Procrear: en noviembre empezarán a construirse 800 viviendas


Se ubicarán en seis manzanas en el barrio Florentino Ameghino. Los terrenos ya cuentan con red de agua potable y tendido eléctrico, sólo resta la cloaca y el acondicionamiento final de la tierra.

Publicada 02/09/2015

En esas manzanas se construirán 800 casas del Procrear.

Seis manzanas destinadas al Plan Procrear que se extienden desde la calle 9 de Julio al 10.300 hasta la avenida Libertad, se encuentran en etapa avanzada y estarán listas a fines de noviembre para empezar a construirse viviendas. Por estos días, el Municipio se encarga de la construcción de la infraestructura para que esas casas tengan las condiciones de habitabilidad necesarias. Las obras deagua y el tendido eléctrico ya fueron finalizadas, las redes cloacales y el acondicionamiento del terreno son las tareas que restan terminar.

Este miércoles por la tarde, recorrieron el lugar director del Procrear Luciano Scatolini, el director del Banco de Tierras municipal, Federico Berté, el titular de Servicios Urbanos Marcelo Artime y la diputada provincial por el Frente Para la Victoria Alejandra Martinez.

Los planes de vivienda gestionados por el Estado son “una revitalización de la economía de la ciudad muy importante”, porque significan una inversión de “más de 1.160 millones de pesos, que es la mitad del presupuesto municipal”, explicó Scatolini.

Mar del Plata cuenta con 2.830 viviendas ya terminadas, y en este momento hay 700 en ejecución. Pero el problema que siempre se presentó, contó el director del Procrear, fue el acceso a la tierra, por eso resaltó la importancia de “esta articulación que permite que hoy tengamos casi 800 lotes, en poco más de un mes, para que las familias que han sido sorteadas ganadoras puedan por menos de 150 mil pesos acceder a un lote con todos los servicios”.

En ese sentido, el funcionario señaló que antes de fin de año se inyectan “cerca 500 millones de pesos en la economía de la ciudad”, si se considera un valor promedio de 700 mil pesos cada una de esas viviendas.

En cuanto al futuro de los terrenos, dijo: “Durante el mes de octubre se va a empezar a citar los planos de mensura y subdivisión que están bastante avanzados también”, y se cree que para mediados de ese mismo mes “ ya van a empezar a ser citadas las familias ganadoras, van a tener las primeras entrevistas concretamente en el Banco Hipotecario con sus proyectos personales de vivienda, para que ni bien los lotes estén terminados puedan iniciar las obras”.

El Plan Procrear Anses, para Sacatolini se corresponde a las tres “T” que plantea el Papa Francisco:tierra, techo y trabajo. “Con una acción mancomunada con el Municipio y la Provincia logramos estar a la altura de la demanda de una figura mundial que tenemos el orgullo que sea argentino”, sostuvo.

***

Uno de los puntos que resalto el presidente del Enosur, Marcelo Artime, fue que en el caso de estos terrenos específicos del Barrio Florentino Ameghino, cada familia tiene su propio diseño de vivienda. “Tiene una mecánica distinta” que los complejos de vivienda en los que la gente no elige las viviendas, porque “acá cada familia pudo sentarse con un maestro mayor de obras, un arquitecto y diseñar realmente una vivienda de acuerdo a sus gustos y sus necesidades”.

Por otro lado, con respecto al lugar en el que se construirán los Complejos de Viviendas de los también beneficiarios del Procrear, Artime explicó que la decisión de que el predio conocido como “Canchita de los Bomberos” siga como espacio verde “ya se tomó”. Allí, “hay una resistencia muy fuerte por parte de los vecinos” y  “hay que respertarla”. Ahora queda “ver cuál es el terreno que lo va a reemplazar”, concluyó.

Fuente: 0223.com.ar

Inmobiliarias y el Nuevo Código Civil: un toque de atención de la Justicia


la-justicia

El deudor ofrecía pagar su deuda en pesos al valor oficial, alegando que no podía conseguir la moneda debido al cepo cambiario; el tribunal lo rechazó

La Sala F de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil confirmó un fallo de primera instancia que había rechazado una demanda que había iniciado una deudora hipotecaria, que había recibido un préstamo de 37.900 dólares y pretendía devolver en pesos al valor oficial, alegando que no podía conseguir la moneda extranjera debido al cepo cambiario.

En su presentación, la deudora relató que había cancelado en la moneda pactada hasta la sexta cuota, y que había manifestado en esa oportunidad al autorizado a recibir los pagos que en “en virtud del ‘cepo cambiario’ vigente le era imposible adquirir en el mercado oficial la suma de dólares necesaria para el pago de las futuras cuotas acordadas y su intención de arribar a un acuerdo con los acreedores a fin de pactar ‘el valor en moneda de curso legal de los posteriores vencimientos”.

En ese marco, indica la resolución, intimó a sus acreedores a que, en caso contrario a acordar la forma en que debían cancelarse las cuotas pendientes, a recibir en pago cancelatorio cada una de las cuotas pendientes no vencidas la cantidad de pesos equivalente a la suma de 1.356 dólares convertida al valor de la cotización oficial del día anterior a la fecha de pago.

En respuesta, el autorizado al cobro le manifestó “desconocer la existencia de disposición legal alguna posterior a la celebración del contrato, que configure un extremo de fuerza mayor o hecho del soberano que impida a la actora cumplir el mutuo en los términos pactados. Asimismo hizo saber a la actora que la única manera en la que podría abonar la deuda en moneda argentina sería con la cotización obtenida a través del procedimiento denominado ‘contado con liquidación’”.

La Cámara señaló conforme lo establecido en el nuevo Código Civil y Comercial las normas legales relativas a los contratos son supletorias de la voluntad de las partes a menos que de su modo de expresión, de su contenido o su contexto resulte de carácter indisponible (art. 962).

“El art. 765 del Código Civil y Comercial no resulta ser de orden público, y por no resultar una norma imperativa no habría inconvenientes en que las partes en uso de la autonomía de la voluntad (arts. 958 y 962 del código citado) pacten -como dice el art. 766 del mismo ordenamiento-, que el deudor debe entregar la cantidad correspondiente en la especie designada”, agregó.

Por otro lado, el tribunal indicó que “para que nazca la posibilidad de cumplir la prestación pactada por la vía del equivalente dinerario es preciso que se configure un supuesto de imposibilidad de cumplimiento de la obligación. Es decir que el deudor deberá demostrar que la prestación ha devenido física o jurídicamente imposible, esto es, que exista una imposibilidad sobrevenida, objetiva y absoluta”.

“En el caso y como se refirió anteriormente la deudora alega que a partir del denominado ‘cepo cambiario’ su parte quedó imposibilitada de adquirir dólares estadounidenses y consecuentemente de poder cumplir su obligación en la moneda pactada. Considera que tal situación configura un supuesto de ‘fuerza mayor’ derivado de un acto del poder público. Sin embargo coincido con la sentenciante de grado en cuanto a que la imposibilidad alegada por la deudora de obtener moneda extranjera en virtud de las disposiciones dictadas por el poder público no resulta suficiente para acreditar los presupuestos antes mencionados que tornen procedente la consignación pretendida. En efecto, como ya lo ha sostenido esta Sala en similares precedentes, existen otras operaciones de tipo cambiarias y bursátiles que habilitan a los particulares, a través de la adquisición de determinados bonos, que canjeados posibilitan la adquisición de los dólares estadounidenses necesarios para cancelar la obligación asumida”, destacó..

Fuente: http://www.indiceprop.com/inuevo/inmobiliarias-y-el-nuevo-codigo-civil-un-toque-de-atencion-de-la-justicia/#.VehNV0h58bI.facebook

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: