Buen Tiempo en Mar del Plata


Se corrió el pronóstico de lluvia y el año terminaría con buen tiempo

Según los datos proporcionados por el Servicio Meteorológico Nacional, el martes, último día del año, la temperatura mínima prevista sería de 19 grados, mientras que la máxima llegaría a los 26, con apenas un 10% de probabilidad de lluvia.

La probabilidad de lluvias que hasta hace algunos días regía para el 31 de diciembre y 1 de enero en Mar del Plata parecería haberse modificado en estas últimas horas y hasta ayer, el pronóstico no contemplaba precipitaciones para recibir el 2020.

Por el contrario, según los datos proporcionados por el Servicio Meteorológico Nacional, el martes, último día del año, la temperatura mínima prevista sería de 19 grados, mientras que la máxima llegaría a los 26, con apenas un 10% de probabilidad de lluvia.

Para el 1 de enero, en tanto, la marca más baja del termómetro sería de 16 grados y la máxima de 20, en una jornada previsiblemente húmeda aunque sin pronóstico de precipitaciones para comenzar el año.

A partir de allí, para el 2 y 3 de enero el pronóstico oficial anticipa jornadas sin lluvia, con temperaturas de entre 23 y 26 grados respectivamente, dejando atrás lentamente un diciembre atípico para abrir el 2020 con el clima que se espera para el verano en Mar del Plata.

¿Puede el “dólar solidario” ayudar a Mar del Plata durante la temporada?


Algunos operadores turísticos estiman que la medida puede empujar a muchos turistas que antes veraneaban en el extranjero, a viajar a la ciudad. Confían en que podría traccionar más visitas, especialmente en febrero.

Las playas del sur esperan atraer más volumen de turistas por el efecto “dolar solidario”.Comentarios

El recargo del 30 por ciento al dólar oficial puede empujar a muchos turistas a veranear en la ciudad, cuando antes optaban por destinos en el extranjero. Operadores turísticos estimaron que puede traccionar más visitas, especialmente en febrero. Otros destacaron la política de precios responsables, con aumentos internuales inferiores a la inflación.

¿Dólar alto más impuesto del 30 por ciento significa más turismo interno? El resultado de la ecuación se empezará a develar en los próximos días, con la llegada de visitantes. Muchos operadores turísticos se mostraron optimistas con la potencial elección de la ciudad por parte de quienes, años anteriores, optaban por disfrutar de sus vacaciones en el exterior.

Ahora -estimaron-, con el dólar de la cotización oficial más el 30 por ciento adicional en nombre de la solidaridad, muchos de esos turistas optarán por descansar en destinos nacionales. Además, destacaron la política de precios responsables que limitaron los aumentos tarifarios por debajo del índice inflacionario.

“Ya estábamos bien posicionados y ahora el dólar solidario nos coloca muy bien a comparación de los precios relativos con destinos del exterior”, analizó el integrante de la Cámara de Empresarios de Bares, Restaurantes y Afines (Cebra), Esteban Ramos.

Desde el sector inmobiliario se manifestaron en consonancia aunque destacaron que “quien elige un destino en el exterior para sus vacaciones ya canceló con anticipación, cuando no estaba este impuesto, por eso creo que si tracciona será en febrero. Igual, estamos esperanzados y optimistas”, analizó el martillero Rodrigo Sanz, de la inmobiliaria especializada en alquileres temporarios que lleva su apellido.

Los gastronómicos se mostraron un poco más cautos y estimaron que “los que viajan al exterior igual lo harán, porque esos viajes no se deciden de un día para otro. Y los que no por ahí eligen otros destinos de la Costa Atlántica, como Pinamar o Cariló, como pasó el año pasado”, señaló el empresario que regentea una famosa cadena de cafeterías y comidas rápidas.

Tranquilidad

Desde el sector inmobiliario aseguraron que actualmente el nivel de reservas para en “similar al del año pasado para esta fecha”, estimándolo entre un “55/60 por ciento promedio” aunque cabe la posibilidad que “tanto para fin de año como para los primeros días de enero lleguen los espontáneos, que vienen sin reserva y buscan alojamiento acá. Quien alquila con anticipación es porque busca algo específico”.

Además, Sanz reiteró que “fuimos muy cautos con los precios, con el aumento del 30 por ciento en relación al año pasado. Creemos que la crisis nos atraviesa a todos, vivimos en este país, y no hay que olvidar que que nuestros clientes son asalariados, los más golpeados por la crisis”.

En ese sentido, reconoció que recomendó “tener la unidad ocupada, quizás no tener mucha ganancia, pero poder cubrir los gastos porque los impuestos y servicios aumentaron mucho”.

Nivel de reservas

A pesar de quejarse porque “el clima nos está matando”, Ramos aseguró que “el dólar solidario nos puede ayudar porque nos posiciona muy bien en materia de precios. Ahora viajar afuera es muy caro”.

Si bien el factor climático resulta una variable inmanejable, el concesionario de balnearios en varios puntos de la costa señaló que las carpas y sombrillas alquiladas “son las de toda la temporada, básicamente a marplatenses. Por ahí vino algún turista por día, pero el clima no se asienta y el verano parece no arrancar”.

En uno de los paradores del sur, con bajada para camionetas 4×4, reconocieron que “tuvimos varias consultas de turistas de Mendoza y San Juan, que antes se iban a Chile y ahora no cruzan por el dólar y por la crisis social y Uruguay les queda muy caro”.

Muchos de los operadores turísticos se mostraron como el martillero Sanz -“esperanzados y positivo en este contexto”-, apostaron al movimiento del turismo interno aunque también aclararon que “tenemos que ver qué pasa, no se puede gastar antes de cobrar”.

Fuente: Diario La Capital

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: