La oposicion impidió que se extienda la suspension de demoliciones


·

construccion edificio. Puntonoticias

La intención del Ejecutivo es ampliarlo nuevamente por un plazo de 60 días. El expediente volvió a comisiones. Sectores de la construcción objetaban la iniciativa oficial.

En el marco de una nueva sesión ordinaria del Concejo Deliberante, el bloque de la UCR marcó sus objeciones al contenido del decreto que preveia suspender las demoliciones nuevamente por un plazo de 60 dias, siendo esta postura acompañada por la totalidad de la oposición.

De esta forma, el ofiialismo no logró convalidar el expediente por el cual se dispone extender por 60 días la suspensión para realizar demoliciones en distintos puntos de la ciudad.

La norma original había sido aprobada en el mes de abril, suspendiendo por un plazo de 90 días los trámites para autorizar demoliciones en las el área comprendida por las calles Alvear, Rodríguez Peña, Santiago del Estero, Larrea, Yrigoyen, Rawson, Olavarría, Brown y Alvear.

Entre los fundamentos de la ordenanza se destacó la necesidad de preservar “viviendas unifamiliares, de valor patrimonial, cultural, histórico o arquitectónico”.

Cabe destacar que sectores de la industria de la construcción se mostraron disconformes con esta prórroga, ya que sostuvieron que impacta negativamente dentro de la actividad.

En este sentido, el concejal Carlos Katz subrayó: …”hace 150 días el Concejo Deliberante le pidió informes a la Secretaría de Planeamiento respecto de la cantidad de expedientes involucrados y luego de 5 meses no se recibió ningun tipo de respuesta, sería muy poco serio seguir legislando sobre el tema sin el mencionado informe, por eso reclamamos una actitud seria por parte del Ejecutivo Municipal y sus funcionarios”…

“·Si a esto se le suma la cantidad de personas que dependen directa e indirectamente del sector a nivel empleo y servicios, no podemos seguir dilatando el tratamiento y definición sobre este y todos los temas concernientes a la construcción”, concluyó Katz.

El decreto municipal refrendado por el Concejo Deliberante prohibía el otorgamiento de autorizaciones para demoler inmuebles cuya antigüedad supere los 30 años y que, debido a sus características originales presenten indudable valor patrimonial, cultural, histórico y/o arquitectónico. La suspensión comprende el sector comprendido por las avenidas Independencia, Paso, Colón y la costa.

 

fuente: puntonoticias.com

Los valores de las propiedades subieron menos que la inflación


Es una tendencia que se inició en 2009 y se profundizó en el último año. Desde septiembre de 2010 hasta la fecha, los precios de los inmuebles aumentaron 15,6%. En cambio, la inflación anual que miden las provincias llegó a 24,2%.

PorNatalia Muscatelli
nmuscatelli@clarin.com

En los últimos dos años, y con más intensidad en los últimos 12 meses, la inflación le ganó la carrera a los precios de las propiedades . Mientras la evolución de Indice de precios al consumidor (IPC) -hasta julio- aumentó 24,20%, el valor promedio de una vivienda usada de la Capital Federal, se apreció un 15,61% en pesos y 9,14% en dólares. Esa relación había sido al revés , hasta el año 2009, cuando los inmuebles en esa zona subían su cotización por encima de la inflación.

El dato surge de un informe elaborado por el sitio Reporte Inmobiliario que analizó la evolución del valor promedio por metro cuadrado de un departamento usado en Barrio Norte, respecto de la evolución del IPC que elabora la provincia de San Luis, que está en línea con las estimaciones que tienen las consultoras privadas sobre la inflación.

La brecha entre ambas variables resulta más chica en el caso de las propiedades a estrenar porque los valores se ajustaron más en este caso. Por ejemplo, en barrios como Flores, Villa Urquiza o Las Cañitas o Palermo Hollywood, el incremento promedio de los precios en departamentos nuevos fue del 18,66% en pesos.

En el caso de las unidades nuevas se tomó como valor actual U$S 2.150 en promedio, el metro cuadrado con una cotización del dólar a 4,20 pesos. Mientras que esa misma propiedad costaba U$S 1.971 en setiembre del año pasado, con una cotización de la divisa norteamericana a $3,965.

Según el último informe de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) el crecimiento anual, en dólares, de las unidades nuevas, en la zona norte de la ciudad de Buenos Aires, fue del 14,3% durante el primer semestre del año respecto del mismo lapso del año anterior. Mientras que para las unidades usadas fue del 11,4% comparando los mismos períodos.

Acerca de las razones por las cuales las propiedades subieron menos que la inflación, Néstor Walenten, presidente de la Cámara Inmobiliaria explicó: “Por un lado creció la oferta porque se construyeron muchos edificios. Pero básicamente, los incrementos de los inmuebles no acompañaron el proceso inflacionario porque éste fue más vertiginoso . En cambio, las propiedades, como bienes transables, responden más a la lógica de la oferta y la demanda”, apuntó. De todas maneras, queda claro que “invertir en la compra de una propiedad fue -hasta ahora- más mucho conveniente que mantener los ahorros en dólares” , aclara José Rozados, analista de la consultora.

Por otra parte, una actualización de precios puede no implicar una mejora en términos de poder de compra real , agregó. “Por ejemplo, durante el último año, el salario medio tuvo un incremento nominal superior al de los valores de las viviendas . Obviamente debido a que los inmuebles son activos de un alto valor final esta mejora no se traduce directa o inmediatamente en la posibilidad de compra concreta de una propiedad . Pero si mejora su relación de endeudamiento para acceder a una hipoteca y la capacidad de pago de cuota si es acompañada por financiación”, explicó el analista.

Claro que, “precisamente y debido a las condiciones inflacionarias vigentes, resulta todavía muy complicado y poco rentable instrumentar líneas crediticias hipotecarias para la compra de una primera vivienda para las entidades que componen el sistema financiero privado en la Argentina”, consignó el informe.

Además, surge de la comparación de la evolución de los valores de venta de las viviendas y los costos que insume su construcción, una notoria ventaja de estos últimos con respecto a la actualización del precio de las viviendas nuevas. Así, con un escenario de valores de tierra sostenido e incluso en aumento es evidente que los desarrolladores tienen que amortiguar la diferencia resignando rentabilidad.

fuente: ieco.clarin.com

Para los inversores, el dólar ya compite a la par de los ladrillos, La expectativa de devaluación emparejó las preferencias en un mercado cauteloso.


PorGustavo Bazzan
gbazzan@clarin.com

El ladrillo fue y es un imán para inversores poco amantes de los riesgos, para quienes les desconfían a los bancos y a los productos más o menos sofisticados que ofrece el mercado de capitales. Esta podría ser una frase de cabecera para este tipo de inversor: “Es un activo que puedo ver todos los días, la puedo tocar y por lo general el Gobierno no puede sacármelo, no hay corralito para los inmuebles ”. Además, difícilmente baje de precio. Hay excepciones, claro, como la crisis de 2001.

El boom inmobiliario que arrancó a los pocos meses de la megadevaluación del peso de 2002 se sostuvo por una buena relación entre los costos de construcción y el precio final. Cuando los costos subieron (primero materiales y luego mano de obra), el mercado se siguió moviendo por la expectativa de que el precio del metro cuadrado seguía subiendo .

Ese factor está dando algunas señales de desaceleración . Los fondos siguieron fluyendo hacia los ladrillos, hasta ahora, porque este tipo de inversor no encontraba una alternativa más o menos confiable. Las bajas tasas de interés ayudaron: ¿para qué dejar pesos en los bancos si la inflación les recorta su poder adquisitivo? Pero, como suele ocurrir cíclicamente en la Argentina, el dólar retorna al primer plano.

Hoy las expectativas cambiaron ligeramente. El potencial de suba del dólar empezó a competir con el potencial de aumento del metro cuadrado construido. En otras palabras: quien hasta hoy elegía ladrillos, ahora piensa si no es hora de “estacionar” en dólares . Incluso aquel que hacía depósitos a plazo fijo en pesos pensando en que al menos le ganaba al dólar, ahora lo piensa dos veces.

El “año electoral”, que hoy ciertamente ofrece muy poca “incertidumbre” política, aún mantiene interrogantes económicos .

De nada sirve que el ministro de Economía lo niegue: los ahorristas e inversores están esperando un precio del dólar bastante más alto que el que proyecta el Gobierno. Bajo esa premisa, el dólar hoy aparece como un activo “barato”, con chances de valorizarse más en el mediano plazo que un inmueble .

Esto explicaría entonces que los departamentos hayan quebrado la tendencia y ya empiecen a quedar retrasados respecto a la inflación.

Un dato interesante lo aporta el asesor en créditos hipotecarios Hugo Paz, titular de la firma Metropolitan Home: los préstamos para vivienda están tímidamente reapareciendo a partir de que la suba salarial también le ganó a la suba de los inmuebles. “Son créditos para financiar operaciones en las que el comprador pasa de un dos a un tres ambientes, por lo general, y los préstamos alcanzan para financiar solo el 40% de la operación”. remarca Paz. Caso raro en el mundo entero, Argentina debe ser el único país donde se asistió a un boom inmobiliario sin crédito que lo financiara .

A contramano del discurso de “mejora en la distribución del ingreso”, la construcción se movió aquí al ritmo del sector más rico de la sociedad.

Es el dato que les da pie a los especialistas para asegurar que aquí no hay burbuja, y por lo tanto no hay chance de que los precios vuelvan para atrás.

fuente: ieco.clarin.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: