EL ALOJAMIENTO EXTRA HOTELERO Y EL DESAFÍO DE CUMPLIR LOS PROTOCOLOS


El alojamiento es una  de las bases de sustentación de un destino turístico. Mar del Plata posee, según estimaciones del Ente Municipal de Turismo (EMTUR)   52.000* plazas hoteleras y 320.000* extra hoteleras las que involucran las segundas viviendas,  las de familiares y amigos y las destinadas al alquiler temporario.

En la pasada temporada 2020 el 31,2 % de los 3.400.000* pernoctes fueron en inmuebles alquilados temporariamente, cifras que asombran y que no tienen parangón en ninguna otra localidad turística de nuestro país. De este volumen, buena parte fue directamente a particulares, otro grupo a través de portales internacionales y locales y el resto mediante  la gestión de Corredores Públicos que en forma profesional asistieron a la demanda. tarea delicada que insume una dedicación 24/7, por la responsabilidad que dicho servicio impone.

Hoy nos encontramos transitando condiciones extraordinarias que imponen protocolos sanitarios de cumplimiento obligatorio para prevenir la proliferación de contagios con el consecuente  daño  a las personas tanto locales como visitantes, a la economía de la ciudad y al destino Mar del Plata en general.  Un Protocolo ha sido aprobado por la autoridades para el alojamiento extra hotelero, en el cual los Corredores Públicos han actuado activamente en su elaboración aportando su experiencia profesional y estableciendo el  compromiso por la seguridad sanitaria del visitantes y locales, creando  pautas de permanencia mínima, de tiempo de espera entre la entrada y la salida y lo más relevante el dedicado cuidado de la higiene y sanitización de las unidades ofertadas .

Pero eso mismo sucederá con el resto de la oferta?  Los particulares no residentes en nuestra ciudad que ponen el alquiler a través de portales asumirán la misma responsabilidad, es válido preguntarse:  quién  será el responsable del cumplimiento y control de esa actividad?.

Es necesario que la autoridad intervenga en estas cuestiones que van a producir problemas que deberán ser soportados por toda la comunidad  es así que hoy más que nunca los propietarios deben aprovechar la experiencia de los profesionales, matriculados en el  Colegio de Martilleros y Corredores Publicos del Departamento Judicial Mar del Plata.

Y Si lo vemos desde los costos, ya que nuestra localidad debe competir cada vez más con  otros destinos, será mucho más caro para el turista y para el propietario apelar a las plataformas internacionales ya que, por dar un ejemplo,  Airbnb como Booking están incluidos en el apartado B de la ley que cobra el I.V.A. a los servicios digitales. Esto significa que sólo aplica el impuesto PAIS del  8% siempre y cuando el gasto sea menor o igual a USD 10 o su equivalente en otra moneda superado ese importe, aplica el impuesto PAIS 30%. En síntesis: en el 99,9 % de los casos aplicará el 30 % y en el restante 0,1% aplicará el 29%, mayores costos que afectan una demanda inelástica. Y la paradójica cuestión de comprometer divisas para la cancelación de las transacciones efectuadas en Argentina por compatriotas.

En resumen: mayor costo, menor garantía de controles y mayor afectación a nuestro destino. Y en  el caso de los particulares, salvo los que residan aquí, mucha posibilidad de que se repitan estafas y seguramente incumplimiento de los plazos mínimos, cuidado de la sanitizaicón y la observancia del tiempo de espera entre el check in y el chek out que garanticen la ausencia de riesgos de contagios.

Los Corredores Públicos abogamos por dar la mejor calidad de servicio, con seguridad y responsabilidad profesional en el cumplimiento de los protocolos aprobados para sí proporcionar  al turista la mejor experiencia  entendiendo la importancia que ello tiene  y mucho más en estos momentos donde la confianza es la base de la decisión para elegir el destino donde vacacionar.

Alquile Seguro, vacacione tranquilo, contrate con un Corredor Público matriculado.

MyCP Carlos Piglia

Ex vicepresidente del EMTUR

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: