DETECTAN CONSTRUCCIONES SIN DECLARAR Y CLAUSURAN COMERCIOS


Detectan construcciones sin declarar y clausuran comercios

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) detectó 350 construcciones sin declarar y clausuró siete comercios en las primeras 48 horas del operativo de fiscalización que realiza en el marco de los días de Semana Santa, informaron en un comunicado.

Las construcciones sin declarar fueron observadas en Tandil y Sierra de la Ventana, las que figuraban como baldíos. En tanto, 19 complejos habitacionales tampoco figuraban en el catastro provincial.

Los comercios clausurados correspondieron a la costa Atlántica y la decisión se tomó por irregularidades tributarias.

El director de la Agencia de Recaudación, Iván Budassi, explicó que durante esta fiscalización catastral “descubrimos un total de 50000 metros cuadrados edificados que los propietarios nunca registraron ante el fisco”.

Destacó que por esta maniobra de evasión “los contribuyentes en situación irregular fueron intimados y ahora deberán afrontar la deuda acumulada del Impuesto Inmobiliario, más multas e intereses”.

Budassi confirmó también que se “efectuaron cinco clausuras en Mar del Plata, una en Villa Gesell y también se cerró temporalmente un restaurant en Mar Azul, porque los comerciantes no emitían facturas o bien no estaban inscriptos en el impuesto sobre los Ingresos Brutos”.

El operativo de “Reconciliación Fiscal” iniciado el miércoles pasado por más de 300 agentes de ARBA, tiene como objetivo recuperar deudas impositivas y ofrecer a contribuyentes morosos el plan de pagos extraordinario que puso en marcha la Provincia para afrontar el aumento salarial acordado con los trabajadores docentes.

“Extendimos la atención en los Centros de Servicio de las localidades turísticas, que abrirán sus puertas durante el feriado de Semana Santa, y emplazamos en distintas ciudades más de diez puestos móviles que funcionan de 8 a 18 horas para que los deudores puedan cancelar obligaciones tributarias y suscribir planes de pago”, afimó Budassi.

Sostuvo que “trabajamos para acercar la Agencia a los contribuyentes y reducir los costos asociados al pago de impuestos” y explicó que “la Provincia está haciendo un importante esfuerzo para cumplir los compromisos asumidos y, por ello, los fondos recaudados con este nuevo plan se destinarán directamente a los salarios docentes”.

Los puntos de atención de Arba, donde los contribuyentes pueden regularizar su situación, se encuentran ubicados en las localidades deTandil (en el Monte Calvario y también en el Centro de Servicio ubicado en Alem N°644), Mar del Plata (en el Museo del Mar y Plaza del Agua), Sierra de la Ventana (en San Martín y Roca), Villa Gesell (en 31 y 110), Pinamar (Bunge y Marco Polo), Tigre (en Nordelta y el Estacionamiento del Shopping), en la terminal de ómnibus de Retiro, rutas y aeropuertos.

El operativo de Semana Santa se enfoca principalmente en tareas de cobranza, aunque los inspectores de ARBA también efectúan controles para combatir la evasión en centros comerciales, locales gastronómicos y ferias de venta informal.

Además, realizan fiscalizaciones en vehículos que transportan mercaderías e inspeccionan hoteles y countries en busca de construcciones y mejoras no declaradas.

 

Fuente: puntonoticias.com


 La madre del problema inmobiliario

No es lo que piensan,  aunque se declaró madre de todos los argentinos.

 

Si definimos el problema del mercado inmobiliario como la baja pronunciada de venta de propiedades, la madre del problema es la abultada sobrevaluación de los inmuebles que se ha producido en Argentina.

 

Tomemos el ejemplo de la Ciudad de Buenos Aires. Reporte Inmobiliario lleva una estadística de los valores de un departamento de 2/3 ambientes usado en la ciudad de Buenos Aires, desde 1977 a la fecha, el gráfico que muestra la evolución de precios es el siguiente:

 

Si dividimos el valor promedio registrado en el año 2012: u$s 1850 con el registrado en el año 2002: u$s 600 el incremento del precio en 11 años fue del 208 % [((1850/600)-1)*100].

 

Si descontamos la inflación de EEUU en ese período (porque estamos tomando el precio en dólares) El valor real de los inmuebles de la muestra de Reporte inmobiliario subió el 178% en dólares.

 

Representa más del 10% anual de crecimiento lo que cuadruplica la tasa de interés anual promedio en un Certificado de Depósito bancario sobre la plaza de Nueva York. Algo poco visto en el mundo.

 

¿Qué aprendimos en Argentina cuando un bien tiene un gran crecimiento en el precio o un estancamiento del mismo? Que llegado un momento esa distorsión se corrige, lo que aumentó exageradamente baja y lo que quedó retrasado en el tiempo sube.

 

En la economía hay ciclos económicos y el valor de los bienes está atado a dichos ciclos, máxime cuando se trata de bienes no transables (que no se pueden exportar). Los inmuebles no se pueden exportar, entonces ¿qué importa cuánto cuestan en Santiago de Chile, Rio de Janeiro o Madrid?

La época dorada (lamentablemente no ganada) se dio entre 2003 y 2008 donde todas las variables estuvieron a favor del país: dólar alto que le dio competitividad, crecimiento del salario real, superávit comercial y fiscal, buenos precios de los productos exportables.

 

En 2009 aparece el déficit fiscal, comienza a crecer la inflación, el precio del dólar anclado a un valor bajo, los dólares que entran por exportaciones no alcanzan a compensar los que salen por pago de deuda y consumo de los habitantes del país y aparece el mentado “cepo cambiario” que son un sinnúmero de medidas destinadas a bloquear la venta de dólares a particulares. Allí toma fuerza el dólar BLUE (paralelo, ilegal) que en dos años se revaluó un 168%.

 

Hasta el 2011 los precios de las propiedades nuevas (que arrastran al de las usadas) crecían año a año con la justificación de que el precio en dólares era fijo y su cotización también con un costo en pesos que crecía al ritmo de la inflación. Esto obligaba al desarrollador a vender más dólares de su ingreso para cubrir sus mayores costos bajando la rentabilidad y para atenuar la pérdida aumentaba el precio.

 

Pero en 2012, en plena revaluación del dólar marginal, los precios no bajaron y la demanda se retiró del mercado.

 

Aquí una explicación teórica de lo que está pasando:

  1. El mercado inmobiliario se comporta como un mercado de competencia  perfecta donde ni vendedores ni compradores tienen la capacidad de manipular el precio a su conveniencia, sino que éste se establece por el funcionamiento de la oferta y la demanda.
  2. La demanda entendió que los precios del mercado eran altos, por lo tanto se produce un desplazamiento que es una Caída de la Demanda.
  3. Los propietarios no están dispuestos a bajar los precios por lo tanto se produce un Exceso de oferta.
  4. Para lograr un equilibrio en el mercado debería darse una baja de precios en dólares.

Este fue el resultado

 

Evolución de la escrituración

 

Baja del nivel de escrituración (cantidad de ventas) del 44% en la ciudad de Buenos Aires y del 22% en la provincia de Buenos Aires.

Aumento de la antigüedad de la oferta en el mercado:

La ausencia de demanda hace que las propiedades demoren más en venderse y esto hace que aumente la antigüedad de la oferta en el mercado.

 

Y finalmente los precios han comenzado a bajar

  • Lentamente han comenzado a bajar los precios en dólares en la ciudad de Buenos Aires, en la Provincia de Buenos Aires y en ciudades del interior del país. La baja no es homogénea pero es una tendencia que crece.¿Cuál es el piso? No es posible establecerlo ya que depende de la expectativa de la demanda. Por lo tanto el precio se logrará mediante aproximaciones sucesivas.

 

Como se comporta el precio en un mercado estancado

 

Esto es importante entenderlo, porque existe una confusión en muchos propietarios cuando dicen “no tengo apuro en vender”

 

 

Una prueba de lo anterior lo da el siguiente cuadro, donde se ve claramente el resultado del revalúo en el año 2012 mayor que en el 2013, porque el precio de los inmuebles tiende a la baja.

Lamentablemente algunos inmobiliarios sin imaginación cometen 3 malas prácticas inmobiliarias a la hora de captar propiedades:

  • Proponen al propietario un precio de tasación superior a la realidad del mercado. El inmueble no se vende, el propietario se enoja y el inmobiliario se desprestigia.
  • Algunos proponen no cobrarle honorarios al propietario vendedor, justamente cuando es el que recibe todos los servicios que brinda la inmobiliaria.
  • Por ultimo algunos inmobiliarios no firman una autorización en exclusiva con el cliente, permitiendo que un mismo inmueble lo ofrezcan varias inmobiliarias. ¿quien defenderá el precio si el que gana honorarios es la primer inmobiliaria que lo vende? . Esto es mas parecido a un remate que a una venta y termina perjudicando al propietario.

Invito a todos los matriculados de la Ciudad de Buenos Aires, a las capacitaciones que realiza el CUCICBA sobre estos temas todos los martes a las 10 de la mañana en la sede de la institución.

 

Cordialmente. Julio Valente

Fuente: http://www.tecnicoinmobiliario.blogspot.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: