Las dificultades para acceder a la casa propia


16:15 | Ni con un préstamo a 100 años una familia con ingresos de 15 mil pesos por mes podría comprar una vivienda, según un informe de la consultora KPMG.

BUENOS AIRES.- Una familia que cuente con ingresos de 15.000 pesos mensuales no podría comprarse una casa o departamento ni aún con un crédito hipotecario a cien años debido a la inflación, destaca hoy en un informe la consultora internacional KPMG.

El informe presentado hoy, con motivo del lanzamiento del nuevo Foro de Servicios Financieros de KPMG, mide el efecto del aumento de los precios sobre los créditos hipotecarios.

“Asumiendo un valor para el metro cuadrado de 1.740 dólares, un tipo de cambio de pesos 4 por dólar y una cobertura del 70 por ciento, ni siquiera un préstamo a 100 años permitiría que un sueldo familiar de pesos 15.000 mensuales alcance el porcentaje de 35 por ciento de afectación del ingreso, dado el costo financiero total de 20 por ciento anual”, explicó la consultora.

En otro términos, el informe privado advierte que una tasa de inflación como la actual, aplicada a las cuotas de un préstamo hipotecario, impide mantener la relación de hasta un 35 por ciento sobre el total del ingreso familiar por más que se amplíen al máximo los plazos de amortización.

“Esta es, podría denominarse, la restricción ‘estructural’ de la ausencia de crédito hipotecario”, destaca el reporte de la consultora.

KPMG agrega que “en ausencia de condiciones de certidumbre, la enorme brecha entre el precio de los inmuebles y los salarios resulta en un factor perjudicial para el desarrollo del crédito hipotecario en Argentina, mientras que esa misma brecha (incluso más amplia) era un importante motivo dinamizador del crédito en otras regiones antes de la crisis”.

La consultora señala que “incluso niveles de inflación moderados son suficientes para hacer desaparecer los mercados de largo plazo”.

En tal sentido, advierte que “la extensión de plazos no es suficiente para que el salario promedio permita la compra de, por ejemplo, un inmueble de 65 metros cuadrados que podría ser un 3 ambientes mediano”.

“Extender el plazo de 5 a 10 años hace una gran diferencia para atraer demanda, dado que la cuota y el ingreso necesario para pagarla se reducen en un 27 por ciento”, indica el reporte.

El informe agrega que “pasar de 10 a 20 años sigue siendo significativo en cuanto a nivel de cuota, pero plazos todavía mayores no aportan casi nada a las restricciones de ingreso de la demanda”.

El reporte advierte que los créditos bajo sistema francés, cuando las primeras cuotas están integrada casi en un 90 por ciento por intereses y las últimas casi talmente por capital, se tornan inviables para un tomador, ya que el valor de las primeras se vuelve muy alto.

De modo que la posibilidad de un préstamos con cuotas indexadas, que sería una solución para el problema, se torna poco atractivo para un cliente que no se endeudaría a largo plazo en montos que podrían variar.

fuente: diario la capital

Anuncios

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: