Fuerte reactivación de la construcción en la ciudad de Mar del Plata: ya está en niveles cercanos a la prepandemia


Las obras privadas repuntan luego de que la pandemia las llevara a una situación crítica. Previo a las restricciones, el desarrollo de proyectos superaba los 300 mil metros cuadrados en la ciudad, luego cayó por debajo de la mitad y ahora ya supera los 250 mil metros cuadrados.

Las obras privadas se recuperan después de la crisis desatada por la pandemia.

La actividad de la construcción en obras privadas viene recuperando los niveles registrados previos a la pandemia de coronavirus y en los últimos tres meses evidenció un “fuerte crecimiento” de los metros cuadrados aprobados.
Actualmente hay en actividad en Mar del Plata más de 250.000 metros cuadrados, de los cuales 210.000 fueron autorizados en lo que va del año, de acuerdo a un relevamiento llevado a cabo por la Municipalidad.

“Esto nos indica que a una instancia de salida del invierno, cuando la construcción viene en los mejores meses y que nos quedan por recorrer en el año cuatro meses, estamos en un camino de recuperar los niveles que teníamos previos a la pandemia“, dijo el secretario de Obras y Planeamiento Urbano, Jorge González, en diálogo con LA CAPITAL.

En base a los registros de la Dirección General de Obras Privadas, en los primeros cinco meses del año se gestionaron y se aprobaron 95.000 metros cuadrados. En tanto que en junio, julio y durante los días transcurridos de agosto se autorizaron -o están en vías de aprobación en su última etapa- 115.000 metros cuadrados, tras la sanción en mayo por parte del Concejo Deliberante de un paquete de medidas para reactivar la industria.

En ese sentido, González analizó: “Tenemos un fuerte crecimiento y esto se va a notar mucho más hacia fin de año, pero ya tenemos un incremento de nuevos proyectos por el impacto de la nueva normativa en términos de desarrollo desde el punto de vista arquitectónico”.

El funcionario municipal también mencionó que reciben “muchas consultas” y se ve “mucha actividad en lo que tiene que ver con demoliciones, en lugares donde van a aparecer nuevos edificios”. “Solamente con recorrer la ciudad uno nota que la actividad de la construcción se ve también en la calle”, sumó.

En 2018 y 2019, previo al parate por la pandemia de coronavirus que llevó al sector a una situación crítica con importantes pérdidas de empleo, el desarrollo de la obra privada tuvo un volumen similar en Mar del Plata.
Durante todo el 2018 hubo 300.016 metros cuadrados aprobados y fueron 300.012 metros cuadrados en 2019, según los datos recabados por la Municipalidad.

Obras 05

En tanto que a partir de 2020 se registró “un parate muy importante” que “ya venía recibiendo un freno en el 2019 a partir de la crisis económica y que obviamente el golpe de la pandemia lo hizo más profundo“, relató González.

El índice de desarrollo de la construcción en 2020 cayó a menos de la mitad que en los dos años previos: “Estamos hablando de poco más de 150.000 metros cuadrados aprobados para poder desarrollar”, indicó.

En este contexto, el funcionario destacó que desde mediados de mayo del año pasado, cuando el sector fue habilitado para retomar la actividad en el marco de la pandemia, la Secretaría de Obras comenzó a otorgar reinicios de obra y desde ese momento se entregaron “más de 1.200 en un plazo de tres o cuatro meses”. “O sea que teníamos en la calle gente trabajando y obras en actividad”, precisó.

González atribuyó la recuperación de la actividad en el sector privado a los proyectos de ordenanza aprobados por el Concejo Deliberante en mayo de este año para reactivar la industria de la construcción, que otorgan incentivos como la generación de empleo genuino en un momento crítico.

Aunque enseguida aclaró: “Es muy difícil establecer el nivel de actividad solamente por un parámetro como la cantidad de legajos que se presentan y que se aprueban porque después esas obras pueden empezar o no empezar, o pueden comenzar y después parar”.

Por tal motivo, “a la par comenzamos a hacer una nueva manera de medir la obra privada mandando a los agentes municipales a la calle para inspeccionar la cantidad que tenemos en actividad en la ciudad más allá de los legajos”, siguió González.

Otros indicadores alentadores para aquellos que desarrollan la actividad de la construcción son que hoy en Mar del Plata “un turno de hormigón para llenar estructuras está demorado de una semana a diez días”, según relató. “Es imposible conseguirlo de un día para el otro”, contó.

Por su parte, recordó que “la industria de fabricación de materiales también tuvo un parate muy fuerte en el 2020″ y dijo que “esas industrias para volver a retomar sus niveles van a necesitar un tiempo”. “Esto hace que haya escasez de materiales para la construcción en los distintos comercios de la ciudad”, explicó.

Por todo esto, González consideró: “Creemos que es muy positivo esto que está pasando porque además nos va a demandar que el Estado comience a invertir fuertemente en la recuperación del espacio público para mejorar el escenario para aquellas inversiones privadas que se quieran desarrollar en la ciudad”.

Obras 01

Teniendo en cuenta que se trata de un año eleccionario y con la economía inflacionaria del país, para el secretario de Obras esta situación genera que “los capitales que tienen que ir hacia esas inversiones se retraigan un poco hasta que haya definiciones tanto en lo político como en lo económico”. “Sin embargo la ciudad sigue en una línea ascendente a partir de las medidas que tomamos y de su impacto en la actividad”, completó.

Barrios privados

El crecimiento de la actividad en obras privadas sin embargo se ve “demorado” por algunas indefiniciones en proyectos correspondientes a urbanizaciones cerradas.

Según dio a conocer González, el trabajo en los barrios privados apenas representa el 2,5% de los casi 255.000 metros cuadrados de lo que se desarrolla en la actualidad en Mar del Plata. “Los trámites se han presentado en el municipio, han sido remitidos a la provincia de Buenos Aires y hoy están necesitando su aprobación porque hay mucha gente esperando para poder iniciar la construcción de su casa en esos lugares”, dijo el funcionario. Y añadió: “Sobre eso también estamos trabajando día a día, tanto con la Dirección Provincial de Ordenamiento Urbano y Territorial como con el área de Obras Privadas y con los propios desarrolladores en función de agilizar las solicitudes“.

“Hay que entender que la pandemia en los lugares centrales de la administración pública golpeó mucho más fuerte que en lo local y ha demorado esos trámites, pero en los próximos meses vamos a poder estar liberando eso“, sostuvo González.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: