La AFIP pone a punto el nuevo control sobre la compraventa y alquiler de inmuebles


El fisco obligará a los operadores del sector a aportar ciertos datos clave en tanto realicen más de tres ventas al año o superen en conjunto los $300.000. La avanzada, además, pone la mira sobre las locaciones que superen los $8.000 mensuales.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reforzará el control sobre la compraventa y el alquiler de inmuebles.

En efecto, el organismo a cargo de Ricardo Echegaray ya prepara el terreno para la entrada en plena vigencia del reformulado régimen informativo que obliga a los operadores del sector a inscribirse siempre que realicen más de tres transacciones al año o superen en conjunto los 300.000 pesos.

La avanzada también pone la lupa sobre los alquileres mayores a $8.000 mensuales. En igual sentido, quedan comprendidos los arrendamientos rurales de más de 30 hectáreas.

En este escenario, la normativa establece que las empresas y particulares que “realicen o intervengan en operaciones económicas vinculadas con bienes inmuebles deberán inscribirse en el denominado Registro de Operaciones Inmobiliarias”.

Asimismo, en caso de tratarse de propiedades que pertenezcan a sujetos residentes en el exterior, la obligación a cumplir estará a cargo de sus representantes en el país.

Puntualmente, la resolución delimita el alcance a:

Quienes actúen como intermediarios en la compraventa y locación de inmuebles, percibiendo una comisión o retribución.

El cedente, en el caso de cesiones de nuda propiedad con reserva de usufructo.

El cónyuge al que corresponda atribuir las rentas provenientes de la locación, arrendamiento, cesión o similares.

Locaciones: siempre que las rentas brutas devengadas por el total de las operaciones sumen un monto igual o superior a $8.000 mensuales.

“Cuando la contraprestación se pacte en especie, los bienes o prestaciones recibidos se valuarán al valor de plaza a la fecha de recepción”, agrega la reglamentación.

Por otra parte, la normativa -a los efectos del régimen- hace referencia a:

Los arrendamientos rurales: cuando los mismos involucren una superficie igual o superior a 30 hectáreas, con prescindencia del monto de rentas brutas que generen dichos contratos.

El desarrollo de emprendimientos inmobiliarios que generen más de tres operaciones de compraventa de inmuebles durante el año fiscal o que el monto involucrado en su conjunto supere los 300.000 pesos.

La locación de espacios o superficies fijas o móviles -exclusivas o no- delimitados dentro de bienes inmuebles.

Cuando las operaciones se pacten en moneda extranjera, los respectivos importes deberán convertirse a moneda nacional, aplicando el valor de cotización -tipo comprador- del Banco de la Nación Argentina.

Los responsables obligados tendrán que informar los detalles de las transacciones mediante transferencia electrónica de datos a través del sitio web de la AFIP.

Con respecto al plazo, la norma establece que “los operadores deberán solicitar la inscripción en el renovado registro dentro de los 10 días hábiles administrativos, y en forma individual, por cada operación de compraventa, alquiler y subalquiler como así también los arrendamientos y subarrendamientos”.

En tanto, no corresponderá cumplir con la obligación, cuando el o los inmuebles:

Sean objeto de concesiones o derechos de explotación industrial o comercial.

Se destinen a la realización de eventos, espectáculos, convenciones, conferencias, congresos o similares; o a ferias o exposiciones.

Se encuentren sujetos a los sistemas turísticos de tiempo compartido.

Además, se excluye a:

Las locaciones y prestaciones que sean efectuadas por servicios de hotelería y playas de estacionamiento.

Las operaciones situadas en la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur y a los beneficiarios de los regímenes de información allí establecidos.

Las operaciones efectuadas por complejos comerciales no convencionales, ferias, mercados o similares.

La obligación de informar deberá cumplirse el día 26 del mes siguiente de realizada la transacción.

Como una carga adicional, las empresas y particulares del sector inmobiliario antes mencionados también “se encuentran obligados a presentar una declaración jurada anual que contendrá la totalidad de la información suministrada, correspondiente al respectivo año calendario”.

La obligación anual deberá cumplirse aún cuando en un período no existan operaciones a informar.

Asimismo, vale remarcar que, de acuerdo al marco legal, los operadores deberán soportar retenciones en el Impuesto a las Ganancias a la mayor alícuota cuando:

El responsable no haya cumplido las obligaciones del reformulado régimen.

Los datos de la constancia entregada por el locador presente inconsistencias.

De esta manera, la AFIP apunta a reforzar el control fiscal que recae sobre alquileres y venta de inmuebles.

Fuente: I Profesional

Aumenta la demanda de alquileres para el verano


El valor de un departamento en una quincena de enero parte desde $3.600

La Costa Atlántica espera un movimiento de turistas superior al del verano pasado
La Costa Atlántica espera un movimiento de turistas superior al del verano pasado

A pesar de que aún faltan dos meses para las vacaciones de verano, inquilinos y propietarios cierran a buen ritmo los alquileres de las propiedades no sólo en los principales turísticos del país sino también en countries y barrios privados.

Según el sondeo realizado por BAE los precios para este año llegarán con aumentos de entre el 20% y el 30% con respecto a lo que se pedía la temporada pasada.

Según indicaron fuentes del sector inmobiliario la particularidad de este año es que mucha gente que hasta el año pasado vacacionaba en el exterior, este verano, ante las trabas para conseguir dólares ha optado por alquilar una vivienda en la costa, en las sierras de Córdoba o en un barrio privado del conurbano bonaerense. Incluso, algunos argentinos han optado por ampliar un poco más su presupuesto y resignar días de vacaciones para reservar hoteles con todos los servicios incluidos.

Mar del Plata, la ciudad turística por excelencia en los meses de más calor, es la que cuenta con mayor diversidad de propiedades y, por consiguiente, la que tiene más variedad de precios a la hora de buscar un inmueble para alquilar.

Un departamento de tres ambientes en “la feliz” parten desde los $3.600, para una quincena en enero, hasta los $10.000, según la calidad de la vivienda y la ubicación. El incremento con respecto al año pasado es cercano al 20%, sin embargo, durante febrero esas mismas unidades se pueden encontrar en un valor hasta 30% menor que el del primer mes del año.

En la zona de Cariló, Pinamar y Mar de las Pampas, en donde tradicionalmente se congregan los turistas de mayor poder adquisitivo, los ajustes serán cercanos al 30 por ciento. El valor de una casa tres ambientes en la segunda quincena de enero en Mar de las Pampas está en un rango entre los $7.500 y los $12.400, dependiendo de la cercanía que tenga a la playa.

Por todo enero, las casas más grandes disponibles en Cariló se alquilan por valores que oscilan entre los 130.000 y los 170.000 pesos.

Country. Los precios para alquilar en un country en el verano llegarán con subas del 20 por ciento. En algunos barrios privados, los precios por alquilar por todo enero parten desde los 12.000 pesos.

Alquilar una propiedad con un jardín grande, pileta y buen acceso en un barrio privado, como Ayres del Pilar, cuesta en promedio $24.000 más gastos extra durante enero. Sin embargo, hay opciones más económicas en countries de la zona sur y oeste.

 

Alquilar una carpa cotiza hasta los $12.500

Uno de los aspectos que el turista que viaja a la costa tiene que tener en cuenta a la hora de armar su presupuesto para el verano es el alquiler de la carpa en la playa.

Cada uno de los sesenta balnearios que hay en Mar del Plata ofrecen diferentes variantes de precios, según su ubicación.

El precio de alquiler de las carpas para el mes de enero, en la zona de la Perla, rondará los 6.300 pesos por mes, en los balnearios de Playa Grande, y las playas del Sur puede alcanzar los 12.500 pesos, dependiendo del servicio y la ubicación de cada balneario, aunque también se pueden conseguir valores más accesibles.

No obstante, como ocurre con el valor del alquiler de las propiedades en febrero por esas mismas carpas se puede pagar hasta un 30% menos de los que cotizan durante el primer mes del año.

Además, algunos balnearios ofrecen precios especiales cuando la oferta provienes de dos o más familias que desean alquilar varias carpas.

 

Fuente: diariobae.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: