La Provincia cobraría un impuesto para quienes tengan más de una propiedad


Publicada 18/2/2013 | 0 comentarios

imagen
La Provincia busca aumentar su recaudación impositiva.

El gobernador de Daniel Scioli sabe que no le espera un año sencillo en cuanto a lo económico. Es por eso que busca alternativas para no padecer tantos inconvenientes. Una de ellas es cobrar un impuesto extra a los bonaerenses que tengan más de una propiedad en el territorio provincial.

Según publica el portal platense LetraP, esto le permitirá al gobernador obtener fondos para pagar sueldos y no depender de la ayuda del gobierno nacional.

Los cerca de 90 mil contribuyentes alcanzados por el nuevo tributo, fueron avisados del adicional por tener más de una propiedad urbana, más de un campo, o más de un terreno baldío.

Quienes posean una vivienda y un campo, por ejemplo, no tendrán el adicional, mientras el dueño de dos viviendas y un terreno baldío pagará un plus por las dos viviendas.

El nuevo tributo se aplicaría a partir de julio y en 3 cuotas para el caso de quienes deban pagar sumas abultadas y se estima que ingresarán a las arcas bonaerenses unos 400 millones de pesos.

 

Fuente: 0223.com.ar

Etapa de definiciones en el proyecto para trasladar los bares de Alem


La Municipalidad de General Pueyrredon llamaría a licitación en los próximos meses. Se están terminando de armar los pliegos para generar un nuevo corredor recreativo, gastronómico y cultural en la escollera Norte. Los pubs estarán ubicados entre el balneario Playa Grande y la Base Naval.

El proyecto incluirá locales de gastronomía y propuestas culturales que convivirán allí con la terminal de crucero.

El primer capítulo de la historia se escribió en 2008, cuando la Municipalidad de General Pueyrredon, los empresarios de la noche y el gobierno bonaerense sellaron un acuerdo para trasladar los bares de Alem a un complejo por construir en un sector de la escollera Norte, entre el balneario Playa Grande y la Base Naval de Mar del Plata. A cinco años de la firma del convenio, el proyecto entró en una etapa de definiciones: el municipio llamaría a licitación en los próximos meses.

La mudanza de los pubs tiene un objetivo central: devolver a los vecinos de Alem un escenario de tranquilidad luego de décadas de convivencia con el ruido molesto de los locales y las consecuencias de miles de jóvenes, muchos de ellos en estado de ebriedad, que se desplazaban por allí cada noche hasta el amanecer. “Se están terminando de armar los pliegos de licitación para generar un nuevo corredor recreativo, gastronómico y cultural en la escollera Norte. Esperamos poder tener el proyecto listo en los próximos meses para hacer una convocatoria nacional e internacional”, dijo el subsecretario de Control, Adrián Alveolite.

Los empresarios de Alem se muestran expectantes ante la posibilidad de formar parte del proyecto. “No tenemos novedades, pero nos gustaría estar en la escollera Norte. La iniciativa nos interesa”, señaló Juan Rodríguez, empresario de la noche.

Alveolite afirmó que muchos de los propietarios de los bares de Alem abrieron nuevos pubs en la zona de Playa Grande y otros puntos de la ciudad. “Se han generado nuevas oportunidades para que los comerciantes de la noche puedan desarrollarse en otros ámbitos de Mar del Plata sin generar los problemas que había en un barrio residencial como Alem”, sostuvo.

Además, el funcionario destacó la puesta en vigencia de la ordenanza 20.387, que desde junio de 2011 obliga a los bares de Alem e Yrigoyen a cerrar a las 4 de la mañana. “El tope horario, sumado a los controles que llevamos adelante para evitar que en un establecimiento habilitado para 300 personas ingresen mil, ha generado un cambio positivo en Alem, donde se radicaron nuevas inversiones que nada tienen que ver con usos nocturnos, sino con actividades diurnas”, señaló Alveolite.

Sin embargo, los empresarios de la noche dicen que son “grandes los perjuicios” que padecen desde la puesta en vigencia de la ordenanza. La restricción horaria, afirman, generó la pérdida de clientela y el despido de unos 400 empleados.

A principios de junio de 2011, el Concejo Deliberante aprobó el tope horario para el cierre de los pubs y para el expendio de bebidas alcohólicas (ningún establecimiento gastronómico de la ciudad puede comercializar alcohol entre las 4 y las 10 de la mañana). Además, el cuerpo legislativo convalidó la eliminación de los usos de suelo vinculados al rubro gastronómico y turístico recreativo en el sector de Playa Grande, con excepción de casas de té o chocolaterías. Pero no sólo eso: también aprobó la creación de un régimen de promoción de actividades diurnas en Alem.

El tope horario no afecta a los boliches de Constitución, que siguen rigiéndose por la Ley Provincial 14050. Así, pueden admitir público hasta las 2 de la mañana y deben cerrar sus puertas a las 5.30 o excepcionalmente a las 6.30.

La movida ya no pasa por Alem. Desde que entró en vigencia el tope horario impulsado por el intendente Gustavo Pulti, cerraron 35 bares por falta de clientes y sólo 5 permanecen abiertos. Ahora la mayoría de los jóvenes prefiere ir al complejo La Normandina -donde funcionan dos bares con vista al mar que cierran después de las 5 de la mañana-, al paseo Galíndez o los boliches de Constitución.

“La decisión de trasladar la movida nocturna a la costa fue muy positiva porque en el último año no hemos recibido denuncias de vecinos por ruidos molestos”, remarcó Alveolite.

 

Críticas de la oposición

El concejal radical Maximiliano Abad cuestionó al oficialismo por la demora en el traslado de los bares. “El proyecto se quedó en un acta de buena voluntad, sólo hoy un papel firmado por autoridades y empresarios, pero no existe avance alguno desde aquella declaración. Todas las dudas y objeciones que teníamos dos años atrás continúan persistiendo”, dijo el edil en un comunicado titulado “Traslado a la escollera o ¿escollo en el traslado?”.

Según Abad, la falta de una estrategia urbanística clara para reorganizar la nocturnidad sigue existiendo. “Ahora a los restantes polos nocturnos históricos de nuestra ciudad, se le suma Playa Grande y Varese, con gran cantidad de bares y boliches, y ni hablar de la fallida instalación de la terminal de crucero que aún no ha podido entrar en funcionamiento”, expresó. Y agregó: “Esta experiencia nos hace entender lo peligroso de efectuar declaraciones o iniciar proyectos resonantes que sacudan la opinión pública, sin que exista detrás un plan serio y consolidado, efectuado por instituciones y especialistas urbanísticos, que cuente con la aprobación de los distintos análisis sobre el impacto que la decisión pueda causar, que cuente con la participación e intervención de todas las partes y actores que integran la complejidad del tema que se trate. Ante la falta de todas estas previsiones, el proyecto tiende a escollarse? ya que sólo eran castillos de arena, y termina quedando únicamente un papel firmado en una oficina del municipio”.

Abad recordó que desde el Concejo siempre remarcó sus objeciones al traslado. “Basé mi negativa al proyecto en dos cuestiones centrales. Por un lado, el perjuicio que traía la mudanza de los bares, con la advertencia de los actores portuarios del colapso de nuestro puerto -explicó-. Por otro lado, la falacia que significaba la reorganización de la nocturnidad, ya que iban a seguir coexistiendo distintos polos, por un lado Alem, Constitución y se agregaba la flamante escollera Norte. A su vez, nos preocupaba la falta de un sistema claro y transparente para determinar quiénes iban a poder gozar de un espacio en la escollera, y la viabilidad del traslado con el otro anuncio altisonante, la instalación de una terminal de cruceros”.

“Es una buena propuesta”

Los empresarios de la noche lo dicen abiertamente: quieren ser parte del proyecto del traslado de los bares de Alem a la escollera Norte. “Es una buena propuesta y la creemos seria”, dicen. Y se entusiasman con que, en poco tiempo más, la escollera “tenga el despliegue y la trascendencia que ha sabido lograr Alem”.

La intención de la Municipalidad es que el lugar se convierta en un polo turístico, comercial y recreativo, que incluirá locales de gastronomía y propuestas culturales que convivirán allí con la terminal de cruceros.

La propuesta contempla un sector exclusivo con infraestructura adecuada para recibir cruceros y, en la mayor parte de la superficie, desplegar un complejo de locales que pueda reunir buena parte de la oferta gastronómica y de entretenimientos que desde hace más de dos décadas se concentraba sobre la calle Alem y sus inmediaciones. La idea nació como alternativa para que los vecinos de Playa Grande recuperen algo de la tranquilidad perdida.

“Es una propuesta muy positiva”, dicen los vecinos de Alem. Y remarcan que viven “más tranquilos” desde la entrada en vigencia de la ordenanza que obliga a los bares de la zona a cerrar a las 4 de la mañana.

La venta de inmuebles se desplomó un 27% en el 2012


18/02/2013 El colegio de Escribanos de la Ciudad informó que el año pasado se registraron 46.627 escrituras y el monto global de las operaciones descendió a unos 21.000 millones de pesos
Por
Última actualización: 18/02/2013 2:02:57 pm
La venta de inmuebles en la Ciudad cayó un 27% en el 2012, según informó este lunes el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires.

El acumulado del año pasado registró 46.627 escrituras de compra-venta, mientras que el monto global descendió 21,2 por ciento, a 21.453,7 millones de pesos y su equivalente en dólares al tipo de cambio oficial cayó 28,4 por ciento, a 4.714,2 millones de dólares.

En tanto, la entidad puntualizó que las operaciones se redujeron un 29,3 por ciento en diciembre último respecto a igual mes de 2011, al totalizar 4.474 operaciones. Y el monto de las operaciones descendió a 2.076,1 millones de pesos: cayó 28,5 por ciento interanual.

Esa cifra fue equivalente a 425,3 millones de dólares al tipo de cambio que informa el Banco Central, lo cual representó una retracción de 37 por ciento interanual.

El Colegio de Escribanos indicó también que el valor promedio de los actos escritiralesregistrados durante el último mes de 2012 fue de 464.035 pesos, equivalente a 95.050 dólares, al tipo de cambio oficial medio del mes de 4,882 por dólar.

En comparación con un año atrás, ese valor subió 1,1 por ciento en pesos, pero descendió 11,2 por ciento en la conversión a moneda norteamericana, de acuerdo con lo informado.

La entidad señaló que la retracción de la cantidad de actos en términos de promedio diario se atenuó a 25,6 por ciento en comparación con diciembre de 2011, según informó Noticias Argentinas.

Sin embargo, subrayó que respecto del mes previo, la serie corregida por estacionalidad dio cuenta de un nuevo aumento, del 2,3 por ciento en la cantidad de escrituras, acumulando tres meses consecutivos de avance.

En tanto, la apertura de los registros escriturales en cinco segmentos, por rango de montos, reflejó que la franja de hasta 150 mil pesos mantiene una de las proporciones más altasdesde abril de 2011, con 19,5 por ciento del total, mientras que el extremo opuesto -de más de 900 mil pesos- se amplió de 8,9 a 9,3 por ciento del total.

Por el contrario, perdieron relevancia las operaciones por transacciones entre 150 y 900 mil pesos, según los escribanos porteños.

 

Fuente: iprofesional.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: