Extenderían hasta fin de año el congelamiento de los alquileres


El presidente Alberto Fernández aseguró que se está analizando el tema. La prórroga es esperada con expectativa por las entidades de inquilinos que la consideran imprescindible para evitar una ola de desalojos.

El jefe de estado anticipó esta semana que estudia prorrogar hasta fin de año la vigencia del DNU 320/20 por el cual quedaron congelados los precios de los alquileres y se suspendieron los desalojos, y aunque aclaró que todavía no se tomó una decisión definitiva es probable que la semana que viene haya novedades en ese sentido.

“Hay que esperar para tomar una decisión sobre los alquileres’, dijo el miércoles durante el programa A Dos Voces, al responder una pregunta sobre qué va a pasar con los contratos de locación que entraron bajo el paraguas del DNU 320 que en principio vencerá a fin de septiembre.

El Jefe del Estado expresó que “lo que tienen que saber todos es que vamos a proteger a los sectores más débiles porque no es momento de castigarlos” y sostuvo que “todos tenemos que hacer un esfuerzo colectivo hasta tranquilizar la economía”.

“La economía está intranquila en el mundo porque la pandemia dio vuelta la economía del mundo y además está intranquila porque la Argentina ha tenido muchas dificultades en los últimos años”, dijo Fernández.

Ante la consulta de este diario sobre la posibilidad de extender la vigencia del decreto, el viernes la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, respondió lacónicamente que “estamos trabajando”.

La prórroga de la norma es aguardada con expectativa por las entidades de inquilinos que la consideran imprescindible para evitar una ola de desalojos en medio de una situación de alta morosidad en los pagos.

“Es fundamental que el gobierno anuncie la prórroga del decreto. Seguimos insistiendo, tiene que ser hasta marzo y con un plan de desendeudamiento del sector. Los inquilinos tienen que saldar las deudas y los pequeños propietarios poder cobrar su alquiler. Es la única forma de evitar una crisis habitacional aún mayor”, señaló Gervasio Muñoz, titular de Inquilinos Agrupados.

Créditos hipotecarios UVA

El presidente también se refirió a las cuotas de los créditos hipotecarios UVA, que también quedaron congeladas desde fines de marzo mediante un decreto (319/20). “Respecto al tema UVA estamos tratando de encontrar una solución similar a la teoría del esfuerzo compartido. Puede ser una salida para este tipo de créditos, lo estamos trabajando”, adelantó.

Alquileres de vivienda, pensiones y locales

El decreto 320/20 abarca a los contratos de alquileres de vivienda única pero también las habitaciones en pensiones, alquileres para actividades culturales o comunitarias o destinados a pequeñas producciones familiares y agropecuarias.

También están incluidos los inmuebles alquilados por monotributistas o profesionales autónomos para la prestación de servicios, comercio o industria; alquilados por mipymes, cooperativas de trabajo o empresas recuperadas.

Si bien dispuso el congelamiento de los precios de los contratos de alquiler hasta el 30 de septiembre de 2020, el decreto prevé que la diferencia entre el monto pactado y el que corresponda pagar por el congelamiento deberá ser abonada en tres cuotas, y como máximo seis, mensuales, iguales y consecutivas. La primera de esas cuotas debería pagarse con el alquiler correspondiente a octubre.

Además, el decreto no suspendió el pago de alquileres. Por eso, los que no pagaron durante estos meses acumularon una deuda que deberán saldar a partir de octubre. En ese caso, se podrán aplicar intereses compensatorios, pero no podrán aplicarse intereses punitorios ni moratorios, ni ninguna otra penalidad.

Fuente: https://www.cazadordenoticias.com.ar/nota/00089062/extenderian-hasta-fin-de-ano-el-congelamiento-de-los-alquileres/

La Nación y sectores privados trabajan para que haya temporada de verano


La variable es la situación epidemiológica. Todavía se evalúa el panorama, que tendría como eje el turismo interprovincial y de cercanía. Las cámaras del sector señalan que están preparadas para prestar un servicio seguro.

El Ministerio de Turismo y Deportes (Minturdep) trabaja para que haya temporada en los centros de veraneo, con la situación epidemiológica del coronavirus como variable final, mientras el sector hotelero-gastronómico dice estar preparado y espera definiciones sobre conectividad terrestre y aérea, y en Mar del Plata se ajustan a los protocolos sanitarios y dependen de la llegada de los turistas.

Sobre estas cuestiones convergentes para el ya cercano verano, Télam consultó a Inés Albergucci, subsecretaria de Calidad, Accesibilidad y Sustentabilidad del Ministerio de Turismo (Minturdep); a la presidenta de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra), Graciela Fesno, y al presidente del Ente Municipal de Turismo (Emtur) de General Pueyrredón, Federico Scremin.

La funcionaria del Minturdep, quien oportunamente había manifestado a Télam que tras impulsar el turismo posible durante la temporada invernal, esa cartera trabaja ahora para que los destinos balnearios tengan su temporada de verano, advirtió que “nuestro norte y nuestra variable, que siempre define esto, es la situación epidemiológica”.

“Entendemos que la reactivación va a ser primero dentro de nuestro país y, en este sentido, también se habla de este turismo de cercanía e interprovincial y demás”, explicó Albergucci, y precisó que uno de los puntos de esa tarea se refiere “a lo que es transporte turístico, o sea aplicado a la actividad turística”.

También advirtió que “hay un conjunto de factores a la hora de evaluar o no esta apertura, que no es solamente desde nuestra cartera” y puntualizó que “la posición del Ministerio de Turismo es entonces trabajar con las provincias y los municipios para que así ellos tengan algunas normativas o legislaciones que son propias y estas no contradigan las orientaciones que podemos brindar a nivel nacional”.

Desde la Fehgra, su presidenta aseguró que en el sector están “preparados desde el punto de vista sanitario para poder retomar la actividad y prestar servicio de forma segura a los clientes y huéspedes; eso es lo que depende de nosotros, lo que depende de cómo va a ser la temporada todavía no lo tenemos claro”.

En ese aspecto amplió: “No tenemos claro cuándo van a volver a volar los aviones, no tenemos claro cuándo van a retomar la actividad los micros de larga distancia y sin uno u otros, hablar de temporada es medio utópico”.

Para Fresno, “tiene que haber una uniformidad en esos protocolos para que la gente pueda trasladarse de un lugar a otro y podamos hablar de la temporada. La necesidad es para ahora mismo”.

“Nosotros necesitamos que el Gobierno defina qué va a pasar con los protocolos y cómo se van a llevar adelante para poder nosotros planificar la temporada y convocar al personal”, explicó la dirigente empresaria.

Desde Mar del Plata, el presidente del Emtur sostuvo que esa ciudad, el mayor centro turístico provincial de Argentina, “depende mucho de la llegada de gente”, por lo que deberán “trabajar muy fuerte, en lo que respecta a protocolos, en conjunto con la Nación y con la provincia, esto siempre a futuro”.

Tras precisar que “hoy el turismo se encuentra prohibido en la provincia” de Buenos Aires, Scremin dijo que en Mar del Plata esperan que “con la mejora de la situación epidemiológica en todo el país, dentro de un tiempo se pueda reactivar, como otras actividades económicas”.

Al respecto, comentó como ejemplo que el colegio de martilleros marplatenses “ha propuesto el cuidado especial de lo que es la limpieza entre huésped y huésped. Ha recomendado que los alquileres sean de, por lo mínimo, una semana”.

“Hay ciertas cuestiones que todavía las estamos evaluando, como qué va a suceder con ciertas cosas, como las sábanas, las almohadas, son temas que se vienen tratando; no está todavía aprobado el protocolo para el alquiler de departamentos, como sí se encuentra el de hotelería”, advirtió el funcionario.

Scremin consideró que tienen que “trabajar mucho en la concientización y la responsabilidad individual y fomentar la gran cantidad de kilómetros de costa con que cuenta Mar del Plata, para que no se centralice en ciertas playas más conocidas”.

Fuente: https://www.cazadordenoticias.com.ar/nota/00089055/la-nacion-y-sectores-privados-trabajan-para-que-haya-temporada-de-verano/

EL LADRILLO NO FALLA


Haciendo un poco de historia, nuestra generación  creció  escuchando a nuestros padres y abuelos decir: “el ladrillo es la  mejor inversión” ¿Qué veían? Veían en los inmuebles un refugio  de valor. Un valor que en los últimos 25 años subió exponencialmente.

 C.I Andrea Rinesi, integrante de la Comisión directiva de CEIR.

Precio del m2  o los Edificios = Tierra + Construcción

Tomando como referencia más cercana los años 80 y 90,  años en que los valores de las propiedades estaban estancados, el mercado marcaba escaso movimiento, el teléfono -“no suena!!!”-, comentábamos entre colegas.

Economías deficientes, oscilantes, inflación, etc. provocaron una desaceleración de las ventas especialmente  los últimos años de la década del 80 y principios de la década del 90.

Los valores de los inmuebles, desde entonces hasta el presente subieron notablemente.Para mencionar un ejemplo: en zona centro, en los inicios de los años 90,  un departamento de 1 dormitorio en Mitre 500 de 50 m2 se vendía en u$s 10.000.- Uno de 3 dormitorios. en Urquiza 1400 de 90 m2, en u$s 35.000.-Actualmente (2020) esas mismas unidades  podrían venderse en un entorno de u$s 55.000 y 100.000 respectivamente .

En el caso de la tierra, siempre subió de valor. Podría ensayarse una respuesta sobre que “la tierra no es repetible ni extensible” mientras que una construcción es repetible en diferentes lugares.

Esto nos acerca a una afirmación sobre bases más sólidas. Un terreno  de aproximadamente 10×30 m en los años 1994/5 para construir un edificio estándar de 2500 m2 en el centro, costaba entre 100 y 120.000 u$s. La incidencia por M2 construido apenas llegaba a 40/45 u$s/m2.

Si vemos los precios actuales, la evolución de la incidencia –simplificando la comparación-, se acerca a 300/400 u$s/m2. En 25 años el valor subió 800% aproximadamente. 

La Ciudad y los desarrolladores privados

Cambios “exponenciales” en una ciudad que en su borde mira y usa el río y en sus calles ha logrado mejorar la imagen urbana junto con políticas públicas sostenidas, consiguieron marcar una dirección orientadora de las fuerzas productivas del sector inmobiliario.

A partir del 2002/03 los desarrolladores -empresas privadas-, vieron nuevas opciones en lugares impensados,  las obras fueron creciendo, los inversores abrazaron el ladrillo como refugio seguro, nuevos núcleos urbanos provocaron nuevas reacciones en usuarios e inversores, realimentando ese círculo virtuoso en muchos aspectos.

Los desarrolladores-empresas privadas han construido en los últimos 50 años el 70% de la vivienda de la ciudad. 

Clientes satisfechos. Corredores inmobiliarios.

La profesión de Corredor Inmobiliario, ciertamente agrega valor a la cadena de comercialización de inmuebles.

Nos orientamos a acompañar al cliente en sus inversiones ocupándonos de cuidar  su rentabilidad frente a  los vaivenes que la coyuntura nos propone. Quienes administramos propiedades nos dedicamos esencialmente a cuidar las inversiones  de nuestros clientes, ocupándonos de que sus inmuebles no pierdan valor ,  mejorándolos, y adaptándolos a las nuevas demandas. Las rentabilidades oscilan –sean residenciales o comerciales, y nuestro trabajo es lograr lo mejor en cada escenario.

Periódicamente aparece la magia de otros formatos de inversión. Nuestro cliente prueba, y mayoritariamente “vuelve al ladrillo”.

Acciones de  Difusión

Las instituciones vinculadas al mundo Inmobiliario, CEIR, CADEIROS, EL COLEGIO DE CORREDORES INMOBILIARIOS DE ROSARIO, junto a Instituciones afines como la AEV, y la MUNICIPALIDAD hemos encarado campañas fortaleciendo el axioma del  “Ladrillo refugio seguro” (2012)  luego fue “Bien Real” (2016) y Volvé al Ladrillo (2020. El motor de este proceso es difundir y fortalecer la buena relación rentabilidad-seguridad del ladrillo frente a otras inversiones. 

La Pandemia y un nuevo Escenario

Este tiempo tan irregular de la pandemia ha cambiado formatos de trabajo , de comunicación con el cliente. Home office es entre otras,  una modalidad que ha venido para quedarse. Nuestro Know How debe orientarnos a ver oportunidades y transmitir a nuestros clientes opciones de calidad.

Es indispensable contar con registros, el análisis, estadísticas. “Nadie se salva solo” decía alguien que escuché hace poco por Zoom y parece muy adecuado para estas épocas. La región que circunda a Rosario, la Pampa más o menos Húmeda sigue siendo el escenario apto para transformar “cereal en ladrillos”.

Los corredores matriculados agregamos valor a la transacción en toda la cadena de la negociación.

En el “Mientras tanto”, nuestra experiencia, nuestros equipos de trabajo y los registros  afirman que los clientes siguen estando y que el ladrillo “no falla” como decían mi papá y mi abuelo.

LADRILLO: UN REFUGIO DE VALOR SEGURO, TANGIBLE Y ESTABLE.

José Ellena, integrante de la Comisión Directiva de CADEIROS. 

Cuando desde las instituciones decidimos impulsar las campañas Refugio Seguro y Bien Real; buscamos demostrar y poner en cifras algo que desde el sector venimos sosteniendo desde hace mucho tiempo; que el inmueble es un activo seguro, tangible y que más allá de los vaivenes económicos que nuestra economía presenta; es totalmente positivo. 

Si bien hoy la rentabilidad no es buena; a diferencia de las distintas opciones de inversión; el LADRILLO mantuvo prácticamente inalterable sus valores en  dólares; con lo cual esto viene a reafirmar nuestro predicamento que el LADRILLO ES UN REFUGIO DE VALOR SEGURO, TANGIBLE Y ESTABLE.

Cuando pensamos las campañas,  entendemos que no es para demostrar nada diferente de lo que venimos sosteniendo; es una forma de DESPERTAR Y RECORDAR las bondades de la inversión inmobiliaria; y generalmente la contrastamos con las demás opciones (plazo fijo, caja de seguridad, bonos, acciones, etc.) e, invariablemente, salimos beneficiados.

Cuando se apuesta al LADRILLO se pone además en marcha un círculo virtuoso de generación de puestos de trabajos y bienestar socioeconómico que ninguna otra opción de inversión lo genera. Invertir en inmuebles es casi una declaración de principios; porque creo en lo que hago,  quiero y confío en mi  país es que invierto en él y en beneficios para todos sus habitantes

Este año relanzamos una nueva campaña: Volvé al Ladrillo, que es una REAFIRMACION de la nobleza, certeza y seguridad que brinda la inversión inmobiliaria por sobre las demás opciones; que en algún momento pueden resultar seductoras pero que conllevan una gran dosis de riesgo, incertidumbre y volatilidad; algo que con el Ladrillo no sucede, porque es un refugio seguro y leal, del que nos volvemos a enamorar.

Estadías mínimas, “ropa blanca” y limpieza: el protocolo para alquilar durante el verano


El Colegio de Martilleros elevó a la Secretaría de Producción su plan de trabajo durante la temporada. Se establecen procedimientos desde antes, durante y después de la estadía.

En las inmobiliarias ya se preparan para el verano.

El Colegio de Martilleros presentó el protocolo sanitario para el alquiler de casas y departamentos durante la próxima temporada veraniegas. Ahora la Municipalidad deberá analizarlo y decidir si le hace modificaciones o lo aprueba.

Entre las principales medidas, expuestas en el documento elevado ante la Secretaría de la Producción que dirige Fernando Muro, se estableció que los turistas que elijan alojarse en unidades extrahoteleras, casas y departamentos amoblados sin prestaciones adicionales, deberán proveerse de “ropa blanca (sábanas y toallas) y almohadas”, mientras que las estadías serán “semanales, quincenales y mensuales no mayores a tres meses”.
Asimismo, esas viviendas deberán permanecer “libres durante 24 horas” para la concreción de los procedimientos “necesarios de limpieza y desinfección”.

Para tal fin se dispondrá de “un procedimiento documentado de limpieza de acuerdo con las medidas generales de prevención e higiene”, ya que además de la importancia de la limpieza en general se deberán ventilar los ambientes “el mayor tiempo posible y durante su limpieza y desinfección”.

Una vez realizado el check-out, se deberá dejar liberada “la habitación durante 24 horas para asegurar su correcta ventilación”, antes del ingreso de los siguientes turistas. También estableció un procedimiento de limpieza y desinfección de “las superficies que “se tocan poco, mucho, pisos y retiro de desechos”.

El mencionado procedimiento deberá ser convenido con el turista y el profesional inmobiliario deberá realizar un “adecuado control de calidad” en todo lo referente a la limpieza y desinfección de las unidades.

Así, se deberán desinfectar “los picaportes, interruptores, controles remoto, teléfonos, las camas” y sugirió “proteger colchones con cubrecolchón o cubresommier”.

Cuidados

Una vez partido el turista, se sugirió retirar los residuos y quitar todos los elementos de aseo y desecharlos ya sean rollos de papel higiénico o bolsas de residuos, mientras que los objetos olvidados por los inquilinos deberán ser colocados en bolsa plástica, desinfectar y guardar en una segunda bolsa sellada herméticamente hasta su devolución final al huésped.

También se recomendó la “correcta dilución” de los productos de limpieza para no perder efectividad y el personal de limpieza deberá usar “equipo de protección personal apropiado” y recibir la correspondiente capacitación para poder usarlo de forma segura.

Por su parte, el personal de mantenimiento “siempre” deberá utilizar el tapabocas y se evitarán tareas mientras el cliente este presente.

Adicionalmente, se deberá “revisar el sistema de aire acondicionado periódicamente”, prestando especial atención a la limpieza de filtros y rejillas.

Ante la detección de un caso sospechoso, se tomarán en consideración las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación y el turista locatario deberá “notificar de inmediato a las autoridades sanitarias correspondientes”.

“Hasta que intervengan las autoridades sanitarias, la persona afectada deberán permanecer en su unidad donde no tengan contacto con otras personas y extremarse las medidas de higiene”, añadieron los martilleros el protocolo.

Por otra parte, en caso de “abandonar la locación antes del tiempo el turista no tendrá derecho a reembolso de las sumas entregadas” y se encuentra obligado a “cumplir rigurosamente el plazo del alquiler temporario”.

Desde el inicio

En el documento presentado se invitó a mantener “una comunicación fluida” entre la inmobiliaria y el turista, brindándole información detallada acerca de la política y protocolos y a “gestionar la comunicación desde el contacto previo a la llegada de los turistas y hasta la finalización de la relación locativa”.

Para la recepción del turista, el protocolo recomendó “previo al ingreso a la oficina inmobiliaria, controlar la ausencia de fiebre y otros síntomas compatibles con Covid-19 para completar el proceso de admisión” y brindarle “en todo el proceso de reserva, comunicación sobre las políticas que el propietario y la inmobiliaria han tomado para preservar su seguridad y salud, como así también la posibilidad de demoras a la hora de hacer su check-in o check-out a fin de respetar las medidas establecidas para asegurar el distanciamiento entre clientes y empleados”.

Asimismo, destacó que la inmobiliaria deberá “comunicar claramente las políticas implementadas ante consultas por cancelaciones o reprogramaciones de reservas, previo a la contratación de la locación”. En ese sentido, recomendó realizar “un pre check-in para coordinar el ingreso (fecha y hora estimada de llegada), y en donde el turista deberá completar una declaración jurada de salud que le será enviada con anticipación por la inmobiliaria.

En la ficha deberán figurar los datos de todos los ocupantes de la unidad locada”. También deberá establecerse de manera anticipada la persona encargada de realizar esos trámites y “únicamente la persona designada podrá permanecer en la zona de recepción a fin de cumplimentar los trámites inherentes al alquiler turístico”.

Por su parte, el check-in podrá realizarse en “la unidad locada en casos excepcionales y si así lo estimare el profesional inmobiliario atendiendo a las particularidades de cada caso”, en tanto que el personal a cargo del mismo deberá mantener la conducta de “higiene en manos y desinfección de superficies luego de tocar objetos que se manipulan a menudo”.

Coordinación para el final de las vacaciones

Asimismo, el “check-out” se realizará en el tiempo y forma “establecidos previamente” para lo que deberán coordinarse los horarios con “una antelación mínima de 24 horas”.

Para cumplir con el mismo, el protocolo estableció un “proceso ágil” consistente en la emisión de una constancia de “recepción de llaves y devolución de los depósitos en garantía, que si existieran se reintegrarán por transferencia bancaria y/o depósito bancario o cualquier otro medio digital a convenir previamente con la inmobiliaria en forma fehaciente para evitar demoras y minimizar riesgos”.

Ante la imposibilidad de ingresar a verificar el estado de las unidades que todavía no fueron desinfectadas para agilizar la entrega de las llaves y priorizando la salud, la inmobiliaria “se reserva el derecho de devolución de los depósitos dentro de las 24 horas siguientes a la entrega de la unidad”.

Asimismo, para el ingreso a las unidades de departamentos deberán “respetarse las normas establecidas en cada edificio para el uso de ascensores y partes comunes. Es obligatorio el uso de barbijos y mascarillas”. Los ascensores no se compartirán “entre personas de diferentes unidades familiares”.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: