Mar del Plata te está esperando


Mar del Plata te está esperando
Tentadoras ofertas hacen de “La Feliz”, una vez más, una de las playas más requeridas por los turistas argentinos y extranjeros. En este informe, EL LIBERAL te brinda desde el precio de hoteles hasta el de las sombrillas y la opinión de las asociaciones involucradas en el quehacer turístico de “La Perla del Atlántico”.

Por Marcelo Jozami
mjozami@elliberal.com.ar


Mar del Plata abrirá sus puertas al turismo nacional e internacional con valores accesibles para todos los presupuestos. Las cámaras que agrupan a los propietarios de hoteles, bares y restoranes y de inmobiliarias anunciaron que en la temporada 2009-2010 se mantendrán los precios del verano pasado.
Sólo está confirmado un incremento en carpas y sombrillas de entre un 10 y un 20 %. Este panorama se desprende de consultas efectuadas por EL LIBERAL a representantes del Ente Municipal de Turismo (Emtur), Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata y Cámara de Balnearios, entre otras instituciones.
Todos avizoran una muy buena temporada. Los indicios estuvieron dados por la asistencia masiva de turistas durante los fines de semana largos que hubo en este año. “Luego del verano pasado nuestra ciudad fue elegida en forma masiva por la gente para los períodos vacacionales cortos”, afirmó una funcionaria del Emtur.
“Mar del Plata se ha visto beneficiada durante los fines de semana largo. Hubo una muy buena concurrencia de público. La gente quedó muy contenta por los servicios brindados y por las tarifas asequibles”, resaltó Esteban Ramos, presidente de la Cámara de Empresarios de Balnearios y Restaurantes.
Jesús Osorno, titular de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica, afirmó que los establecimientos agrupados en la entidad no sólo mantienen las tarifas anunciadas a principios de temporada, sino que están abiertos a las diferentes modalidades de pago en vigencia, y con valores agregados como por ejemplo la devolución de los gastos de peaje a aquellos pasajeros que lleguen a la ciudad en su automóvil
Aseguró que los empresarios hoteleros no cambiarán precios, “no obstante absorber costos imprevistos que complican los reducidos márgenes de rentabilidad adoptados para un verano de por sí difícil, tanto para aquellos dispuestos a salir de vacaciones como para quienes deben recibirlos y atenderlos en el lugar de destino”.
Desde el Colegio de Martilleros ratificaron: “Los valores que rigen los alquileres de casas y departamentos permanecen inamovibles.
Desde la Secretaría de Turismo de la provincia de Buenos Aires, auguran una excelente temporada. Funcionarios del área puntualizaron que, por ejemplo, la nueva terminal de ómnibus de Mar del Plata, que se inaugurará antes del inicio de la temporada, y el nuevo puerto de cruceros reposicionarán a esta ciudad y la mostrarán al mundo de otro modo.
Además, autoridades de la Cámara de Recreación ratificaron las tarifas prefijadas en el mes de octubre pasado para acceder a los centros recreativos y de esparcimiento. Las cámaras coincidieron en que a pesar de los inconvenientes que acarrean la variación cambiaria apuestan a mantener la oferta tradicional.
La política de precios establecida por las distintas asociaciones, que fue calificada como “muy responsable y razonable” por autoridades del Emtur, hacen presagiar que Mar del Plata, desde diciembre, mes en que comienza la temporada, hasta marzo, cuando concluye, será exitosa.

Anuncios

Afirman que no habrá subas en los alquileres en la Costa


VERANO 2010

Afirman que no habrá subas en los alquileres en la Costa

Las carpas y sombrillas aumentarán 15%

ESPERANDO A LOS TURISTAS. LOS BALNEARIOS DE PLAYA GRANDE, AYER, EN LOS PREPARATIVOS DE LA TEMPORADA.

No quisieran darse dos veces contra la misma piedra, repetir las pobres estadísticas del último verano, lo que significaría un duro golpe para la maltrecha economía de Mar del Plata. Por eso, luego de masticar el asunto algunas semanas, los operadores inmobiliarios dieron un viraje a su estrategia para atraer al turismo hacia estas playas: anunciaron que no habrá subas de precios de los alquileres, que se mantendrán los mismos valores con los que cerraron los contratos la temporada pasada. “Quien pagó mil pesos la quincena, volverá a pagar mil pesos”, prometen a tres meses del sol de enero.

Pero no será igual para todos los rubros. La cámara de balnearios y restaurantes dio a conocer aumentos de hasta un 15% en el alquiler de carpas y sombrillas y la gastronomía registrará los aumentos que “gradualmente” fueron aplicándose durante al año, al mismo ritmo que aumentó el precio de las materias primas.

El Colegio de Martilleros dio los precios sugeridos para tomar como base de los alquileres temporarios (ver “Los precios…”). Para el titular de los martilleros, Miguel Angel Donsini, es “una buena noticia para Mar del Plata”. Donsini contó que antes de lanzar el anuncio “hubo que convencer a los propietarios” para que no piensen en el precio de la quincena sino en el resultado de la temporada.

La postura coincide con la de Daniel Jorge, agente inmobiliario de Playa Grande y Los Troncos. “La medida es ideal, pero hay que considerar que hay propiedades de excelencia que los propietarios han remodelado, además de haber sufrido incrementos impositivos que apenas variarán los precios”, sostuvo en su oficina de Peña casi Alem, zona que tiene valores hasta un 60% por encima de cualquier otro punto de la ciudad.

“Al mantener los mismos precios se logrará mayor ocupación. El año pasado quedaron muchas propiedades sin alquilar”, explicó Oscar Gonnet, referente de los alquileres de temporada en el centro de la ciudad. “Hubo departamentos que sólo se ocuparon durante 45 días”, fundamentó. Según Gonnet, no subir los precios aumentará los días de estadía, que el último verano fue la más baja de las últimas temporadas.

Sergio Deprez, responsable de Estudio Uno Propiedades, consideró que la iniciativa de mantener las tarifas implica “un golpe anímico” para el turista. Rodrigo Sanz, de Sanz y Ordoqui entiende que “es una forma de amoldarse a los tiempos y pensar que servirá para mejorar la temporada”.

Los precios de la sombra, como se llama aquí al alquiler de carpas, serán un 10% y un 15% más caros, según confirmó Jorge Riccilo, de la Cámara Empresaria de Balnearios, Restaurantes y Afines (CEBRA). Explicó que el aumento se justifica en el encarecimiento de los insumos y en reajustes que se dieron de un año a otro. Riccilo confió que habrá carpas desde $ 3200 por toda la temporada y sombrillas desde $ 2.400. Aclara el empresario que se trata de los precios a tomar como punto de partida puesto que en los exclusivos paradores del sur hay lugares donde se duplican esos precios.

Lo mismo ocurre con los departamentos, que siempre definen su precio de acuerdo a la calidad ofrecida, la antigüedad y su ubicación. Es claro que no es lo mismo pretender un departamento de 3 ambientes nuevo con dependencia y cochera con ventanal al mar, pantalla de plasma, somier y wi fi que uno en un edificio de 50 años en la zona de la terminal. Como indican los operadores turísticos, “Mar del Plata es para todos los bolsillos”. Así, mientras por uno se podrá pagar $ 900, por otro, como el del ejemplo, se deberá desembolsar por una quincena unos 6.000 dólares.

fuente diario clarin

Para alquilar en el verano


Para alquilar en el verano

Recomendaciones y advertencias para alquilar propiedades en vacaciones. Lo que hay que saber sobre contratos, señas e inventarios.


Grisel Isaac.
gisaac@clarin.com

Con el verano en un horizonte cercano, muchos empiezan a planificar sus vacaciones. Y consideran la opción de alquilar una casa o un departamento como una buena alternativa de alojamiento, sea en la Costa Atlántica, en las sierras cordobesas o en cualquier otro destino turístico del país.

Entre las cuestiones esenciales que se juegan a la hora de decidir tomar una propiedad figuran la ubicación, su capacidad y la comodidad del inmueble. No es lo mismo un departamente frente a nuestro balneario favorito, que uno a diez cuadras del mar.

No peque de ingenuo. Contratar a desconocidos a través de un celular ignoto o en sitios de Internet sin respaldo puede, en ocasiones, arruinar las vacaciones.

“Es necesario tener referencias de los propietarios y del inmueble antes de alquilar, especialmente si se toma una decisión a la distancia o a través de medios electrónicos”, explica Diego Benítez, abogado y presidente de la Asociación Argentina de Derecho del Turismo (AADETUR).

“La importancia de contratar alquileres con profesionales matriculados radica en que si está disconforme con el producto o surge algún problema durante la estadía -se rompe la heladera o pierde una canilla- la inmobiliaria se encarga de resolverlo. Y la gente, el turista, no se ve obligado a perder un día de playa para intentar resolver estos inconvenientes”, señala Miguel Angel Donsini, presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la ciudad de Mar del Plata. La página web del Colegio de Martilleros de cada localidad es un buen comienzo para localizar una inmobiliaria confiable.

Por otra parte, al igual que cuando se contrata un viaje a través de una agencia, también es cierto que si el pasajero tiene alguna queja por el contrato de alquiler con una inmobiliaria, tiene la oportunidad de radicar su queja ante oficinas municipales de consumidor.

Mi casa, tu casa

El alquiler de viviendas con fines turísticos resulta una excepción al contrato común de alquiler de propiedades o comercios, establecido en la ley 23.091. En estos casos, se solicita, en general, una seña del 30 por ciento y el pago debe totalizarse al ingresar en el inmueble. En cuanto a los inventarios de los objetos de una propiedad, se recomienda firmarlos una vez verificados.

“Las mayores complicaciones surgen ante la falta de pruebas. La distancia entre la casa y la playa o la vista al mar no son cuestiones que se dejen asentadas en un contrato”, dice Benítez. Según un informe elaborado por la AADETUR sobre la base de los reclamos realizados durante la temporada de verano pasada, las principales quejas apuntan al respeto de la capacidad y comodidad del inmueble, la veracidad de su ubicación y los robos, que se han incrementado en los últimos tiempos. A su vez, los propietarios deben lidiar con quienes pretenden alojar a muchas personas en unidades demasiado pequeñas.

El verano viene con los alquileres congelados en Mar del Plata


Tras seis años de subas de precios en la costa y córdoba
Si la demanda no levanta, algunos pronostican que podrían bajar los valores a medida que la temporada avance. Tras las flojas reservas del último fin de semana largo, las inmobiliarias aconsejaron asegurarse la ocupación.
comentarios:

Mejor lleno que vacío. Tras una temporada floja y un año con recesión económica, los operadores apuestan a hacerse de efectivo sin golpear el bolsillo de los veraneantes.

Los turistas que elijan veranear en el país se beneficiarán con la estabilidad de los precios. Este verano los alquileres no aumentarán. Incluso, los valores en algunos destinos hasta podrían bajar a medida que la temporada avance. Esta es la primera vez en seis años que las tarifas turísticas no se tocan. El fin de semana largo del 12 de octubre sirvió de termómetro para que la industria midiera la demanda. Como ocurrió el año pasado, la gente volvió a postergar sus reservas, que cayeron un 15% frente a igual fecha de 2008. El desinterés de los turistas alertó a las inmobiliarias, que acordaron “mantener los precios intactos” para lograr un mejor nivel de ocupación este verano. Empresarios del sector consultados por Crítica de la Argentina coincidieron en que el balance de la temporada pasada no fue el esperado. Predominaron las escapadas de fin de semana y la ocupación promedio no superó el 70% en ningún lugar, porque los precios habían subido un 15% promedio respecto de 2008. Los pasajes de colectivo de larga distancia, en cambio, sí se encarecerán. En el sector estimaron un 10% de aumento a partir de diciembre.

En Mar del Plata, Entre Ríos, Mendoza, Córdoba y la costa reina la preocupación. Los agentes inmobiliarios temen que las consultas de la gente no se concreten en reservas. Según puso saber este diario, el 80% de las plazas de alojamiento en ciudades de la costa todavía están disponibles. El año pasado, en esta misma época, ya había un 40% de reservas tomadas. Incluso a pesar de la crisis y de la inflación.

El mes pasado, el presidente del Colegio de Martilleros de Mar del Plata, Miguel Ángel Donsini, se reunió con propietarios de inmobiliarias para que no subieran los precios. “Nos aconsejaron no hacer ajustes”, contó Elda Loyola, directora de la inmobiliaria homónima. Ahora, en Mar del Plata el alquiler de un departamento de dos ambientes en el centro se consigue por $ 3.000 durante enero. Y una propiedad de cuatro ambientes, desde $ 4.000. En febrero, esos valores serán unos 10% más económicos.

A 122 kilómetros de allí, en Pinamar, las consultas por alquileres de cabañas y casas se mantienen en niveles similares a los del año pasado en esta época. “Es raro que no se hayan concretado más reservas. La gente va a alquilar cerca de las fiestas”, opinó Matías, un empleado de la inmobiliaria local Balmoral. Las tarifas están iguales a las de la temporada pasada. Un departamento de dos ambientes en el centro de Pinamar se consigue por $ 3.500 todo enero. Y por uno de cuatro ambientes, mejor equipado, se paga desde $ 8.000.

Las consultas durante el fin de semana largo pasado cayeron un 15% en hoteles, cabañas e inmobiliarias de toda la costa. En Cariló se notó. Claudia Soriano, dueña de Soriano-Vignau, dijo que los precios no se tocaron para evitar un éxodo de turistas hacia otros destinos. “Nos pusimos en línea para mantener los valores de la temporada pasada. Este año va a salir menos gente de vacaciones”, pronosticó la empresaria. En ese balneario exclusivo los alquileres son superiores a los del resto de la costa. Una casa para cuatro personas en la “zona 6” no baja de $ 11.500 en enero.

En Villa Gesell un departamento de cuatro ambientes se consigue desde $ 5.000 en enero y desde $ 4.500 en febrero. A diferencia del resto de las localidades, en Mar de las Pampas, a 30 kilómetros de allí, los valores sí se modificaron. Una cabaña de cuatro ambientes, para seis personas, cuesta $ 10.000 en enero y $ 9.000 en febrero, un 10% más que en enero de 2009. Algunas inmobiliarias de esa localidad en expansión aplicaron ajustes porque “la demanda lo acepta”. Elena Caleños, empleada de Irell Propiedades, admitió que su oferta de alquileres para esta temporada sufrió ese incremento. “A pesar de que este año se demoraron los llamados, están empezando a cerrarse los primeros contratos de cabañas en el bosque”, contó.

En todos los casos, los precios son de contado efectivo. Los contratos se acuerdan con un 50% del pago por adelantado, en concepto de seña. El 50% restante se abona en el momento de hacer el check in.

Los pasajes aumentan en diciembre

Los pasajes de ómnibus larga distancia aumentarán un 10% a partir de diciembre. Así lo confirmó a este diario el gerente general de la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor (AAETA), Marcelo Gonzalvez. “Por ahora se van a mantener las promociones, pero a partir del 15 de diciembre aumentarán los tickets en un 10%, no más”, aclaró. Según pudo averiguar Crítica de la Argentina, por ahora sólo se comercializan boletos con fecha de noviembre. “No estamos autorizados a vender tickets ni para diciembre ni para enero. Todavía no tenemos las nuevas tarifas por sistema”, se justificó un empleado de la empresa Flecha Bus. Este diario constató que la semana pasada, en la terminal de Retiro abundaban las compañías de ómnibus que ya no aceptaban pagos con tarjetas de crédito o débito. Los letreros de las ventanillas decían “sólo efectivo”.

El plan incentivo murió en silencio

Para reactivar la actividad en agencias de viajes de todo el país, el Gobierno diseñó un plan de financiamiento de hasta doce pagos sin interés con tarjetas de crédito del Standard Bank y del Banco Nación. El beneficio sólo era para aquellos turistas argentinos que eligieran vacacionar en destinos nacionales durante la temporada pasada.

El plan oficial, que Cristina Fernández de Kirchner anunció en la quinta de Olivos, duró unos pocos meses hasta que murió silenciosamente.

Según fuentes del sector turístico, la idea no era mala, pero no prosperó porque el beneficio era sólo para los usuarios de Nativa y de las tarjetas del Standard Bank. El resto de la gente podía pagar hasta en seis cuotas sin recargo.

Fuente : Critica digital

Sepa cuánto costará alquilar este verano en Mar del Plata


Sepa cuánto costará alquilar este verano en Mar del Plata

Sábado 14 de Noviembre de 2009 13:52 | El equipo multimedia de LA GACETA.com recorrió las inmobiliarias de la ciudad y recogió precios. Vea el video.

Fotos ver Imágenes del día

ampliar fotoampliar fotoampliar foto | SOL, MAR Y ARENA. Mardel reúne no sólo los tres requisitos esenciales, sino también variedad de entretenimientos en música, teatro y deporte. ARCHIVO LA GACETA

MAR DEL PLATA.- (De nuestro enviado especial, Juan Carlos Di Lullo). Dentro de 30 días, estas playas -que hoy aparecen apenas concurridas a pesar de que la temperatura es ideal- estarán abarrotadas de gente; y en dos meses, estaremos en el pico de la temporada estival que tiene a Mar del Plata como uno de los destinos favoritos para millones de argentinos.

La ciudad no sólo ofrece amplios balnearios sino que pone a disposición del visitante una impresionante estructura de servicios que incluyen una red de hoteles de todas las categorías, restaurantes y bares, cines, teatros y numerosas propuestas para la diversión de los más pequeños.

A poco más de un mes de la llegada de los primeros veraneantes, el aspecto dista mucho de ser el de un sitio desolado. Es que ya hay contingentes de jubilados y de jóvenes estudiantes, además de los que han llegado para participar de la 24ª edición del Festival Internacional de Cine. Y ya se nota que se están ultimando detalles para el comienzo de la temporada alta.

En las inmobiliarias sostienen que los precios de los alquileres de departamentos no han variado significativamente con respecto a los del año pasado. Y se pueden promediar estas cifras: de un ambiente, para tres personas, en diciembre y en marzo habrá que pagar unos  $ 900. En el mismo período, pero de dos ambientes (para cuatro personas) la cifra será de $ 1.300, y de $ 1.800 si se quiere un departamento de tres ambientes  (para seis personas).

En el pico de la temporada, en el mes de enero, los precios suben: $ 1500 para un ambiente, $ 2.000 para dos ambientes y entre $ 2.800 y $ 3.000 para tres ambientes. En febrero ya hay una declinación y se podrán conseguir departamentos de un ambiente por $ 1.400, de dos por $ 1.800 y de tres por $ 2.500. Todos estos precios, desde luego, están referidos a una quincena.

La gastronomía ofrece una amplísima gama, pero hoy se ven locales con el sistema de tenedor libre por $ 20 o $ 25 por persona, siempre con la bebida aparte. Hay negocios especializados en carnes que proponen un menú con entrada, plato principal y postre a $ 30 por persona y de allí en adelante, hay una infinita gama de tarifas y de posibilidades culinarias. En la playa, el cafetero ambulante vende un vasito a $ 2, pero en la vereda de algún coqueto bar de la peatonal, el pocillo puede trepar hasta los $ 7. Poco más de un euro, diría un turista internacional…

Todas las personas consultadas creen que estos precios van a incrementarse a lo largo de la temporada, sobre todo si se produce una llegada masiva de turistas; pero calculan que los aumentos no van a ir más allá de un 5 % o un 10 %. Lo que se puede aventurar, sin temor a equivocaciones, es que en esta temporada Mar del Plata volverá a estar a pleno, como ocurre año tras año, a pesar de los pronósticos oscuros. LA GACETA ©

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: