El Colegio de Martilleros presentó el protocolo para la Temporada de Verano 20/21 

A poco de la temporada de verano, el Colegio de Martilleros de General Pueyrredón presentó este jueves el protocolo de seguridad para implementar en los alquileres de casas, chalets y departamentos a turistas que concurran a Mar del Plata durante este período. El principal referente de dicha institución, Miguel Ángel Donisini, en conversación con “el Retrato…” dio detalles del mismo y resaltó que “los contratos de locación se van a fijar en mayor cantidad de tiempo”.

En tal sentido, Miguel Ángel Donisini, presidente del Colegio de Martilleros de General Pueyrredón  se refirió al protocolo de seguridad para evitar la propagación del coronavirus en lo que respecta a su actividad, de cara a la temporada de verano que se aproxima. “En general los protocolos se hacen muy bien, porque nos ponemos en una situación lógica, tal como se hizo cuando se abrieron las oficinas inmobiliarias”, reconoció.

“No puede haber cama caliente, lo cual significa que entre alquiler y alquiler tiene que haber un día o un día y medio, tiempo que se utilizará para realizar las limpiezas en cada una de las unidades”, anticipó el representante del Colegio de Martilleros de General Pueyrredón a la vez que aclaró que “las limpiezas se harán con desinfección, lo cual abarcará desde el picaporte hasta el control de televisión”.

Asimismo, precisó que se tomarán todos los datos de las personas que realicen esta tarea de limpieza y desinfección. “Se dejarán productos de higiene en los departamentos, en las camas los colchones irán con cubrecama, la ropa blanca la debe traer cada uno de los ocupantes como así también las almohadas, caso contrario se colocarán descartables para no volver a usar las mismas”, expresó.

“Cuando se van los inquilinos se saca absolutamente todo (manta, cubrecolchón, etcétera). Deben tener un día o un día y medio para limpiar y desinfectar todo eso. Incluso los contratos de locación se van a fijar en mayor cantidad de tiempo, porque el costo de todo eso es muy alto”, comentó al mismo tiempo que añadió que, por eso, “habrá un mínimo de noches de estadía y no se puede agregar más personas a las contempladas para esa vivienda o departamento”.

En ese marco, Donsini anticipó que la temporada que se avecina “será a medias y rara” para Mar del Plata. “Si se cortara todo esto del coronavirus el verano sería espectacular, porque la gente al exterior no iría y la ciudad es la más interesante en condiciones de seguridad y salubridad, ya que si hay un problema de enfermedad tenés servicio asistencial”, consideró.

Coronavirus en la Argentina: “Un verdadero alivio”, la reacción en la costa por la confirmación de la temporada


En Mar del Plata, ya se trabaja en protocolos sanitarios para evitar contagios del nuevo coronavirus
En Mar del Plata, ya se trabaja en protocolos sanitarios para evitar contagios del nuevo coronavirus Fuente: LA NACION – Crédito: Mauro V. Rizzi

Darío PalavecinoComentar(124)Me gustaCompartir19 de agosto de 2020  • 03:54

MAR DEL PLATA. Que no, que sí. Desde el Estado las señales llegan contradictorias con respecto a lo que puede ser el próximo verano en términos de movimiento de viajeros en el contexto de pandemia. Ahora la voz optimista que generó un respiro en los prestadores de servicios de turismo fue la de Yanina Martínez, la secretaria de Promoción Turística de la Nación, que fue muy clara y directa frente a un tema que venía cargado de confusiones. “Ratificamos la temporada”, afirmó.Coronavirus en la Argentina: la costa ya planea un verano atípico con protocolos sanitarios

“Estamos trabajando de manera articulada con todas las provincias, con el Consejo Federal Turístico y el sector privado para que en el verano podamos estar abriendo la actividad turística en todo el país”, insistió la funcionaria durante la habitual conferencia de prensa que se brinda cada mañana para reportar la situación sanitaria nacional.

Lo que dejó también durante su intervención es la certeza que el rubro tendrá, desde el Gobierno, protocolos “homogéneos y consensuados” para cada una de las actividades que involucran a los viajeros, allí donde decidan recalar. “Desde La Quiaca hasta la Antártida”, advirtió.

Estas afirmaciones desde la cartera que conduce Matías Lammens sonaron a música encantadora en la costa atlántica , donde la cuarentena interrumpió el cierre de la última temporada y dejó a algunos sectores, en particular a la hotelería, sin posibilidades de facturación alguna durante estos casi cinco meses.

El peor escenario se bocetó hace algunos días, cuando el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán , describió un verano poco menos que apocalíptico. “Es inimaginable una temporada sin vacuna (para el nuevo coronavirus)”, afirmó en declaraciones a la prensa. El mensaje tuvo un fuerte impacto en los destinos de playa y en sus operadores privados.

Protocolos

“La confirmación de esta mañana (de la secretaria Martínez) fue un verdadero alivio para muchos empresarios y comerciantes que después de los dichos de Gollán habían empezado a perder la ilusión”, dijo a LA NACION el titular de Turismo de Pinamar, Juan Ibarguren. Uno de esos prestadores de servicios de ese distrito lo había resumido en una expresión muy gráfica: “Gollán nos había apagado la lucecita que había al final del túnel.”

En todos los partidos de la costa, más allá de esas fallas de sintonía entre funcionarios provinciales y nacionales, se sigue trabajando en opciones para recibir a visitantes con los debidos cuidados.Coronavirus en la Argentina: “Volver a respirar”, así fue la vuelta del golf en la ciudad

Federico Stremin, presidente del Ente Municipal de Turismo (Emtur) de Mar del Plata, confirmó que están planificando la mejor manera de brindar servicio en un contexto que no tiene antecedentes. “Hoy, el objetivo es estar preparados y listos para lo que será el día después”, dijo a LA NACIÓN.

A la fecha el turismo es una actividad suspendida por decreto nacional. Martínez, en su exposición de hoy, dio a entender que el verano sería una buena oportunidad para reanudar el rubro. Incluso habló de “aperturas graduales”, sin dar más precisiones.

“Aguardamos decisiones del gobierno nacional y mientas tanto trabajamos con todos los involucrados en la actividad turística de nuestra ciudad para consensuar los mejores protocolos que cuiden el trabajo y la salud de marplatenses y turistas”, señaló Scremin.

Preparativos

Por aquí hay expectativas de una buena temporada. El dólar alto y el incremento de casos de Covid-19 en Brasil y Europa sostienen la hipótesis. El primer paso será, entonces, que se abran las rutas. De ahí en más quedará por definir si se habilitará el transporte de pasajeros y si habrá alguna condición a cumplir para quien esté decidido a armar las valijas y viajar para disfrutar de sus días de veraneo.

“Si se cumplen los protocolos, por supuesto que puede haber temporada”, insistió Ibarguren. Y destacó que allí avanzan en medidas de cuidado que se consensuarán con los gobiernos nacional y provincial. “Para el verano, es probable que se llegue con rutas liberadas y habrá que trabajar sobre políticas de corredores seguros”, anticipó.

Algunos municipios habían comentado sobre la posibilidad de exigir testeos previos a quienes ingresen a su territorio. Sin embargo, en la mayoría, piensan mucho más en generar conciencia local para exigir el cumplimiento de los cuidados sanitarios elementales.

En este sentido, Villa Gesell dio un paso al frente con la capacitación para los operadores de servicios turísticos que otorga el primer “sello de calidad sanitaria” en la zona, con alcance a la gastronomía, el alojamiento y los balnearios.

Scremin apuntó que el primer paso, mientras se espera a los veraneantes, será activar y ponerse a prueba con el turismo interno y de cercanía. “Hay que pensar en viajes cortos, a ciudades cercanas, con grandes espacios verdes y con atractivos naturales”. Y Mar del Plata, con playas, sierras, lagunas y paseos a cielo abierto tiene mucho de eso para ofrecer.Por: Darío Palavecino

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/sociedad/coronavirus-argentina-un-verdadero-alivio-reaccion-costa-nid2424839

Mar del Plata busca habilitar ingreso de dueños que no residen


NACIONAL13 Agosto 2020

De cara a la temporada, el municipio pretende aprobar el arribo de propietarios como una primera prueba de apertura rumbo a la temporada de verano.

En la ciudad de Mar del Plata esperan poder habilitar el acceso al distrito de todos aquellos propiertarios de viviendas con residencia no permanente.En la ciudad de Mar del Plata esperan poder habilitar el acceso al distrito de todos aquellos propiertarios de viviendas con residencia no permanente.Wikipedia

Por Bruno Lázzaro

Fuera del periodo estival, los edificios marplatenses viven una realidad común: los departamentos solo están habitados en una tercera parte del total. La imagen sirve para graficar una situación que también se hace extensiva hacia otras zonas de casas cuyos dueños tampoco residen en la ciudad y que, todos los años, ponen en alquiler para contar con un ingreso de valor durante la temporada.

Producto de la situación que atraviesa el país en relación a la pandemia, el ingreso a la Feliz está restringido a residentes y servicios esenciales a través de un control exhaustivo que, incluso, requiere de un permiso adicional al nacional de índole local. Sin embargo, en Mar del Plata ya están trabajando para la temporada. Y en ese camino uno de los principales ejes es comenzar la concientización local de la convivencia con el virus.

Es por esto que desde el bloque oficialista del Concejo Deliberante local se encuentran trabajando en un proyecto para permitir, en primera instancia, un permiso especial para que los dueños puedan ingresar para poder operar sobre sus patrimonios. Las razones esgrimidas en la iniciativa se basan en que el sector “se está viendo severamente afectado haciendo incluso peligrar la integridad tanto del bien como de sus derechos sobre el mismo”.

En diálogo con Ámbito, el concejal Guillermo Volponi, autor del proyecto, sostiene que “hay un reclamo fuerte de muchos propietarios, de administradores de edificios que no pueden gestionar cuestiones relacionadas a los departamentos y de escribanías”.

Bajo este marco, el proyecto propone “permitir el ingreso temporal a quienes no siendo residentes acrediten ser propietarios y/o legítimos poseedores de inmuebles radicados en el Partido de General Pueyrredón y necesiten realizar actos necesarios, urgentes e indispensables para la conservación, administración o disposición de los mismos”.

Ya pasó mucho tiempo y hay preocupación. No podemos vivir con la ciudad sitiada eternamente. Nos han comentado de casos de gente firmó al costado de la ruta, antes de los retenes de ingreso”, sostiene Volponi. Más allá del beneficio para los dueños, la iniciativa también provoca resquemor ya que parte de la ciudadanía tiene temor de que se empiecen a habilitar los ingresos desde el AMBA, la zona de mayor contagios de todo el país.

“El AMBA es nuestro mayor proveedor. El 70 por ciento de la gente que viene a Mar del Plata, llega desde ahí. Estamos muy cerca del inicio de la temporada, porque los viajes hacía acá empiezan en septiembre/octubre, y si hoy no dejamos entrar a alguien para cambiar un cuerito, cómo nos vamos a empezar a acomodar de cara al verano”, suma Volponi.

El proyecto busca que los dueños puedan ingresar a la ciudad de lunes a viernes con el fin de evitar el turismo de fin de semana. “El problema lo estamos viviendo. Y me parece totalmente lógico que un propietario pueda entrar a gestionar su propiedad por más que le moleste a un vecino”, finaliza.

Vale recordar que a comienzos de la pandemia cientos de propietarios y de turistas intentaron ingresar al distrito sin éxito lo que provocó la queja de los dueños. Desde entonces el distrito gobernado por Guillermo Montenegro fue de los que más aperturas realizó incluso sin contar con el aval de la Provincia. Habrá que ver ahora cómo impacta esta discusión en la sociedad local y de qué manera se expresa el ejecutivo provincial ante lo que implicaría un crecimiento en el flujo de la circulación hacia el municipio costero.

Fuente: https://www.ambito.com/nacional/duenos/mar-del-plata-busca-habilitar-ingreso-que-no-residen-n5124781

El valor del arbolado urbano en Mar del Plata y cómo aportar “un granito de arena”


Nicolás Antoniucci, palabra autorizada para hablar de árboles, destacó la importancia y explicó cómo cuidar como ciudadanos el arbolado urbano de nuestra ciudad. Los beneficios engloban un círculo que supera lo ambiental, pasando por aspectos sanitarios, psicológicos y económicos.

Por Redacción

domingo 16 de agosto, 2020

Sabemos que proporcionan oxígeno, limpian el aire, que marcan las estaciones del año, eso está a la vista. Pero pocos ciudadanos, o mismo gobiernos, cuidan los árboles de la ciudad como corresponde. Quizás la intención está, no la manera.

La educación es fundamental para entender la importancia del arbolado urbano, aunque lo creamos natural, porque está a nuestro alrededor desde que llegamos al mundo, hay que cuidarlo, porque los árboles son una parte fundamental de nuestra ciudad.

Con la intención de tener en cuenta cómo aportar “un granito de arena”, tal como dice Nicolás Antoniucci, hablamos con él para que transmita su sabiduría a El Marplatense y así aprender el valor de nuestro arbolado urbano.

“Si hablamos de árboles urbanos hablamos del arbolado como un órgano. En un organismo, una célula, no pasa nada que se pierda. Sí importa la cantidad”, inicia mientras recorre las calles de un barrio residencial de la ciudad en compañía de este medio.

“Cuando una ciudad está bien forestada, las diferencias climáticas se sienten con respecto a otra a la misma latitud que no lo tiene. Los árboles regulan la atmósfera. No son decisivos, el mar tiene mucho más influencia en lo atmosférico, pero el arbolado ayuda”, explica.

Además, sostiene algo más abstracto pero no menor: “Para nosotros antropológicamente, incluso neurocognitivamente, estar cerca de un árbol nos influye totalmente desde el punto de vista del ánimo“.

“Crea entorno, dan un ambiente agradable. Los seres humanos necesitamos el verde desde nuestras células madres, porque somos animales que derivamos del mono, que vivía en los árboles. El hombre siempre vivió alrededor del árbol y estuvo ligado a élEs algo que va mucho más profundo que cualquier cuestión cultural o algo educativa. Es fundamental para nosotros tener un entorno arbolado”, asegura.

Nicolás habla apasionado y con indignación de “ver los árboles en barrios de Mar del Plata mutilados como candelabros”. “A mí me genera una situación de empatía con la planta de una tristeza aguda”, expresa.

Y continúa enumerando los beneficios: “El arbolado en su conjunto funciona como un pulmón. Va a filtrar una gran parte de las partículas de contaminación que pueden ser polvo de tierra que respiramos, de escapes de autos, de chimeneas de fábricas”.

También regula desde el punto de vista auditivo, ayuda para la contaminación sonora. Tener una gran masa vegetal sirve para que todas las ondas cacofónicas que salen de los escapes de las motos, los autos o ruidos propios de la actividad de la ciudad, sean absorbidos. No quiere decir que son muteadas, pero te aseguro que no es lo mismo que un caño de escape o un ruido rebote entre paredes de edificios, duras, que amplifican y multiplican, que el arbolado que absorbe y disminuye. No es la solución divina, pero sí ayuda y colabora”, suma a la lista de ventajas.

Las aristas que toca los frutos de un buen arbolado urbano son muchas. “Cuando uno circula por una calle en invierno, alrededor de las 5 de la tarde, la seguridad con la que se puede transitar cuando, por ejemplo, las copas de los plátanos se abrazan y dan sombra, cambia completamente a tener el sol en la cara”.

Y si molestan las hojas que caen, es “la obligación de todos nosotros barrer la vereda, limpiar nuestros techos, porque el mismo tipo que mutila el árbol después va y pone el auto en la sombra del vecino“. “Es el pago que nosotros tenemos que dar por ese servicio, cuidar las plantas”, expresa Nicolás.

“Incluso también los árboles son contenedores de vida. Tenemos que estar consciente que las ciudades van desplazando el ambiente natural de un montón de mamíferos que se ven desplazados por la ciudad. Para las aves y algunos animales este sirve como un contenedor de vida“, agrega.

Al consultarle por si hay árboles autóctonos en Mar del Plata, Nicolás planteó que “no, por lo menos no que se entiendan útiles para el arbolado urbano”.

Y va más allá de la ciudad: “Tenemos que entender que hay una división geográfica por zonas climáticas y geológicas. Nosotros estamos en el sudeste de la llanura pampeana, que no tiene nada que ver con la región fitogeográfica del Chaco, donde es nativa el jacarandá, el palo borracho, entre otras que no son nativas de acá, ni siquiera el ombú o el tala”, expone.

“Probablemente hubiera faltado un millón de años para que, sin interferencia del hombre, algunas especies fueran bajando del norte para nuestra zona“, indica.

Y plantea la historia para terminar de redondear la importancia:

“Los Peralta Ramos y Luro, que fueron los primeros desarrolladores inmobiliarios de Mar del Plata, se enfrentaron con que iban a hacer una ciudad y no había árboles. Y ya sabían, está documentado. En un libro de plazas fundacionales de Mar del Plata, de Marta Lamas, se muestra que hay ordenanzas, como circulares, donde contaban la importancia del arbolado urbano y de la regulación atmosférica“, repasa.

“Lo que es novedad para nuestros intendentes contemporáneos, ellos ya lo sabían, y en una época que no era necesario porque no estaban las mismas necesidades urbanas que ahora, con una ciudad que va a tener un millón de habitantes en diez años, con problemas demográficos, de tránsito, de contaminación. Y ellos no los tenían, pero sabían que tenían que plantar árboles”, transmite con vehemencia.

De esta forma, planteó ciertos problemas actuales. “Las autoridades recomiendan plantar árboles que no son los correctos. De características que no superan el horizonte del alumbrado público”.

La luz del alumbrado tiene que caer limpita al suelo. Es un tema de seguridad, tanto vial como personal. También de economía. Pagamos una fortuna de alumbrado público”, indica. Sin embargo, expone que “la gente no debería ocuparse del árbol de vereda, es algo que es público”.

Acá, un ejemplo: “Fijate la sombra, la oscuridad”, expone.

Y contrasta:

Pero no solo suelta los problemas, también planteó soluciones: “Tengamos un criterio forestal que esté coordinado y que rija para toda la ciudad”.

Poner árboles de hojas caducas, para que caigan las hojas en otoño, porque necesitamos sol en invierno, que tengan un fuste que la parte verde pase la altura de las farolas, que no sean alergénicos. Son servicios urbanos que pagamos y se tienen que brindar”, manifiesta.

Por otro lado, propone “hacer un censo de arbolado urbano”. “No puede ser que un vecino saque un árbol y no quede registro”, cuestiona Antoniucci.

“Lo mismo pasa con la poda de un árbol. No es lo mismo una poda selectiva, subirte con un hydro a 12 metros de altura y podar una rama, que subir a un escalerita y cortar a la altura que te da la mano. Por eso mutilan, porque es lo más fácil y barato, y porque el frentista no está en condiciones económicas. No todos pueden pagar lo que sale una poda selectiva”, indica.

Y reitera: “La gente piensa que mutilando el árbol achica el problema. En realidad está agrandando, porque por cada tronco que vos cortas al otro año hacen 15 ramas”.

Por eso, Nicolás ratifica que el “arbolado urbano tiene que estar a cargo de la ciudad”. “Mantenerlo al menos en un auto con tres personas que se dividan en diferentes turnos las 24 horas para hacer un control activo”, propone.

“Ahora las autoridades están ocupados con el COVID, pero el coronavirus se va y el desastre ecológico va a quedar“, concluyó.

Por último, reafirmó que “nuestra responsabilidad es hacer un control como especie dominante para que la vida no desaparezca“, sin embargo, reflexionó en “no paranoiquearse”.

“Desde el origen, la vida en el planeta va cambiando. Capaz que nosotros somos el virus que viene a cambiar la existencia, como fue en su momento el meteorito que terminó con la era de los dinosaurios. Capaz somos ese meteorito. Tampoco hay que paranoiquearse con que somos un virus. Capaz que lo somos, pero quizás está bien. Por ahí parte de la vida sea eso, extinguirnos y que después venga otra cosa”, concluyó.

Fuente: https://elmarplatense.com/2020/08/16/el-valor-del-arbolado-urbano-en-mar-del-plata-y-como-aportar-un-granito-de-arena/

Cómo evitar la mala praxis en el mercado inmobiliario


¿Cómo está siendo desarrollada nuestra actividad?, ¿qué tan profesional es el servicio que se está brindando a los clientes?, ¿de qué manera puedo facilitar la vida del cliente durante el proceso de compra y venta de propiedades?

Cómo evitar la mala praxis en el mercado inmobiliario

Por Miguel Di Maggio

La inédita pandemia que estamos viviendo, y el devastador costo que el aislamiento obligatorio tiene sobre algunas actividades comerciales, puede ser aprovechada para encarar un profundo análisis sobre el servicio qué se está brindando al cliente y cómo optimizarlo cuando, finalmente, retornemos a la normalidad, o a una parte de ella.

En relación a la actividad inmobiliaria, la pregunta sería: ¿cómo está siendo desarrollada nuestra actividad?, ¿qué tan profesional es el servicio que se está brindando a los clientes?, ¿de qué manera puedo facilitar la vida del cliente durante el proceso de compra y venta de propiedades?

El arte de tasar

El hecho de tasar correctamente una propiedad es una primera señal que indica qué tan profesionalmente estamos desarrollando nuestra actividad.

Al tasar una propiedad, ¿me baso simplemente en valores de referencia que, posiblemente, estén desfasados? A esta dinámica errónea se suma el hecho de que en la actualidad el cliente tiene acceso, de modo muy sencillo, a una infinidad de precios en la misma zona donde se ubica su propiedad. Por lo tanto, una de las situaciones que deberíamos evitar es aquella en que el dueño de la propiedad establece el precio de venta.

Otra pregunta que deberíamos hacernos es ¿qué evaluamos cuando tasamos una propiedad? ¿Nos guiamos solamente por el barrio y los metros cuadrados?

La tasación en sí es una actividad ardua que no resulta de un cálculo sencillo. Intervienen una variedad de aspectos que evitarán que, el día de mañana, debamos explicar al dueño de la propiedad que es necesario “actualizar” el precio de venta. O dicho de modo directo, reconocer que no hemos hecho una tasación correcta y el precio se ubicaba por debajo del estipulado.

La clave sería, entonces, tasar a un precio lógico. Y explicando al propietario el porqué del valor al que estamos tasando.

La misma lógica deberíamos aplicarla al tasar un lote. No es concebible que simplemente se recurra a la fórmula de frente por fondo por FOT, como se hacía antes. Queda en la nada la cantidad de factores que intervienen para definir el valor de un lote implica, incluso, la necesidad de recurrir a un estudio de arquitectura que realice los estudios de prefactibilidad correspondientes.

En este punto, es necesario aclarar que el nuevo código urbanístico de la ciudad de Buenos Aires aporta un punto más que positivo al establecer normas que dejan fuera de juego a actores improvisados dentro del sector.

En este sentido, un trabajo profesional por parte de la inmobiliaria implica poder definir qué es posible realizar en un lote, y por qué. Qué no se puede hacer y los motivos. Y poder definir así no sólo el valor de un lote en sí, sino el margen de ganancia que puede obtenerse al encarar un desarrollo en esa ubicación. Por ello es fundamental contar con profesionales que sepan interpretar el nuevo código urbanístico de la ciudad.

Vender profesionalmente

Una vez tasada una propiedad, ¿cómo la presentamos a los posibles interesados? Aquí, nuevamente, el valor del profesionalismo hace que la actividad recupere su prestigio o que sea fuente de desconfianza por parte del cliente.

Un punto básico, y que generalmente se pasa por alto, es consultarle al propietario mismo los aspectos positivos y negativos de la propiedad. Nadie mejor que quien haya vivido en ella como para resaltar los puntos a favor que sería importante destacar.

Desde ya, la calidad fotográfica con la que se cuente de la propiedad no debería ser, a esta altura, un tema discutible. Incluso, producto del aislamiento social, poder realizar visitas virtuales a una propiedad suma un plus que no debe ser desatendido.

Lo mismo sucede con la descripción de una propiedad. ¿Qué información estamos brindando a quien la lee? Saber describir una propiedad no implica solamente indicar cantidad de ambientes. Una descripción correcta invita a un paseo imaginario por la propiedad y despertar el interés por conocerla.

Es necesario agregar en este punto la importancia del servicio que brindamos a aquellos que están interesados en la propiedad. Según estudios de los principales portales inmobiliarios, de cada 100 consultas que se reciben, solamente 3 se responden dentro de la hora de haber sido formuladas. Y 17 en el lapso de una semana. ¿El resto? Jamás serán respondidas.

Por ello, contestar en tiempo y forma a los interesados en una propiedad es parte esencial del servicio que brindamos a nuestros clientes. Y, por otro lado, mantener informados a estos últimos sobre las consultas y el interés que despierta la propiedad es parte del trabajo diario que debemos llevar adelante.

Asimismo, contar con la documentación básica de la propiedad parecería un hecho trivial pero es, sin dudas, algo básico que no siempre es tenido en cuenta. Contar con esa información y revisarla permite evitar dolores de cabeza a futuro. Todo el extenso trabajo de concretar una operatoria puede derrumbarse en segundos al encontrar documentación que contradice lo que estamos vendiendo o que impide que se realice la operación.

Honorarios

El hecho de que los honorarios por el servicio de una inmobiliaria sean percibidos como exagerados por parte de los clientes es producto, solamente, de contar con un mercado que ha sido bastardeado por empresas improvisadas en la materia que han brindado un servicio deficiente.

Como suele suceder en todas las profesiones, podemos encontrar ejemplos positivos y negativos. Esto no es propio solamente del sector inmobiliario. La clave, como siempre, pasa por la capacitación y el entrenamiento constante.

Es importante que el cliente entienda a quién le está dando su propiedad para que lleve adelante el proceso de venta o de alquiler.

(*) Director de inmobiliaria DEPA.

En medio de la pandemia se consolidan grandes inversiones en Mar del Plata


Varias empresas ultiman su desembarco en el Parque Industrial. Por fuera, avanzan importantes apuestas en las industrias alimenticia, metalúrgica, inmobiliaria y de entretenimiento. Destacan la capacidad para generar trabajo.

Distintas empresas están próximas a desembarcar en el Parque Industrial.

En las últimas semanas fueron consolidándose de manera silenciosa importantes inversiones que apuntan a generar producción, desarrollo y empleo en Mar del Plata. Algunos grandes emprendimientos ya están en marcha, mientras otros avanzan en certificaciones, movimientos de suelo y se ultiman detalles para los anuncios oficiales.

Buena parte de la atención productiva por estas nuevas apuestas en medio de la pandemia está centrada en el Parque Industrial “General Savio” Mar del Plata, donde no casualmente se está terminando una obra de dimensiones “históricas” para incrementar la potencia eléctrica, mientras en simultáneo avanzan las gestiones para concretar la añorada ampliación del polo productivo, de la mano de una inversión de más de 1500 millones de pesos que favorecerá la radicación de más empresas.

La mega obra de electricidad, clave para el desarrollo del Parque Industrial, está en su etapa final, es llevada adelante por dos empresas de la ciudad y permitirá aumentar la potencia de 15 a 80 mva. para garantizarle energía a los actuales y futuros emprendimientos industriales.

En simultáneo, una empresa local de ingeniería dedicada a fabricar máquinas envasadoras de alimentos está a punto de iniciar el movimiento de tierras en el Parque para radicarse allí y ampliar su capacidad productiva.

La obra, abordada en una reciente reunión, ya recibió todas las habilitaciones para ejecutarse pronto y generó “fuerte entusiasmo” en el gobierno local.

Al mismo tiempo, una “gran empresa” de capitales españoles abocada al procesamiento de pescado -langostino y calamar fundamentalmente-, también prepara su arribo al Parque Industrial, donde prevé aumentar su capacidad de producción y contratar más personal.

Cada una de las grandes inversiones que avanzan pese al impacto económico de la pandemia en muchos sectores, tienen esa capacidad sustancial, la de generar empleo. Detrás está la expectativa de revertir de una vez los índices de desocupación que la ciudad arrastra hace años.

Como se dijo, el Parque Industrial está en el centro de la escena de estas inversiones. Otra empresa, en este caso vinculada a la salud, ya presentó un plan de inversión para radicarse en el polo productivo de la ruta 88.Parque In 03

Esta semana habrá reuniones para avanzar en la ampliación del Parque Industrial.

Actualmente funciona en una planta ubicada sobre la avenida Champagnat, pero su crecimiento en el último año llevó a los dueños a “pensar en grande” e incrementar su producción desde el Parque Industrial.

Se trata, ni más ni menos, de una firma metalúrgica que fabrica camas ortopédicas de calidad superlativa. Fue la elegida por el Gobierno nacional para abastecer a todos los hospitales modulares construidos ante la pandemia.

La empresa, proveedora a nivel nacional, cuenta con financiamiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud, y su producción llega incluso a países limítrofes, como Brasil. Su llegada al Parque Industrial es inminente.modulito06

La empresa que abasteció de camas ortopédicas a todos los hospitales modulares planea radicarse en el Parque Industrial

Desarrollo inmobiliario

Sobre el extremo norte del Partido de General Pueyrredon está proyectándose la construcción de un nuevo espacio de radicación industrial a la vera de la Autovía 2.

La inversión contempla la creación de una suerte de “parque industrial privado”, similar al que ya funciona sobre la ruta 226, en el que podrían radicarse varias empresas.

Se trata de un predio de casi 20 hectáreas que ya cuenta con un diseño de la infraestructura, un ambicioso plan de inversión y una convocatoria para empresas de distintas industrias que analizan poder instalarse.

La propuesta cobró fuerza a raíz del incremento de la rentabilidad del agro, el rubro alimenticio y la pesca en los últimos meses. Las instalaciones se montarán con materiales y mano de obra local.

Al mismo tiempo, distintos proyectos inmobiliarios están ejecutándose en la ciudad gracias al actual valor del metro cuadrado en dólares, que presenta un mínimo histórico y alienta la construcción de edificios, galpones y otro tipo de edificaciones e inversiones.El valor del dólar dio impulso a inversiones inmobiliarias.

El valor del dólar dio impulso a inversiones inmobiliarias.

Unidades productivas

En sintonía con estas inversiones, no solo algunas grandes empresas crecen sino que también hay ejemplos de pequeñas y medianas unidades productivas que atraviesan un período de expansión.

Una empresa ligada a la actividad pesquera acaba de construir una planta que contiene una “enorme” cámara frigorífica para congelar materia prima extraída del mar, como el calamar, cuya demanda internacional está reprimida y el sector requiere espacios de frío para conservar los productos destinados al consumo interno y la gastronomía.

Asimismo, un taller de reparación de carrocería con grandes cabinas está instándose en el barrio Las Avenidas con una planta de importantes dimensiones.

Al mismo tiempo, con una inversión menor pero no menos significativa, está próximo a abrir un nuevo gimnasio con buena cantidad de máquinas e insumos para entrenamiento físico en avenida Constitución. El proyecto estuvo parado debido a la pandemia y recobró fuerza en las últimas semanas, pese al escenario delicado del sector.

Dentro del rubro alimenticio está próxima a abrirse una nueva fábrica de galletitas, impulsada por una mujer marplatense que hasta ahora producía en su casa. Se trata de una Pequeña Unidad Productiva Alimentaria (PUPA) que ahora podrá contar ahora con un espacio habilitado, certificación de producto e insertarse mejor en el mercado.

También una fábrica de alfajores proveniente de Balcarce está terminando de instalarse la ciudad, para comenzar a producir en Mar del Plata sus productos artesanales con “muy buena aceptación” en la zona.

En otro orden, un nuevo laboratorio de genética está a pasos de inaugurarse en la ciudad. Resta terminar la certificación de los equipos.AUTOCINE1

Se están evaluando proyectos presentados para volver a crear autocines en Mar del Plata.

Por otro lado, pese a la incertidumbre de cara a la próxima temporada de verano, avanzan inversiones ligadas al turismo y el entretenimiento: autocines y algunos parques y espacios cerrados con juegos para chicos y adolescentes.

Finalmente, en menor escala, la pandemia potenció el comercio electrónico a un nivel inconmensurable. Así, varias empresas se animaron a cambiar o ampliar su modelo de negocios e invirtieron en tiendas y sucursales virtuales, sector menos visible pero que también demanda puestos de trabajo.

Fuente: https://www.lacapitalmdp.com/en-medio-de-la-pandemia-se-consolidan-grandes-inversiones-en-mar-del-plata/

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: