Medicina y Psicología fueron las carreras más elegidas en la ciudad


De los casi 17.000 estudiantes que se anotaron en la Universidad Nacional de Mar del Plata este año, entre 2.300 y 5.000 lo hicieron en alguna de esas carreras. Hubo un marcado incremento en los ingresos a tecnicaturas y a la carrera de Enfermería.

Medicina y Psicología volvieron a ser, junto a Derecho, las carreras que más inscripciones tuvieron en la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Tal como ocurrió en 2019, esas ramas profesionales concentraron al mayor porcentaje de interesados en tener una formación superior en la ciudad, liderando el podio local.

Teniendo en cuenta aquellos que presentaron todos los documentos necesarios y los que apenas adeudan algún formulario, la UNMdP registró cerca de 17.000 estudiantes inscriptos para el ciclo 2020, lo que implicó un incremento de entre un 15% y un 20% respecto de los últimos años. El número global se amplía si se suma a aquellos que se anotaron, pero no presentaron formulario: así las registraciones marcan 22.803 interesados.

En este contexto, Medicina obtuvo 1.512 inscriptos validados (con la presentación de formulario completo) y 1.805 pendientes; Psicología 848 y 1.175; y Derecho 616 y 1.294. El “top 10” se completa con Enfermería, Contador Público, Administración, Arquitectura, Trabajo Social, Bibliotecario Escolar y Tecnicatura Universitaria en Comercio Exterior.

Para el secretario académico de la casa de altos estudios, Daniel Reynoso, el nivel de ingresantes fue “muy bueno” porque marca “una tendencia que nos da un aumento de entre un 15% y un 20% en los últimos dos años”.

“Esto por supuesto que ha generado muchos cambios en cada una de las unidades académicas. Sobre todo si se tiene en cuenta que hace no tanto tiempo teníamos un ingreso de alrededor de 8.500 a 9.000 personas y hoy casi estamos duplicando eso”, señaló Reynoso.

En este sentido, el secretario académico destacó el trabajo de difusión que la universidad llevó adelante, así como el trabajo interdisciplinario con otros sectores de la educación local.

“Desde la UNMdP nos hemos acercado mucho más a las escuelas de nivel medio para trabajar en conjunto algunas temáticas y asignaturas, específicamente matemática, y lo que tiene que ver con la oferta de becas”, indicó.

Y agregó: “Todo el año pasado hemos hecho una importante difusión, no sólo en la muestra educativa, sino también llevándolo en los centros de extensión de la universidad en los barrios. Queremos que todo el que piense que puede tener una carrera que le interese en la universidad, sepa que puede hacerlo. Tenemos el apoyo del comedor, de la biblioteca y del área de deportes como para que la vida universitaria no parezca algo demasiado alejado de la vida cotidiana”.

La influencia de la crisis

Si bien el aumento en los ingresos tiene un correlato con la apertura de la carrera de Medicina en 2017, Reynoso también adjudica el incremento de la matrícula en otras circunstancias vinculadas al contexto económico y social.

En este sentido, destacó el interés por las tecnicaturas, que lo vinculó al hecho de que suelen ofrecer una salida laboral más rápida. “Otro caso particular fue el de la carrera de Enfermería, que tuvo un resurgir, una cantidad impactante de inscriptos”.

Para el ciclo 2020, Enfermería obtuvo, entre válidos y pendientes, 1.695 de registrados. Esta ubicación en el ranking (quedó cuarta, debajo de Derecho) tiene una explicación, para Reynoso, en la “inmediata” salida laboral que ofrece ese estudio. “En este caso concreto, las ofertas de trabajo pueden incluso llegar antes de finalizar la carrera”, señaló. “Con las tecnicaturas pasa lo mismo”, indicó. En este caso las más elegidas fueron la Tecnicatura Universitaria en Comercio Exterior (174 inscripciones válidas y 321 pendientes) y Tecnicatura Universitaria en Comunicación Audiovisual (141 inscripciones válidas y 323 pendientes), que quedaron en el puesto N°10 y 11, respectivamente.

Por otra parte, señaló que otra de las carreras más elegida fue la licenciatura en Trabajo Social que, tras Arquitectura, quedó en el octavo puesto local.

En ese caso, y con 197 inscripciones válidas y 429 pendientes, para Reynoso el interés de los estudiantes en la carrera está más vinculado a un deseo de intervención en el marco de la crisis social.

“Quizá tenga mucho más que ver la crisis económica y social y la perspectiva de poder ser solidario y colaborar en cuanto a pensar la resolución del tema. Eso también implica a las Humanidades, sobre todo aquellas carreras vinculadas a la Sociología, Ciencias Políticas e Historia. Es un atractivo para aquellos jóvenes que buscan involucrarse”, indicó.

En el plano de las ciencias duras, en tanto, la predilección también cambió con el tiempo. Reynoso aseguró que “despuntan aquellas que están más vinculadas a la tecnología, ya que tanto la carrera de Ingeniería en Informática o Computación son las que tienen mucha más demanda en relación a las tradicionales como Mecánica, Electromecánica o Materiales”.

Gastos de Escrituración en una venta Inmueble Provincia de Buenos Aires


El monto de los gastos de escrituración no son los mismos para el comprador que para el vendedor. Y, cuando se habla de gastos de escrituración no sólo se hace referencia a los honorarios del profesional interviniente sino también de los documentos necesarios para realizar la compraventa.

Items de escrituración

El comprador y el vendedor se hacen cargo de distintos ítems de los gastos de escrituración. El que adquiere el inmueble debe pagar la tasa de inscripción y el aporte notorial. Estos oscilan entre un 0,6% hasta un 0,8% del valor de la transacción, mientras que la parte vendedora paga entre un 0,6% y un 1% por los certificados de dominio de la propiedad.

El último de los puntos a tener en cuenta en cuanto a los gastos de escrituración es el de los honorarios del escribano. Este valor lo pagará exclusivamente el comprador. Si bien este monto es el único que se puede negociar directamente con el profesional, en términos generales es de entre un 2% a un 3% del valor del inmueble, más IVA (del 21%).

De esta manera, si un comprador está adquirieron una propiedad de un ambiente en torno a los u$s 65.000, al escribano se le pagará un mínimo de u$s 1.570, es decir más de $ 60.000. Mientras que si el inmueble es un tres ambientes de u$s 220.000, los honorarios ascenderían a por lo menos u$s 5.300, o sea cerca de $ 212.000.

Parte Vendedora:

1.5% Impuesto a la Transferencia Inmueble ITI AFIP
1 % Sellos Provincia Bs.As.
0.4 % Aporte Notariales
0.7 % Diligenciamientos varios aproximado
Cédula Catastral Febrero 2020 $ 12.000.- de acuerdo a la valuación.

Parte Compradora:

2 % Honorarios Escribano
1 % Sellos Provincia Bs.As.
0.4 % Aporte Notariales
0.5 % Diligenciamientos varios aproximado

Acerca de los alquileres de viviendas por todo el año


Llamativamente, a partir de fin de enero desde distintos medios gráficos, radiales, televisivos y diversas redes sociales, la asociación de inquilinos agrupados instaló el tema en contra de los profesionales inmobiliarios utilizando un posteo entre un supuesto interesado en alquilar un departamento y una supuesta inmobiliaria, donde la operación finalmente no se concreta por las elevadas exigencias de la supuesta propietaria del bien. Habla de un 60% de ajuste anual. Supongamos que existió el asunto, supongamos que un colega no asesoró adecuadamente, supongamos pero no generalicemos, sepamos distinguir.

La realidad es que en ningún lugar del territorio argentino los ajustes de los precios locativos han superado la inflación de 2019 ni han estado cerca de ello. Lo prueban ciudades con gran demanda como la CABA, La Plata, Mar del Plata, Rosario y capitales de provincias como Córdoba, Neuquén, San Juan, Santa Fe, Resistencia y muchas más, donde las mismas entidades que nuclean a los profesionales inmobiliarios sugieren actualizaciones anuales no superiores al 30% o 35% o semestrales entre un 13% a un 17%, siendo en muchos casos inferiores a los aumentos salariales. Y esto hay que decirlo, porque es la realidad que cualquiera puede palpar en la calle. No es una ley escrita, pero es una regla que los profesionales aplicamos, explicamos los motivos y tanto propietarios como inquilinos aceptan de buen grado.

En nuestro país continúa acrecentándose el déficit de viviendas propias, (hoy alrededor de 3,5 millones) y si bien la demanda de alquileres aumenta, los precios no se han escapado y lo demuestra la renta que obtiene el propietario, hoy en un piso de alrededor del 2% al 3% anual según los casos, pudiendo en algunos ser más bajo.

Ahora bien; podría haber también mayor oferta de alquileres, pero la realidad es que merced a los proyectos de leyes para regular las locaciones urbanas muchos inversores han dejado de apostar al ladrillo y muchos propietarios han retirado sus inmuebles del mercado; el que se quema con leche cuando ve una vaca llora, y sabido es que cada vez que el Estado intervino en los alquileres el efecto fue totalmente distinto al deseado, perjudicando de esa forma al interesado directo y supuesto protegido, el inquilino. El libre juego de la oferta y la demanda siempre hizo funcionar aceitadamente al mercado, y si bien es cierto que en algunos casos pudieron existir abusos por parte de algunos propietarios, esos mismos se vieron luego perjudicados al quedarles los inmuebles desocupados.

¿Queremos beneficiar en serio a los buenos inquilinos? Breguemos por la puesta de un solo artículo en el Código Civil y Comercial de la Nación vigente desde 2015 y que absorbió a la muy buena ley 23.091 de locaciones urbanas, y es lo referido al rápido desalojo del incumplidor (por cualquier motivo, sea falta de pago, descuido del inmueble, etc. según cláusulas del contrato), sin posibilidad de “chicanas” ni “avivadas”, que le dé la certeza al propietario de poder sacar al mal inquilino en no más de 90 días de iniciada la demanda. Asimismo, la citada ley contenía varios artículos que estuvieron en desuso (Ley 23.091, Cuarta Parte -Promoción de alquiler de unidades de vivienda-, Capítulo III -de la promoción de locaciones destinadas a vivienda-, Arts. 10º al 29º), que con muy buen criterio el legislador incluyó para fomentar el destino de inmuebles nuevos y/o usados a la locación.

Es evidente que algo se debe hacer, pero reitero, pretender regular el mercado locativo como lo vienen pregonando anteproyectos desde el año 2009 (caso del de la senadora nacional FPV por La Rioja, Teresita Nicolasa Quintela) y varios otros hasta el año pasado que no lograron ser sancionados como ley, demuestran que ese no es el camino. Flexibilizar garantías, promover la construcción de viviendas, establecer una política de estado para el otorgamiento de créditos hipotecarios que permitan la compra de esos inmuebles con tasas blandas, mínimos requisitos y bajos costos de otorgamiento, serán el motor para poner en marcha a la industria de la construcción y al mercado inmobiliario en general.

Volviendo al inicio, no nos dejemos engañar con falsos gurúes que pregonan defender a los inquilinos con oscuros objetivos y cantos de sirenas de quienes se arrogan una representación que se auto imponen y perjudican a la gran masa de familias necesitadas de alquilar en todo el país. Y como siempre decimos, acercarse a un profesional inmobiliario matriculado en busca de asesoramiento, será la llave para abrir puertas seguras.

Alejandro Acámpora
Martillero y Corredor Público – Reg. 1847
Titular de Acampora y Asociados Propiedades desde 1973
Socio fundador y actual Prosecretario de la Cámara Inmob. de la Pcia. de Bs. As.

Estafas en alquileres: perfiles falsos, departamentos que no existen o que están ocupados


Este año, una de las particularidades es que los delincuentes utilizan datos reales de personas que quedan “escrachadas” en las redes sociales. En enero se registraron al menos 12 casos.

Comentarios

Enero es un mes que aprovechan los comerciantes, los turistas y, también, los delincuentes que ven en la temporada posibilidades para hacerse de dinero, como sucede con los casos de estafas en alquileres de verano.

Uno de los delitos “estacionales” que se registran en Mar del Plata es el de las estafas a turistas que quieren alquilar departamento y que, en vez de buscar por inmobiliarias, confían en las redes sociales para tratar directamente con los propietarios de los inmuebles.

Sin embargo, esto no es siempre así. En lo que va del mes, en la Fiscalía de Delitos Económicos se registraron 12 casos por estafas inmobiliarias en alquileres de verano contactados por Facebook, con la particularidad que las víctimas aseguraron  haber tomado mayor recaudo para no caer en ninguna trampa.

Ese “mayor recaudo” consistió en siempre pedir una foto del DNI de la persona que ofrecía el departamento en cuestión, para asegurarse de la identidad y recién ahí realizar el depósito del dinero correspondiente a la reserva del alquiler.

Según explicó el fiscal Javier Pizzo a LA CAPITAL, en cada caso las víctimas recibieron fotos de documentos de identidad de personas que nada tenían que ver con las estafas. Además, las fotos de los departamentos que ofrecían en Facebook.

En uno de los casos, los turistas llegaron a una casa que supuestamente habían alquilado, dispuestos a comenzar sus vacaciones y encontraron que ese inmueble no estaba en alquiler, que los ocupantes no sabían nada, a pesar de que la foto del DNI que habían recibido las víctimas correspondía con la de la persona que vivía en el lugar. Habían sido estafados y recién se enteraban.

En otro caso, los estafadores replicaron posteos en Facebook de departamentos que se encontraban en alquiler y volvieron a alquilarlos, por lo que cuando las víctimas llegaron a la ciudad encontraron que no tenían lugar a pesar de haber pagado por adelantado.

“Me contactaron diciéndome que me hicieron una transferencia bancaria por un alquiler y yo no tengo nada para alquilar”, explicó una mujer en la Fiscalía de Delitos Económicos al momento de radicar la denuncia en la que se veía involucrada porque alguien le había robado la identidad, ya que la víctima de la estafa le había mostrado la foto de su documento.

La mujer, en su denuncia, explicó que la persona que estafaba a las víctimas es otra mujer que realizaba publicaciones en el grupo de “Facebook Alquileres Temporarios en Mar del Plata Argentina”. “Buenas tardes grupo, en esta página hay personas damnificadas por estafadores que publicaron foto de mi DNI y mi dirección, les informo que hice denuncia por robo de identidad”, explicó la mujer en ese grupo, para evitar que su nombre quedara “escrachado” con los casos de estafa.

La Defensoría del Turista, que funciona dentro de la Defensoría del Pueblo, busca dar respuesta a esta problemática frecuente: los engaños que se suceden a través de los alquileres de casas o departamentos que se contratan por internet, ya sea a través de redes sociales como en páginas web. Para ello existe el mail defensoriadelturistamgp@gmail.com, donde se reciben consultas y denuncias en este sentido.

Estafas concretadas

En los casos en los que un visitante resultara estafado luego de reservar un inmueble, desde el Colegio de Martilleros y la Defensoría del Pueblo aconsen que al momento de realizar la denuncia correspondiente la misma aporte la dirección del sitio web del anuncio del inmueble en alquiler, acompañado por impresiones de pantalla.

También pidieron incluir los datos de contacto proporcionados, los intercambios de mails que se hayan realizado, el comprobante de depósito o envío de dinero y los datos de contacto propios.

Asimismo, entienden conveniente realizar un relato del hecho, indicando con la mayor precisión las fechas en que se entabló contacto, en que se realizó el depósito o transferencia, la fecha de arribo a la ciudad y de qué modo se advirtió que el inmueble no estaba en alquiler o no existía.

Si la maniobra tuviera como responsable a un martillero o corredor público, la denuncia debe formularse en la sede del Colegio de Martilleros, ubicada en Bolivar 2953.

Si en cambio consistiera en una publicidad engañosa o en el falseamiento de datos, características o fotografías del bien o servicio contratado, la persona afectada deberá dirigirse a la Dirección de Defensa del Consumidor, situada en Belgrano 3467.

Si no existiera el bien o servicio, o quien lo hubiese ofrecido tuviera identidad falseada, se deberá radicar directamente una denuncia penal en comisaría o ante una fiscalía.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: