Caracteristicas, requisistos del Credito ProCreAr. Programa Credito Argentino, del bicentenario para la vivienda unica y familiar.


Características del programa

  • 100.000 créditos para viviendas (2012-2013)
  • 400.000 personas beneficiadas
  • Sin un tope mínimo de ingresos
  • Personas entre 18 y 65 años
  • Gran impulso al empleo y la producción
  • Plazos de entre 20 y 30 años
  • Montos de hasta $350.000
  • La relación cuota-ingreso puede llegar al 40%
  • Las tasas irán del 2% al 14%, realmente muy bajas
  • Cada línea de crédito fue diseñada para que sea accesible y pueda saldarse en su totalidad
  • Dependiendo de cada línea de crédito, se podrá acceder con o sin terreno previo. El programa aspira a que todos tengan una casa moderna y confortable pensada para ser ampliada en un futuro
  • El Estado aportará 1.820 hectareas de tierras fiscales en todo el país, por lo que se hará un aprovechamiento inteligente de terrenos valiosos del Estado

Líneas de crédito

 Ingresos Familiares Netos Hasta $5.000,- De $5.001 a $10.000,- De $10.001 a $15.000,- De $15.001 a $20.000,- De $20.001 a $30.000,-
Con Terreno Sin Terreno Con Terreno Sin Terreno Con Terreno Sin Terreno Con Terreno Sin Terreno Sin Terreno
Tasa Fija TNA* (5 años) 2,00% 2,00% 7,00% 7,00% 10,00% 10,00% 11,00% 11,00% 14,00%
Tope Tasa Variable TNA* (ajusta por coeficiente de variación salarial a partir del 6° año) 4,00% 4,00% 13,75% 13,75% 15,00% 15,00% 16,00% 16,00% 18,00%
Plazo máximo (años) 30 30 20 20 20 20 20 20 20
Relación cuota ingreso 40,00% 40,00% 40,00% 40,00% 40,00% 40,00% 40,00% 40,00% 40,00%
Monto máximo $200.000,- $200.000,- $350.000,- $350.000,- $350.000,- $350.000,- $350.000,- $350.000,- $350.000,-
Gastos de administración 0,50% 0,50% 2,00% 2,00% 2,00% 2,00% 2,00% 2,00% 2,00%
Costo financiero total (TEA) 2,06% 2,06% 9,64% 9,65% 12,98% 13,00% 14,13% 14,15% 17,65%
Costo financiero total (TNA) 2,04% 2,05% 9,24% 9,25% 12,27% 12,29% 13,29% 13,31% 16,37%
Cuota total inicial para un crédito de $200.000 $749,- $744,- $1.920,- $1.871,- $2.345,- $2.260,- $2.497,- $2.397,- $2.830,-

*TNA: Tasa Nominal Anual

Requisitos y Documentación

Con Terreno

Requisitos generales:

  • Antigüedad laboral mínima: relación de dependencia: 1 año, independientes: 2 años.
  • Podrá sumar ingresos con su cónyuge o conviviente, se consideran salarios netos Salario Neto es aquel que percibe el trabajador efectivamente en mano, es decir, la suma de dinero que regularmente cobra por su trabajo y que resulta del total de sus haberes menos los descuentos de ley que debe retener el empleador (descuentos previsionales, tributarios, seguros, etc.)
  • Relación cuota ingreso de hasta el 40%, se consideran todas las obligaciones que tengan en el sistema financiero.
  • Sin antecedentes negativos en el sistema financiero.

Requisitos mínimos terreno y obra:

  • El valor del proyecto de obra no puede superar 4 veces el valor del terreno.
  • El terreno deberá estar ubicado en zona urbana o semi-urbana consolidada (con infraestructura de servicios y acceso a medios de transporte), sobre calle o camino trazado y con baja probabilidad de inundaciones.
  • El préstamo se otorga en un anticipo al momento de la hipoteca y desembolsos de acuerdo a cronograma de avances de obra que serán verificados por peritos técnicos designados por el Banco Hipotecario.

Documentación

Documentación personal:

  • D.N.I., L.C. o L.E. de los titulares.
  • Comprobante de un servicio a nombre del titular correspondiente al último período facturado.
  • Constancia de CUIL / CUIT.
  • Estado civil:
    • Casado: Libreta de Matrimonio.
    • Divorciado: Sentencia de divorcio.
    • Novios: Certificado de Convivencia o Contrato de alquiler a nombre de ambos titulares.

Documentación justificatoria de ingresos:

Para personas en relación de dependencia:
  • Últimos 6 recibos de sueldo, si los recibos son quincenales deberá presentar los que conforman el mes completo.
  • Certificado de empleo. En papel membretado, con la firma del cargo del firmante, certificada por entidad bancaria y los siguientes datos del empleado: nombre y apellido, tipo y N° de documento, CUIL, fecha de ingreso, cargo y/o función, tipo de contratación, remuneración mensual bruta y neta.
Para personas independientes:
    • Profesional: Matrícula profesional o título habilitante.
    • Comerciante: Habilitación municipal.
      • Comprobante de inicio de actividades frente a AFIP.
Régimen ganancias
      • Última declaración jurada de impuesto a las ganancias y comprobante de pago correspondiente. Si es rectificativa además deberá presentar la original.
Régimen monotributo
    • Comprobante de adhesión al monotributo.
    • Comprobantes de los pagos del monotributo de los últimos 3 meses o declaración y comprobantes de pago de ingresos brutos correspondientes a los últimos 12 meses.

Documentación de terreno y obra a realizar:

  • Fotocopia titulo de propiedad del terreno.
  • Comprobante de impuesto inmobiliario o municipal de la propiedad a tasar donde figure la nomenclatura catastral.
  • Reglamento de copropiedad o plano de subdivisión (solo para PH)
  • Boleta de depósito de los aportes del profesional interviniente que incluye la identificación de la obra.
  • Plano municipal aprobado / visado / registrado o en tramite (en caso de no contar con el plano aprobado al inicio del tramite el mismo deberá adjuntarse para la entrega del primer desembolso del dinero)
  • Planilla de computo y presupuesto (formularios que provee el banco para ser completado por un profesional)
  • Planilla de materiales a utilizar (formularios que provee el banco para ser completado por un profesional)
  • Planilla de cronograma de avance de obra (formularios que provee el banco para ser completado por un profesional)

Sin Terreno

Atención: PARA QUIENES NO TENGAN TERRENO, ES IMPORTANTE QUE LLENES EL FORMULARIO CON TODOS TUS DATOS PARA QUE NOS CONTACTEMOS A LA BREVEDAD Y ASÍ PODER BRINDARTE OPORTUNAMENTE UN TURNO EN EL BANCO HIPOTECARIO. PARA ESTOS CASOS, LOS PROYECTOS DE URBANIZACIÓN A DESARROLLAR, SERÁN COMUNICADOS CASO POR CASO Y LOS TIEMPOS DEPENDERÁN DE CADA PROYECTO EN PARTICULAR.

Para quienes no tienen terreno y califican, la adjudicación se realizará a través de sorteos de la Lotería Nacional. En estos casos, si no tenés terreno, accedés al crédito mediante proyectos de urbanización o a través de proyectos de constructores privados. En estos casos los tiempos dependerán de cada proyecto.

Para ingresos familiares inferiores a $5.000- con empresas constructoras, se desarrollarán obras de construcción de viviendas para acelerar los tiempos de realización, sin perder el objetivo principal de este programa de brindar viviendas moderna y confortable.

Para ingresos familiares superiores a $5.001- en conjunto con empresas constructoras, se propiciarán proyectos en terrenos con mayor valuación y se realizarán complejos urbanísticos. Una vez que se califica para el proyecto, se comenzará a pagar a modo de ahorro previo, durante 12 meses, un equivalente al valor del terreno. Una vez finalizada la obra, se comienza a pagar el crédito hipotecario de la casa. En algunos casos, se desarrollarán obras de mayor envergadura para aquellos que tengan mayores ingresos, a los cuales se les cobrará una tasa mayor, que dará una mayor rentabilidad. De este modo colaborarán con aquellos de menores ingresos.   Solicitar turno en:  https://servicioswww.anses.gov.ar/TurnosBancos.Site/Solicitante.aspx

Fuente: http://www.hipotecario.com.ar/ y Anses.gob.ar

La casa propia y un debate crucial: ¿hoy conviene comprar o alquilar?


10/04/11 Opiniones divididas, por el alto costo de la cuota de un crédito frente a un alquiler.

PorGustavo Bazzan

Para el argentino medio, ser dueño de una vivienda es un legítimo deseo pero también parece un mandato . Al alquiler se lo acepta solo como una “situación provisoria” hasta llegar al techo propio, pero muchos sienten que tiran la plata cada vez que pagan el alquiler.

¿Será así, se está tirando la plata? No hay respuestas contundentes a favor de comprar o de alquilar, pero distintos economistas se prendieron en la discusión.

Eduardo Levy Yeyati , de la Universidad Di Tella, opina que con una mirada de largo plazo, y a pesar de las altas tasas de interés, conviene meterse en un crédito (el que puede) porque finalmente al final del período que dura el préstamo la casa termina siendo de uno. Lo justificó así en su blog personal: “La hipoteca (aún a pesar de la tasa excesiva de intereses que cobra el banco), es una forma de ahorro . Precisamente por esto, pago más al principio y menos al final . En cambio, el alquiler, que es lógico suponer se incrementará año tras año como el valor de la propiedad no dejará de crecer .

Contra esa certeza, el economista Luciano Cohan , de la consultora Analytica, le respondió también desde su blog. “Si el plazo del crédito coincide con el tiempo que querés vivir en el departamento , conviene comprar con hipoteca. Si, en cambio, tu intención es volver a mudarte, por ejemplo, antes de los 10 años (habiendo sacado un crédito por 20 años) entonces te conviene alquilar. Este último ejemplo bien podría ser el de un matrimonio jóven, que luego de un tiempo necesita más espacio porque llegaron los hijos.

Antes de arribar a esta conclusión, Cohan hizo el siguiente ejercicio, basado en precios actuales de cuotas hipotecarias y alquileres.

Separó la diferencia entre el costo mensual del alquiler y la cuota de un préstamo y con ella “compró” dólares . “En un plazo de 75 meses habremos acumulado un monto equivalente al 100% de la propiedad.

En esto influye, también, que la mayoría de los créditos que se otorgan en el país son por “sistema francés”, donde las primeras cuotas son puro interés y casi nada de amortización del capital, por lo que la deuda de capital baja muy despacio. Es un sistema que penaliza la cancelación rápida de los créditos, precisamente porque los bancos hacen su negocio cobrando intereses.

Marcelo Elbaum , docente y especialista en finanzas, se preguntó. “¿Qué ocurriría si uno decidiera alquilar y todos los meses ahorrar la parte del dinero que le pagaría al banco? Luego de un tiempo, supongamos el mismo plazo por el que hubiera tomado el préstamo, contaría con el mismo dinero que le hubiera pedido al banco más los intereses ganados . Ni qué decir si la tasa del alquiler fuera inferior a la tasa del préstamo: ahorraría muchísimo más.

Imagínese que la tasa del alquiler fuese del 6% y la tasa que cobra el banco por los préstamos fuera del 14%. ¡Ahorraría el 8% anual!” El tema de la baja renta de los alquileres (5% anual sobre el valor del inmueble hoy, contra 10% en la década del 90) es lo que para algunos se convierte en una clara señal de que hoy conviene más alquilar que comprar.

A favor de endeudarse, juega ni más ni menos que la inflación . Hay quienes opinan, dentro del debate que se armó entre los lectores de los blogs de Yeyati y Cohan, que pese a las altas tasas de interés, la cuota, si es fija, se va “licuando”.

Esto eso: si hoy representa el 40% del ingreso familiar, en dos años pesará menos (porque hipotéticamente mejoraron los salarios), y eso es lo que realmente importaría a la hora de endeudarse.

El problema, contraatacan otros, es si uno queda atado a una tasa de interés fija pero alta y en un par de años se aplica un fuerte plan antiinflacionario.

Desde un costado irónico y también histórico, no faltó quien dijera que, en ese caso, el Estado aparecerá para lanzar un salvataje a favor de los deudores, como ocurrió en el 2002.

fuente: Clarin.com


La cuota de un crédito hipotecario puede costar el triple que alquilar


La cuota de un crédito hipotecario puede costar el triple que alquilar

24/03/11

Se debe a la suba de los precios de venta y el encarecimiento de los préstamos.

PorNatalia Muscatelli

El sueño de la casa propia –para un segmento importante de la población– se ha convertido en una aspiración cada vez más difícil de concretar. Sucede que la dificultad para pagar la cuota de un crédito hipotecario con el salario sumada a los elevados precios de las propiedades, entre otras causas, conminan a la gente a seguir alquilando. Básicamente porque hoy pagar la cuota de un préstamo cuesta el triple que alquilar.

Para ilustrar la situación, la consultora Abeceb tomó como ejemplo la cuota de un préstamo para la compra de un departamento nuevo de 60 m2 contra el alquiler de otro de similar tamaño.

En promedio, el valor de este inmueble de referencia (ubicado en una zona alejada de los puntos neurálgicos y más cotizados de la ciudad de Buenos Aires) ronda los 275.000 pesos o 69.000 dólares.

“Como este precio hace inaccesible la compra de la propiedad mediante un ahorro previo para la gran mayoría de las personas, la única posibilidad es financiar la compra con un préstamo hipotecario, que en la Argentina, llega hasta el 70% del valor de la vivienda ”, explicó un informe de la consultora.

“Así, para el caso analizado, con un crédito a 20 años a la tasa promedio de mercado que se consigue hoy –25,4%, considerando el costo financiero total–, la cuota inicial que se debe abonar por el crédito es de $ 3.606, mientras que por un departamento alquilado de las características mencionadas se paga, en promedio, entre 1.200 y 1.300 pesos”.

En consecuencia, se gasta hasta el triple en las cuotas mensuales de los préstamos de una casa propia, que en el alquiler de una vivienda.

Si se compara la relación entre alquilar y comprar, en los años ‘90, ésta era sustancialmente menor . Siguiendo el mismo caso, el alquiler de ese departamento costaba unos 500 pesos y la cuota de un crédito era de 617 pesos. “Claro que, desde la devaluación del año 2002, los precios de las viviendas en Capital Federal crecieron un 460% . En cambio, los alquileres aumentaron un 130% . Esta dispar evolución generó un cambio en los precios relativos, encareciéndose las cuotas hipotecarias en relación con los salarios, pero con un abaratamiento relativo de los alquileres”, explicó uno de los economistas de Abeceb.

De acuerdo con el último informe de la consultora CDI, que lleva un índice de originación de créditos hipotecarios, el mercado alcanzó en enero, un volumen de originación de 341 millones de pesos . Esto es 8,5 millones de pesos menos respecto del promedio de originación mensual del periodo de la Convertibilidad. Néstor Walenten, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), explica que “con este escenario de falta de acceso al crédito convivimos desde hace años. Con la diferencia de que antes, la persona que pedia un crédito terminaba pagando de cuota lo que pagaba de alquiler”. Por otra parte, el banco prestaba más que el 70 o 75% del valor del inmueble como ocurre ahora. Y, además, subieron mucho los valores de las propiedades y el precio de los alquileres no acompaño la inflación”.

En el último año, las mensualidades para los inquilinos subieron entre 15 y 20%. “Incluso por debajo de cualquier convenio colectivo salarial”, destacó el directivo. De todas maneras, la oferta de viviendas en alquiler se mantiene porque el mercado está incorporando unidades nuevas, especialmente en el segmento de propiedades más pequeñas, comentó.

 

Un segmento que no despega
En los últimos ocho años, hubo una fuerte retracción de los créditos hipotecarios. Mientras que en 2002 representaban más del 35% del total de préstamos al sector privado, en 2010 fueron sólo el 12%. Los intentos oficiales por recuperar el segmento resultaron insuficientes o fracasaron. La idea de dinamizar el segmento con el plan inquilinos, que ilusionó a muchos pensando que podrían llegar a propietarios pagando una cuota equivalente a un alquiler, se desvaneció. Había sido lanzado en agosto 2006 y contó con la adhesión 15 bancos. Las líneas de crédito debían cubrir el 100% de la compra de propiedades de hasta 200 mil pesos, y permitían comprobar ingresos presentando un contrato de alquiler y los recibos de pago de ocho meses.

  • Fuente: Clarin.com

Acceder a créditos hipotecarios es cada vez más difícil


 Mínimamente se necesita una cuota hipotecaria de entre $3.300 y $4.200.

Por:  Inmuebles Clarín

En la actualidad la posibilidad de comprarse un departamento o una casa es muy remota. Muchas personas que pueden acceder al alquiler de una propiedad quisieran comprarse su vivienda propia, pero la mayoría no puede hacerlo debido a los grandes costos que se deben afrontar.

Para poner un ejemplo tipo, alguien que alquila un departamento de tres ambientes paga alrededor de $1.550 de alquiler, dejándole al propietario del departamento una renta anual del 6%. En cambio si uno desea comprarse un departamento de 3 ambientes deberá desembolsar 80.000 dólares, de los cuales si se pide un crédito deberán ponerse 24.000 en efectivo.

Ese es el primer problema que surge a la hora de comprar un departamento, y luego también se encuentra el inconveniente de hacerle frente a la cuota del crédito hipotecario que en el Banco Ciudad ronda los $3.300 y en el Banco Hipotecario la cuota es cercana a los $4.200, teniendo necesariamente que poseer un ingreso de mínimo $13.000 por grupo familiar.

Según los expertos en inmuebles es muy difícil acceder a la vivienda propia por un lado por la falta de crédito hipotecario accesible al común de la gente, ya que las tasas de interés tendrían que ser de un 8 o un 9% y no de un 19 a 20% que hay hoy en día. Además también está el tema de la inflación que consume más rápido el salario de las personas, aunque señalan que actualmente los precios de los alquileres están amesetados.

fuente: inmuebles clarin.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: