), alquile carpa en una de las playas del sur y salga a comer afuera ocho veces en total durante toda su estadía, gastará a partir unos $400.000.

Cuánto costará viajar a Pinamar

Para recorrer los 350 kilómetros que separan Pinamar de la ciudad de Buenos Aires en auto, se estima un gasto de $2.900 ($5.800 ida y vuelta), contemplando el gasto en nafta (unos 28 litros) y los cuatro peajes.En Pinamar, muchos de los inmuebles en alquiler se cotizan en dólaresEn Pinamar, muchos de los inmuebles en alquiler se cotizan en dólares

Los precios de los hospedajes también varían y es posible encontrar casas por encima de los u$s10.000 el mes. Sin embargo, en distintas plataformas también se ofrece, por ejemplo, un dúplex a un kilómetro de la playa a $200.000 (la primera quincena de enero) o un departamento frente a la playa por $400.000 la quincena. Un hotel de tres estrellas, frente a la playa, con pileta y desayuno, cuesta $835.000 la quincena. En algunas inmobiliarias, en tanto, los precios se encuentran en dólares (se pagan en esta moneda) y cuestan unos u$s2.500 la quincena.

El costo de alquiler de carpas en esta ciudad balnearia dependerá, como todo, del lugar elegido. Sin embargo, los empresarios del sector estiman que su valor se ubicará un 40% por encima de los precios del año pasado: es decir que rondarán entre los $4.500 y los $5.000 por día.

En tanto, para comer, en un restaurante «económico» cerca de la playa, una milanesa napolitana XL con papas fritas, para compartir, sale unos $970. Un combo de hamburguesa$900Rabas con una lata de cerveza, $950. Papas fritas con cheddar, $630 y bastones de muzzarella, $690. Un sándwich de salmón ahumado cuesta $890 y una pizza napolitana, $850. El menú infantil (milanesa con papas fritas), sale $690.

En tanto, en un restaurante de mayor nivel, un «cocktail de langostinos«, cuesta $1.370; una porción de vieiras gratinadas, $1.730 y una porción de rabas, $1.190. En tanto, una cazuela de mariscos sale $2.310 y una milanesa napolitana con papas, $1.230.

«Hay una oferta muy variada. Se puede comer un pancho o almorzar un plato del día que podría rondar en el verano en torno a los $1.500, mientras que un cubierto en un restaurante puede llegar a salir entre $2.000 y $2.500. Pero hay de todo. Se puede comer una hamburguesa por menos dinero», analizó al respecto Baldini.

Así, por ejemplo, una familia de cuatro integrantes gastaría para almorzar hamburguesas unos $4.100 y unos $8.000 para cenar en un restaurante. Si le suma el alquiler de la carpa, deberá desembolsar unos $16.100 por día.

Por lo tanto, para viajar la primera quincena de enero, alojándose en un dúplex alejado de la playa, contemplando cuatro salidas a comer afuera y alquiler de carpa para toda la estadía, una familia gastará desde $312.000.Te puede interesar

Si, en cambio, se aloja en un departamento frente a la playa y sale a comer en total unas ocho veces durante todas sus vacaciones, deberá desembolsar al menos unos $545.000 con el viaje en auto incluido. Deberá contemplarse, también en estos casos, el resto de las comidas.

Para el Colegio de Martilleros el próximo fin de semana largo va a “explotar” de turistas


Desde el organismo señalan que las reservas hoteleras y de departamentos para esa fecha “vienen muy bien”. Por otra parte, tildaron de “dramática” la situación de los alquileres por 36 meses.

Desde el Colegio de Martilleros de Mar del Plata estimaron que el fin de semana largo del 12 de Octubre la ciudad va a “explotar” de turistas.

“Las reservas hoteleras y de departamentos y de departamentos viene muy bien”, señaló el presidente de la comisión de turismo de la mencionada entidad, Rodrigo Sanz, en diálogo con LU6 Radio Atlántica.

“Participo del comité del Emtur (Ente Municipal de Turismo), estoy en contacto con el resto de las cámaras y las reservas hoteleras vienen muy fuertes”, recalcó Sanz, aunque recordó que “hay una parte de la hotelería que está cerrada aún”, la cual se espera “que para esta temporada puedan abrir sus puertas”.

Para el presidente de la comisión de turismo del Colegio de Martilleros, el fin de semana largo del 12 de Octubre, Día del Respeto a la Diversidad Cultural, “vamos a notar un mucho movimiento mejor, no solo hablando de pandemia, sino comparándolo con otros 12 de Octubre”.

Ese fin de semana va a explotar, va a venir muchísima gente y vuelven los propietarios, que quizás son gente mayor que vive en Buenos Aires y ya empiezan a tener más confianza con las aperturas y la vacunación”, añadió y remarcó que “eso genera un poquito más de posibilidades de venir a visitarnos y preparar las propiedades para el verano”.

En este contexto, Sanz deseó que ese fin de semana permita “con todas las fuerzas vivas de la ciudad presentar a Mar del Plata como oferta posible y mantener la difusión en los medios para que nos vuelvan a elegir” durante el verano.

Para que eso ocurra, el miembro del Colegio de Martilleros consideró que “tenemos que trabajar todos en ser hospitalarios, en generar una ciudad amigable con el turismo”.

turismo8

“Sabemos que el turismo es una industria sin chimenea, genera muchísimos puestos de trabajo y vimos en este año y medio sin turismo como creció la desocupación”, destacó.

Con respecto al alquiler de propiedades para el próximo fin de semana largo, Sanz precisó que para esa fecha la oferta equivale a un 30% de la disponible en verano, pero señaló que de ese porcentaje entre un 40 y un 45% ya fueron reservadas por clientes que visitarán la ciudad aprovechando los feriados del 8 y 12 de Octubre, el cual se moverá al 11 con fines turísticos. “Para los días que faltan es un muy buen número”, consideró.

Pensando en la temporada estival, se refirió al aumento del 40%, con respecto al año pasado, sugerido por el Colegio de Martilleros para alquilar casas y departamentos este verano en la ciudad y señaló que “la inflación fue mayor, de alrededor de 50% anual”, asegurando que se fijó ese valor de un 10% menos “con la intención de atraer al turismo”.

En este marco, celebró que en Mar del Plata se haya construido “mucho nuevo, sobre la costa, así que eso también puede ser un atractivo para decirle a los turistas un poquito más exigentes que la ciudad cuenta con unidades de mayor categoría”.

“Mar del Plata está preparada para volver a recuperar parte del turismo perdido”, aseveró.

Situación dramática

Por otra parte, Sanz se refirió a la situación que atraviesan quienes deben alquilar una vivienda y la tildó de “dramática”.

“Cuando viene algún cliente buscando un lugar para vivir tenemos que decirle que no tenemos y lo hablamos con colegas y la oferta es mínima”, afirmó.

Para el miembro del Colegio de Martilleros esto tiene relación directa con “esta nueva ley que ha intervenido en la relación entre inquilino y propietario en un contexto inflacionario y ampliando el periodo de alquiler (a 36 meses), lo que genera incertidumbre”.

“No se pueden poner de acuerdo en el valor de la actualización del alquiler, como venia haciéndose y esto generó que mucha gente retirara la vivienda del alquiler”, agregó.

Por último, explicó que este panorama de “una oferta bajísima y una demanda sostenida” hace que los precios para alquilar una casa o un departamento se vuelvan “exorbitantes”.

“La gente necesita y termina pagando valores exorbitantes en algunos casos”, lamentó.

Por qué algunos bienes patrimoniales históricos marplatenses terminan en ruinas


Por qué algunos bienes patrimoniales históricos marplatenses terminan en ruinas

El ex hotel Chateau Frontenac, de gran valor patrimonial histórico, en evidente estado de abandono. (Foto:0223)

Desde el Colegio de Arquitectos de la ciudad brindaron una serie de razonamientos para explicar los motivos por lo que a pesar de tener una ordenanza que los protege, muchos edificios finalmente quedan desafectados.

Esta semana distintas entidades de la ciudad se reunieron frente al exhotel “Chateau Frontenac», para buscar el apoyo de los marplatenses en la defensa de esta y otras construcciones emblemáticas que forman parte de la historia de la ciudad y que ahora lucen en ruinas.

En ese marco, 0223 habló con Eduardo Agüero, titular del Colegio de Arquitectos Distrito IX, que consideró que la ordenanza 10.075, sancionada en 1995 para defender este tipo de bienes patrimoniales «no ha dado resultados satisfactorios».

«Mar del Plata tiene la suerte de tener una gran cantidad de edificios de alto valor patrimonial, ya sea de arquitectura moderna o de principios del siglo pasado de la `Belle Époque´. Y el objetivo de preservarlos a su vez también puede ser un generador de recursos turísticos. Este acervo construido que es muy importante, lamentablemente en los últimos años lo hemos perdido», evaluó el arquitecto.

En ese marco, el colegiado explicó que en Mar del Plata hay un listado de bienes patrimoniales y en el caso de presentarse un proyecto arquitectónico sobre esos predios afectados, este deberá tener un tratamiento especial, que normalmente pasa por el Concejo Deliberante.

«En los últimos años se han tratado muy pocos proyectos, porque la ordenanza inducía al Poder Ejecutivo para genera una comisión honoraria para colaborar con el tratamiento de estos temas, pero esta nunca se formó. Desde el poder legislativo quizás no hay un cuerpo de asesores que tome cartas en el asunto. Hay que dejar en claro, porque lo vivo con los profesionales que represento, es que a veces se presentan proyectos que no tienen ningún tratamiento en el Concejo«, cuestionó.

El representante del Colegio de Arquitectos local analizó que estas construcciones de singular carácter histórico, «necesitan un mantenimiento de alto costo, muy puntual y quedan a la espera de alguna solución, que no termina llegando. Lo que hace que los bienes se terminan deteriorando», razonó.

Por último, Agüero no responsabilizó totalmente de esta problemática a ciertos intereses inmobiliarios. «Hay casos que existe la especulación, donde se deja venir abajo para que después la recuperación sea irreversible. Pero hay otros casos de gente muy bien intencionada que no encuentra una salida, al tener un alto costo de restauración. Y no deja de ser una carga monetaria muy importante: los beneficios que hoy se obtienen por poseer un bien patrimonial son irrisorios, porque tienen la excepción de un impuesto menor y la ecuación económica para un negocio inmobiliario no termina cerrando. Por eso hacen falta herramientas mas creativas para generar soluciones», completó.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: