Medicina y Psicología fueron las carreras más elegidas en la ciudad


De los casi 17.000 estudiantes que se anotaron en la Universidad Nacional de Mar del Plata este año, entre 2.300 y 5.000 lo hicieron en alguna de esas carreras. Hubo un marcado incremento en los ingresos a tecnicaturas y a la carrera de Enfermería.

Medicina y Psicología volvieron a ser, junto a Derecho, las carreras que más inscripciones tuvieron en la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Tal como ocurrió en 2019, esas ramas profesionales concentraron al mayor porcentaje de interesados en tener una formación superior en la ciudad, liderando el podio local.

Teniendo en cuenta aquellos que presentaron todos los documentos necesarios y los que apenas adeudan algún formulario, la UNMdP registró cerca de 17.000 estudiantes inscriptos para el ciclo 2020, lo que implicó un incremento de entre un 15% y un 20% respecto de los últimos años. El número global se amplía si se suma a aquellos que se anotaron, pero no presentaron formulario: así las registraciones marcan 22.803 interesados.

En este contexto, Medicina obtuvo 1.512 inscriptos validados (con la presentación de formulario completo) y 1.805 pendientes; Psicología 848 y 1.175; y Derecho 616 y 1.294. El “top 10” se completa con Enfermería, Contador Público, Administración, Arquitectura, Trabajo Social, Bibliotecario Escolar y Tecnicatura Universitaria en Comercio Exterior.

Para el secretario académico de la casa de altos estudios, Daniel Reynoso, el nivel de ingresantes fue “muy bueno” porque marca “una tendencia que nos da un aumento de entre un 15% y un 20% en los últimos dos años”.

“Esto por supuesto que ha generado muchos cambios en cada una de las unidades académicas. Sobre todo si se tiene en cuenta que hace no tanto tiempo teníamos un ingreso de alrededor de 8.500 a 9.000 personas y hoy casi estamos duplicando eso”, señaló Reynoso.

En este sentido, el secretario académico destacó el trabajo de difusión que la universidad llevó adelante, así como el trabajo interdisciplinario con otros sectores de la educación local.

“Desde la UNMdP nos hemos acercado mucho más a las escuelas de nivel medio para trabajar en conjunto algunas temáticas y asignaturas, específicamente matemática, y lo que tiene que ver con la oferta de becas”, indicó.

Y agregó: “Todo el año pasado hemos hecho una importante difusión, no sólo en la muestra educativa, sino también llevándolo en los centros de extensión de la universidad en los barrios. Queremos que todo el que piense que puede tener una carrera que le interese en la universidad, sepa que puede hacerlo. Tenemos el apoyo del comedor, de la biblioteca y del área de deportes como para que la vida universitaria no parezca algo demasiado alejado de la vida cotidiana”.

La influencia de la crisis

Si bien el aumento en los ingresos tiene un correlato con la apertura de la carrera de Medicina en 2017, Reynoso también adjudica el incremento de la matrícula en otras circunstancias vinculadas al contexto económico y social.

En este sentido, destacó el interés por las tecnicaturas, que lo vinculó al hecho de que suelen ofrecer una salida laboral más rápida. “Otro caso particular fue el de la carrera de Enfermería, que tuvo un resurgir, una cantidad impactante de inscriptos”.

Para el ciclo 2020, Enfermería obtuvo, entre válidos y pendientes, 1.695 de registrados. Esta ubicación en el ranking (quedó cuarta, debajo de Derecho) tiene una explicación, para Reynoso, en la “inmediata” salida laboral que ofrece ese estudio. “En este caso concreto, las ofertas de trabajo pueden incluso llegar antes de finalizar la carrera”, señaló. “Con las tecnicaturas pasa lo mismo”, indicó. En este caso las más elegidas fueron la Tecnicatura Universitaria en Comercio Exterior (174 inscripciones válidas y 321 pendientes) y Tecnicatura Universitaria en Comunicación Audiovisual (141 inscripciones válidas y 323 pendientes), que quedaron en el puesto N°10 y 11, respectivamente.

Por otra parte, señaló que otra de las carreras más elegida fue la licenciatura en Trabajo Social que, tras Arquitectura, quedó en el octavo puesto local.

En ese caso, y con 197 inscripciones válidas y 429 pendientes, para Reynoso el interés de los estudiantes en la carrera está más vinculado a un deseo de intervención en el marco de la crisis social.

“Quizá tenga mucho más que ver la crisis económica y social y la perspectiva de poder ser solidario y colaborar en cuanto a pensar la resolución del tema. Eso también implica a las Humanidades, sobre todo aquellas carreras vinculadas a la Sociología, Ciencias Políticas e Historia. Es un atractivo para aquellos jóvenes que buscan involucrarse”, indicó.

En el plano de las ciencias duras, en tanto, la predilección también cambió con el tiempo. Reynoso aseguró que “despuntan aquellas que están más vinculadas a la tecnología, ya que tanto la carrera de Ingeniería en Informática o Computación son las que tienen mucha más demanda en relación a las tradicionales como Mecánica, Electromecánica o Materiales”.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: