Las paredes, a veces, hablan: qué tipo de cosas puede “contarle” un inmueble a la AFIP que usted desconoce


24/05/2012 De manera sigilosa, el fisco recolecta datos e información de todos aquellos que participan en una transacción y los utiliza para potenciar los controles. Qué papel juega la UIF en el mercado. Conozca los regímenes existentes y los impuestos que intervienen en una operación
Por Gonzalo Chicote

Comprar un inmueble no es una tarea fácil.

Y, hasta el argentino más paciente, puede terminar confundido y estresado al momento de elegir entre casa o departamento, el barrio donde vivir o la cantidad de ambientes, por citar sólo algunos aspectos.

Esto, sin contar los trámites que debe hacer en los bancos si, para obtener los fondos, debe recurrir a un préstamo hipotecario o tiene que enfrentar el “traumático” sistema de la AFIP, que valida o no la obtención de dólares para pagar la transacción.

Lo que no todos conocen, es que el organismo de recaudación no sólo se encarga de aprobar la venta de billetes verdes, sino que, además, se ocupa de recolectar todo tipo de datos a medida que se avanza en una operación inmobiliaria.

De manera sigilosa, el fisco nacional, a través de un amplio número de regímenes de información, se nutre de aquello que le proporcionan, por ejemplo, los escribanos, bancos e inmobiliarias.

Así, a través de un simple cruce de datos, la AFIP puede detectar inconsistencias que pueden derivar en notificaciones o en las “temidas” inspecciones.

Al respecto, Valeria Cardinale, directora de Tax & Legal de KPMG, destacó que “la implementación de estos regímenes, además de la fiscalización y control de las operaciones inmobiliarias, permite al fisco -a través de controles cruzados- medir el nivel de ingreso y resolver recategorizaciones de oficio“.

Del mismo modo, advirtió que le facilita la tarea para “verificar ‘prima facie’ la procedencia o no de las declaraciones presentadas por los sujetos involucrados en las operaciones aludidas”.

Como consecuencia de estos controles, fueron conocidas numerosas notificaciones que el organismo fiscal envió a los contribuyentes “en las cuales se les ‘informaba’ que, de acuerdo al cruce de datos que realizó con distintos organismos, relacionados con la posesión de bienes inmuebles, entre otros, podrían ser posibles contribuyentes del Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales“, ejemplificó Cardinale.

Cuáles son los regímenes de información
Los especialistas de KPMG consultados por iProfesional.com destacaron que existen dos importantes regímenes de información de la AFIP, al que debe adicionarse uno de la Unidad de Información Financiera (UIF).

En efecto, el organismo a cargo de Ricardo Echegaray impone los siguientes obligaciones para quienes intervienen en operaciones inmobiliarias:

1.COTI: el Código de Oferta de Transferencia de Inmueble fue creado por la RG 2371, y establece la obligación de obtener este código en forma previa a la negociación, oferta o transferencia a título oneroso de bienes inmuebles o derechos sobre ellos, cuando el precio consignado sea igual o superior a $600.000 (o u$s134.000).

A través de él, el fisco se hace de todos los datos de la operación, como ser tipo del bien, ubicación del mismo, superficie y el destino, así como el nombre y apellido, el CUIT, CUIL o CDI de quien adquiere y la valuación del inmueble.

¿Quiénes deben informar los distintos datos?. La norma establece la obligación de las inmobiliarias que actúen en las operaciones descriptas (negociación, oferta o transferencia) para que detallen su participación en la operación, la existencia e identificación de inmobiliarias asociadas, su desvinculación de la operación y la confirmación de la transferencia, entre otros.

De igual forma, se establece la obligación de los Escribanos Públicos que intervengan en la celebración de escrituras traslativas de domino o de derechos sobre bienes inmuebles a verificar la autenticidad y vigencia de la constancia del COTI.

Por último, impone la tarea a los responsables por deuda propia y ajena en los impuestos y a los sujetos que actúen como representantes legales de sujetos residentes en el exterior.

2. ROI: este régimen, que nació a través de la RG 2820, creó el Registro de Operaciones Inmobiliarias.

En él deben inscribirse, de manera obligatoria, aquellos que actúan en forma habitual en operaciones de intermediación y/o compraventa y/o locación de bienes inmuebles.

Además, extendió la aplicación para los sujetos que asumen carácter de locadores, arrendadores o cedentes de bienes inmuebles.

Esta norma incluyó también a los inmuebles urbanos, rurales, desarrollos de emprendimientos inmobiliarios (loteos, urbanizaciones, subdivisiones, o similares), espacios o superficies fijas o móviles -exclusivas o no- delimitados dentro de bienes inmuebles (como locales comerciales y stands, entre otros).

La importancia de cumplir con la entrega de esta información, radica principalmente en que es un requisito obligatorio para obtener certificados de créditos fiscales, constancias de situación impositiva, previsional y/o aduanera, entre otros.

Al respecto, Cardinale precisó que “ante el incumplimiento al régimen de información de la RG 2820, la AFIP denegará cualquier solicitud que, a tales efectos, presenten los sujetos involucrados”.

Otro de los aspecto que hace importante al régimen es que obliga a los agentes de retención de la RG 830 a verificar la autenticidad de las constancias de cumplimiento al régimen de información y, en caso de que no se hubiere cumplido con el mismo, o que de dicha constancia entregada surgieran defectos o inconsistencias (en relación a la consulta efectuada por el agente de retención), se deberá aplicar la mayor de las alícuotas que corresponda en función del tipo de operación, sin considerar el monto no sujeto a retención.

De esta manera, la AFIP se nutre de datos que les proporcionan todos los actores intervinientes en una operación de compraventa y los cruza con los que posee en su base para detectar evasores.

Pero, además, existe la posibilidad de que requiera información a otros organismos, tales como la UIF.

Cardinale explicó que, en efecto, el organismo a cargo de José Sbattella, a través de las resoluciones 21 y 41, obligó tanto a los escribanos como al Registro de la Propiedad Inmueble a reportar operaciones que consideren sospechosas de lavado de dinero o financiación del terrorismo.

Gustavo Consoli, senior manager de la División de Impuestos de Ernst & Young, explicó que el escribano interviniente deberá identificar a las partes intervinientes teniendo en cuenta:

Nombre y apellido.
• Fecha y lugar de nacimiento.
Nacionalidad.
• Sexo.
• Estado civil.
• Nombre del cónyuge.
Ocupación.
• Número y tipo de documento de identidad.
• CUIL, CUIT o CDI.
• Domicilio real y laboral o comercial (calle, número, localidad, provincia y código postal).
• Número de teléfono particular y laboral o comercial.
• Actividad principal realizada y dirección de correo electrónico.

El especialista indicó que “cuando las transacciones superen la suma de $200.000 deberá requerir una declaración jurada sobre la licitud y el origen de los fondos“.

Asimismo, aclaró que “si la misma supera los $500.000, deberá requerir documentación respaldatoria“, tal como copia autenticada de escritura, certificación de origen de fondos extendida por Contador Público o documentación que acredite la venta de bienes muebles, inmuebles, valores o semovientes.

Qué impuestos se pagan en la compra de inmuebles
Otro de los factores que pesan a la hora de potenciar una notificación, intimación o inspección, es el pago de impuestos, que proporcionan información directa de quienes realizan las operaciones.

En efecto, el fisco se vale de todos estos informes para detectar con qué tributos cumple el contribuyente y en cuáles esta en falta.

El número de gravámenes que pesan sobre estas operaciones variará de acuerdo con el tipo de comprador que intervenga, sea que se trate de una persona o de una sociedad.

Al respecto, Ileana Nicastro, gerente de Impuestos del estudio San Martín, Suárez & Asociados, explicó que si la persona destina el inmueble para su habitabilidad, la venta “estará gravada con el Impuestos al Valor Agregado (IVA) a la tasa del 10,5% sobre el valor de la construcción, ya que la porción del terreno no está alcanzada”.

Por el contrario, la alícuota será del 21% en caso de que el destino del bien sea el uso comercial.

“A su vez, la tenencia del inmueble, deberá ser informada por el titular como parte de su patrimonio al 31 de diciembre de cada año, quedando el mismo gravado en Bienes Personales en la medida en que éste posea bienes que excedan los $305.000 (o unos u$s68.000). Si ese fuera el caso la tasa variará dependiendo el valor del patrimonio, la cual oscila entre 0,5% y 1,25%”, destacó Nicastro.

Y aclaró que “en el caso en que el titular del inmueble sea una empresa deberá tributar Ganancia Mínima Presunta” en lugar del mencionado gravamen.

Asimismo, señaló la experta, “si abordamos este tema desde la óptica de la venta de inmuebles, se debe considerar que correspondería tributar el Impuesto a las Ganancias si el titular del inmueble objeto de la venta es una sociedad, en cuyo caso la tasa de imposición sería del 35%“.

“En cambio si se trata de una persona física, la operación de venta queda alcanzada por el Impuesto a la Transferencia Inmueble (ITI) -en tanto ese bien no tenga como destino final el de vivienda única- a la tasa del 15 por mil”, sostuvo.

La especialista hizo mención que “no corresponde tributar el Impuesto sobre los Ingresos Brutos en la medida en que la operación no constituya el objeto principal de la actividad, dado que si ese fuera el caso corresponderá gravarlo a la tasa de la jurisdicción respectiva”.

Por último, Nicastro indicó que “no hay que dejar de considerar la incidencia del Impuesto sobre los débitos y créditos bancarios, ya que el banco interviniente efectúa la percepción a la tasa del 6 por mil en los distintos movimientos de fondos”.

Este impuesto constituye un costo, salvo por el importe que se permite computar contra el Impuesto a las Ganancias o Mínima Presunta que representa el 34% de los Créditos”, concluyó la especialista.

La “odisea” de obtener dólares
De esta manera, con todos los datos recolectados de todos los regímenes de información como los que provienen de los obligados a pagar los distintos impuestos, el organismo de recaudación alimenta sus bases.

Así, con ese gran potencial, realiza los cruces y, además, se vale de ellos para denegar o convalidar la compra de dólares.

En este escenario, el especialista de Ernst & Young explicó cuáles son los pasos que deben cumplir aquellos que están interesados en adquirir billetes verdes.

Al respecto, Consoli señaló que “el adquirente deberá concurrir a las entidades autorizadas a operar en cambios por el Banco Central (casas de cambio y bancos) y estas últimas consultarán y registrarán la operación en el sistema informático provisto por la AFIP en su página web”.

A tal efecto, los mencionados obligados deberán informar en el sistema:

• CUIT, CUIL, CDI o tipo y número de documento del adquirente.
• El tipo de moneda a adquirir y el destino a otorgar a la misma.
• El importe de la operación en pesos argentinos y el tipo de cambio aplicado.

Con ellos, el organismo de recaudación efectuará controles en tiempo real, utilizando los datos que posee, y dará una respuesta.

“En este sentido, comunicará si los datos se han ‘validado’ y asignará un número a la transacción o informará que hay ‘inconsistencias’, detallando los motivos del impedimento. En este último caso, el adquirente deberá dirigirse a la agencia del fisco en la cual se encuentra inscripto o bien, si no lo está, a la dependencia que le corresponda según su domicilio”, explicó Consoli.

Además, puntualizó que “si el motivo de la inconsistencia que emana del sistema fuese ‘insuficiente capacidad económica financiera’, el adquirente del inmueble podrá regularizar su situación presentando un Multinota -conforme lo previsto en la Resolución General 1128-, acompañando la impresión de la respuesta emitida por el sistema y la documentación fehaciente que acredite el origen y cuantía de los fondos a utilizar para el pago de la compra de la moneda extranjera”.

“Con esa información, la AFIP le informará al comprador si procede o no lo que está solicitando”, sostuvo el experto y aclaró que “los demás motivos de inconsistencia también podrán igualmente subsanarse, aportando la documentación que, según sea el caso, corresponda”.

Y concluyó: “El potencial adquirente del inmueble podrá consultar de antemano si está habilitado a comprar moneda extranjera. Para ello, deberá acceder previamente al servicio denominado ‘Consulta de Operaciones Cambiarias’ en el sitio web del organismo de recaudación para lo que deberá contar con ‘Clave Fiscal'”.

 

fuente: iprofesional.com

Ladrillo “hecho polvo”: por cepo al dólar la compraventa de inmuebles toca su mínimo desde 2002 y se derrumba la oferta


23/05/2012 El panorama que describen los dueños de inmobiliarias mete miedo. Los propietarios de inmuebles no quieren vender, para no quedar “pesificados”. Los que antes querían comprar, ahora prefieren “sentarse sobre los billetes”. ¿Caerá el precio del metro cuadrado, arrastrado por las menores operaciones?

Por Patricio Eleisegui

Como nunca antes en la última década, dueños de inmobiliarias, analistas y desarrolladores de nuevos emprendimientos muestran caras de extrema preocupación y predicen un futuro signado de malos presagios.

Sucede que, producto del asfixiante control sobre el dólar impuesto por el Gobierno, la compraventa de inmuebles para esta primera mitad del año ya arroja una cifra que resulta ser la peor desde el 2002 a la fecha.

A muy poco de concluir mayo, los actores del sector anticiparon a iProfesional.com que el mes cerrará -en lo que hace al total de transacciones- con una baja de al menos un 30 por ciento.

Esta proyección no hace más que profundizar el declive registrado en el primer trimestre.

La imposibilidad de hacerse de dólares viene dejando una huella tan preocupante como profunda en “ambas veredas”.

Por el lado de los propietarios, crece la reticencia a vender.

Por el lado de los compradores, prefieren conservar los billetes y no largarlos.

“Quienes estaban interesados en comprar ahora están esperando sentados arriba de los dólares”, afirma Armando Pepe, miembro de la Cámara Inmobiliaria Argentina.

Y agrega: “Hay incertidumbre en la gente, miedo colectivo. No se sabe a dónde se quiere llegar con este cierre total del mercado cambiario”.

Según Pepe, “aquel que quiere comprar dólares para ir ahorrando y así luego pensar en adquirir una propiedad, ahora se le hace imposible”.

El directivo de la Cámara Inmobiliaria califica de “disparate” la idea de pesificar las operaciones y que el Estado designe a una entidad financiera pública como “veedora” para que apruebe una operación.

Más allá de la abrupta caída en el nivel de operaciones, el “corralito cambiario” redujo de manera sustancial la cantidad de inmuebles dispuestos para la comercialización.

En efecto, según dan cuentan los titulares de las distintas inmobiliarias de Capital y Provincia de Buenos Aires a una de cada cuatro viviendas ya sus propietarios le retiraron el cartel de “venta”.

“Muchos de ellos, ante el temor que les genera el no poder hacerse de dólares, optan por sacar el inmueble del mercado y así viene bajando la oferta de manera permanente”, asegura Jorge Toselli, director de la inmobiliaria homónima.

En igual sentido se expresa Germán Gómez Picasso, director de Reporte Inmobiliario: “El sector siempre se motorizó por inversores, que son los mismos que hoy se muestran reticentes a vender. Prefieren quedarse con el bien y ponerlo en alquiler en vez de intercambiarlo por pesos”.

Dueños que retiran sus unidades y potenciales clientes que optan por “sentarse sobre sus dólares”, no hacen otra cosa que ir reduciendo paulatinamente el total de operaciones a sus registros más bajos de los últimos años.

“Justamente es esta combinación la que explica por qué este primer cuatrimestre fue el peor desde el 2002″, señala Picasso, al tiempo que agrega que “en los próximos meses la caída se hará más marcada, de no mediar cambios”.

Este mes, según el titular de Reporte Inmobiliario, cerrará con una baja del orden del 30 por ciento en el total de operaciones.

Para el experto, la perspectiva del mercado del “ladrillo”, en el corto plazo, es todavía más alarmante. Y basa su afirmación en que a la falta de dólares se le suma el “efecto” inflación.

“El ritmo inflacionario no se detendrá y los valores de construcción seguirán mostrando fuertes aumentos. Al no cambiar los precios, y al estar los costos cerca de sus valores de reposición, esto dará lugar a una retracción aun mayor”, asegura.

El peso, cada vez más rezagado
Tal como diera cuenta iProfesional.com, la irrupción casi forzada del peso logró cobrar cierto vuelo, pero sólo en las obras desde pozo.

En este caso, los desarrolladores fueron flexibilizando su postura y comenzaron a convalidar un “menú mixto”.

Es decir, muchos ahora aceptan una parte del cobro en dólares (en general cerca de un 30%, para cubrir el valor del terreno) y el resto en moneda local (para afrontar gastos de materiales y mano de obra).

No obstante, en el caso de viviendas terminadas -usadas o a estrenar- el billete verde sigue siendo el protagonista excluyente.

“La situación actual es clara. Los propietarios ven cómo se está disparando el blue y más que nunca quieren dólares. Como no hay, en la mayoría de los casos rechazan las ofertas en pesos”, señala a iProfesional.com Diego Migliorisi, socio gerente de Migliorisi Propiedades.

Martin Dapelo, director de J Dapelo Negocios Inmobiliarios, sostiene que el sector se quedó con muy poca “materia prima”.

Así como para los bancos dicha materia prima el flujo de dinero que entra y sale, vía depósitos y créditos, para el sector de ladrillo lo es la cantidad de unidades dispuestas a la venta. Esta oferta, según precisa el experto, se desplomó.

“En el caso de las usadas, hay gente que quiere y puede comprar sólo en pesos, pero el titular del inmueble no los acepta”, recalca.

Santiago Zorraquin, presidente de Estancias del Pilar, advierte que el actual escenario de freno e incertidumbre va a persistir “mientras continúe la sensación de pánico”.

Y agrega que todo lo que está pasando no sólo afecta la compraventa de unidades sino, además, desalienta a muchos desarrolladores para encarar nuevas obras.

Las estadísticas parecen darle la razón: durante el primer cuatrimestre del corriente año, los permisos de construcción en la Ciudad de Buenos Aires se derrumbaron un 40 por ciento en comparación con el mismo lapso de 2011.

“El que tiene dólares no se va a deshacer de ellos justo ahora”, señala el experto Carlos D’Alessio.

Derrumbe interior
Este cimbronazo y derrumbe del 30% que experimenta el sector inmobiliario en la Ciudad de Buenos Aires también se hace extensible al interior del país.

“Hay una baja de un 30 a un 40 por ciento en las operaciones que se cierran. Y las consultas cayeron un 60 por ciento. Esto va a sentir incluso más fuerte en el mes de junio”, resalta a iProfesional.com Juan Martín Dahan, presidente de la Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba (Cacic).

“Los productores rurales de la zona tienden a comprar propiedades en la ciudad de Córdoba. Pero con las actuales restricciones no pueden hacerse de divisas y tampoco están dispuestos a convalidar el valor del dólar paralelo. Eso hace que se frenen todas las ventas, incluso las de campos”, añade.

Salvador Distéfano, especialista de Real Estate en la ciudad de Rosario, aporta un enfoque más pesismista: “El mercado inmobiliario está parado”.

“Al observar que cada vez es mayor la distancia entre el dólar oficial y el blue, al ver que no hay un plan para reducir la brecha y evitar que el billete navegue con dos precios diferentes, aquellos que pueden conservan la propiedad lo hacen, porque además saben que no se descapitalizan”, añade.

En tanto, en Mendoza, los agentes de esa provincia estiman que de octubre a esta parte las operaciones inmobiliarias también acumulan una baja superior al 30 por ciento.

“El que tiene dólares hoy está pensando que si los invierte en un proyecto inmobiliario, no sabe si los va a volver a recuperar. Eso hace que se demore en la toma de decisiones”, indica el presidente del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de la provincia, Santiago Debé.

El experto sostiene que, en Mendoza, el déficit habitacional alcanza las 140 mil unidades y que el problema “se viene agravando”, por lo que resaltó que “hay que tener mucho cuidado con la intervención estatal”.

“Cuando el Estado quiere controlar todo, termina distorsionando toda la economía”, concluye.

El precio del metro cuadrado, inmutable
En 2009, el total de escrituraciones se derrumbó casi un 40%, por el temor que imprimía la crisis mundial. Sin embargo, el precio del metro “ni se inmutó”.

Ahora, todo indica que sucederá algo similar, al menos en todas aquellas zonas de alta demanda.

“Los valores no han bajado”, asegura D’Alessio, del Colegio de Escribanos de la Ciudad.

Picasso, de Reporte, sostiene que la falta de necesidad de desprenderse del bien por parte de los propietarios es lo que también justifica la ausencia de variaciones en la cotización de los inmuebles.

“Los precios van a seguir estables. En primer lugar, porque el ladrillo sirve de refugio y los titulares no tienen ningún apuro para vender, pero además por el hecho de que los costos de construcción treparon demasiado y están muy cerca de los de reposición. Los inversores está muy informados de todo esto y eso también incide para que no baje el metro cuadrado”, indica.

“Las propiedades no caerán” pronostica Distéfano.

Y sustenta sus dichos en que “la gente que compró lo hizo como resguardo de valor y no aceptará modificaciones. Además, nadie tiene necesidad de vender ya mismo. Estamos en una aparente transición hacia un sistema con moneda local que pretende imponerse. En el camino, todos esperarán a que aclare sin hacer demasiados movimientos”, concluye.

 

Fuente: iprofesional.com

Son moderadas las expectativas turísticas para este fin de semana


El nivel de reservas hoteleras hasta ayer no superaba el 40 por cuento.

A pesar de que el feriado del 25 de Mayo este año cae viernes, las expectativas turísticas para este fin de semana prolongado pueden ser consideradas dentro de un rango que va de moderado a bueno (en el mejor de los casos).

En cuanto al nivel de reservas hoteleras hay que decir que hasta ayer no superaba el 40%; sin embargo es probable que se incremente en la fecha; a ello habrá que sumar la demanda espontánea que se generará a partir de mañana cuando se produzca el arribo de visitantes que llegarán a la ciudad sin haber adoptado previsiones en materia de alojamiento.

En diálogo con este medio, el titular del Ente Municipal de Turismo, Pablo Fernández, afirmó que “desde nuestro punto de vista, teniendo en cuenta que estamos en mayo, las expectativas son buenas, razón por la cual esperamos que los hoteles logren un interesante nivel de ocupación; no vamos a poder comparar con lo que pasó el año pasado ya que en 2011 no tuvimos este fin de semana prolongado; de cualquier manera somos optimistas y esperamos que el tiempo acompañe por cuanto sabemos que es una circunstancia que a la hora de tomar decisiones influye mucho en lo que tiene que ver con los ingresos espontáneos”, expresó.

Otra opinión

Rolando Dominé, miembro de la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica, dijo por su parte que “este 25 de Mayo, si bien es un feriado que parece atractivo porque se distanció un mes de los anteriores, hasta el momento no generó demasiadas reservas hoteleras; estamos por debajo de los niveles que acostumbramos tener; es probable que a raíz de que estamos cerca de fin de mes y de lo que está pasando a nivel económico, la posibilidad de gasto de los argentinos se haya frenado un poco; de cualquier manera, estamos convencidos de que el paseo por una o dos noches se va a dar a partir de decisiones de último momento; en consecuencia, a pesar de que seguramente las estadías van a ser más cortas que otras veces, es probable que la ciudad, que entre otros atractivos va a ofrecer espectáculos artísticos y un interesante torneo internacional de póker en el Casino Central, llegue a contar con un aceptable movimiento turístico”.

 

Fuente: diario la capital

Estiman que más de un millón de turistas se movilizarán este fin de semana


turistas por la costa

Estiman que más de un millón de turistas se movilizarán este fin de semana

Casi 1,2 millón de turistas se movilizarán entre la tarde de este jueves y el domingo próximo en todo el país, con motivo del fin de semana largo que comienza el viernes, informaron fuentes oficiales.

 

Según el Ministerio de Turismo de la Nación, durante este feriado extendido en que se conmemora la creación del primer gobierno patrio, el 25 de mayo de 1810, “se movilizarán 1,141 millones de turistas, que generarán un gasto turístico de 1.051,9 millones de pesos”.

 

Se esperan unas 3,8 millones de pernoctaciones, con estadías promedio de 3,4 noches y un gasto medio por turista de 921 pesos de base, de acuerdo al cálculo de esa cartera, cuyo titular, Enrique Meyer, sostuvo que “el sector turístico juega un papel central en el desarrollo económico de Argentina”.

 

El informe sostiene que el 91% de los turistas viajará dentro de Argentina, donde la mayor receptividad se registrará en las provincias de Buenos Aires, del centro y del litoral fluvial.

 

En tanto, Mar del Plata, el principal centro turístico del país, tenía un buen nivel de reserva de alojamiento en hoteles y departamentos, según el Ente Municipal de Turismo (EMTUR) de General Pueyrredón.

 

El titular del organismo, Pablo Fernández, consideró que para el fin de semana “las expectativas son positivas, porque ya hubo movimiento de reservas de alojamientos”.

 

Según Ramiro Manzo, un operador inmobiliario local, las reservas de alojamiento “son mayoritariamente de turistas del Gran Buenos Aires y Capital Federal” ya que del resto del país llegan “generalmente cuando los fines de semana son más largos, es decir de cuatro o cinco días”.

 

Fuente: puntonoticias.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: