A partir de noviembre todas las operaciones inmobiliarias deberán hacerse en pesos


06/07/2012 A través de una circular del Banco Central, se dispuso que solo accederán al mercado cambiario quienes tengan carpetas preacordadas
Por

Lo decidió el Gobierno y se aplicará desde noviembre próximo en un intento por pesificar por completo las operaciones inmobiliarias en la Argentina. Mediante la comunicación 5318, el Banco Central dispuso que sólo podrán comprar dólares con pesos provenientes de un crédito hipotecario quienes hubieran gestionado carpetas preacordadas hasta la entrada en vigencia de la norma.

Estas personas tendrán tiempo hasta el 31 de octubre. El Gobierno decidió avanzar en una pesificación de las operaciones inmobiliarias a partir de noviembre, ya que el cepo a la compra de divisas oficializado ayer por el Banco Central también incluye a los créditos hipotecarios.

“Quien no tenga los dólares atesorados previamente, la opción será recurrir al mercado paralelo o comprar la vivienda en pesos”, explicó un operador a El Cronista.

Mediante la comunicación 5318, la entidad monetaria dispuso que sólo podrán comprar dólares con pesos provenientes de un crédito hipotecario quienes hubieran gestionado carpetas preacordadas hasta la entrada en vigencia de la norma.

Estas personas tendrán tiempo hasta el 31 de octubre para cambiar sus pesos a dólares y poder concretar así la compra de la vivienda, pero a partir de hoy quienes saquen un préstamo hipotecario ya no podrán cambiarlo a pesos a la cotización oficial, confirmaron fuentes del BCRA.

“El objetivo de esta medida fue poner en igualdad de condiciones a quienes querían acceder a la compra de una vivienda sin un crédito, que debían comprar los dólares en el mercado paralelo, y los que calificaban para un préstamo y podían comprar las divisas al tipo de cambio oficial”, dijeron las fuentes de la entidad al matutino.

Sólo venderá quien esté urgido por hacerlo y si no puede obtener dólares, fijará el precio de su inmueble al dólar blue. En tanto, el comprador que tenga divisas norteamericanas tendrá más posibilidades de lograr una baja en el precio y el que disponga de los pesos buscará cerrar a un tipo de cambio intermedio. La concreción de la operación será producto de una intensa negociación que dependerá de las necesidades de ambas partes.

Según opinó Roberto Tizado, dueño de la inmobiliaria que lleva su nombre, “el mercado se va a ir regulando solo y se va a ir adaptando a las nuevas circunstancias”.

“Hoy la caída del mercado asciende al 25%, pero hay un 75% de operaciones que se siguen haciendo. El sector de clase media que depende del crédito está fuera del mercado hace tiempo”, afirmó Tizado a El Cronista, quien sostuvo que el mercado “está paralizado”

 

Fuente: iprofesional.com

Aseguran que veranear en la Costa durante febrero será hasta 30% más barato


Guardar nota   inShare

Los alquileres de inmuebles costarán de 20% a 30% menos, mientras que carpas y sombrillas valdrán 40% menos, según datos de inmobiliarias y cámaras

Aseguran que veranear en la Costa durante febrero será hasta 30% más barato

A pocos días de que termine enero, los empresarios y comerciantes que trabajan con turistas en la Costa Atlántica son moderadamente optimistas para el próximo mes.

Tradicionalmente, enero es el mes más fuerte en los balnearios bonaerenses y, por la alta demanda, también es el más costoso para alquilar casas, departamentos, carpas y sombrillas y, según su ocupación, también en hoteles, consigna El Cronista este viernes.

Febrero, segundo mes en importancia, es elegido también por los turistas en función de sus precios más competitivos: los alquileres de inmuebles cuestan de 20% a 30% menos que en enero, mientras que carpas y sombrillas pueden valer de 15% a 40% menos, según datos de inmobiliarias y cámaras que nuclean a empresarios.

Por ejemplo, un departamento en Mar del Plata que costaba $8.000 en la segunda quincena de enero puede conseguirse por unos 6.000 pesos.

En Mar de las Pampas, una casa de tres ambientes cotizaba a $15.000 la primera quincena de enero; $18.000 la segunda y $12.000 y $10.000 en la primera y segunda mitad de febrero. En tanto, carpas de paradores que costaban $4.000 quince días en enero valdrán unos $3.100.

De acuerdo a El Cronista, en los hoteles la rebaja no es unánime. Febrero es aún temporada alta y la variación de precios depende de cada hotel, en función de las reservas. Algunos ofrecen promociones, con precios levemente más bajos, mientras que otros mantienen las tarifas.

Con respecto a los restaurantes y bares, los valores no varían demasiado. Quizás pueda existir alguna promoción extra si la demanda es baja, pero empresarios gastronómicos explican que son los mismos precios que se manejan durante el año y que se ajustan por inflación.

En el sector admiten que enero fue bueno, aunque aclaran que no cumplió con las expectativas previas. Y no se animan a anticipar cómo será febrero. “

La segunda quincena de enero fue similar a la de 2011, pero estuvo por debajo de las expectativas. Esperábamos más porque diciembre había sido bueno, mejor que el año anterior”, comentó Daniel Suffredini, presidente de la Asociación Hotelera y Gastronómica de Mar del Plata.

El fin de semana largo del 8 de diciembre, de cuatro días, y la partida del Rally Dakar desde “La Feliz” impulsaron un crecimiento del turismo en la ciudad el último mes del año. Esto hizo prever un mejor enero que finalmente cerrará similar a 2011.

Según datos de Fehgra, Mar del Plata registró una ocupación de 80% en la primera quincena en hoteles y, para la segunda, cerraría en un 90%. Mejores eran las expectativas para Pinamar y Cariló, donde la primera quincena terminó con 95% y 98% de ocupación, respectivamente, aunque la oferta hotelera en esos dos destinos es significativamente inferior.

Un denominador común en toda la temporada es el “cuidado” que los veraneantes tienen con sus compras. En general, los empresarios notan que limitaron sus gastos en gastronomía, ya que compran más en supermercados y comen menos en restaurantes, algunos de los cuales ofrecen promociones para atraerlos, incluso en enero.

Para febrero, destaca el matutino, las expectativas son dispares. La mayoría de los empresarios considera que podría ser similar al año pasado, mientras que otros temen que no sea tan buena, ya que las clases se inician el 28 de febrero y muchos padres prefieren estar en su casa antes del comienzo, lo cual podría afectar a la segunda quincena.

Otros, en tanto, creen que los dos fines de semana largos en las últimas dos semanas del mes (20 y 21 por Carnaval y 27, por el Bicentenario de la Jura de la Bandera) podrían aportar un gran número de turistas en esos días.

En marzo, en general, los alquileres de inmuebles cuestan hasta 50% menos que en enero.

 

Fuente: infobae.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: