Axel Kicillof le puso fecha al inicio de la temporada de verano en la Costa Atlántica


Vacaciones en pandemia

Lo definieron las autoridades provinciales con los intendentes de las localidades turísticas. Antes, dejarán entrar a los propietarios.

El gobernador Axel Kicillof durante una de sus últimas apariciones públicas. Foto: Mauricio Nievas

Fabián Debesa

El gobierno bonaerense acordó con los intendentes de las ciudades turísticas que la temporada en la Costa Atlántica y las sierras comenzará el 1 ° de diciembre y que a partir del 1 ° de noviembre podrán ingresar a esos distritos los propietarios de viviendas, hoteles u otras propiedades para acondicionarlas y prepararlas para el veraneo.https://tpc.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.htmlnull

El periodo de vacaciones estivales 2020/2021 se extenderá hasta el Domingo de Pascuas , que el año próximo se celebra el 4 de abril. En poco más de dos semanas, los bonaerenses no residentes en localidades de la Costa Atlántica, pero que tienen inmuebles temporarios podrán viajar hacia esos destinos.

De esta manera, se descomprime un foco de conflicto que la semana pasada incluyó piquetes y protestas en los accesos a localidades de la Costa, porque no permitieron la entrada a los dueños de casas de temporada.

Estas definiciones se acordaron en una reunión que el Jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco y el ministro de Producción, Augusto Costa tuvieron por zoom con los intendentes de los municipios que ofrecen servicios turísticos en Buenos Aires.

Aunque aún faltan definir detalles, esas fechas están acordadas con los funcionarios provinciales y todos los detalles de la temporada 2020/2021 los informará Axel Kicillof el lunes, según confirmaron fuentes oficiales a Clarín.

Como anticipó Clarín, las autoridades provinciales avanzan también en el desarrollo de una aplicación al estilo “Cuidar” que activarán todos los turistas que quieran acceder a las playas, sierras o lagunas bonaerenses. El aplicativo incluirá información detallada de cada viajante como declaración jurada.

Habrá que especificar lugar de alojamiento, días de estancia en las localidades y datos de contacto para un eventual aislamiento o para ubicarlos si resulta necesario por cuestiones de emergencia sanitaria.

“Temporada va a haber. No será como todos los años, seguramente no se romperán records pero se habilitará el turismo en la provincia en el verano ”, había anticipado el martes pasado, el ministro Bianco. Las novedades para los que quieren aprovechar un descanso estival llegaron en coincidencia con los datos que marcan una lenta pero persistente reducción en el número de contagios que registra Buenos Aires en las últimas seis semanas.

Los infectados diarios en todo el territorio se mantienen apenas por encima de los 5.000 por dia en el promedio semanal. Este viernes informaron 5.199. Pero ya casi el 30 % son reportados del interior y la pampa provincial. Allí donde están las playas y los sitios de descanso y recreación. No obstante, las medidas de aislamiento que acumulan más de 210 días y la necesidad de los empresarios turísticos (uno de los más afectados por la pandemia) empujaron a una definición en la provincia.

Este viernes convocaron a los intendentes de e General Pueyrredón, Guillermo Montenegro; Tandil, Miguel Ángel Lunghi; Necochea, Arturo Rojas; La Costa, Cristian Cardozo; El general Alvarado, Sebastián Lanantuony; Villa Gesell, Gustavo Barrera y Pinamar, Martín Yeza.

La cita virtual también incorporó a Jorge Paredi, de Mar Chiquita; Sergio Bordoni de Tornquist; Miguel Gargaglione de San Cayetano; Enrique Dichiara de Monte Hermoso y José Luis Zara de Carmen de Patagones.

En una temporada típica, esos sitios favorecidos por la geografía y la naturaliza provocan un movimiento de hasta 9 millones de personas entre diciembre y fines de febrero. El COVID-19 puede modificar ese comportamiento social. Hasta podría determinar un cierre de alguno de los destinos si se detecta un foco.

De todo eso hablaron con el subsecretario de Salud, Nicolás Kreplak y la ministra de Gobierno, Teresa García, que también estuvieron detrás de las pantallas.

Esta semana también se decidió el regreso de los medios de transporte de pasajeros, instrumento clave para el turismo. Los colectivos, trenes y aviones quedaron habilitados para retomar la actividad. Pero aún no pusieron la primera marcha. Deben definir el funcionamiento y los protocolos para las estaciones terminales. Y en el caso de los ferrocarriles, debe estar clara la situación en cada una de las escalas que prevén el convoy.

Con los alcaldes se acordó cómo funcionarán los hoteles, las estaciones de servicios, los establecimientos gastronómicos, los balnearios y los paradores. También se evaluaronlos mecanismos de regulación para autos particulares y medios de transporte de corta, media y larga distancia.

“La temporada nunca estuvo en duda. Va a ser una temporada atípica, y vamos a trabajar para que sea la mejor posible dada las condiciones epidemiológicas. Queremos ir tomando definiciones para dar certezas”, dijo Costa al final de la reunión a distancia.

La Plata. Corresponsalía

Temporada: almohada propia, el nuevo requisito para alquilar en Mar del Plata


Es una de las exigencias que está incluida en el protocolo sanitario presentado por el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Mar del Plata; los lineamientos tienen aval municipal, pero aún falta la aprobación provincial
Es una de las exigencias que está incluida en el protocolo sanitario presentado por el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Mar del Plata; los lineamientos tienen aval municipal, pero aún falta la aprobación provincial Fuente: Archivo – Crédito: Mauro V. Rizzi

Darío PalavecinoComentar(75)Me gustaCompartir16 de octubre de 2020  • 04:14

MAR DEL PLATA. Cuando la autorización nacional llegue, el turismo vuelva a cobrar vida y la temporada, aún tan incierta, tome aires de realidad, los veraneantes que alquilen propiedades en esta ciudad deberán sumar a su habitual equipaje algunos juegos de sábanas, toallas, y hasta su propia almohada.

Estos requisitos están incluidos en el protocolo sanitario presentado por el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Mar del Plata y tiene la aprobación inicial del municipio, a la espera ahora del visado provincial. Contemplan, además, una semana como mínimo de estada, un día de descanso para desinfección de esos inmuebles entre un cliente y el siguiente y pautas a seguir -de salud y contractuales- en el caso que el inquilino contraiga el virus.

No hay una fecha cierta de apertura de rutas y accesos a las ciudades turísticas. Apenas algún rumor que ubica para mediados del mes próximo la primera oportunidad de viajar sin demasiados requisitos que justificar. Sin embargo, aquí se empiezan a preparar con condiciones para que las vacaciones se puedan dar con el menor riesgo de contagios en medio de la pandemia, que todavía castiga fuerte en la costa atlántica y cercanías.

El protocolo también establece una estadía mínima de siete días
El protocolo también establece una estadía mínima de siete días Fuente: Archivo – Crédito: Mauro V. Rizzi

El protocolo

El anexo del protocolo sanitario que atiende la situación de los alquileres turísticos de alojamientos extrahoteleros para la temporada 2021 establece pasos innovadores en la dinámica del cierre de contratos y acceso de los inquilinos a las unidades de renta.

Se recomienda que los contactos, el acuerdo y los medios de pago se hagan de manera online para garantizar distanciamiento entre el operador y el cliente. Y la entrega de llaves se hará en el marco de las medidas habituales de distanciamiento social, en oficinas inmobiliarias que deberán contar con mamparas separadoras y horario ampliado para evitar congestionamientos.

La sugerencia es que los check in se cumplan de manera anticipada, incluidas las declaraciones juradas de salud que cada turista deberá presentar para poder acceder a una unidad en alquiler, así como designar a quién será el representante de la familia o grupo que se encargará de interactuar con el martillero.

“Las unidades extrahoteleras comprenden casas y departamentos amoblados, sin prestaciones adicionales, para lo cual los turistas deberán traer ropa blanca (sábanas y toallas) y almohada”, consta en uno de los apartados.

Rodrigo Sanz, directivo del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Mar del Plata, destacó que la almohada es una novedad por la directa cercanía con el sistema respiratorio. “Podrán traerse la suya o comprar una por aquí, pero es por mayor seguridad”, advirtió. Estimó que por 300 a 500 pesos pueden conseguirla en destino, si es que no quieren cargarla en las valijas. En cambio, los propietarios, siempre a través de inmobiliarias, deberán proveer protectores para colchones.

Hay otro cambio que puede tener también otra fuerte incidencia en turista, a la hora de resolver alojamiento. El protocolo prevé que los contratos se podrán hacer por un período mínimo de una semana. Todo un dato para un destino que, durante los últimos veranos, vivió buenas experiencias, pero al ritmo de pernoctes promedio no superiores a las cinco noches.

Cariló

Por la zona de Cariló advierten que en el alquiler de casas, que marcha tranquilo todavía, la provisión de ropa de cama está incorporada “como siempre” . “Está garantizado el sistema de lavadero con las exigencias de estos nuevos tiempos”, afirman voceros del sector a LA NACIÓN.

Algo similar se dará en el rubro de aparts. Los turistas tendrán en esos departamentos todo el equipamiento de ropa blanca con lavado y desinfección acorde. “Tenemos un protocolo interno que implica intervención de lavadero oficial, homologado y con entrega de oblea de certificación de prendas libres de bacterias y virus””, señaló Joaquín Bustillo, administrador de estos complejos

Además, anticipó que para las unidades tienen prevista una profunda desinfección entre un inquilino y otro. Alcanza desde cortinas a pisos y demás espacios para asegurar condiciones óptimas de seguridad sanitaria. Y destacó la toma de muestras que se analizan en ese período de apart desocupado para asegurarse que allí no hay presencia de coronavirus.

Según explicó este tipo de alojamientos no ofrecerá esta temporada ninguno de sus amenities. Así que habrá que olvidarse de la piscina, el gimnasio, el spa, el sauna, el jacuzzi, la sala de juegos y recreación infantil. “La intención es no generar puntos de contacto o conflicto que puedan derivar en posibles contagios”, dijo Bustillo.

Mientras es definen estas condiciones la oferta de inmuebles recién asoma. Los precios todavía se están formando y aún quedan pasos por resolver en la cuestión contractual. Sobre todo en caso que se dé un caso positivo de coronavirus entre los inquilinos.

Casos

El protocolo marplatense prevé que en esa situación el infectado y sus convivientes deberán dar aviso al servicio de salud y mantenerse aislados en el domicilio. Pero deberán abandonarlo en el caso que se cumpla el plazo acordado en el contrato. Municipio y provincia evaluaban días atrás esa hipótesis y el dilema de derivar al paciente a un centro de salud o, en cuadros leves, alojarlo con su grupo en algún hotel previsto por el Estado. Aquí se barajó como posibilidad el complejo turístico de Chapadmalal.

También implicaría esa situación una desinfección especial, dada la certeza de presencia de Covid-19 en esa unidad. Los martilleros advierten que en ese caso, el operativo de sanitización del departamento o casa correría por cuenta del inquilino.Por: Darío Palavecino

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: