Los precios en Mar del Plata: cuánto cuesta alquilar un departamento, carpa, sombrilla e ir al teatro


Créditos: Turismo de Mar del Plata

Qué pasó. Comenzó la temporada de verano 2020 en la Costa Atlántica y las casas, hoteles, departamentos y balnearios se empiezan a ocupar. Los precios de los alquileres en Mar del Plata subieron un 30% con respecto al año pasado- número que se estipuló en septiembre y se mantiene- y se espera que haya una ocupación del 75%, similar a la temporada 2019.

Según Rodrigo Sanz de la comisión de turismo de Mar del Plata los departamentos de mas alta gama se alquilaron con más anticipación pero un gran número de reservas vino después de las elecciones presidenciales: “Después de las elecciones se empezaron a alquilar departamentos más estándar, en Plaza Colón por ejemplo, porque empezó a haber más esperanza. El consumo se reactivó, empezó a haber más movimiento”.

Créditos: Turismo Mar del Plata

Créditos: Turismo Mar del Plata

Los precios. En enero, en La Feliz, un departamento de 1 ambiente donde duermen dos o tres personas, en Plaza Colón, va desde los $1300 a $1500 por noche. Otra opción, en la misma ubicación pero con vista a la plaza, con aire acondicionado, LCD e Internet se encuentra desde los $2800 a $3000.

En Playa Grande un 2 ambientes cuesta $5000 por día, entran de cuatro a cinco personas, y ofrece amenities.

Si lo tuyo son los hoteles, según las plataformas de alquiler y reservas online, los 5 estrellas cuestan por noche entre $9400 a $14000, los 4 estrellas entre $4200 a $6500 y los 3 estrellas de $2400 a $4120, aproximadamente.

Créditos: Turismo de Mar del Plata

Créditos: Turismo de Mar del Plata

Carpas. Jorge Riccillo, el presidente de la Cámara de Balnearios de Mar del Plata, comentó que aumentó la tendencia de compartir el alquiler de carpas entre dos familias para abaratar los costos. En diciembre, en la zona de Perla Norte, el alquiler de la carpa por día para seis o siete personas ronda los $1600 y si reservás por semana son $8400 ($1200 por día). El alquiler de la carpa incluye el acceso a todas las amenities del balneario: pileta de natación, pileta para niños, gimnasio, empresa de emergencia, cancha de fútbol, de tenis y más.

Los costos de los balnearios, carpas y sombrillas aumentaron un 35% con respecto a la temporada de verano 2019 y cambian depende la zona de Mar del Plata donde decidas veranear. En enero, en Punta Mogotes, el alquiler de la carpa va a estar entre $2400 a $2500 por día.

La sombrilla, durante el último mes del año, costará $1200 por día y $7350 toda la semana ($1050 por día) y en enero va a estar $1800 por día aproximadamente.

Créditos: Turismo Mar del Plata

Créditos: Turismo Mar del Plata

Teatro. La Costa Atlántica es sede de grandes espectáculos y MDQ tendrá una oferta muy variada y con precios que van de los $500 a $1200. Algunos de los shows que están en cartelera y sus respectivos costos son: Fátima es Mágica (Teatro Roxy – Radio City) con Fatima Florez, Emanuel “el mago”, Ariel Tarico y Fernando Samartin, tickets desde los $500; Gasalla (Teatro Roxy – Radio City) con Antonio Gasalla, Maxi de la Cruz, Lula Rosenthal, Pepe Ochoa y Marcelo Polino, desde $600; El Equilibrista (Teatro Bristol) con Mauricio Dayub, desde $1000; Desnudos (Teatro Neptuno) con Luciano Castro, Sabrina Rojas, Luciano Cáceres, Gonzalo Heredia, Mercedes Scapola y Brenda Gandini, tickets a $1000; Mentiras Inteligentes (Teatro Lido) con Federico Bal, Arnaldo André, Nora Cárpena y Mica Vazquez, desde $1000; 20 millones (Teatro Atlas) con Carmen Barbieri, Marcelo De Bellis, Alberto Martín, Sol Perez, Sebastián Almada, Mónica Farro y Christian Alonso, desde $1000; y Departamento de Soltero (Teatro América) con Nicolás Cabré y Laurita Fernández, también desde $1000.

Todas las estrellas de la temporada 2020

Todas las estrellas de la temporada 2020

Montenegro pidió a los turistas cuidar la ciudad


El municipio trabaja en la reparación de monumentos históricos. “Les pedimos a quienes nos visitan que cuiden cada lugar como si fuera suyo”, afirmó el intendente.

El municipio trabaja en la reparación de aquellos monumentos que se deterioran con el tiempo y también los que lamentablemente son vandalizados.

El intendente Guillermo Montenegro instruyó Dirección de Restauración de Monumentos Históricos a cargo de Costanza Addiechi a continuar con esta tarea y puntualizó en la necesidad de defender el patrimonio histórico al tiempo que pidió a los visitantes que “cuiden cada lugar como si fuera suyo”.

“Los marplatenses los defendemos porque son parte de nuestra historia. Por eso les pedimos a quienes nos visitan que cuiden cada lugar como si fuera suyo”, sostuvo Montenegro luego de dar cuenta de las tareas de revalorización que Addiechi realizaba en Plaza San Martín. Asimismo, aseguró que “nuestra ciudad cuenta con un patrimonio histórico enorme, compuesto por esculturas, monumentos y también espacio público que queremos proteger porque es parte de nuestra identidad”.

En este sentido, celebró las tareas realizadas por la Dirección a cargo de Adiecchi y aseguró que vamos a trabajar para potenciar el conocimiento de nuestra historia con más recorridas “tanto para nuestros vecinos como para aquellos turistas que nos visitan a quienes les pedimos que cuiden cada lugar como si fuera su casa”.

Montenegro también agradeció la tarea de restauración realizada en uno de los lobos diseñados por José Fioravanti en la rambla de nuestra ciudad, que fue vandalizada hace algunas semanas y afortunadamente pudo ser reparada, al tiempo que precisó que ya se cursa un expediente donde el Municipio actuará contra quien realizó los daños, porque “vamos a defender cada rincón de Mar del Plata, Sierra y Batán”.

Buen Tiempo en Mar del Plata


Se corrió el pronóstico de lluvia y el año terminaría con buen tiempo

Según los datos proporcionados por el Servicio Meteorológico Nacional, el martes, último día del año, la temperatura mínima prevista sería de 19 grados, mientras que la máxima llegaría a los 26, con apenas un 10% de probabilidad de lluvia.

La probabilidad de lluvias que hasta hace algunos días regía para el 31 de diciembre y 1 de enero en Mar del Plata parecería haberse modificado en estas últimas horas y hasta ayer, el pronóstico no contemplaba precipitaciones para recibir el 2020.

Por el contrario, según los datos proporcionados por el Servicio Meteorológico Nacional, el martes, último día del año, la temperatura mínima prevista sería de 19 grados, mientras que la máxima llegaría a los 26, con apenas un 10% de probabilidad de lluvia.

Para el 1 de enero, en tanto, la marca más baja del termómetro sería de 16 grados y la máxima de 20, en una jornada previsiblemente húmeda aunque sin pronóstico de precipitaciones para comenzar el año.

A partir de allí, para el 2 y 3 de enero el pronóstico oficial anticipa jornadas sin lluvia, con temperaturas de entre 23 y 26 grados respectivamente, dejando atrás lentamente un diciembre atípico para abrir el 2020 con el clima que se espera para el verano en Mar del Plata.

¿Puede el “dólar solidario” ayudar a Mar del Plata durante la temporada?


Algunos operadores turísticos estiman que la medida puede empujar a muchos turistas que antes veraneaban en el extranjero, a viajar a la ciudad. Confían en que podría traccionar más visitas, especialmente en febrero.

Las playas del sur esperan atraer más volumen de turistas por el efecto “dolar solidario”.Comentarios

El recargo del 30 por ciento al dólar oficial puede empujar a muchos turistas a veranear en la ciudad, cuando antes optaban por destinos en el extranjero. Operadores turísticos estimaron que puede traccionar más visitas, especialmente en febrero. Otros destacaron la política de precios responsables, con aumentos internuales inferiores a la inflación.

¿Dólar alto más impuesto del 30 por ciento significa más turismo interno? El resultado de la ecuación se empezará a develar en los próximos días, con la llegada de visitantes. Muchos operadores turísticos se mostraron optimistas con la potencial elección de la ciudad por parte de quienes, años anteriores, optaban por disfrutar de sus vacaciones en el exterior.

Ahora -estimaron-, con el dólar de la cotización oficial más el 30 por ciento adicional en nombre de la solidaridad, muchos de esos turistas optarán por descansar en destinos nacionales. Además, destacaron la política de precios responsables que limitaron los aumentos tarifarios por debajo del índice inflacionario.

“Ya estábamos bien posicionados y ahora el dólar solidario nos coloca muy bien a comparación de los precios relativos con destinos del exterior”, analizó el integrante de la Cámara de Empresarios de Bares, Restaurantes y Afines (Cebra), Esteban Ramos.

Desde el sector inmobiliario se manifestaron en consonancia aunque destacaron que “quien elige un destino en el exterior para sus vacaciones ya canceló con anticipación, cuando no estaba este impuesto, por eso creo que si tracciona será en febrero. Igual, estamos esperanzados y optimistas”, analizó el martillero Rodrigo Sanz, de la inmobiliaria especializada en alquileres temporarios que lleva su apellido.

Los gastronómicos se mostraron un poco más cautos y estimaron que “los que viajan al exterior igual lo harán, porque esos viajes no se deciden de un día para otro. Y los que no por ahí eligen otros destinos de la Costa Atlántica, como Pinamar o Cariló, como pasó el año pasado”, señaló el empresario que regentea una famosa cadena de cafeterías y comidas rápidas.

Tranquilidad

Desde el sector inmobiliario aseguraron que actualmente el nivel de reservas para en “similar al del año pasado para esta fecha”, estimándolo entre un “55/60 por ciento promedio” aunque cabe la posibilidad que “tanto para fin de año como para los primeros días de enero lleguen los espontáneos, que vienen sin reserva y buscan alojamiento acá. Quien alquila con anticipación es porque busca algo específico”.

Además, Sanz reiteró que “fuimos muy cautos con los precios, con el aumento del 30 por ciento en relación al año pasado. Creemos que la crisis nos atraviesa a todos, vivimos en este país, y no hay que olvidar que que nuestros clientes son asalariados, los más golpeados por la crisis”.

En ese sentido, reconoció que recomendó “tener la unidad ocupada, quizás no tener mucha ganancia, pero poder cubrir los gastos porque los impuestos y servicios aumentaron mucho”.

Nivel de reservas

A pesar de quejarse porque “el clima nos está matando”, Ramos aseguró que “el dólar solidario nos puede ayudar porque nos posiciona muy bien en materia de precios. Ahora viajar afuera es muy caro”.

Si bien el factor climático resulta una variable inmanejable, el concesionario de balnearios en varios puntos de la costa señaló que las carpas y sombrillas alquiladas “son las de toda la temporada, básicamente a marplatenses. Por ahí vino algún turista por día, pero el clima no se asienta y el verano parece no arrancar”.

En uno de los paradores del sur, con bajada para camionetas 4×4, reconocieron que “tuvimos varias consultas de turistas de Mendoza y San Juan, que antes se iban a Chile y ahora no cruzan por el dólar y por la crisis social y Uruguay les queda muy caro”.

Muchos de los operadores turísticos se mostraron como el martillero Sanz -“esperanzados y positivo en este contexto”-, apostaron al movimiento del turismo interno aunque también aclararon que “tenemos que ver qué pasa, no se puede gastar antes de cobrar”.

Fuente: Diario La Capital

Mar del Plata arrancó la temporada con una ocupación hotelera similar a la del año pasado


La ocupación hotelera en la ciudad para las próximas dos semanas oscila entre un 50% y un 75%, según un sondeo de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica24 de diciembre de 2019

Mar del Plata, con buenas expectativas para la temporada (Christian Heit)
Mar del Plata, con buenas expectativas para la temporada (Christian Heit)

En el arranque de la temporada, la ocupación hotelera en la ciudad de Mar del Plata para las próximas dos semanas oscila entre un 50% y un 75%, según un sondeo que la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHG) realizó entre sus socios.

De esta forma, se mantienen niveles similares o levemente por encima del año pasado para la misma época.

Para la semana de Navidad, del 23 al 26 de diciembre, las reservas alcanzaron un porcentaje del 50%; para el fin de semana del 27 al 29 de diciembre, un 55%; para la Semana de Año Nuevo, del 30 de diciembre al 2 de enero, un 75%; y para el primer fin de semana de enero, del 3 al 5 de enero, del 60 por ciento.

 Aún hay consultas y por eso buenas expectativas que estos números mejoren en los próximos días

Aún hay consultas y por eso buenas expectativas que estos números mejoren en los próximos días”, señaló Silvia Cerchiara, gerente de la AEHG. El relevamiento de la asociación se realizó entre la totalidad de las plazas hoteleras que ofrece la ciudad de Mar del Plata, en sus distintas categorías. La muestra no incluye la hotelería sindical y la oferta en casas y departamentos en alquiler.

“Para enero y febrero la expectativa es positiva viendo ya una ciudad que está con visitantes visitantes y donde la oferta de teatro ocupa un rol fundamental con actividades recreativas, gastronómicas y balnearios preparados para todos los gustos y los presupuestos”, agregó Cerchiara.

El Casino Central y el Hotel Provincial, frente a la Bristol, son un clásico dentro del paisaje marplatense
El Casino Central y el Hotel Provincial, frente a la Bristol, son un clásico dentro del paisaje marplatense

Según el buscador de turismo Viajala, los valores locales para el verano 2020 para la ciudad de Mar del Plata son de $4.300 promedio para un vuelo ida y vuelta desde Buenos Aires y $2.500 la noche por un hotel 3 estrellas en base doble. En tanto, para otros destinos como Bariloche, el precio promedio vuelo ida y vuelta desde Buenos Aires es de $5.700 por persona y $3.200 por un hotel 3 estrellas base doble. Y para Córdoba, $2.000 promedio por el vuelo y $2.000 por un hotel 3 estrellas en Córdoba capital o $2.300 por un hotel similar en Carlos Paz.

Por otro lado, las reservas de inmuebles en la ciudad también rozan el 50%, según datos del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Mar del Plata difundidos por el diario La Capital. Rodrigo Sanz, integrante de la comisión de Turismo del Colegio, manifestó que el nivel de reservas se mantiene en niveles similares al año pasado y reconoció que después de las elecciones el mercado empezó a moverse con un poco más de esperanza.

¿Cuánto cuesta alquilar un departamento esta temporada en Mar del Plata? De acuerdo con los precios sugeridos por el Colegio de Martilleros, hay departamentos de un ambiente desde $17.550 por quincena en enero; de dos ambientes (3 a 4 personas desde $22.750; y de tres ambientes (5 a 6 personas) desde $ 27.300. En tanto, un chalet de tres ambientes arranca en los 32.500 pesos.

Mar del Plata: alquilar un departamento por quincena costará $22.000 en promedio


Es el valor que se maneja para un dos ambientes. Las inmobiliarias acordaron que el aumento con respecto a la temporada pasada no pase el 30%.

Vacaciones en Mar del Plata (Foto: Shutterstock).
Vacaciones en Mar del Plata (Foto: Shutterstock).

Faltan pocos días para las Fiestas, para el comienzo de la temporada y para que Mar del Plata se transforme con la llegada de miles de turistas que deberán pagar, al menos, $22.000 por la quincena de un departamento dos ambientes, en el que podrán alojarse tres personas. Los precios de los alquileres temporarios tuvieron un aumento cercano al 30% con respecto al verano anterior, ya que los agentes inmobiliarios “respetaron” las recomendaciones dadas por el Colegio de Martilleros de no aplicar el 100% de la inflación a los valores del mercado.

Los valores de los departamentos varían por zona, estado y calidad del inmueble, ya que un departamento frente al mar puede duplicar el valor “orientativo” difundido por los operadores del sector.

Además, el precio puede tener modificaciones dependiendo de los amenities que posea un departamento, como wifi, gimnasio, pileta, cochera y otras comodidades.

Así, un monoambiente con capacidad para dos personas arranca en $17.550 la quincena. Por su parte, un dos ambientes, con posibilidad de que se hospeden de tres a cuatro turistas, tiene un “piso” promedio de $22.750; un tres ambientes cuesta $27.300; y un chalet desde $32.500.

En cuanto a alquileres diarios, los precios que manejan las inmobiliarias rondan los $2500 por un departamento de un ambiente.

Rodrigo Sanz, integrante de la comisión de Turismo del Colegio de Martilleros, manifestó que hasta el momento el nivel de reservas “viene parecido al del año pasado” y reconoció que “después de las elecciones, el mercado empezó a moverse con un poco más de esperanza”.

En ese sentido, aclaró que “ya hay entre un 45 % y un 50 % de reservas para enero”, y explicó que la cifra irá creciendo en los próximos días.

“Estamos en un tiempo de crisis y los precios tienen que ser moderados. Pero Mar del Plata compite muy bien con los precios a nivel nacional y es la ciudad más económica y con más opciones para veranear”, explicó Sanz.

Se realiza la tradicional Bendición de las Aguas e Inauguración de la temporada


Será encabezada por el Intendente Arroyo. El domingo a las 19 se celebrará el regreso de la Navidad a Plaza San Martín. Estas son las dos últimas actividades oficiales del jefe comunal más allá de lo que será el traspaso de la administración previsto para el martes.

En el marco de las dos últimas actividades públicas y oficiales del intendente Carlos Fernando Arroyo, este sábado a las 11 en el Torreón del Monje se realizará la tradicional Bendición de las Aguas e Inauguración de la temporada. El acto, a desarrollarse en la explanada del mítico lugar, será encabezado por el jefe comunal quien brindará palabras alusivas a dicho acontecimiento. Ha comprometido su presencia el obispo Gabriel Mestre.

Como dato colorido actuará la Banda Sinfónica Municipal a cargo del maestro José María Ulla y se contará la presencia de la Guardia Nacional del Mar que está celebrando sus 50 años.

Desde el Ejecutivo municipal se ha invitado a funcionarios del Gabinete, legisladores locales y provinciales, cuerpo consular y fuerzas armadas y de seguridad.

LA NAVIDAD VUELVE A PLAZA SAN MARTÍN

Por otro lado, este domingo a las 19 habrá otra actividad oficial en la cual se celebrará el regreso de la Navidad a Plaza San Martín de Hipólito Yrigoyen y av. Luro con la presencia de la Banda Sinfónica Municipal que interpretará Villancicos Navideños. Posteriormente, se realizará el encendido del árbol. Esta actividad también estará encabezada por el intendente Arroyo.

Con motivo de este acto, el domingo se dispondrá que desde las 17 de y hasta el final de la celebración, la interrupción del tránsito en Diagonal Alberdi Sur y Córdoba, San Martín e Yrigoyen, Luro y La Rioja, Santiago del Estero y Diagonal Alberdi Norte y 25 de Mayo y Mitre.

Foto: Marcelo Pérez Peláez – Torreón del Monje

La historia del rascacielos más alto de Mar del Plata que cumple medio siglo de vida


PorBruno PerroneCompartir

Es un símbolo máximo, imponente, incontrastable, de ambiciones. De ambiciones personales, claro; las de Demetrio Elíades, el hombre que voló más allá en su afán, que aprovechó el éxito increíble de unos alfajores para erigir el sello imborrable de su nombre y su marca en lo más alto del cielo marplatense. Pero también de ambiciones colectivas, de ciudad; las de una Mar del Plata que ya renegaba de sus chalets y casonas y se entusiasmaba con la brisa fresca de la modernidad, con compararse frente a los paisajes urbanos de Estados Unidos y Europa.

No se trata solamente de una construcción de vanguardia para la época de – nada más ni nada menos – 125 metros de altura, de 39 pisos, con 273 departamentos, con una estructura desafiante de más de 60 toneladas de acero de alta resistencia, con un cartel de luces de neón de 6 metros de alto por 32 metros de ancho, y con una vista única y privilegiada de la inmensidad en la que se confunde el mar y la ciudad.

No: el edificio Demetrio Elíades, ése mismo que asoma sobre el Boulevard Marítimo Patricio Peralta Ramos en el cruce con la calle Olavarría y que fue bautizado por todos los marplatenses y turistas con el nombre “Havanna”, es mucho más que un catálogo frío de medidas y proporciones extraordinarias: es, ante todo, un testigo protagónico de la evolución arquitectónica y urbanística que atravesó la ciudad desde fines de la década del ‘40.

Ostenta también una consagración que ninguna otra construcción semejante logró: la de haber sido adoptado por la postal más seductora que regala “La Feliz”, como si fuera un elemento más de su naturaleza, como si siempre hubiera formado parte de la belleza incuestionable que da vida a la ciudad balnearia ¿Alguien podría imaginar una noche en la costa sin divisar la estela roja del cartel que el rascacielos luce como corona bajo la mirada celosa de las estrellas?

La gestación del “Havanna” comenzó en agosto de 1966 y culminó apenas tres años después. El arquitecto Miguel Bartolucci explica que el uso de técnicas de vanguardia permitió cumplir con tamaña travesía en tan poco tiempo. Fue sobre la lógica del sistema de construcción francés “outinord” – donde se implementa un encofrado metálico para arrojar el hormigón – que se le dio  forma a los cimientos del edificio: se estima que la base de cada piso se construyó en poco más de una semana de trabajo.

La obra estuvo a cargo del prolífico arquitecto Juan Antonio Dompé, responsable también de entregar otras joyas de las que se apropió Mar del Plata como el Palacio Edén de 88 metros de altura que posa frente a la Plaza Colón o el Palacio Cosmos – que durante décadas, el repertorio popular lo identificó como “Pepsi” por la publicidad que brillaba en su cúspide – de 117 metros de altura, que se sitúa sobre la Avenida Colón entre Sarmiento y Alsina.

“La fachada del Palacio Edén tiene carpinterías desfasadas, que es el mismo jingle que hoy usan los arquitectos como si fuera toda una novedad cuando él ya lo hacía 60 años atrás. Dompé demostró que podía laburar en edificios de cualquier escala y siempre con muy buena resolución”, destaca Bartolucci, quien fue distinguido con un premio en 2014 por el Colegio de Arquitectos la Provincia de Buenos Aires (Capba) por su investigación en edificios de propiedad horizontal en la ciudad.

Finalmente, el 4 de diciembre de 1969 fue cuando se decidió la entrega de los departamentos de “Havanna”. La inmobiliaria Nannini-Barrera – tan exitosa que en ese mismo año llegó a tener 18 edificios para comercializar – se encargó de vender cada uno de los espacios de la imponente edificación gracias a una intensa y efectiva estrategia de marketing. Desde un principio, sembró gran expectativa por la obra a través de publicidades que reforzaban el impacto de sus dimensiones inéditas y que avisaban, con un grupo de trabajadores en primera fila: “Ya llegamos con el más alto…”.

Pero quien no pudo llegar al estreno de la “torre marplatense” fue el propio Demetrio Elíades porque falleció años antes. Por eso, a modo de homenaje, el edificio recibió su nombre: inicialmente, estaba previsto que la denominación fuera Palacio Beldevere, en sintonía con la lógica bajo la cual se había proclamado a las otras dos emblemáticas edificaciones de la Avenida Colón y de la Avenida Buenos Aires y Bolívar que también surgieron de las inversiones del empresario.

Al cumplirse medio siglo de vida del origen del “Havanna”, el arquitecto Bartolucci reflexiona en una primera instancia sobre el “cambio de época” que significó para Mar del Plata y el país la promulgación en 1949 de la Ley 13.512 de Propiedad Horizontal – sancionada un año antes en el Congreso – por el Gobierno de Juan Domingo Perón. “La ley cambió la construcción porque permitía construir en altura, que era algo que ya se hacía, pero haciendo subdivisiones en departamentos”, sintetiza, sobre su principal irrupción.

“Antes del ’48 y de los actuales edificios de PH, lo que existían eran las ‘casas de renta’, tal como marca la jerga de la historiografía de la arquitectura. Esto consistía en espacios de dos o más pisos que se construían para alquilar en la Ciudad de Buenos Aires y que se desarrollaron, sobre todo, en Recoleta y Barrio Norte. La diferencia clara es que estos edificios eran de un solo propietario y  no se podían subdividir ni vender”, explica el profesional marplatense, en el mano a mano que le concede a 0223.

Bartolucci, quien dicta clases sobre la Historia de la Arquitectura de Mar de Plata en el Centro Cultural Teodoro Bronzini de Rivadavia al 3422, señala que las políticas promovidas por el peronismo y la consecuente ampliación de la industria nacional y de la clase obrera se tradujeron para “La Feliz” en la llegada de un “turismo más masivo de trabajadores y sectores medios”. Así, la fama de ser el “balneario de la oligarquía” del país fue quedando cada vez más lejos para la ciudad.

“En ese marco se produjo el cambio de perfil de Mar del Plata para dejar de ser, como decían algunos historiadores, la villa bucólica del ‘Biarritz argentino’. La transformación hacia un balneario de masas fue lo que permitió la aparición de los edificios en propiedad horizontal y el vínculo con una ‘Mar del Plata moderna’”, asegura.

Es que el imaginario colectivo de aquella época trazaba una relación directamente proporcional entre el concepto de modernidad y la presencia de edificios de gran altura. “La idea del rascacielos era una cosa que ya estaba impregnada en la sociedad. Acá, por ejemplo, la gente decía que estaban construyendo un rascacielos y era sólo porque veían un edificio de siete pisos”, grafica Bartolucci.

Sin embargo, el arquitecto investigador de esta clase de construcciones también pone el foco en otro importante cambio de lógica que se produjo desde el ’50 a partir del desarrollo que respaldó el peronismo con sus políticas: que las empresas de la industria predominantes en esta etapa eran fundadas por los mismos albañiles que antes habían sido contratados por los sectores de capitales más concentrados.

“El caso del ‘Havanna’ quizás resulte el más emblemático dentro de este análisis porque demuestra que el negocio de la construcción ya era tan grande que alguien que fabricaba alfajores y que sabía tanto de construcción como yo sé de astronomía, se podía dedicar a hacer edificios y con mucho éxito”, resalta.

¿De dónde venía Demetrio Elíades?

Nació a principios de siglo pasado en la isla de Creta, Grecia. La historia cuenta que en su llegada a la Argentina se enamoró de inmediato de Mar del Plata y que decidió probar suerte con distintos emprendimientos personales para quedarse a vivir: vendió corbatas, tuvo un bar, montó un restaurante y apostó por otros locales.

Su experiencia comercial le permitió profundizar conocimientos en bombonería. Los designios del destino lo llevaron a encontrarse y asociarse con Luis Sbaraglini y Benjamín Sisterna, quienes ya estaban al frente de una importante fábrica de alfajores en Capital conocida como “Gran Casino”. Entre las tres cabezas desarrollaron una innovadora fórmula de alfajores y así, el 6 de enero de 1948, “Havanna” abrió su fábrica y salón de ventas, con elaboración a la vista, superando ampliamente las primeras expectativas.

Dos obreros, un maestro y un ayudante constituían todo el personal que tenía la flamante apuesta alfajorera que, con el paso de los años, se transformó también para Elíades en la receta que le dio la riqueza para seguir ampliando sus horizontes e incursionar en otros rubros que le permitieron saciar su ambición.

En poco tiempo, el empresario griego se dejó seducir por la construcción y dio vida a Delco S.A. Con grandes inversiones y la prolija mano de Dompé, el principal arquitecto que tuvo la constructora, impulsó la creación de distintos “palacios” de gran altura y de otros edificios en la costa que imprimieron una huella imborrable para el perfil urbanístico de Mar del Plata.

La obra del “Havanna” se configura también como un símbolo para el país: no sólo por cada uno de los turistas que visita “La Feliz” y no quiere irse sin su foto sobre la postal que muestra a la torre imponente de fondo, sino porque se ubica como una de las 50 construcciones de mayor envergadura de las que hay registro a lo largo y ancho del territorio argentino.

Inclusive, la construcción también se hizo un lugar dentro de la historia de la moneda nacional. Un billete de 5 mil pesos que circuló a principios de los ‘80 tenía como figura al General José de San Martín en el lado anverso mientras que en el reverso se imponía la gráfica de uno de los sectores más tradicionales de la costa de Mar del Plata, en donde se distingue con claridad la prominencia de la edificación junto al Palacio Cosmos.

Se trataba del Peso Ley 18.188 que se puso en vigencia desde 1970 para reemplazar al peso moneda nacional. Fue la voraz inflación la que lo hizo desaparecer para dar el siguiente paso hacia el Peso Argentino, que fue creado a través del decreto 22.707 que se firmó bajo la presidencia de facto del militar Reynaldo Bignone.

¿Cuánto cuesta mantener el gigantesco cartel de neón con vida?

Alejandro Alcedo, gerente comercial de la empresa alfajorera, reconoce que el rascacielos marplatense constituye un elemento central en la “historia inicial y el presente de la marca”. “Forma parte de nuestra historia pero al mismo tiempo es un ícono de Mar del Plata y refleja esa fuerte unión que hay entre la ciudad y el nacimiento de Havanna”, destaca.

“A nuestra empresa le da un tinte de potencia poder estar arriba de un edificio de estas magnitudes y de una ciudad tan particular y significativa como Mar del Plata. Sabemos que las grandes marcan que existen en el mundo están en las grandes ciudades”, afirma, y aclara: “Nosotros igual no somos de las grandes marcas en cuanto a facturación y tamaño. El único lugar donde elegimos tener semejante representatividad es ahí”.

En el aniversario número 50 que se cumple sobre el origen de la emblemática torre de la costa marplatense, el gerente de Havanna asegura también que “nunca estuvo en debate dar de baja el cartel” de luces de neón que ocupa una superficie de casi 180 metros cuadrados y que publicita de manera única a la firma alfajorera en la cúspide del edificio pese al importante costo que representa mantenerlo encendido.

Pero para dar magnitud a los costos primero hay que tener en cuenta sus dimensiones: cada letra tiene un alto de 5,5 metros y, en proporción, el ancho total del letrero luminoso es de 32 metros. A eso hay que añadir la corona que se distingue en el logo de la marca: mide 6 metros de alto por 5 metros de ancho.

Es decir, en términos más gráficos, que tanto la altura de la corona como de cada una de las siete letras sería equivalente a tres personas juntas o a dos aros de básquet superpuestos uno por encima del otro; que el ancho del cartel podría representarse con la unión de cuatro arcos y medio de fútbol, prácticamente.

Alcedo le revela a 0223 que, entre las tarifas que se pagan por  alquiler y mantenimiento, el encendido permanente del cartel constituye para Havanna un costo de 500 mil pesos por mes. “Como es de neón, cuando se quema algo hay que subir hasta allá arriba y cambiar los pequeños tubos que están instalados. Requiere de todo un trabajo especial”, agrega.

En marzo de 2011, después de un largo debate, el Gobierno municipal de Gustavo Pulti impuso un nuevo Código de Publicidad para General Pueyrredon que obligó a comerciantes y vecinos a retirar gran parte de la cartelería que estaba instalada en distintos sectores tradicionales de la ciudad en pos de reducir la contaminación visual y lograr otros beneficios. Sin embargo, uno de los carteles que nunca se propuso tocar la normativa fue el del edificio Demetrio Elíades ¿Por qué? No hay dudas: por su fuerte arraigo con el paisaje natural de la costa.

El gerente de Havanna, además, cataloga a Mar del Plata como la “denominación de origen del alfajor”. “En algunas partes del mundo hay productos que sólo se puedan llamar por denominación de origen como el roquefort, el champagne, los vinos. Y si bien eso no existe en Argentina, para nosotros Mar del Palta es eso: la cuna del alfajor. Para quien es de afuera, no es lo mismo ser de la costa que de Buenos Aires porque hay un directa asociación con lo artesanal y con un encuentro con las raíces reales de producto”, concluye.

Mar del Plata ofrece tarifas competitivas en un año de crisis


1 de diciembre de 2019  

MAR DEL PLATA.- El último fin de semana largo, en noviembre, avivó mejores expectativas. Acompañaron el sol y los turistas, para presentar en el frente de costa la primera imagen que aporta clima de una temporada que se pondrá en marcha en muy pocos días y, aun rodeada de complicaciones, se perfila auspiciosa.

Como esta época de vacaciones coincide una vez más con una instancia nacional de cambio de gobierno siempre trae incertidumbres. También afecta la crisis económica, una constante recurrente que a esta altura ya no asusta y frente a la cual cada viajero tiene su receta a medida para armar las valijas. Y lo más reciente, la devaluación en Brasil, un competidor pleno de la costa atlántica que suma condiciones favorables cuando el dólar en alza parecía retener en destinos locales al grueso del turismo argentino.

Pero aquí hay entusiasmo y preparativos para la mejor temporada posible. Es la definición que parece tener un calce ideal frente a las dudas de lo que vaya a acontecer en los próximos días, cuando poco a poco comiencen a llegar los visitantes.

Fuente: LA NACION – Crédito: Mara Sosti

“Es cierto que hay un contexto particular, con todo lo que implica un cambio de gobierno, pero las expectativas para Mar del Plata son siempre las mejores”, dice Avedis Sahakian, presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de esta ciudad.

Esta ciudad, principal destino de los veraneantes, se enfrenta a la última hoja del actual almanaque y a las primeras del próximo con una oferta de servicios que promete ser muy competitiva desde los costos y otra de atracciones que, más allá de la playa, ostentará una calificada cartelera teatral y decenas de eventos musicales y deportivos, varios de los cuales aún quedan por definir.

“Será lo que yo llamo Temporada Casino: no sé si vamos a ser punto o banca”, afirma Carlos Rottemberg, empresario teatral, para describir este escenario de incertidumbre que rodea a lo que vendrá en estos cuatro meses.

Fuente: LA NACION – Crédito: Mauro V. Rizzi

Inflación de por medio, a la hora de calcular presupuestos habrá que pensar en valores globales que promediarán casi un 50% más de lo que costó andar por aquí en enero pasado. Quizás en alquileres no se haya tocado ese tope, pero sí la gastronomía y otros servicios no han podido escapar al incremento general de costos de insumos.

Departamentos y hoteles

Alojarse en un monoambiente costará desde 1300 pesos por día y 2000, en el caso de departamentos con una habitación; a partir de 2500 si se necesitan dos dormitorios, donde pueden alojarse hasta seis personas. Con mismas comodidades, por el alquiler de una casa se pide desde 3500 pesos por jornada.

En hoteles, una habitación doble en un establecimiento de dos estrellas ronda los 25000 pesos por semana. Es apenas un valor de referencia, ya que la enorme oferta que tiene esta ciudad permite encontrar valores por encima y por debajo de esa cifra, además de promociones y descuentos según medio de pago a utilizar.

Hasta el momento, según confiaron a La Nación operadores de ambos rubros, las consultas y las reservas están en ascenso. Es cierto que es un destino que suele cerrar contratos más cerca de la fecha de inicio de vacaciones, a diferencia de otras localidades vecinas con menor cantidad de plazas que invitan a tomar decisiones con mayor anticipación.

Este último fin de semana largo permitió definir operaciones con interesados que recorrieron propiedades y eligieron dónde se instalarán durante sus próximos días de descanso en esta ciudad.

En los balnearios, siempre en referencia a enero, que marca el pico de la demanda, alquilar una carpa costará entre 1800 y 4000 pesos por día, variación relacionada con ubicación y servicios que brinda cada parador. Los valores de sombrillas oscilan entre 1500 y casi 3000.

Luis García, concesionario de los balnearios 21 y 24 de Punta Mogotes, cuenta que se advierte una temporada difícil pero también algunos indicios de optimismo. “Se reciben muchas consultas y reservas de gente que hace tiempo que no venía por acá, lo que indica que varios de quienes veraneaban en el exterior ahora empiezan a elegirnos”, explica.

Este año ya no funcionaría la playa equipada y gratuita que el gobierno provincial dispuso durante dos temporadas a la altura de la intersección con Avenida Constitución. De no haber un proyecto superador, será espacio público, al igual que otro frente en el sector de Las Toscas -en proximidades del Torreón del Monje- que quedó libre de carpas para este verano.

A la hora de comer la variedad de propuestas es aún mayor. Si no se conoce la ciudad, preguntar es imprescindible para orientarse en busca de la mejor relación precio/calidad/servicio. A partir de 600 pesos por persona se puede almorzar o cenar con bebida. Una pizza para comer en salón ronda los 400 pesos, la parrillada para dos se ofrece hoy a 890, una cerveza de ¾ litro ronda los 250 según la marca y hay vinos del mismo tamaño desde 300.

En bares y confiterías un café se paga hoy entre 70 y 90 pesos, una gaseosa chica entre 80 y 90, un licuado ronda los 120 a 150 pesos -lo mismo que una pinta de cerveza- y un tostado entre 120 y 200. Una merienda para compartir, versión full , se ofrece por 400 a 500 y un cuarto de helado se consigue desde 120 hasta 180 pesos.

Entretenimiento

La recreación ocupa otro espacio fundamental en el presupuesto de vacaciones de verano. Las salidas al teatro siempre son una excelente opción. La entrada promediará los 800 pesos, lo mismo que se anticipa como entrada para algunos locales bailables que funcionarán durante la temporada. Como en todos los rubros, siempre habrá alguna opción por debajo y por encima de esos valores.

Fuente: LA NACION – Crédito: Mara Sosti

La cartelera teatral es una tentación por los nombres y espectáculos confirmados. Andarán por aquí con sus obras algunas figuras de enorme reconocimiento como Antonio Gasalla, Fátima Flores, Carmen Barbieri, Luciano Castro, Roberto Moldavsky, Nicolás Cabré y Mauricio Dayub, entre otros.

El cambio de gestión de gobierno en la provincia, (será el 10), hace que todavía sea una incógnita algún programa oficial de recitales gratuitos como se venían dando aquí en los últimos años. Si algo de eso aparece se conocerá recién hacia fines de este año con una programación acotada.

A la hora de los paseos, las opciones son tanto en tierra como en mar. La entrada a un complejo acuático promedia los 700 pesos, casi lo mismo que algunos espectáculos al aire libre. Una excursión embarcado, frente a las costas y durante casi una hora, se paga a la fecha unos 650 pesos, siempre con un valor inferior para menores de edad.Por: Darío Palavecino

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: