Los precios de los departamentos subieron hasta 11% en dos meses en la capital federal.


Los mayores aumentos se registraron en las unidades a estrenar de la zona selecta de Recoleta. Por el contrario, en el resto de la ciudad, como Belgrano, Palermo y Núñez las subas fueron inferiores a 2 por ciento

Entre los barrios relevados de la Ciudad de Buenos Aires, los de mayor precio promedio del metro cuadrado, tanto en el segmento de departamentos nuevos como usados fueron, Recoleta, Palermo, y Belgrano con valores que van desde u$s2.597 y u$s2.068 para el caso de departamentos nuevos.

Según las estimaciones del Instituto de Economía de la de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Argentina de la Empresa, el valor promedio simple de oferta del m2 para el conjunto de barrios relevados es u$s1.862 para los departamentos nuevos y u$s1.756 para los usados .

En líneas generales, se observó que en Recoleta, el valor promedio del m2 a estrenar se incrementó en 11,2% en relación con los niveles relevados en febrero último, debido a una caída temporaria registrada en el último mes mencionado.
Asimismo, los precios de departamentos nuevos en los barrios de Palermo, Belgrano y Núñez crecieron 1,5%, 1,2% y 1,2%, respectivamente.

En materia de departamentos usados, la mayoría de los barrios observados experimentaron aumentos en sus precios respecto del relevamiento de diciembre pasado. Por ejemplo: Recoleta creció 2,3% y Palermo lo hizo en 0,6 por ciento.

Destaca el trabajo de la UADE que ” sólo se consideraron departamentos en buen estado edilicio en zonas donde la muestra de inmuebles obtenida permitía estimar un promedio representativo. De esta manera, fue posible disponer de una base de más de cinco mil departamentos. A partir de dichos precios y de la superficie cubierta de cada departamento, se calculó el precio de oferta del M2 promedio. A los efectos de homogeneizar la muestra no se consideraron inmuebles en cuyo precio se incluyó cocheras”.

De todas formas, advierten los expertos que el mercado se encuentra muy fragmentado, por la diversidad de calidad de las ofertas, tanto en la franja de nuevos como de usados, y las diferentes urgencias de inversores y compradores, en un contexto de virtual estabilidad del tipo de cambio.

fuente: infobae.com

Anuncios

A la hora de elegir un departamento comienzan a plantearse dudas sobre qué conviene más, si las unidades clásicas y con estilo o las modernas y tecnificadas


Lo funcional, la nueva búsqueda

Sábado 19 de junio de 2010 | Publicado en edición impresa

//
FOTO
Lo funcional, la nueva búsqueda Foto: Corbis

En la película Dos hermanos, de Daniel Burman, Graciela Borges interpreta a Susana, una mujer avasallante, algo inescrupulosa y disparatada que pretende ser agente inmobiliaria. Cuando muestra las propiedades en cartera, que siempre están bastante deterioradas, el personaje no pierde oportunidad de señalar las ventajas de las construcciones del siglo pasado sobre las del actual”, cuenta Fernanda Díaz Anzorena. Y agrega: “Antes de salir a buscar departamento yo pensaba como el personaje del film; ahora ya no sé qué es mejor, si lo que tiene unas décadas o lo más nuevo. Hace tres meses que estoy dando vueltas. Me crucé con más de un operador que, como Susana, golpeó los nudillos en las paredes y me habló de la nobleza de las construcciones de los años 60 y 70, mientras me mostraba un departamento oscurísimo o con una distribución nada acorde con la vida de una familia de hoy. También vi propiedades a estrenar en las que el equipamiento es de película, pero tampoco me conforma. La venta de la casa parecía misión imposible, pero ya se concretó, y nosotros todavía no podemos decidir qué comprar, si algo de gran nivel a estrenar o un inmueble con menos detalles en cuanto al diseño, pero mayor calidad en los materiales”, se lamenta Fernanda.

Sus dudas no son novedad para quienes se mueven en el mercado inmobiliario. “Es frecuente que, a la hora de decidir la compra de un departamento, nos gane la incertidumbre. Más allá de las tendencias, que van de la mano de las modas y que se asocian con preferencias y posibilidades, es importante no analizar sólo lo que se ve, sino también saber mirar lo que no se ve”, explica el arquitecto Diego Esses.

Y es otro arquitecto joven, Manuel Buitrago, el que acerca una solución práctica para aclarar las dudas de los compradores potenciales: comenta sobre un servicio ya habitual en Estados Unidos y que, aunque todavía no se ha institucionalizado entre nosotros, resulta frecuente, el walktrough. “En la práctica profesional sucede que clientes o conocidos me llaman para que los asesore en la búsqueda de una propiedad. Lo que hago entonces es mirar el inmueble sin ninguno de los compromisos emocionales que pueden confundir al interesado. Voy y estudio la unidad fríamente”, explica.

¿Este walktrough sería entonces algo así como caminar prescindiendo de lo accesorio? ¿No dejarnos enganchar por la magnífica boiserie del departamento antiguo o por el despliegue del desayunador en el PH urbano? “Algo así -confirma Buitrago-. Busco los vicios de construcción, intento descartar fallas que puedan originar complicaciones a futuro. En un primer nivel se tiene en cuenta la humedad de cimientos, fisuras, grietas y cuestiones estructurales de ese orden. En segundo lugar, que las instalaciones sean seguras, que respondan a las normas; que los sistemas de gas y de agua funcionen de manera adecuada. Este tipo de inconvenientes pueden aparecer incluso en propiedades a estrenar. Por ejemplo, una carpintería de mala calidad o ventanas colocadas a las apuradas traen problemas; si no ajustan bien, al año aparecerá humedad en las esquinas.”

Moderno vs. posmoderno

“En Buenos Aires, todo lo realizado de 100 años a esta parte generó una muy buena matriz urbana sobre la que hoy los profesionales y empresarios intervinientes en el diseño y la ejecución de nuevas construcciones pudieron idear proyectos de vanguardia, a la altura de cualquier gran metrópoli”, asegura el arquitecto Fernando Burone.

Si bien a principios del siglo pasado esta ciudad apostaba a una arquitectura fundamentalmente parisiense, no faltan edificios que muestran interesantes mezclas de arquitectura francesa, inglesa, italiana y española, tanto como de arquitectura racionalista y art déco. “Grosso modo, los edificios de departamentos porteños pueden dividirse en dos grandes grupos: el mayoritario conjunto de los levantados entre medianeras y los de perímetro libre llamados torres, que cobraron protagonismo en las últimas décadas. El primer grupo tiene sus antecedentes en los edificios de renta construidos desde principios del siglo XX hasta la aparición de la ley de propiedad horizontal, en 1948. Si llegamos hasta fines de los 50, aquí se incluyen las unidades antiguas, precisamente de estilo academicista francés, art nouveau, art déco, y los más modernos de concepción racionalista y profusa producción en nuestra ciudad”, asegura Esses.

Los profesionales coinciden en que las unidades representativas de este grupo, más allá de las características propias de su estilo, suelen presentar unidades con accesos de jerarquía, halls importantes, ambientes de generosas dimensiones, materiales de categoría -buenas maderas, pisos graníticos en los sectores húmedos, entre otros-, y la posibilidad de reciclados, lo que atenúa la poca funcionalidad de su distribución. Cuando se evalúa la compra de una propiedad de este tipo, es importante tener en cuenta cómo transformar aquellos servicios obsoletos, que, en su inmensa mayoría, eran centrales; lo mismo que el deterioro de otros sistemas ocultos por las paredes.

-¿Qué pasa durante la segunda mitad del siglo pasado, ya vigente la ley?

-Todo parece indicar que la falta de una correcta planificación habilitó que, gracias a las diferencias sustanciales de altura entre los edificios, aparecieran medianeras con recortes antiestéticos o patios auxiliares a la vista de todos. También que las construcciones muy altas terminaran encerrando otras de menos pisos, convirtiendo ambientes antes ventilados y luminosos en una suerte de cuevas.

“De manera paulatina -sigue Esses-, el departamento fue ganando lugar entre las preferencias habitacionales de la clase media y convirtiéndose en algo más estándar. A pesar de eso, hay excelentes unidades construidas en los años 60 y 70. En líneas generales, entonces, los edificios dejan de restringirse a un estilo definido, y en ciertos casos, responden a una estética asociada con lo industrial, con hormigón o ladrillo a la vista; los ambientes se tornan más compactos y nos acostumbramos a los placares incorporados y las carpinterías corredizas propias de espacios acotados. Es también en esta época cuando comienzan a hacerse habituales las torres. “Un concepto que pretendía asegurar en las unidades buenas condiciones de luz y aire, pero que muchas veces se desentendió del entorno. Algunas presentan basamento con actividad comercial, pero otras fueron construidas, apenas separadas de los lotes vecinos por la distancia reglamentaria, con lo que también los pisos que no superan los de las propiedades linderas tienen visuales desabridas , en el mejor de los casos”, concluye Esses.

A modo de cierre, el joven Buitrago asegura: “Una construcción, ya sea un edificio de oficinas o una casa frente a un lago, es siempre un modo de expresión arquitectónica que no puede aislarse del entorno ni de sus habitantes. Por eso, más allá de evaluar fríamente la propiedad, un buen walktrough considerará la cercanía suficiente con el cliente, como para estar en condiciones de aconsejar una propiedad en la que se ahorren problemas a futuro”.

Algo que Fernanda agradecería y a la alocada Susana, interpretada por Graciela Borges, le hubiera ahorrado más de un conflicto.

Paula Gómez

Estilo de vida

A la hora de construir la tendencia actual incluye halls de acceso jerarquizados, uso de materiales nobles, desarrollos armoniosos y remates estudiados, es bienvenida tanto por los profesionales como por cualquier vecino con mínimo criterio estético. Como señala Burone: “Desde los reciclados de las viejas construcciones existentes, pasando por los nuevos PH con muy buenas escalas barriales y propuestas espaciales que remontan a las casas, los edificios en lotes de 8.66 hasta las torres de 10 a 50 pisos con grandes parques, todas estas construcciones reflejan la búsqueda permanente de una propuesta arquitectónica diferencial, que se adecue a las nuevas formas de vida”.

fuente: la nacion.com

Parque industrial de Mar del Plata El desafío de crecer


Parque industrial de Mar del PlataEl desafío de crecer

De la mano de nuevas inversiones se impulsa un plan de desarrollo que apunta a convertir el polo en uno de los más importantes de la provincia

Lunes 31 de mayo de 2010 

//

FOTO

El desafío de crecer Foto: Mauro V. Rizzi

MAR DEL PLATA.- La imagen de una ciudad acostumbrada a vivir buenos períodos con hoteles colmados y un puerto pesquero líder a nivel nacional suele confundir. Su economía, que por cierto tiene a la pesca y el turismo como motores, reserva un lugar relevante y en crecimiento para su potencial industrial.

Con plantas fabriles repartidas en buena parte del distrito, es precisamente en el Parque Industrial General Savio, sobre la ruta 88, donde exhibe buena parte de su caudal en el desarrollo de manufacturas y tecnología.

El espacio que nació y creció para fomentar la radicación de emprendimientos productivos hoy alberga unas 60 empresas que se reparten en un centenar de hectáreas, superficie que crecerá hasta un 100% en un futuro inmediato a partir de un plan de desarrollo impulsado por autoridades locales y que ya encontró el visto bueno de los gobiernos nacional y provincial.

El proyecto es más que ambicioso: además de duplicar el espacio disponible para instalar más plantas, contempla la infraestructura de servicios necesaria para su desembarco que, si todo sale según lo planeado, significaría una inversión que en pocos años podría alcanzar los 1000 millones de pesos, según anunciaron aquí las autoridades.

Sólo el Estado nacional aportaría más de 100 millones de pesos que se destinarían al loteo de las nuevas plazas industriales y a las instalaciones de servicios de agua, energía eléctrica, cloacas, pavimentación e iluminación pública que complementarán los emprendimientos que acercará el sector privado.

Interesados no faltan: desde hace años existe una lista de espera de empresas interesadas en conseguir un espacio en el parque, que tienta con las ventajosas condiciones para quienes radiquen sus fábricas. Tierras a precios accesibles y exenciones impositivas municipales y provinciales durante siete años (tasas e impuesto inmobiliario e ingresos brutos) son parte de los beneficios.

“Se han instalado y están interesadas en llegar empresas grandes, pero también hay fuerte protagonismo de firmas pequeñas que producen y contribuyen a la generación de empleo”, dice el presidente del consorcio de administración del parque industrial, Alejandro Patuto, titular de una planta destinada al procesamiento de vegetales.

Este órgano compartido entre los operadores del parque y el municipio atiende los problemas comunes del predio e intenta contribuir a dar soluciones. El consorcio aportó recientemente mejoras en iluminación, seguridad e instalación de un restaurante y cajero automático, mientras proyecta una obra que apuesta a un camino de acceso renovado. Y el Estado participa y acompaña.

Con casi 60 empresas instaladas y otra decena lista para desembarcar, el ritmo de actividad crece. Según fuentes de la Comuna, este impulso queda reflejado en casi un millar de puestos de trabajo que se crearon en los últimos años, con lo cual se duplicó la fuerza laboral.

Patuto explica que en momentos de crisis el Estado colaboró con subsidios y soluciones de coyuntura. Ahora se suma permitiendo la posibilidad de ampliar el parque y fomentando la llegada de empresas decididas a invertir. “Hay fuerte interés desde el sector empresario y un decidido apoyo desde la política”, reconoce. El proyecto es sumar otras 100 hectáreas y que el gobierno nacional acompañe con financiamiento para generar la infraestructura necesaria para, al menos, el 25% de la nueva superficie.

Inversiones fuertes

Varios de los que están demuestran que están decididos a aprovechar los beneficios. Pepsico, por ejemplo, inauguró en diciembre último la ampliación de su planta de fabricación de snacks, obra en la que invirtió 15 millones de pesos. Y ya puso en marcha una nueva etapa con características similares.

También se instaló B Braun, con presencia internacional y una inversión también millonaria en dólares, para ampliar una planta que apuesta a duplicar la fabricación de soluciones parenterales, uno de sus principales productos desarrollados aquí.

Y se acaba de completar otro fuerte desembolso en infraestructura industrial de marcas reconocidas como Coopens (calefactores) y Norgreen (farmacéutica).

Las exenciones impositivas no son el único atractivo. Destacan también el valor logístico del parque por su proximidad a rutas troncales que permiten fácil salida a la Capital Federal y pronta llegada de insumos desde la metrópoli y distintos puntos del interior.

La llegada de más empresas al parque industrial no sólo es vista como una posibilidad de generación de empleos, sino como disparadora de otros que se crearán para abastecer de materias primas e insumos. “El parque industrial concentra una parte importante de la Mar del Plata que genera recursos para la ciudad y el resto del país, con una producción que tiene demanda y presencia en los mercados interno y externo”, dice el intendente local, Gustavo Pulti.

El rubro predominante en el parque es la alimentación, que alcanza más del 40% de las plantas. Pero ahí mismo donde una firma como Cabrales procesa café o Toledo prepara productos avícolas tanto para su cadena de supermercados como para exportaciones conviven otras de rubros disímiles como pesca, industria químico-farmacéutica y metalúrgica, que por ejemplo tiene una de sus presencias más fuertes con Bonano (carrocerías). O petrolera, como QM, que acaba de colocar sus equipos mezcladores de químicos en Rusia.

La mayoría de las empresas aquí instaladas tiene certificaciones internacionales que les permiten exportar. Pero el consorcio de administración se entusiasma con lograr una calificación general que alcance al conjunto de las firmas que operan dentro de sus límites. “Queremos alcanzar un sello o marca propia del parque”, afirma Patuto.

El secretario de la Producción de la Comuna, Horacio Tettamanti, anunció líneas de comercialización con China y Rusia, regiones con fuerte demanda de productos que mantienen algunas operaciones con empresas locales.

Por Darío Palavecino
Corresponsal de LA NACION

Ambicioso proyecto para Playa Grande


Concluyó la elaboración de los pliegos para concesionar los balnearios. La inversión estimada es de unos 28 millones de pesos. Se podrían firmar los contratos de adjudicación al comienzo de la próxima temporada.

Imagen de cómo quedará el complejo de balnearios de Playa Grande una vez que se adjudiquen las concesiones.»Imagen de cómo quedará el complejo de balnearios de Playa Grande una vez que se adjudiquen las concesiones.

El intendente Gustavo Pulti presentó ayer los pliegos de bases y condiciones para la licitación de los balnearios de Playa Grande que, según explicó, serán elevados en breve al Concejo Deliberante para que dé comienzo su tratamiento.
El jefe comunal estuvo acompañado por el titular del Ente Municipal de Turismo (Emtur), Pablo Fernández; el gerente de Marketing de ese organismo, Martín Sala; y a la directora de Recursos Turísticos, Mónica Rabano, para describir las principales características del proyecto y destacar cuáles son, a su juicio, los plazos en los que el trámite debería estar resuelto.
En ese sentido, Pulti se mostró confiado en que el proceso de licitación debería llegar a su fin durante este año, con lo que se podrían firmar los contratos de adjudicación al comienzo de la próxima temporada.
En rigor, el de ayer no fue el primer acto público que el Ejecutivo realiza en relación a la licitación y reforma que prevé realizar para Playa Grande, donde está estipulado hacer una inversión de unos 28 millones de pesos.
En lo que va de la gestión hubo varias presentaciones de tenor similar, que incluyeron el anuncio del proyecto y la exhibición de los planos y maquetas.
Ayer el gobierno local convocó a la prensa para informar que los pliegos de licitación ya fueron concluidos y para precisar que ya están en condiciones de ser analizados por los concejales para su aprobación.
Incluso el intendente dio prácticamente por cerrado el litigio entablado por algunos concesionarios que se presentaron en la Justicia para oponerse a la iniciativa, destacando que ya hubo 11 pronunciamientos en favor de la comuna.
Según Pulti, la confección de los pliegos fue “un proceso con distintas instancias de participación” que incluyó las “opiniones de los actuales concesionarios” que aceptaron participar de la propuesta impulsada por su gestión.
Según el intendente, “los pliegos apuntan a una explotación, a un aprovechamiento” del complejo durante todo el año, incorporando “actividades deportivas, culturales, artísticas para generar progreso y trabajo en los marplatenses”.
“Otro punto importante del pliego es que apuntamos a una forma asociativa que contemple las posibilidades de cada uno de los balnearios, pero también la formación de un consorcio entre todos aquéllos que resulten concesionarios en la nueva etapa para que hagan inversiones en el espacio público y que tenga distintos atractivos y distintas formas de disfrute por parte de los vecinos de Mar del Plata”, dijo.
“El consorcio estará formado por representantes de todas las unidades. Y los concesionarios, de acuerdo a lo establecido en el pliego, deberán realizar inversiones en esos espacios comunes van a permitir una mejor relación con el conjunto de la sociedad”, explicó.

Proteger el valor patrimonial

Por otra parte, el intendente adelantó que se protegerá el valor patrimonial de la arquitectura característica de Playa Grande. “Habrá un cierto aggiornamiento, una actualización de los espacios sin agredir la arquitectura tradicional de Playa Grande. Se incorporarán algunas pautas de arquitectura más contemporáneas en una convivencia completamente armónica”.
Luego, sostuvo que “hay una exigencia en los pliegos de preservación de los espacios públicos de playa. Los concesionarios deberán sembrar arena y garantizar espacios mínimos de playa para el disfrute de nuestros vecinos y de los turistas”.
En relación a los tres balnearios que hoy ocupan clubes, anticipó que “tendrán obligaciones de inversión al igual que todos los balnearios, formarán parte del consorcio, pero van a ser licitados entre ONG”.
Durante otro pasaje de la presentación, el jefe comunal dejó en claro que habrá un nuevo balneario. “Contra la escollera norte hay un espacio público de playa que no estaba aprovechado como unidad fiscal y ahí se crea una nueva que va a permitir generar servicios adicionales en ese sector”.

Una apuesta ambiciosa

El intendente confirmó que ya se cerró la elaboración de los pliegos de licitación de Playa Grande y describió algunas características del proyecto, ayer en su despacho, acompañado por sus colaboradores. Se exhibieron diagramas e imágenes digitalizadas con las principales características de la iniciativa, aunque en rigor, en lo que va de la gestión hubo varias presentaciones similares, que incluyeron el anuncio del proyecto y la exhibición de planos y maquetas.

fuente: diario la capital

www.playagrande.com.ar

“Flashmob” en la ciudad para defender el patrimonio arquitectónico, El fin de semana hubo una primera experiencia en Mar del Plata


LOCALES
21.06.2010 | 09:21 hs.

Este movimiento de expresión artística moviliza a multitudes en Europa. El sábado, un grupo de personas se unió para preservar el histórico edificio de Hipólito Irigoyen y Belgrano

Este fin de semana tuvo lugar la primera edición de Flashmob en Mar del Plata, un rápido pero breve movimiento de expresión artística que moviliza a multitudes en Europa. En nuestra ciudad, un importante número de vecinos rodeó durante seis minutos la esquina de Hipólito Irigoyen y Belgrano (edificio de “Muebles Robert”) en defensa del patrimonio arquitectónico de esta construcción emblemática de General Pueyrredon.

Muchos aseguran que se trató de “un fenómeno cultural inédito”. A las 11.30 de este sábado, varias personas se concentraron en esta histórica esquina de la ciudad y permanecieron allí durante seis minutos fotografiando la construcción.

Todo indica que se trató de un “Flashmob” (flash=destello, ráfaga; mob=multitud), movimiento en boga en Europa como expresión artística consistente en una acción organizada mediante la cual un grupo de personas se reúne repentinamente en un lugar público, genera un hecho cultural, y luego se dispersa rápidamente como si nada hubiese pasado.

En esta primera edición la temática utilizada para el Flashmob fue la defensa del patrimonio arquitectónico de Mar del Plata, tan amenazado por estos días. Mediante la acción conjunta de más de ochenta asistentes, convocados previamente a través de las redes sociales virtuales (Facebook, correo electrónico y mensajes de texto) se tomaron masivamente imágenes del edificio en una suerte de “asalto fotográfico” que duró exactamente seis minutos.

El objetivo: “despabilar las mentes dormidas”, buscando que los vecinos, y los ocasionales transeúntes se sorprendan, pregunten, se despierten de la rutina urbana y se enteren que allí, frente a sus ojos, hay un “edificio patrimonial en riesgo, como tantos otros”.

Todos los concurrentes fueron muñidos de cámaras de fotos, filmadoras y celulares, y actuaron sincronizadamente al sonar de un silbato que anunció el comienzo y posteriormente el final del fenómeno.

Esta primera experiencia del Flashmob en Mar del Plata estuvo a cargo de un grupo de gestores culturales de nuestra ciudad y de la localidad de Balcarce. Se estima que, próximamente, el fenómeno se repetirá en nuestra ciudad frente a otros edificios históricos en peligro.

Redacción El Atlántico

<!–

Comentarios

–>

// //

Poco movimiento turístico en el fin de semana largo


El clima invernal más el Mundial de Fútbol más la celebración del Día del Padre no lograron la sumatoria esperada en el ámbito turístico. Pese a ello, se registró un incremento de hasta un 20 por ciento en las ventas.

»En la calle, pero bien abrigados.

Tal como habían anunciado los operadores del sector turístico el sábado en LA CAPITAL, llegaron a Mar del Plata pocos turistas, principalmente provenientes de Capital Federal y Gran Buenos Aires, y según los entendidos arribaron muchos jóvenes estudiantes -procedentes de Buenos Aires y La Plata- para festejar el Día del Padre en familia.
Si bien no se brindaron cifras oficiales, desde la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica local calificaron a las minivacaciones como “medio tranquilas”, ya que no se registró un incremento significativo en la cantidad de llegadas durante los días no laborales.
“Se mezclaron varias aristas -detalló el presidente de la entidad, Daniel Suffredini, a LA CAPITAL- ya que al frío se le sumó el Mundial y el Día del Padre, una fecha que más bien se decide pasar en familia”.
En su opinión, el hecho de los festejos familiares conspira contra el movimiento turístico y destacó que “históricamente, nunca fue bueno este fin de semana, ya que para empezar el clima en Mar del Plata no acompaña para esta fecha y, generalmente coincide con el Día del Padre”. Para colmo, este año se sumó -o restó- el Mundial de Fútbol que se celebra en Sudáfrica.
Con aire optimista, viendo el vaso medio lleno, Suffredini resaltó que “ayer (por el domingo) la actividad gastronómica funcionó muy bien en todos los establecimientos, ya que en la mayoría se habían preparados promociones especiales para agasajar a las cabezas de familia”.
Si bien los partidos mundialistas ralearon la llegada de gente, en materia gastronómica ayudan a mantener la actividad, ya que en la mayoría de los establecimientos se colocaron o mejoraron las pantallas de televisión existentes y se armaron promociones especiales para el consumo, implementando una especie de dos por uno, entre otras modalidades.
Asimismo, el movimiento vehicular anoche tanto en la estación de ómnibus como en el puesto caminero de Camet era “normal”.
De todas maneras, la ciudad ofreció un programa de diversos atractivos que fueron desde obras de teatro como “Las chicas del calendario” y “Los galanes de Roberto Fontanarrosa”, al test match que disputaron (y perdieron) Los Pumas frente a Escocia, o shows musicales como el de JAF.

Noche

Uno de los atractivos de la ciudad, la actividad nocturna, tampoco se vio demasiado conmovida durante el fin de semana. “El clima condicionó mucho, el movimiento fue regular, no hubo comportamiento de fin de semana largo”, explicó Pablo Villar, titular de la Cámara de Restaurantes y Bares de Alem (Carba).
Asimismo, en la madrugada del domingo comenzó a funcionar el sistema de viajes gratuitos desde el corredor de Alem hasta la avenida Constitución, ya que firmaron un acuerdo para tal fin el Sindicato Unico de Peones de Taxis (Supetax) y la Cámara Marplatense de Bailables y Afines (Cambya).
Aunque el dirigente gremial, Donato Cirone, aseguró que el servicio “funcionó bien”, reconoció que se esperaba una mayor demanda de usuarios. En la madrugada del domingo una larga fila de techos amarillos se estacionó en Alem y Matheu a la espera de pasajeros. Pero no hubo tantos como esperaban.
Al respecto, Cirone dijo que “funcionó bien, pero no con el furor que esperábamos. Puede ser por una cuestión de falta de difusión del servicio, pero generalmente en la zona de Alem suele haber mucho movimiento y este fin de semana se presentó más tranquilo”.

Calle Güemes

Uno de los sectores más concurridos durante el fin de semana largo fue la calle Güemes y sus adyacencias, donde los comerciantes constataron “bastante más público marplatense”.
La mayoría de los trabajadores adjudicó esa poca afluencia a la celebración del Día del Padre, que llevó a que asiduos concurrentes a la ciudad desistieran de hacerlo ante ese acontecimiento. También, “culparon” a la transmisión de los partidos del Mundial de Fútbol de Sudáfrica. Y otro tanto hicieron con el mal tiempo imperante en gran parte del país.
Sin embargo, no se observó en los comerciantes consultados gestos adustos como podrían haber mostrado en otros momentos con un panorama similar. Igualmente, hasta miraron la situación con más optimismo, señalando que hubo un crecimiento de las ventas entre un 10 y un 20 por ciento. Pero este último porcentaje se registró en los bares y otros lugares de comida de ese segmento de Güemes.
Así, por ejemplo, lo atestiguó Miguel, de la frutería y verdulería “Ricardo”, al afirmar que “este fin de semana largo ha sido más tranquilo que otros. Digamos que nos manejamos más con la clientela que tenemos que con gente nueva”.
“Yo creo -añadió- que un gran conspirador de esta situación fue el mal tiempo que impidió que la gente que ha venido a Mar del Plata pudiera pasear el sábado y domingo por esta calle. Igualmente no me puedo quejar, tuve un mayor nivel de ventas”.
A su turno, María, del mismo apellido que su comercio Liberatti, puntualizó que “tuvimos muchas ventas por el Día del Padre. Pero en su mayoría se trató de clientes de Mar del Plata. Realmente, gente de afuera no se vio tanta como los últimos fines de semana. Vendimos bastante. Los hijos quedaron muy bien con los padres, porque vendimos muchos suéteres”.
Lucía, de la “Cueva del Carpincho”, aclaró que “las ventas fueron normales. Nada extraordinario. Estamos conformes igual. Se adquirieron regalos para el Día del Padre. Pero hubo pocos turistas y mucho menos extranjeros que siempre vienen a nuestro negocio. El sábado se registró el mayor número de venta de cinturones, billeteras, agendas y pantuflas de cuero y algunas camperas de carpincho”.
Ya desde el ámbito gastronómico, Marcos, del café Sauro, detalló que “trabajamos hasta un 20 por ciento más que otros fines de semana normales. El Día del Padre en el medio del fin de semana largo, impide una buena afluencia turística. No vimos prácticamente turistas, acá concurre mucha gente habitual”.
En Los Cuencos también se manifestaron conformes ya que “trabajamos muy bien el domingo, mucha familia, incluso hubo más gente al mediodía. Creo que a la noche influyó el frío. Igual, el movimiento no fue de un fin de semana largo”, detalló el encargado.

Restricciones

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) restringió la circulación de camiones en la autovía 2 -la ruta de acceso a Mar del Plata- durante el fin de semana largo para facilitar el desplazamiento vehicular y evitar accidentes de tránsito. La medida abarcó a todas las rutas nacionales del país y los principales accesos a la ciudad de Buenos Aires.
La restricción, que afectó a los camiones de más de 3.500 kilos, se complementó con controles de alcoholemia, documentación, cantidad de pasajeros, uso de cinturón de seguridad y casco y monitoreo de velocidad con cinemómetros.
El operativo estuvo coordinado por Gendarmería Nacional, la Secretaría de Turismo, la Subsecretaría de Transporte Automotor, la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), gobiernos provinciales y cámaras empresarias del transporte automotor de cargas.
“Repetimos esta medida preventiva porque está demostrando ser altamente efectiva. Les pedimos especialmente a los conductores que respeten las velocidades máximas, no ingieran alcohol, no utilicen celular, y se coloquen el cinturón de seguridad y el casco en el caso de los motociclistas”, afirmó en un comunicado Felipe Rodríguez Laguens, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Demoras en la autovía dos

El tránsito tuvo demoras ayer por la tarde en la autovía dos en el final del fin de semana largo, porque a la altura del kilómetro 82 un grupo de vecinos de Brandsen reclamaban al costado de la ruta, sobre la banquina, contra la instalación de un basural en esa zona.
Los autos aminoraban la velocidad desde varios kilómetros antes del lugar, en la mano hacia la Capital Federal, donde no había cortes sobre la calzada aunque sí demoras porque los vecinos entregaban volantes impresos con los motivos del reclamo.
En tanto, el tránsito fue intenso desde Mar del Plata y las distintas localidades de la costa atlántica bonaerense en el último día del fin de semana largo por el Día de la Bandera, que fue trasladado a la jornada de ayer. En las autopistas de acceso a la ciudad de Buenos Aires, la marcha era intensa en la Panamericana desde los ramales Pilar y Campana, al igual que las rutas 14 y 12, desde Entre Ríos, y la ruta 9 desde la zona de Rosario.
También tenían marcha intensa hacia Buenos Aires el Acceso Oeste desde la zona de Luján y Moreno y las autopistas Richieri y Dellepiane, desde Cañuelas y Ezeiza.

fuente: diario la capital

Playa Grande se suma a la Mar del Plata de 12 meses


www.playagrande.com.ar

DESTACADO | El intendente Gustavo Pulti presentó hoy el pliego de bases y condiciones para la licitación de los balnearios de Playa Grande que se eleva al Concejo Deliberante.

Pulti realizó la presentación de los pliegos junto a al titular del Ente Municipal de Turismo (EMTUR), Pablo Fernández, el gerente de Marketing del ente, Martín Sala, y a la directora de Recursos Turísticos, Mónica Rabano.

En este marco, el jefe comunal indicó que los pliegos surgieron de “un proceso que se ha llevado a cabo con distintas instancias de participación en el que se han recibido las opiniones de los actuales concesionarios”.

Tras aclarar que se trata de una política de esta gestión de llevar a cabo licitaciones que apuntan a renovar los criterios con los que se explotan estos espacios públicos, Gustavo Pulti manifestó que “ha habido diferencias de criterios entre los concesionarios y el municipio. Pero, a través del dialogo, de la conversación y el trabajo en común se ha llegado a un criterio que recoge las mejores experiencias que ha tenido la ciudad. Esto ha permitido introducir nuevos criterios que van a mejorar las condiciones de estos espacios públicos”.

En este sentido, señaló que “los pliegos apuntan a una explotación, a un aprovechamiento los doce meses del años que tenga que ver con, no solamente aquellas explotaciones convencionales, sino que lo que queremos es que Playa Grande funcione todo el año con actividades deportivas, culturales, artísticas  para generar progreso y trabajo en los marplatenses”.

“Otro punto importante del pliego es que apuntamos a una forma asociativa que contemple las posibilidades de cada uno de los balnearios pero también la formación de un consorcio entre todos aquellos que resulten concesionarios en la nueva etapa para que hagan inversiones en el espacio público y que tenga distintos atractivos y distintas formas de disfrute por parte de los vecinos de Mar del Plata”, dijo.

“El consorcio estará formado por representantes de todas las unidades. Y los  concesionarios, de acuerdo a lo establecido en el pliego, deberán realizar inversiones en esos espacios comunes van a permitir una mejor relación con el conjunto de la sociedad”, explicó.

Se preserva el valor patrimonial y los espacios de playa

Por otra parte, el intendente adelantó que se protegerá el valor patrimonial de la arquitectura característica de playa grande. “Habrá un cierto aggiornamiento, una  actualización de los espacios sin agredir la arquitectura tradicional de Playa Grande. Se incorporarán algunas pautas de arquitectura más contemporáneas en una convivencia completamente armónica”.

Luego, sostuvo que “hay una exigencia en los pliegos de preservación de los espacios públicos de playa. Los concesionarios deberán sembrar arena y garantizar espacios mínimos de playa para el disfrute de nuestros vecinos y de los turistas”.

En relación a los tres balnearios que hoy ocupan clubes, anticipó que “tendrán obligaciones de inversión al igual que todos los balnearios, formarán parte del consorcio pero van a ser licitados entre ongs”.

Espacio cultural

Los pliegos contemplan, además, que “el espacio que da hacia la parte vial, tenga un aprovechamiento cultural y artístico. Allí podrá haber una actividad todo el año donde nuestros artistas puedan exponer sus obras. Es decir, que sea un paseo que tenga que ver con la vida cultural y el espacio público”.

Habrá un nuevo balneario

Durante otro pasaje de la presentación, el jefe comunal dejó en claro que habrá un nuevo balneario. “Contra la escollera norte hay un espacio público de playa que no estaba aprovechado como unidad fiscal y ahí se crea una nueva que va a permitir generar servicios adicionales en ese sector”.

“Se dará una relación con el desarrollo de la escollera Norte -donde se instalará la Terminal de cruceros y el paseo recreativo comercial- de recíproco mejoramiento. Tanto el aprovechamiento de la escollera norte como la renovación de las actuales concesiones de playa grande nos va a  permitir que todo el sector mejore, se actualice, progrese y evolucione desde las condiciones actuales para un aprovechamiento integral desde el punto de vista ambiental, cultural, y arquitectónico y que signifique un nuevo espacio público mejorado para todos los marplatenses y los turistas que vienen a la ciudad”, expresó.

“Todo ello regido con el criterio de que Mar del Plata -con su vida académica, su vida industrial, sus congresos, sus convenciones- es una ciudad para que esté funcionando, aprovechando todos sus espacios públicos, los doce meses del año”, concluyó.

De la presentación participaron, además, los concesionarios actuales de los balnearios, y los concejales Ricardo Palacios, Héctor Rosso, Claudia Rodríguez, Marcela Amenábar, Débora Marrero, Leandro Laserna, Carlos Aiello, Gerardo Cirese, y Diego Monti.

Prensa MGP

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: