Mar del Plata vive el boom de la construcción y ya falta mano de obra calificada


El crecimiento de la actividad está motorizado por las obras públicas y privadas. El sector mueve millones de pesos y es el más dinámico para generar empleo. El auge parece no tener techo.

Las construcciones de edificios crecen a gran ritmo en la ciudad.»Las construcciones de edificios crecen a gran ritmo en la ciudad.

El dato es elocuente: no hay desocupados en el gremio de la construcción. La industria creció fuertemente en lo que va del año -motorizada tanto por la obra pública como por la privada- y se convirtió en el sector más dinámico para generar empleo. El boom de la actividad parece, por ahora, no tener techo.
El sector mueve millones de pesos y ya se habla de cifras récord. Por estos días se torna difícil conseguir un albañil para un trabajo doméstico y las obras no paran de crecer en Mar del Plata. El auge se dio, en gran medida, en la costa, Güemes, Alem y Sierra de los Padres, entre otros lugares, donde se están construyendo cada vez más casas y departamentos.
“Tenemos ocupación plena”, dijo a LA CAPITAL Jorge Trujillo, secretario general de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), un gremio con más de 8 mil afiliados. Y admitió que falta mano de obra calificada, una necesidad que intenta paliar con una escuela de capacitación a la que concurren 500 alumnos. Además, hay otros 400 en lista de espera para hacer el curso que les permita aprender el oficio.
“La industria atraviesa un momento excelente -destacó Trujillo-. Los capitales están viniendo a la ciudad, hay obras importantes en marcha y muchas más se van a empezar a realizar en las próximas semanas. Por eso, las perspectivas son muy buenas”.
El gremialista resaltó la construcción de 1.084 viviendas en Mar del Plata, un anuncio reciente que hizo el subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, Luis Alberto Bontempo, en una recorrida por la obra del Colector Noroeste. “En la Uocra va a ocupar a más de 100 trabajadores”, estimó.
La inversión del proyecto, que estará finalizado en un año, asciende a 113 millones de pesos que aportará el Gobierno. Las viviendas serán construidas en terrenos cedidos por la Comuna y luego adjudicadas a 11 mil personas que se inscribieron en los registros municipales. “Es una gran noticia para el sector”, celebró Trujillo.
Los operadores inmobiliarios resumen en una frase el repunte de la actividad: “Mar del Plata es la alternativa viable a Buenos Aires, porque con la misma calidad y equipamiento, los costos son más bajos y ofrece calidad de vida”.
Para Patricio Gerbi, presidente de la delegación local de la Cámara Argentina de la Construcción, el aumento de las obras es notorio. “La gente prefiere comprar departamentos en vez de tener la plata en el banco”, explicó. Y aseguró que el ritmo de la industria será sostenido a lo largo del año. “Estamos en un momento estable, contrariamente con lo que pasa en otros sectores”, añadió.
En la misma línea, Norberto Cánepa, presidente del Centro de Constructores, consideró que el nivel de la actividad es aceptable. “Hay muchos inversores interesados en la ciudad”, aseguró. Pero admitió que hay asignaturas pendientes y cuestionó al gobierno local. “Mar del Plata carece de obras de gran envergadura”, sostuvo.
Aunque todavía se está lejos de los 920.000 metros cuadrados que se construyeron en 1977, la recuperación es significativa. El auge se dio en la obra pública pero también en la privada, impulsada por los sectores de mayor poder adquisitivo y concentrada en los barrios más exclusivos.
“El sector tiene un crecimiento muy sólido. Hay mucha inversión genuina, no especulativa. Mucha gente transfirió sus ahorros financieros a los ladrillos y eso se nota”, coinciden en los gremios. Y creen que el repunte será sustentable en el tiempo. “Nada hace prever que el actual proceso se frene”, insistieron. En ese sentido, explicaron que una obra tiene un plazo promedio de construcción de 18 meses, “es decir que lo que comienza hoy se termina en un año y medio de actividad continua”.
El crecimiento de la industria impacta directamente en la generación de fuentes de trabajo. “Hoy podemos decir con satisfacción que estamos prácticamente con plena ocupación”, afirmaron en los sindicatos.
El nivel de empleo en el segmento de más de 500 trabajadores aumentó un 4,8% comparado con enero de 2009. Pero no sólo eso: la construcción residencial creció por sexto mes consecutivo. Y el Indice de Costo de la Construcción (ICC) -elaborado por el Indec- mostró en febrero un alza del 0,7% con respecto al mes anterior. Esta suba fue la mayor de los últimos cuatro meses y duplicó la relevada en igual período del año pasado.
Desde la salida de la convertibilidad, la construcción se erigió en uno de los motores del crecimiento de la economía, tanto por el impulso de la obra pública como la creación de grandes emprendimientos inmobiliarios turísticos.
El efecto expansivo del sector no llega sólo a los ladrillos y el cemento. La actividad se refleja también desde el sector del vidrio hasta la siderurgia, pasando por cerámicos, plásticos, automotriz y hasta las finanzas.

Aumento de salarios

Según el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), los salarios siguen aumentando. En enero registraron una suba del 12% en relación al mismo período de 2009. Mientras que hace cuatro años el 66,9% de los trabajadores percibía remuneraciones por debajo de los $ 900 mensuales, ahora ese segmento representa sólo el 19% del total de los empleados. En cambio, en los estratos superiores, si en el 2006 el 3,4% estaba por encima de los $ 2000, hoy asciende al 39,2%.
Los mayores incrementos de sueldos se registraron en las empresas que tienen entre 200 y 299 trabajadores. La suba fue de un 26% en relación a enero del año anterior. También hubo aumentos en las firmas de entre 100 y 199 empleados (17% en el período) y en las compañías más grandes -las que superan las 500 personas- donde los salarios crecieron un 16%.

“Bajaron los casos de obreros accidentados”

Pese a que los obreros están expuestos en su trabajo a una gran variedad de riesgos y peligros, “los accidentes disminuyeron” en la industria de la construcción. Lo dijo Carlos Nisenbaum, integrante de la comisión directiva del Colegio de Ingenieros de Mar del Plata.
“Antes había un vacío legal en la actividad. Pero desde la implementación de un decreto, las cosas cambiaron radicalmente y se avanzó mucho en el tema”, sostuvo Nisenbaum.
Los especialistas reclaman la implementación de una política de seguridad e higiene en obras de construcción, lo que -afirman- constituiría una herramienta que ayudaría a disminuir aún más los índices de accidentes, controlar y evitar los riesgos mediante la identificación de los peligros que hay en cada etapa de la obra.
Trabajar en la prevención -dicen- y no en la reparación de los daños, mejora el ambiente laboral y la calidad de vida del trabajador. “Bajar la cantidad de siniestros constituye uno de los primeros aspectos a tener en cuenta cuando hablamos de certificaciones de calidad”, coinciden.

Fuente:  Diario La capital

Anuncios

Comenzaron a ensamblar los caños del emisario submarino


15:20 | El intendente Gustavo Pulti, el titular del Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento, Edgardo Bortolozzi, y el presidente de Obras Sanitarias Sociedad de Estado (OSSE), Mario Del Ollio, recorrieron hoy la obra del Emisario Submarino que supone una inversión mayor a 180 millones de pesos.

La recorrida fue en el obrador ubicado en la base naval donde se realizan las primeras fusiones de los caños para la construcción del emisario.»La recorrida fue en el obrador ubicado en la base naval donde se realizan las primeras fusiones de los caños para la construcción del emisario.

El intendente señaló que “hemos entrado a una etapa importante de la obra que es la soldadura de los caños que empezaron a llegar de Chile hace tiempo atrás. Esa soldadura significa una etapa fundamental de la construcción del emisario”.

“Este trabajo se está desarrollando, al mismo tiempo, en el ámbito de la planta de tratamiento, es decir en las dos escolleras que van a dar abrigo a este emisario. Esto está enmarcado en una estrategia de gestión de mejoramiento de la calidad ambiental de General Pueyrredon”, explicó.

En este sentido, Gustavo Pulti se refirió a la visita del ingeniero Bortolozzi quien conduce el ENOHSA. “Se trata del organismo nacional que llevó a cabo el proceso licitatorio y la financiación de este emprendimiento. Eso comenzó el año pasado y él ha venido haciendo el seguimiento del desarrollo de las obras con sus cuadros técnicos en conjunto con los de OSSE”.

“Ya estamos en un avance muy importante, en un progreso de la obra que nos permite ver ya un ritmo consolidado de ejecuciones que nos va a llevar el año que viene a tener la obra terminada”, dijo.

Tras “destacar y ratificar el compromiso del ente nacional en el desarrollo de la obra”, el jefe comunal apuntó que “el soldado de los caños ya nos permite visualizar la constitución efectiva del emisario para el cuidado de nuestro mar y para el mejoramiento de las condiciones ambientales. Es una obra, desde hace muchas décadas, anhelada por todos los marplatenses”.

“El emisario es una obra absolutamente única en su especie”

Por su parte, Bortolozzi sostuvo que “esta obra no es una más. Hemos tenido desde el plan de obras para todos los argentinos un desarrollo muy grande de más de 26 mil millones de obras públicas y esos trabajos tienen que llegar al vecino a lo largo y ancho del país”.

“El emisario es una obra absolutamente única en su especie. Es el más grande de Latinoamérica tanto en diámetro como en longitud y me parece que representa claramente lo que pretendemos para Mar del Plata. Un futuro en el cual sea líder en todo lo que es la región en lo que tiene que ver con el mercado turístico para que haya pleno empleo. Para que los marplatenses sientan los beneficios de estar integrados a un país que hace las cosas”, argumentó.

Asimismo, el funcionario nacional expresó que “este tipo de obras que son de una trascendencia superior se pueden hacer porque hay un plan de gobierno que prevé que los presupuestos y los ingresos de los argentinos estén aplicados a este tipo de iniciativas”.

“Estas obras son la infraestructura que van a tener los marplatenses en los próximos 30, 40 años y que van a permitir que esta ciudad le brinde a todo el mundo las playas más sanas que se puedan encontrar en esta región del planeta”, concluyó.

Prensa MGP

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: