Comenzó la segunda quincena de Mar del Plata: no subieron las reservas pero crece la expectativa por el turismo de fin de semana


El recambio vacacional no mejoró las cifras en La Feliz y afianzó una tendencia que se observa desde el inicio de temporada

autor

Por Mauricio Luna17 de Enero de 2021mluna@infobae.comMar del Plata transita la temporada con una baja notable en cuanto a la llegada del turismoMar del Plata transita la temporada con una baja notable en cuanto a la llegada del turismo

Lejos del pesimismo, la tristeza o la resignación, quienes viven y necesitan económicamente la temporada turística en Mar del Plata afrontan este verano con hidalguía. El optimismo y la incertidumbre que este sector expresaba en diciembre se convirtió, con las dos primeras semanas de enero consumadas, en un acostumbramiento que poco tiene que ver con lo que año tras año exhibe La Feliz.

En esta temporada, crítica en cuanto a los números, con bajos índices de alquileres y reservas, caída de más del 50% en el consumo, y el agregado de una restricción nocturna que afecta la oferta gastronómica, no sorprendió que el cambio de quincena -de un mes históricamente fuerte como enero- no expresara un mayor arribo turístico a la ciudad.

Sin embargo, los comerciantes, hoteleros y dueños de casas y departamentos, no transitan sus días inmersos en quejas o lamentos. Conscientes de la realidad, agradecen en algún punto que la temporada se esté desarrollando y que el escenario no sea peor. Y dentro de este contexto, se destaca que los sábados y domingos el porcentaje de alquileres, reservas y consumos se muestra en alza. Y auguran que esta tendencia se incremente en los próximos.

“Vamos al mismo ritmo, flojo, caída del 70% respecto al año anterior. No hay llegadas a la ciudad sin reservas. El cambio fue tranquilo porque también se anunció que iba a llover, que iba a estar feo, y mucha gente ante ese clima decide no venir”, explicó Rodrigo Sanz, integrante de la Comisión de Turismo del Colegio de Martilleros de Mar del Plata, a Infobae.El turismo marplatense se incrementa durante los fines de semanaEl turismo marplatense se incrementa durante los fines de semana

“Las reservas de los departamentos grandes fue con anticipación. Por ahí los departamentos chicos están más desocupados porque suelen ser alquilados por personas o familias que están en una situación económica más apretada. El turismo ha golpeado muy fuerte a la clase trabajadora, que son el 50% de nuestros turistas”, agregó Sanz.

Una de las preocupaciones que mantiene el sector hotelero está directamente relacionada los hoteles de una y dos estrellas, los que menos reservas registraron durante el verano y quienes acarrean deudas y compromisos que nacieron con la pandemia y se agravaron ante estos índices negativos.

Es un enero muy malo en cuanto a la actividad turística. Vivimos un muy buen fin de semana largo que fue el del 8 de diciembre, eso nos dio esperanzas porque era el comienzo. Pero después cayó mucho, tenemos un 40% como pico de reservas y baja al 20/25% durante los días de semana. Son números que no alcanzan para cubrir los costos que tenemos”, explicó Eduardo Palena, vicepresidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHG) de Mar del Plata, a Infobae.

Palena, dueño del Hotel República, manifestó que “tenía la esperanza de cubrir deudas por los nueve meses que estuvimos cerrados en 2020, sabíamos que no iba a ser un buen verano. En un enero ‘normal’ deberíamos estar en un 85%. La temporada pasada yo tuve una capacidad del 95%”.Los sábados y domingos las reservas y los alquileres aumentan entre un 15% y 20% respecto a los días de semanaLos sábados y domingos las reservas y los alquileres aumentan entre un 15% y 20% respecto a los días de semana

“La ocupación es baja pero coherente con el año que vivimos. Las playas ya bastante ocupadas están, no puede estar desbordadas. La demanda es baja pero tiene que ver con la temporada”, remarcó Sanz.

Mar del Plata había sufrido una significativa caída de reservas en hoteles y departamentos. “Influyó mucho ese rumor, porque durante esos días que hubo incertidumbre también ocurrieron muchas cancelaciones”, contó Palena.

La iniciativa que decretó el gobierno nacional, la cual se enfoca en todas las actividades comerciales, gastronómicas, artísticas y recreativas, implica el cierre total de estos lugares entre la 1 y las 6 de la mañana.

La situación es similar para los comerciantes. Aquellos que se dedican a la venta de indumentaria no desconocen que un gran porcentaje de los turistas que arriban a Mar del Plata llega con el dinero contado y que cualquier excedente posiblemente no se refleje en más compras. Sucede lo mismo con los empresarios gastronómicos, quienes invirtieron para remodelar y ampliar sus locales para así garantizar los procotolos sanitarios y que la gente consuma sin miedos.

Ayer, este medio reveló que un informe del Departamento de Estudios Económicos y Sociales (DESE), de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) de Mar del Plata, indicó que el 86% de las actividades que se realizan habitualmente en la ciudad se consideran poco o nada afectadas por la nueva medida que rige desde el lunes 11 de enero.En la vía pública y los espacios comunes el uso de barbijo es obligatorioEn la vía pública y los espacios comunes el uso de barbijo es obligatorio

“Esta es una visión parcial, tomada por encuestas en donde le preguntan a cada comerciante cómo le afecta. Claro, en forma directa a muchos no les afecta porque están fuera del horario de restricción. Pero en forma indirecta sí. Este tipo de cierres y cortes de horarios alteran las decisiones de mucha gente que quiere veranear o visitar la ciudad”, indicó Fernando Muro, secretario de Desarrollo Productivo e Innovación de Mar del Plata.

En relación a la temporada que vive La Feliz, Muro completó: “Cuando se habla de restricción, cambia la expectativa de una persona que quiere hacer un viaje. Y eso altera sus decisiones y de forma indirecta afecta a toda la economía”.

Fotos: Christian Heit

Las reservas y los alquileres en Mar del Plata no superan el 30%: “Sabíamos que no iba a ser un buen verano”


Referentes hoteleros e inmobiliarios aseguran que sólo se observa un leve repunte durante los fines de semana: “Tenemos temporada y debemos cuidarla”, sostuvieron

autor

Por Mauricio Luna12 de Enero de 2021mluna@infobae.comCompartir en FacebookCompartir en TwitterEn Mar del Plata aspiran a sostener estos números y que repunten lo máximo posible durante el fin de semanaEn Mar del Plata aspiran a sostener estos números y que repunten lo máximo posible durante el fin de semana

El 19 octubre de 2020, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, confirmaba la temporada de verano “con protocolos, aplicaciones y responsabilidad”. La expectativa que nació aquel día entre los referentes hoteleros e inmobiliarios de Mar del Plata no se asemeja al sentimiento que los atraviesa por estas horas, en donde las cifras de reservas y alquileres continúan estancadas.

En números, ni las reservas hoteleras ni los alquileres de casas o departamentos superan el 30% de sus capacidades. Durante los fines de semana que acontecieron, el repunte alcanzó el 40%. Y allí se frenó.

“Es un enero muy malo en cuanto a la actividad turística. Vivimos un muy buen fin de semana largo que fue el del 8 de diciembre, eso nos dio esperanzas porque era el comienzo. Pero después cayó mucho, tuvimos un 40% como pico de reservas y bajó al 20/25% durante los días de semana. Son números que no alcanzan para cubrir los costos que tenemos”, explicó Eduardo Palena, vicepresidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHG) de Mar del Plata, a Infobae.

El empresario, dueño del Hotel República, sostuvo que “tenía la esperanza de cubrir deudas por los nueve meses que estuvimos cerrados en 2020, sabíamos que no iba a ser un buen verano. En un enero ‘normal’ deberíamos estar en un 85%. La temporada pasada yo tuve una capacidad del 95%”.Los balnearios también sufren la crisis sanitaria: los alquileres de las carpas y sombrillas mantienen cifras muy bajasLos balnearios también sufren la crisis sanitaria: los alquileres de las carpas y sombrillas mantienen cifras muy bajas

La situación adversa también se refleja en los alquileres de casas y departamentos. Rodrigo Sanz, integrante de la Comisión de Turismo del Colegio de Martilleros de Mar del Plata, precisó a Infobae que “la ocupación continúa baja si la comparamos de manera interanual. Pero hay que pararse en el lugar que estamos. En septiembre temíamos no tener temporada. Ahora, en la trinchera queremos hacer todo, pero tenemos temporada y tenemos que cuidarla”.

Sanz destacó que “la ocupación es baja pero coherente con el año que vivimos. Las playas ya bastante ocupadas están, no puede estar desbordadas. La demanda es baja pero tiene que ver con la temporada”.

El sector inmobiliario expresa una cifra similar a la de los hoteleros: las reservas apenas superan el 30%. “Los departamentos que más quedaron desocupados son los de un ambiente o dos ambientes; los de tres o cuatro ambientes fueron alquilados con anticipación. No es muy fácil conseguir un departamento de categoría en alquiler”, detalló Sanz.

También remarcó que “los alquileres deben cumplir con un protocolo y los grupos de jóvenes no lo cumplen porque no son convivientes. A los que más les preocupa esta restricción nocturna es a ellos. Es el deseo de los chicos poder divertirse”.Los números correspondientes a las reservas y los alquileres continúan estancadosLos números correspondientes a las reservas y los alquileres continúan estancados

Hace una semana, este medio contó que ante el temor de que impusieran restricciones (hecho que terminó sucediendo), Mar del Plata había sufrido una significativa caída de reservas en hoteles y departamentos“Influyó mucho ese rumor, porque durante esos días que hubo incertidumbre también ocurrieron muchas cancelaciones”, contó Palena.

La iniciativa que decretó el gobierno nacional se enfoca en todas las actividades comerciales, gastronómicas, artísticas y recreativas. La restricción implica el cierre total de estos lugares entre la 1 y las 6 de la mañana.

“Hoy estoy luchando para poder llegar a cubrir los costos del mes. Lo que estamos haciendo es solicitar a nivel municipal, provincial y nacional ayuda. Que extiendan los ATP que se cortaron este mes. No eran para nada suficiente pero sí una ayuda para pagar salarios”, específico Palena.

El empresario hotelero sentenció: “Si sigue así la ocupación y no hay ayuda a nivel estatal, más de la mitad de los establecimientos va a cerrar. Es muy grave la situación, es complicado, muy largo. ¿Qué establecimiento puede durar 9 meses sin ingresos? No es ilógico lo que estamos pidiendo”.

“Nunca entendimos que iba a ser mucho mejor la temporada. El turismo en Europa tuvo una caída del mismo porcentaje, y allá están en una condición económica mejor que la nuestra. Buscamos llamar a la reflexión del cuidado individual. Porque aquí acogemos al público trabajador. Y los laburantes son los más golpeados por esta pandemia. Sinceramente hoy no tenemos grandes expectativas o esperanzas de que crezca el turismo, pero sí de que se mantenga”, completó Sanz.

Fotos: Christian Heit

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: