Tío Curzio: el Municipio explica cómo moverá “La Franca” y expertos critican el proceso


Publicada 29/11/2012

imagen
El chalet de la derecha será reemplazado por una torre.

El proyecto que presentó el intendente Gustavo Pulti para construir una torre en la parcela de Tío Curzio, al lado del histórico edificio, incluye el traslado del chalet “La Franca” a otro lugar que aún no está especificado. ¿Cómo se hace? ¿Se logra mantener el valor arquitectónico y patrimonial?

0223 consultó al secretario de Planeamiento de la Municipalidad, José Luis Castorina, quien explicó que para trasladar ese chalet primero se le toman fotos desde todos los ángulos y luego comienza la tarea de desarmarlo y rearmarlo en su nuevo destino.

Según explicó el funcionario, en Mar del Plata hay una experiencia de este proceso con un chalet que si bien no estaba protegido por el Código de Preservación Patrimonial, su propietario no quería que fuera demolido y pidió que se lo traslade.

“Con las fotos que dejan constancia de todos los detalles luego se arma respetando la fachada original del chalet. Ese es el proceso que se hará en este caso”, detalló.

Por su parte, el titular de la ONG Defensores del Patrimonio Arquitectónico y UrbanoJavier Andreoli,  explicó a 0223 que este proceso “no sirve en absoluto”.

“En primer lugar, porque el bien trasladado pierde parte de su esencia, pues al sacarlo de allí no remite al paisaje histórico”, detalló.

Al mismo tiempo, Andreoli indicó que en el caso puntual del chalet La Franca “el valor esencial” que posee es el de “acompañamiento al Roque Suárez” que es el que está conservado de manera más íntegra. En ese sentido, indicó que la cuadra perderá “la armonía que tiene” cuando en lugar del chalet haya una torre de nueve pisos.

“Éste es un caso más. Nosotros no nos olvidamos de todos los anteriores. El rol que tiene la asociación es no dejar en el olvido el avasallamiento del Municipio sobre los bienes patrimoniales”, concluyó.

 

Fuente: 0223.com.ar

¿Cuánto cuesta veranear en la costa argentina?


 Fuente: ambito.com

La costa argentina sigue siendo año a año la principal opción de los viajeros locales que eligen veranear en el país. Autoridades del sector, funcionarios y operadores coinciden en que esta temporada marcará un nuevo récord de concurrencia a los principales destinos de sol y playa. En este informe, opciones de precios de alojamiento, activi-dades, servicios y todo lo necesario que hay que saber antes de armar las valijas.

Desde los más exclusivos destinos como Pinamar, Cariló, Mar de Las Pampas; pasando por la cosmopolita Mar del Plata, hasta los populares San Bernardo, Villa Gesell y otros lugares del Partido de la Costa, o pequeñas localidades como Mar del Sur, Claromecó u Ostende iniciaron la cuenta regresiva con vistas a un verano que promete ser un éxito para todos.

Suenan los teléfonos

Según datos de distintas inmobiliarias que operan en la costa argentina y de operadores de turismo receptivo, las reservas para la temporada 2012/2013 alcanzan ya más del 50% de la capacidad total de las plazas de alojamientos disponibles. Algo similar sucede con el alquiler de carpas y sombrillas.

En el caso de los balnearios de Mar del Plata, por mencionar un caso, para la temporada estival este rubro está cubierto en un 50%, según informaron fuentes de la Cámara de Balnearios, Restaurantes y Afines (CEBRA) de esa ciudad. El titular de CEBRA, Jorge Richilo, dijo que la cifra de contrataciones es superior a la de 2011 a esta altura del año y apuntó que eso tiene que ver con que la venta de espacios de sombra se inició en agosto pasado, cuando siempre comenzaba en septiembre.

Según informó CEBRA, los precios de carpas en la zona de La Perla cuestan para toda la temporada entre 6.800 y 7.800 pesos; en Playa Chica, $ 9.900; en Playa Grande, $ 11.500; y en Punta Mogotes y playas del sur, entre $ 6.300 y $ 12.500.

Las sombrillas, en tanto, cuestan entre $ 5.000 y $ 9.000, de acuerdo con la ubicación del balneario.

En el resto de los balnearios de la costa, los valores oscilan, en el caso de las carpas, entre 5.500 y 11.000 pesos, dependiendo del balneario y el destino. En tanto que las sombrillas rondan entre 3.500 y 9.000 pesos.

Teatro

Una de las principales atracciones que posee la costa, sobre todo Mar del Plata, son las obras de teatro. Según un sondeo por diferentes salas y de acuerdo con lo que publica RatingCero.com, las entradas en La Feliz van a costar entre $ 150 y $ 200. Las entradas al cine, en cambio, se podrán conseguir por $ 40. En lo que respecta a entretenimientos, una entrada a Mundo Marino (San Clemente del Tuyú) costará $ 134 los mayores y $ 89 los menores (de 3 a 10 años); a Termas Marinas (San Clemente del Tuyú), $ 76 mayores y $ 52 menores (de 3 a 10 años); Bingo, la ficha mínima $ 2, cartón $ 1; videojuegos, la ficha $ 2,50; cabalgata, entre $ 120 y $ 150 la hora; travesía en cuatriciclos, entre $ 150 y $ 200 la hora; excursión de pesca, embarcada, entre $ 120 y $ 180 por persona (mínimo cuatro personas); carrera de carting, desde $ 80.

En relación con los alquileres de departamentos, un tres ambientes en Mar del Plata tiene un piso de $ 3.500, para la primera quincena de enero. Los más caros llegan a los $ 14.000. El mismo fenómeno se repite en balnearios como Pinamar o Villa Gesell, mientras que en Cariló, Mar de Las Pampas y Las Gaviotas, el valor de una casa de tres ambientes oscila entre $ 7.000 y $ 13.000 para el mismo período. Cabe aclarar que durante el mes de febrero esos valores disminuyen hasta un 30%.

En el resto de los balnearios, para propiedades de las mismas características, los valores bajan considerablemente, con precios de entre $ 3.000 y $ 8.500 promedio; mientras que en Necochea, el precio de una cabaña para cuatro personas oscila los $ 10.000 la primera quincena.

Para aquellos que prefieran escaparse un fin de semana a la costa, un hotel (la alternativa más utilizada en estos casos) costará entre $ 1.600 y $ 2.300 por noche (base doble) en el caso de los de máxima categoría, en tanto que un 3 estrellas oscilará entre $ 700 y $ 1.200 la noche, dependiendo la localidad.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: