ARBA detectó en Mar del Plata cuatro edificios que nunca fueron declarados


07/01/2013 Las construcciones totalizaban más de 12 mil metros cuadrados construidos que no habían sido registrados ante la Provincia. A través de esa maniobra los propietarios evadieron, en conjunto, más de $150 mil en concepto de Impuesto Inmobiliario.
Por
Última actualización: 07/01/2013 9:01:03 am

En el marco del operativo de verano 2013, inspectores de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires detectaron cuatro edificios ubicados en la ciudad de Mar del Plata que nunca habían sido declarados ante el fisco.

Estos predios ubicados en zonas exclusivas de la ciudad,  tienen varios pisos y se encuentran habitados casi en su totalidad, y suman en conjunto más de 12.200 metros cuadrados construidos que sus dueños no registraron para evadir el pago del Impuesto Inmobiliario.

Con la maniobra, los propietarios dejaron de pagarle a la Provincia más de $150 mil en impuestos, suma que ahora deberán regularizar. Además, como sanción ante la evasión detectada, Arba les impuso una multa de $30 mil, que es la máxima prevista en la legislación bonaerense para quienes no registran ante el fisco las construcciones y mejoras que realizan en sus inmuebles.

El director de ARBA, Martín Di Bella, explicó que “al no declarar la construcción de estos edificios, los propietarios evadieron buena parte de lo que debían pagar en concepto de Impuesto Inmobiliario. Esa conducta ilegal generó un perjuicio a los recursos públicos que son de todos los vecinos de la Provincia, y por eso los infractores van a tener que afrontar una sanción económica muy importante”.

Con respecto a los inmuebles detectados, se trata de un moderno edificio ubicado a metros de Playa Grande, en Matheu N°78, estaba declarado como una construcción del año 1941, de 180 metros cuadrados. Sin embargo, los agentes de Arba comprobaron que, en realidad, el predio contaba con 1.200 metros cuadrados construidos, por lo que su valuación fiscal debía ser superior a $1,6 millones.

Del mismo modo, en calle Sarmiento esquina Julio Argentino Roca, los inspectores detectaron un edificio de 4.000 metros cuadrados que, ante los registros provinciales, estaba declarado como terreno baldío. De acuerdo a las características de la construcción, los técnicos de la Agencia determinaron que la valuación de este predio era superior a los $5,5 millones.

En otro de los inmuebles marplatenses, ubicado en calle Balcarce esquina Catamarca, fueron encontrados más de 3.500 metros cuadrados construidos que estaban sin registrar, por lo que la valuación real ascendía a más de $4,8 millones. En tanto que el cuarto edificio, emplazado en Julio Argentino Roca entre Sarmiento y Alsina, tenía 3.500 metros cuadrados que nunca habían sido declarados, con un valor fiscal superior a los $2,6 millones.

Di Bella sostuvo además que “las acciones para castigar a los incumplidores van a intensificarse, queremos que los contribuyentes entiendan que cuando construyen o realizan mejoras en sus propiedades tienen la obligación de informarlas al fisco. Es un trámite simple, que puede hacerse por internet, así que no hay excusas”, afirmó.

Estas acciones catastrales, que se apoyan en las herramientas de tecnología satelital que utiliza Arba, forman parte del operativo de verano que la Agencia de Recaudación lleva adelante en la costa atlántica hasta fines de febrero. De esta fiscalización integral participan, en total, 1.200 inspectores que realizan distintos controles tendientes a combatir la evasión y el incumplimiento.

 

Fuente: iprofesional.com

Anuncios

Qué sale vacacionar en la Costa Atlántica y en Punta del Este


Qué sale vacacionar en la Costa Atlántica y en Punta del Este

Más allá de que aun no hay cifras oficiales, se habla de un comienzo “récord” de temporada tanto en la Costa Atlántica como en la ciudad esteña. Cuales son los precios en los principales lugares que la gente elige para vacacionar.

 
    M�s all� de que aun no hay cifras oficiales, se habla de un comienzo
 

En el caso de Punta del Este, el fin de semana largo que pasó será recordado como uno de los más multitudinarios de la última década.

Al margen de que este fin de semana la ciudad esteña literalmente “explotó”, en cuanto a cantidad de visitantes, quienes viven allí ya hablan de un “comienzo de temporada récord”, esperando igualmente hasta que se difundan las estadísticas oficiales.

Hubo llegada récord de cruceros este verano, 108 en particular, que trajeron una importantísima cantidad de pasajeros. El Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) pronostica un incremento de turistas en el orden del 8% en la península este verano. Mientras que el gobierno uruguayo ya habla del 10 por ciento.

El nivel de consumo llamó la atención a los comerciantes locales. Las 12 mil camas hoteleras están completas hasta el 7 de enero. Los restaurantes desbordan de gente y algunos, incluso, cerraron este fin de semana sus reservas hasta el miércoles. En los comercios de ropa en la Punta y en La Barra, hablan del “desenfreno” brasileño y en la irrestricta capacidad de gasto de norteamericanos y de europeos. En el caso de los argentinos, la gastronomía y las salidas, son los gastos que tienen prioridad.

El informe indica que los turistas argentinos aumentarán su consumo esta temporada en un 7 por ciento en relación con 2009 y los brasileños, el 15,5 por ciento.

En la temporada 2009 cada argentino gastó por día US$ 75,6, los europeos desembolsaron US$ 93,1 y la media se fijó US$ 82. En estos días, luego de que el dólar sumara en Uruguay la mayor caída en su cotización en los últimos 36 años, con casi 20 por ciento de depreciación de su valor a lo largo de 2009, los entendidos hacen los cálculos con un ojo en la inflación local y arriesgan un gasto diario promedio cercano a los US$ 100 diarios. En cuanto a la incidencia en el consumo del gasto argentino, se produjo una merma que fue del 70 al 50 por ciento en la actualidad.

Para tener una referencia de precios basta decir que, por estos días, en la Punta no se consiguen habitaciones de hoteles de tres estrellas por menos de US$ 200. En La Barra, comodidades similares cuestan US$ 350 la noche y los cinco estrellas cotizan, en promedio, US$ 1000.

En la Costa Atlántica

Según un informe publicado por un medio de alcance nacional, por ejemplo: una porción de rabas en Chichilo, en el puerto marplatense, saldrá desde $ 25 y la gaseosa, $ 6. “Toda la Costa compra el pescado en Mar del Plata, por eso en todos lados va a salir un 20% más”, afirmó Gastón Barbarino, del restorán Santa Teresita de Playa Grande.

En Pinamar, Daniel Giacomonodonato, del parador La Nueva Posta, también habló de un aumento de entre el 15% y 20% tanto en el alquiler de carpas y sombrillas como en las comidas. Un almuerzo en el restaurante del balneario estará entre $ 35 y $ 40 y un vino intermedio, $ 70. Las carpas: $ 3.600 todo enero. Ya tienen el 60% reservado. “Sólo el 17% son clientes de siempre. Tuvimos muchas nuevas consultas de gente que iba a Brasil o Uruguay, pero como está más caro, ahora pregunta precios en Pinamar”, detalló.

El intendente de Villa Gesell, Jorge Rodríguez Erneta, contó lo mismo. Y dijo que se reservaron el 50% de las carpas: “Las consultas empezaron en octubre, antes que la temporada pasada. Los valores de alojamiento no cambiaron, pero sí subieron las comidas. Es el aumento de los alimentos que hubo durante el transcurso del año”. Un ejemplo: un plato de calamares en el centro de la ciudad costará $ 30.

La comida no sólo será más cara, sino que las cámaras gastronómicas se pusieron firmes con los horarios: dicen que en el verano 2010 cerrarán entre la una y dos de la mañana porque no se adelantó la hora. “El verano pasado perdíamos el primer turno porque la gente iba a cenar muy tarde y trabajábamos hasta las tres de la madrugada”, enfatizaron en Al Buen Tallarín, sobre Chiozza, en San Bernardo.

En cuanto a mantener los precios de hospedaje, Miguel Ángel Donsini, presidente del Colegio de Martilleros de Mar del Plata, explicó que es una estrategia que tomaron las inmobiliarias y las empresas hoteleras ante las bajas estadísticas de ocupación que hubo el verano pasado en toda la Costa. “Debimos convencer a los propietarios de que piensen en las ganancias de toda la temporada y no por quincena o por semana”. En Mar del Plata ya hay entre 35 y 40% de departamentos y casas alquilados. “Es un 10% más que en 2008, y el 50% de las reservas se hizo por Internet”, contó.

La Secretaría de Turismo de Pinamar relevó esta semana que el 45% de los departamentos y casas están alquilados para enero. Y en Cariló es más alto. “El 50 % de los aparts están reservados. Los eligen por las actividades, los servicios de limpieza y la seguridad. Ya es una tendencia instalada desde hace años”, remarcó la directora, Rosa Boero. En Villa Gesell se reservaron entre el 50% y 60 % de los hoteles y aparts y más del 50% de casas y departamentos. En Mar de Las Pampas trepa hasta el 80%.

Cuáles son las opciones inmobiliarias que ofrecen las principales playas argentinas


Cuáles son las opciones inmobiliarias que ofrecen las principales playas argentinas

Los especialistas con asiento en Mar del Plata, Cariló y Pinamar confían en que la temporada permitirá dejar atrás un año signado por estadísticas negras en cuanto a nuevos desarrollos y renta de viviendas. ¿Cuánto cuesta construir o comprar en esas plazas? ¿Qué precio alcanzarán los alquileres?

La cercanía del verano vuelve a colocar en el centro de la atención a los centros turísticos más tradicionales de la Argentina. En esa dirección, las principales ciudades de la costa bonaerense asoman nuevamente como los destinos que, a esta altura del año, ya acumulan la mayor cantidad de consultas en lo referente a alquileres y espacios de construcción.

Los especialistas del sector con asiento en Mar del Plata, Cariló y Pinamar confían en que la temporada estival les permitirá dejar atrás un año signado por estadísticas negras, como es el caso de la construcción, que en los distintos puntos cayó cerca del 40% de diciembre de 2008 a esta parte. O el descenso en los niveles de ocupación, que durante 2009 nunca superó el 65% en “La Feliz”, por ejemplo.

La receta en la mayoría de los casos es la misma: mantener los precios del 2008 en las propiedades que se rentan y, en paralelo, tratar de sostener el costo total de los desarrollos de nuevas edificaciones hasta un 20% por debajo de lo que cuesta el mismo ítem en la Ciudad de Buenos Aires.

“Lo que se está buscando es aprovechar aquello que notamos que cambió en el segundo semestre del año. Es decir, ahora hay más margen para hacer inversiones inmobiliarias. De ahí que ya comenzaron a efectuarse varios proyectos. Y se buscó mantener los valores de aspectos como la tierra”, comentó a iProfesional.com Norberto Canepa, presidente del Centro de Constructores de Mar del Plata.

“Lo malo en ese sentido, al menos en el caso de Mar del Plata, es que se siguen ofreciendo los mismos lugares. Aquí el promedio permitido, en el caso de los edificios, es de 8 pisos. Eso choca con la demanda, que pide cada vez más y mejores condiciones de habitabilidad, mayor cantidad de ambientes que den al exterior, o lugares con vista privilegiada al mar”, añadió.

¿Cuánto se modificaron los valores para construir de una temporada a la otra? Canepa fue claro: “En la zona, comparado con otros años, los precios están iguales. Sí subió la mano de obra por los aumentos salariales que se dieron a nivel nacional, y también cambió ligeramente el valor de los materiales, pero comparado con Buenos Aires empezar un edificio acá es hasta un 20% más barato”.

El ejecutivo sostuvo que, en la actualidad, un terreno en Playa Grande –la zona “más privilegiada de la ciudad”, a su entender– se cotiza a no más de u$s600 el metro cuadrado. Ya en espacios inherentes al macrocentro marplatense, Canepa aseguró que un terreno de 400 metros cuadrados “no cuesta más de 200.000 dólares”.

La escena de real estate vinculada con Cariló y Pinamar, aseguró el entrevistado, no dista demasiado del marco que muestra “La Feliz”.

“Quizás en Cariló el nivel desarrollo no cayó tanto, pero lo cierto es que se emparejaron mucho las cotizaciones entre las distintas ciudades de la costa. Hoy por hoy, el metro cuadrado construido frente al mar cuesta lo mismo en Cariló que en Mar del Plata: 2.500 dólares”.

Por el lado de Pinamar, y de acuerdo a lo explicitado por Dimas Rodal, titular de la inmobiliaria homónima, los precios en las construcciones presentan variaciones según la perspectiva. “El metro cuadrado promedio para un departamento nuevo es de u$s1.200, uno usado baja a u$s1.000, mientras que en una casa de 400 metros cuadrados el mismo indicador se cotiza a 700 u 800 dólares”, dijo.

El valor de alquilar
En el ámbito de los alquileres, el martillero Alejandro Acampora, titular de la inmobiliaria Acampora & Asociados, sostuvo que los propietarios de inmuebles apuestan a mantener los precios del 2008 a fin de que el bajo nivel de ocupación registrado la temporada pasada no tenga su correlato este año.

“En el verano pasado la ocupación en Mar del Plata no superó el 65% de la capacidad disponible. Bueno, se confía en que este año al menos se ubicará en el orden del 75 por ciento. Igualmente, vamos a estar muy lejos de las épocas en las que se pedía a las casas de familia que al menos alquilen una habitación para poder responder a tanta demanda”, expresó a iProfesional.com.

Acampora comentó que, dado el nivel de consultas recibidos hasta el momento, todo hace suponer que el verano que se aproxima mostrará una franca mejoría comparado con el período anterior.

“Hasta ahora se nota un crecimiento de hasta el 20% en lo que hace al interés por la oferta de la ciudad. También se nota un incremento en la cantidad de turistas que ya adelantaron que pasarán las fiestas en la Mar del Plata. Se espera hasta un 15% más de visitantes en este 2009”, dijo.

Cotizaciones
¿Cuáles son las cotizaciones, en término de alquileres, que ostenta “La Feliz”? Acampora señaló que en la zona céntrica de la ciudad, esto es, el área que se extiende de la avenida Colón a la avenida Luro, y de San Luis a la costa, un departamento de un ambiente durante la primera quincena de enero se cotizará a $975 más impuestos.

“Un dos ambientes, en cambio, costará poco más de 1.300 pesos. A eso siempre hay que sumarle gastos de inmobiliaria, gas y luz. Esto representa algo así como un 10% más de costo para el que alquila. Pero al ser un dos ambientes, esos gastos pueden ser divididos hasta entre cuatro personas”, ejemplificó.

El martillero adelantó, además, las cotizaciones que mostrarán las mismas plazas ya en la segunda quincena del primer mes de 2010. “Siempre es el período más caro. Ahí, un departamento de un ambiente en la zona céntrica se cotizará a 1.200 pesos. El dos ambientes, en cambio, trepará a $1.500 más los servicios, claro”, precisó.

Acampora sostuvo que estos valores “caen hasta un 50% para los que alquilan en meses como diciembre o marzo. Y también bajan hasta un 30% para los que deciden rentar un departamento en el mes de febrero”.

¿Qué sucede en el resto de las principales plazas de la costa? Miramar mantiene y mantendrá, en términos de alquileres, los mismo precios de 2008. Lo cual, para muchos, es por demás tentador: se ubican hasta un 10% por debajo de lo que cotizan las viviendas en Mar del Plata.

“En Pinamar, en cambio, está pautado que los alquileres suban hasta un 10% respecto del año pasado. En Villa Gesell y Cariló, los precios estarán dos veces por encima de los que pueden ubicarse en el mercado marplatense. Esto es lógico si se piensa en las características de cada balneario y en la oferta reducida y la alta demanda que siempre presentan los dos puntos mencionados”, concluyó.

Patricio Eleisegui
© iProfesional.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: