Mar del Plata, Carnaval 2018, OCUPACIÓN PLENA.


Nota de la redacción de Sanzyordoqui.com: Nosotros desde la oficina fuimos informando, incluso en nuestras publicaciones pusimos… #ultimaoportunidad , porque no había otra… y a cada consulta le decíamos que no se vinieran sin reservas!, Como hace muchos años atrás mucha gente durmió en autos esperando que se desocupara algún departamento el día de hoy… esta ultima parte de la temporada ha sido muy buena!, queremos agradecer a todos los clientes que han depositado en nuestro equipo de trabajo la confianza de la locación para sus vacaciones!.. seguimos trabajando por mas, aun queda la segunda quincena de Febrero, con valores promocionados! y marzo… También la sección de alquileres para Alquiler Estudiantes Mar del Plata que estamos abocados ya a plenos cerrando contratos para los jovenes que vienen a capacitarse en la ciudad!
Que tengan un excelente fin de Lunes!.. nos seguimos comunicando por Facebook!

Con la ciudad desbordada, casas de familia, hoteles alojamiento y campings albergaron a turistas

El fin de semana extralargo por los feriados de Carnaval es un éxito. Hubo largas colas en la oficinas de informes del Emtur en busca de un lugar para dormir.

Aldo y Miriam, oriundos de Pilar, no conocían Mar del Plata. Vinieron con sus dos hijos a pasar el fin de semana pero se encontraron con una situación inesperada: falta de alojamiento. A Cristian, que vino desde Capital Federal con su hija Zaira a conocer el mar, le pasó lo mismo.

Escenas de este tipo se multiplicaron ayer en la oficina del Emtur donde por momentos hubo cola de 100 personas en busca de alojamiento.

Las reservas hoteleras anunciaban un fin de semana con muchos turistas pero las expectativas se superaron: la capacidad hotelera se agotó rápidamente. Entonces, el Emtur tuvo que reforzar el pedido para que los establecimientos hoteleros habilitados que cuenten con disponibilidad y las casas de familia, se comuniquen al Centro de Información Turística. Desde allí, se derivaban a los turistas hacia los lugares disponibles.

La falta de lugar obligó a recurrir a habitaciones en casas de familia, campings y hoteles alojamiento.

“Tardamos 12 horas en llegar y el sábado conseguimos hotel pero era sólo por una noche. Hoy (por ayer) estuvimos todo el día acá esperando”, le dijo a LA CAPITAL Aldo. “Esto y el frío, no lo esperábamos”, agregó Miriam.

A Matías y María no les fue mucho mejor. La primera noche la pasaron en un hotel alojamiento y ayer esperaban en el Emtur que se abra alguna posibilidad. “No pudimos pasear todavía, sólo fuimos a comer. La primera noche dormimos en un hotel alojamiento. Para entrar, tuvimos que esperar un rato que termine el turno”, contó con humor Matías, de Capital Federal.

La falta de alojamiento se repitió en otros lugares de la costa. Lo vivieron en carne propia Luis y Cecilia, un matrimonio que tardó 12 horas en viajar desde San Miguel, hasta Santa Teresita. El plan era pasar el fin de semana en la costa donde suponían que iba a haber menos demanda que en Mar del Plata. Pero no fue así y terminaron durmiendo en el auto, en una estación de servicio, para luego llegar a la ciudad en busca de un lugar. “Acá fue peor. Esto no lo esperábamos. Encima, hay muchos que se abusan con los precios: nos quisieron cobrar hasta 3.200 por una noche. Los campings también son muy caros”, contó Luis, con cara de cansado.

TurismoTarde

La queja por lo elevado de los precios se replicó en varios rincones de la oficina del Emtur.

La jefa de Departamento de Asistencia al Turista, Flora Guichandut, le dijo a LA CAPITAL que “hemos trabajado todo el fin de semana de manera intensa”.

“A esta altura, estamos alojando en habitaciones en casa de familia. Y hemos recurrido a campings, dormis y bungalows”, explicó la funcionaria y remarcó que “sin dudas, ha sido el fin de semana más convocante de la temporada.

La falta de alojamiento fue uno de los signos del aluvión turístico. Los restaurantes estuvieron repletos. En la zona de Olavarría, en la noche del sábado había una demora de dos horas y media para sentarse a cenar, mientras que en el centro se vieron colas para entrar a cenar a la 1.30 de la madrugada. En la terminal, en la noche del sábado fue imposible subirse a un taxi.

En los teatros también hubo colas más largas de los habitual. “De los últimos dos años, tuvimos el récord de asistencia al Museo MAR y al Auditorium”, contó el ministro de Gestión Cultural, Alejandro Gómez.

Cuando el sol empezaba a caer, Aldo y Miriam salieron aliviados de la oficina del Emtur, donde pasaron casi todo el día. “Ya está. Conseguimos una habitación en una casa que queda a quince cuadras”, contó Aldo, aliviado.

La odisea de encontrar alojamiento en Mar del Plata había terminado.